RSS

Archivo de la categoría: parapsicologia

Caras espontáneas en cemento.

Por Pilar Verdú

caras_espontaneas_4.jpg

A raíz de mi pequeña intervención en el programa de radio adimensional, muchas personas me han pedido que muestre fotografías de las “caras” que se ven en mi suelo. Como ya expliqué, las formaciones no tienen carácter paranormal, son fruto de la falta de homogeneidad del material, de las numerosas imperfecciones de la superficie y del ambiente propio de una cocina.

No obstante, el hecho de ser un fenómeno explicable y ajeno a misterios, no le hace menos curioso, sugerente y artístico. Llamarle pareidolia o pensar que solo es fruto de la  gestalt o del relacionísmo, es correcto pero  enojaría y ofendería a cualquier pintor, dibujante o escultor. “Señor, su arte no es arte, solo son manchas sobre otras manchas que uno interpreta…..”. Si no tuviésemos esa capacidad de compresión visual, las artes plásticas no existirían. Claro que en este caso, el autor no es humano, ni único, los causantes son factores diversos.

La erosión parcial de la capa superior, de cemento, provoca contrastes de tono al aflorar la capa inferior, de arena y cemento, este es uno de los motivos. En parte, ese proceso de erosión lo precipité involuntariamente, el suelo solo tiene dos años pero, hasta Junio 2004, fecha en la que me percaté de las imágenes y del estropicio que estaba provocando al tratar de quitar las manchas con cepillo y desengrasante,  había llevado a cabo esta limpieza abrasiva un par de veces al mes.  Entonces, por curiosidad, decidí observar la evolución del cemento, desde ese momento, el tratamiento es el mismo para todo el suelo de mi cocina, agua con limpiador y fregona, tratando de no alterar el fenómeno y ver lo que da de sí.

A medida que el tiempo pasa, los vahos, las grasas, los humos de los guisos, el polvo de las suelas al pisar van adhiriéndose, cosas que caen accidentalmente, la humedad ambiental que ronda el 90%, las oquedades, resaltes, depresiones, escamaciones, grietas, todo contribuye. En los seis meses que han transcurrido, el cemento ha adquirido mucha solera, las “imágenes” se ven mas definidas y otras nuevas van surgiendo.

Pedir que no se hagan comparaciones, es del todo inútil, en cuanto mostré mi suelo empezaron a hacerse. Por una parte, el color, distinto obviamente, este es mucho más claro y mate. Los cementos antiguos eran ya de por sí más oscuros por su composición.

Pero no solo existen diferencias, D. Germán de Argumosa constataba algunas particularidades de las imágenes que él estudió, releyendo los escritos, encontré algunas similitudes. Lo que él llamó bivalencia o trivalencia, refiriéndose a trazos de las “caras” que son compartidos con las colindantes, también se observa aquí. Además, esa rareza se extrema al ofrecer imágenes que invertidas son otras imágenes y otras que yo llamo “efecto muñeca rusa”, una cara dentro de otra cara…..

Un pequeño repaso al tratamiento que algunas señoras mayores aún dan en muchos lugares de nuestra geografía. Al margen de los consabidos aceite y petróleo, para disimular las manchas que por natura aparecen, suele usarse:

 -Nogalina disuelta en agua para tintar la superficie, es un colorante vegetal de color café, extraído de la cáscara de la nuez verde, su contenido de taninos le hace repelente de insectos. El inconveniente es que precisa ser protegida con cera para evitar el efecto “aguado”, sino desaparece gradualmente con los lavados en forma poco armoniosa. En el arte, la nogalina tiene su propia técnica y estilo.

-El betún de Judéa, hidrocarburo que se viene usando desde la noche de los tiempos para dar color, lustre, impermeabilizar, entre otras aplicaciones. Este producto en particular, resultó muy útil para algunas técnicas de fotograbado y litografía, se usó en las primeras fotografías.

-La pátina de anticuario, compuesta de cera de abejas y betún de Judéa, también se ha usado para estos suelos, para proteger y abrillantar, el resultado es que las partes hendidas quedan mucho más oscuras y contrastadas.

Sirva añadir que esto no es mas que un ejercicio de observación y deducción, no tengo preparación técnica ni científica suficientes para embarcarme en más y no hay necesidad. Tómenselo como un comentario ilustrado, sin mayores pretensiones que constatar un hecho natural, curioso y hasta bonito con el que me he tropezado. Disfruten de esta pequeña colección de fotos.

