RSS

Pjotr Garjajev y la reprogramación del ADN

27 Feb

Por Baerbel

adnhombre.jpg

El ADN humano es una “Internet biológica” y superior en muchos aspectos a la artificial.  Una de las últimas investigaciones rusas, directa o indirectamente, explica los fenómenos tales como la clarividencia, la intuición, los actos espontáneos y remotos de curación, la autocuración, las técnicas de afirmación, la luz/aura inusual alrededor de personas (denominados maestros espirituales), la influencia de la mente sobre los patrones del tiempo atmosférico y mucho más.

En adición a esto, hay evidencia de un completo tipo nuevo de medicina en la cual el ADN puede ser influenciado y reprogramado por palabras y frecuencias SIN cortar y reemplazar los genes individuales. Solamente el 10% de nuestro ADN está siendo usado para la construcción de proteínas. Es este subconjunto de ADN que es de interés de los investigadores occidentales y está siendo examinado y clasificado. El otro 90% es considerado “ADN basura o residual”.

Un grupo de investigadores rusos compuesto por Pjotr Garjajev, Peter Gariaev y Vladimir Poponin, convencidos de que la naturaleza no es tonta, se unieron a lingüistas y genetistas en una aventura para explorar ese 90% del “ADN basura”. Sus resultados, hallazgos y conclusiones pueden llegar a ser simplemente revolucionarios.

De acuerdo con estos hallazgos, nuestro ADN no es solamente responsable por la construcción de nuestro cuerpo sino que también sirve como almacenamiento y comunicación de datos. Los lingüistas rusos encontraron que el código genético —especialmente en la evidente “inutilidad” del 90%— sigue las mismas reglas de todas nuestras lenguas o idiomas.

A este fin ellos compararon las reglas de sintaxis (la manera en la cual las palabras se unen para formar frases y oraciones), la semántica (el estudio del significado en formas de lenguaje) y las reglas básicas de la gramática. Ellos encontraron que los alcalinos de nuestro ADN siguen una gramática regular y tienen reglas fijas, similares a cualquier lengua.  Por tanto, los idiomas humanos no aparecieron coincidencialmente sino que son un reflejo de nuestro ADN inherente.

El biofísico y biólogo molecular Pjotr Garjajev y sus colegas también exploraron el comportamiento vibracional del ADN. Abreviando, la base fundamental fue:

“Los cromosomas vivos funcionan justo como un computador holográfico usando radiación de láser de ADN endógeno.” 

Esto significa que ellos se las ingeniaron para modular ciertos patrones de frecuencia (sonido) en un rayo como el láser que influyó la frecuencia del ADN y por tanto la información genética en sí misma.

Ya que la estructura básica de los pares alcalinos del ADN y el idioma (como se explicó anterioridad) es de la misma estructura, no se necesita la decodificación del ADN.  ¡Uno puede simplemente usar palabras y oraciones en cualquier idioma!¡Esto, también, fue probado experimentalmente!

La sustancia viva de ADN (en tejido vivo, no in vitro) siempre reaccionará a los rayos láser modulados por el idioma y  a las ondas de radio, si son  correctas las frecuencias (sonidos) que se estén siendo usadas.  Esto finalmente y “científicamente” explicaría el por qué de muchos fenómenos como la hipnosis y equivalentes, que tienen fuertes efectos sobre los seres humanos y sus cuerpos. Siendo de forma totalmente normal y natural para nuestro ADN el reaccionar al lenguaje.

Mientras que los investigadores occidentales cortan genes individuales de los filamentos de ADN y los insertan en otro lugar, sus homólogos rusos  crearon aparatos que influyen el metabolismo celular a través de frecuencias de radio moduladas y de luz, y de se modo reparando defectos genéticos.

ADN-2-dos.jpg

Capturaron los patrones de información de un ADN en particular y lo transmitieron a otro reprogramando células a otro genoma. Así exitosamente transformaron, por ejemplo, embriones de ranas a embriones de salamandra -simplemente transmitiendo los patrones de información de ADN.  Por este método, la totalidad de información fue transmitida sin ninguno de los efectos colaterales o desarmonías encontradas cuando se cortan y reintroducen genes individuales de ADN.

Esta forma representa una revolución transformadora del mundo al simplemente aplicar la vibración (frecuencias de sonido) y el lenguaje en lugar del procedimiento arcaico de corte.

Este experimento señala el inmenso poder de la genética de las ondas, que obviamente tiene una enorme influencia sobre la formación de organismos en los procesos bioquímicos de las secuencias alcalinas.

Los maestros esotéricos, ocultistas y espirituales han conocido por milenios que nuestro cuerpo es programable por el lenguaje, la palabra y el pensamiento.  Esto ha sido probado y explicado  bajo una base científica.

Aunque este proceso exige una factor, la frecuencia tiene que ser correcta. Y es por ello que no todos tienen éxito o pueden hacerlo con el mismo éxito.  La persona individual debe trabajar en los procesos y el desarrollos internos a fin de establecer una comunicación conciente con el ADN.

Los investigadores rusos han trabajado en un método que no es dependiente de estos factores pero que casi siempre es efectivo, dado que uno use la correcta frecuencia.  Cuanto más altamente esté desarrollada la conciencia del individuo, menos necesidad hay de cualquier tipo de aparato: logrando estos resultados por uno mismo. Este grupo de investigación también averiguó que nuestro ADN puede ocasionar patrones de disturbio en un vacío, y por tanto, producir agujeros de lombriz magnetizados. Los agujeros de lombriz son los equivalentes microscópicos de los llamados puentes de Einstein-Rosen en el aspecto macroscópico de los agujeros negros .

Estos son conexiones de túnel entre áreas diferentes en el universo, a través de las cuales la información puede ser transmitida fuera del espacio y del tiempo. El ADN atrae estos trozos de información y los pasa a su propia conciencia. Este proceso de híper-comunicación (telepatía, canalización) es muy palpable en un estado de meditación.

La tensión, la preocupación o un intelecto hiperactivo previene la híper-comunicación exitosa y la información será totalmente distorsionada o nula.  En la naturaleza, la híper-comunicación ha formado parte del entorno por millones de años. El flujo organizado de la vida en los insectos prueba esto de forma tajante. No obstante, el hombre moderno lo conoce solamente en un nivel mucho más sutil como la “intuición.”

Un ejemplo en  la naturaleza se daría al separar una hormiga reina de su colonia, las hormigas trabajadoras continuarían construyendo fervientemente de acuerdo con el “plan”. Sin embargo, si se mata a la reina, todo el trabajo en la colonia cesa al acto.  Ninguna hormiga sabrá qué hacer. Aparentemente, la reina transmite los “planes de construcción” a sus súbditos aún estando lejos —vía la conciencia grupal. Ella puede estar tan lejos como se quiera, y siempre y cuando esté viva seguirá esa “comunicación”

En los humanos la híper-comunicación se encuentra a menudo cuando súbitamente ganamos el acceso a la información que está fuera de la base del conocimiento propio. Tal híper-comunicación es experimentada entonces como inspiración o intuición (también en canalización mediante trance). El compositor Italiano Giuseppe Tartini, por ejemplo, soñó una noche que un demonio se sentó al lado de su cama tocando el violín. La siguiente mañana Tartini fue capaz de anotar exactamente la pieza de memoria. Él la llamó la Sonata Trino del Demonio.

Cuando la híper-comunicación ocurre, uno puede observarla en el ADN, también como en los fenómenos humanos y sobrenaturales.

Este equipo  científico ruso  irradiaron con luz láser muestras de ADN.  En la pantalla se formó un patrón típico de onda. Cuando removieron la muestra de ADN, el patrón de onda no desapareció, permaneció. Muchos experimentos controlados mostraron que el patrón continuó viniendo de la muestra removida, cuyo campo energético aparentemente permaneció por sí mismo. Este efecto es ahora llamado el efecto fantasma del ADN. Se baraja que la energía de afuera del espacio y del tiempo aún fluye a través de los agujeros de lombriz activados después de que se haya removido el ADN. Los efectos colaterales encontrados a menudo en la híper-comunicación en los humanos, son los campos electromagnéticos inexplicables que emanan alrededor de las personas involucradas.