 

caras_espontaneas_2.jpg

 
caras_espontaneas_5.jpg

 

Fuente.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en diciembre 12, 2017 en Casuística, parapsicologia

 

Etiquetas: , ,

Alteraciones de la conciencia y sentimientos de la realidad

Por Imants Barušs

o-SPIRITUALITY-SCIENCE-1038x519.jpg

“Si la manifestación física resulta ser una proyección de la mente, entonces la conciencia es ontológicamente primaria en relación con la materia.” 

Antes de hablar sobre cuestiones específicas que surgen en un estudio de los estados alterados de conciencia, sería instructivo simplemente enumerar algunas de las alteraciones relevantes de esta. Utilizo la expresión “alteración de la conciencia” como un término más general que “estado de conciencia alterado” (que implica un estado estable que es claramente separable del estado normal de vigilia a lo largo de algunas dimensiones apropiadas). La siguiente es una lista de alteraciones de conciencia junto con algunas notas explicativas.

1. el estado normal de vigilia, soñar despierto, la absorción y la atención plena.

Hay varias definiciones de soñar despierto, dependiendo de la combinación de espontaneidad, subjetividad y fantasía que uno adopta para la definición de cada uno. Usualmente, uno conceptualiza el soñar despierto como opuesto al pensamiento enfocado. En nuestra tradición occidental, hemos privilegiado epistemológicamente el pensamiento racional enfocado en el estado de despertar ordinario, aunque reconociendo que las ideas podrían ocurrir durante la ensoñación como describe, por ejemplo,  Graham Wallas (1926) sobre las cuatro etapas de la resolución de problemas. La absorción es un estado mental enfocado con autorreflexión atenuada puede ocurrir por sí misma o en el contexto de un trance hipnótico o estilos de meditación y de concentración. La atención plena, por lo general, se refiere al monitoreo sostenido de los eventos de la corriente experiencial de cada uno e incluye la no identificación con los contenidos de la mente, así como una actitud de ecuanimidad hacia esos contenidos.

2. restricción sensorial.

La restricción sensorial, conocida previamente como privación sensorial y también llamada “técnica de estimulación ambiental restringida”, se refiere a la reducción de la entrada sensorial. Esto se puede hacer, por ejemplo, permaneciendo en una habitación oscura y silenciosa, acostado en un tanque de flotación, o experimentando un campo sensorial uniforme, como en los llamados experimentos de Ganzfeld.

3. sueño, parasomnias.

El sueño es un estado de conciencia alterado inducido biológicamente. Las parasomnias son trastornos del sueño tales como terrores nocturnos y sonambulismo. Conductas altamente complejas pueden ocurrir durante el sonambulismo, como en el caso de Kenneth Parks, quien condujo su automóvil hasta la casa de sus suegros y mató a su suegra mientras dormía.

4. estados hipnagógicos e hipnopómpicos.

Los estados hipnagógico e hipnopómpico son estados de transición que ocurren mientras se duerme y se despierta, respectivamente, a menudo caracterizados por imágenes vívidas. Estos son a veces estados liminales en los que el material no consciente emerge en la conciencia.

5. soñar, pesadillas, incubación de sueños, sueños lúcidos, sueños precognitivos, sueños compartidos.

Durante el sueño ocurre el movimiento lento ocular, durante el cual hay un metabolismo cerebral reducido, así como el movimiento ocular rápido en el que el metabolismo cerebral es aproximadamente el mismo que durante el estado de vigilia. Las pesadillas son sueños disfóricos. El sueño lúcido es soñar teniendo consciencia de lo que uno está soñando; esa habilidad puede ser cultivada deliberadamente.
Los sueños precognitivos implican soñar con eventos que ocurren en el futuro. Los sueños compartidos incluyen tanto sueños engranados, en los que dos personas sueñan los mismos contenidos y los sueños reunidos, en los que dos o más personas se encuentran en sus sueños. La experimentación con los sueños compartidos implica volverse lúcido mientras sueña y luego buscar un encuentro con otro soñador lúcido para intercambiar información específica (Waggoner, 2009). Mientras que hay evidencias considerables sobre el sueño precognitivo, hay escasas pruebas para los sueños compartidos, aunque su ocurrencia parece ser probable.

6. trance hipnótico, propensión a la fantasía, trance, estados disociados, trastorno de identidad disociativa, posesión, mediumnidad.

El trance hipnótico es cualquier estado al que uno ingresa al ser hipnotizado. Este no es el mismo estado para todos, pero depende de la susceptibilidad hipnótica de cada cual y de las disposiciones que permiten tal susceptibilidad. En algunos casos, tal trance es simplemente un comportamiento obediente en el estado de vigilia. En otros, podría ser debido a la propensión a la fantasía o la disociación. La propensión a la fantasía se refiere a la capacidad de una persona para imaginar algo como si fuese real, sin confundir los eventos imaginarios como reales. A menudo, el comportamiento hipnótico es el resultado de la disociación, por lo que hay desconexiones funcionales dentro de la psique de una persona. “Trance”, en general, es un término usado para una serie de estados en los que aparece la presencia de la conciencia subjetiva y la autodeterminación, pero no existe una conciencia real o autodeterminación significativa.
El trastorno de identidad disociativo es un trastorno psiquiátrico en el que las personas o fragmentos alternativos se turnan para ser esa persona. La posesión se refiere a estados en los cuales una persona parece haber sido tomada por otra cosa que no sea aparentemente esa persona. Puede haber confusión entre la posesión y el trastorno de identidad disociativo porque esa posesión podría ser simplemente la manifestación de una persona derivada en la psique nosotros mismos, es decir, personas que se creen poseídas por entidades tales como parientes fallecidos. En otros casos, parece que tanto el trastorno de identidad disociativo como la posesión se producen dentro del mismo cuerpo.
La mediumnidad es la transmisión ostensible de información o energía desde dimensiones de la realidad distintas de la manifestación física ordinaria.

7. experiencias fuera del cuerpo.

Las experiencias extracorporales son experiencias en las que una persona tiene una sensación somástica de estar fuera de su cuerpo, independientemente de si tiene algún sentido o no fuera de el.

8. experiencias de abducción alienígena.

Las experiencias de abducción alienígena son experiencias en las que una persona cree haber sido secuestrada por extraterrestres y puede incluir sentimientos de terror extremo, falta de tiempo y cicatrices o marcas corporales. En la actualidad no se conocen explicaciones para estas experiencias. 

9. estados inducidos por drogas.

Las drogas psicoactivas inducen alteraciones de la conciencia en diversos grados. Los estados inducidos por fármacos más interesantes son los causados ​​por sustancias psicodélicas como la ayahuasca, la dimetiltriptamina, la dietilamida del ácido d-lisérgico, la psilocibina y la mescalina.

10. flujo, estados místicos, estados trascendentes, conciencia pura, estados no-duales, estados de no “yo”.

El flujo es un estado de bienestar excepcional en el cual uno está absorto en una actividad desafiante para la cual uno tiene las habilidades requeridas. Los estados místicos se caracterizan, en resumen, por un sentido de unidad con todo lo que existe, revelación noética y alegría. Los estados trascendentes son estados que, en algún sentido, se consideran superiores al estado normal de vigilia. La conciencia pura se refiere a estados de conciencia sin intencionalidad, es decir, estados de conciencia en los que se produce el sentido de la existencia pero en los que no hay contenidos de conciencia. Los estados no duales son estados en los que la dualidad entre sujeto y objeto desaparece. Y los estados de no “ser” son estados en los cuales el sentido de sí mismo de una persona desaparece (por ejemplo, Roberts, 1993).

11. muerte, estados de muerte inminentes, experiencias cercanas a la muerte, experiencias cercanas a la muerte compartidas.

La muerte es un estado de conciencia alterado, aunque no está claro exactamente de qué tipo. Los estados de muerte inminentes son estados de conciencia cercanos a la muerte en los que una persona puede alucinar con la presencia de parientes fallecidos u otros seres. Las experiencias cercanas a la muerte son informes de experiencias en las que una persona generalmente ha estado cerca de la muerte durante un período de tiempo sin respiración, latidos ni ondas cerebrales. Las experiencias compartidas cercanas a la muerte son similares a los sueños compartidos, ya que una persona que posiblemente esté en la misma habitación, pero que no está moribunda, comparte la experiencia de una persona que tiene esa experiencia (Moody, 2010).

12. Memorias putativas de: experiencias prenatales, experiencias de vidas previas, experiencias futuras de vida, experiencias entre vidas.

Ya sea de forma espontánea o mediante hipnosis, imágenes guiadas u otros medios, las personas parecen “recordar” experiencias que ocurrieron antes de nacer, experiencias de vidas aparentemente previas, experiencias de vidas “futuras” o experiencias de entre vidas.

13. estados patológicos tales como des-realización, des-personalización, depresión, psicosis, ansiedad, el estado ordinario de vigilia.

La conciencia también puede alterarse en estados patológicos como el desorden de des-realización en el que se pierden los sentimientos de realidad; desorden de des-personalización, en el cual se pierde el sentido del yo; depresión, psicosis y ansiedad. Y, por último, no es difícil argumentar que el estado ordinario de vigilia es