Los aparatos electrónicos como los reproductores de CD y similares pueden ser afectados y llegan dejar de funcionar (temporalmente). Cuando el campo electromagnético se disipa, los aparatos funcionan normalmente de nuevo.  Muchos sanadores y psíquicos saben de este efecto para su trabajo: cuanto mejor es la atmósfera y la energía (propagación), más perjudicial puede ser para los aparatos eléctricos, ya que ellos dejan de funcionar en ese momento exacto. A menudo, a la mañana siguiente todo regresa a la normalidad.

51KHZEVHNJL._SX312_BO1,204,203,200_.jpg

En su libro Vernetzte Intelligenz, Grazyna Gosar y Franz Bludorf explican estas conexiones de forma precisa y clara. Los autores también citan fuentes que presumen que en tiempos ancestrales la humanidad había sido justo como los animales:  fuertemente conectada a la conciencia grupal y por tanto actuaba como un grupo. A fin de desarrollarse y avanzar individualmente,  los seres humanos tuvimos que olvidar casi por completo la híper-comunicación.

Llegado este momento en el que estamos estables en nuestra conciencia individual, podemos crear una nueva forma de conciencia grupal — una en la cual obtenemos acceso a toda la información vía nuestro ADN sin ser forzados o remotamente controlados con lo que hagamos con esa información. Sabemos que al igual que usamos Internet, nuestro ADN puede añadir datos propios, podemos recuperar datos, y podemos establecer contacto con otros participantes en esa supuesta red. La curación remota, la telepatía o la “percepción remota”  pueden entonces ser explicadas. Algunos animales saben de antemano cuándo planean sus dueños regresar a casa y esto puede ser interpretado y explicado por vía de los conceptos de conciencia grupal e híper-comunicación.

Los investigadores piensan que si los humanos con individualidad plena ganaran una nueva conciencia grupal, ellos tendrían un poder tipo dios para: crear, alterar y darle forma a las cosas.

schumann resonance.jpg

Como regla, el tiempo atmosférico por ejemplo es bastante difícil de influenciar por un solo individuo. Pero quizás pueda ser influenciado por una conciencia grupal (situación creíble en  algunas tribus indígenas e incluso en comunidades religioso-cristianas (sacando a sus santos en rogativa para hacer que llueva). El tiempo atmosférico es fuertemente influenciado por las frecuencias de resonancia de la Tierra (las frecuencias Schumann). Pero esas mismas frecuencias son también producidas por nuestros cerebros, y cuando muchas personas se sincronizan en su pensar o cuando individuos ( como maestros espirituales) focalizan sus pensamientos, entonces no es de sorprender que ellos puedan influir al tiempo.

Evidentemente, el ADN es también un superconductor orgánico que puede trabajar a la temperatura normal del cuerpo, en forma opuesta a los superconductores artificiales que requieren temperaturas extremadamente bajas entre los -200 a los -140°C para funcionar. En adición a esto, todos los superconductores son capaces de almacenar luz y por lo tanto información. Esto explica adicionalmente cómo es que el ADN puede almacenar información.

Hay otro fenómeno ligado al ADN y a los agujeros de lombriz. Normalmente, estos agujeros de lombriz súper pequeños son altamente inestables y son mantenidos solamente por una pequeñísima fracción de segundo. Bajo ciertas condiciones los agujeros de lombriz estables se pueden auto-organizar, lo que entonces forma dominios de vacío distintivos en los cuales, por ejemplo, la gravedad se puede transformar en electricidad. Los dominios de vacío son bolas auto radiantes de gas ionizado que contienen considerables cantidades de energía. Hay regiones en Rusia en donde tales bolas radiantes aparecen frecuentemente.

Este grupo científico inició programas de investigación conduciéndolos finalmente a algunos de los descubrimientos mencionados arriba.

El equipo ruso encontró —en las regiones en donde los dominios de vacío aparecen a menudo— que algunas veces vuelan como bolas de luz de la tierra hacia el cielo, y que estas bolas pueden ser guiadas por el pensamiento. Ya que se ha encontrado que los dominios de vacío emiten ondas de baja frecuencia que son también producidas en nuestros cerebros, y a causa de este paralelismo son capaces de reaccionar a nuestros pensamientos.

Aún sin tener pruebas científicas de su existencia real la gente que tiene tales experiencias NO sufren de alucinaciones, y con esta investigación se ha dado otro paso gigantesco hacia el entendimiento de nuestra propia realidad.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en febrero 27, 2016 en Artículos, parapsicologia

 

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: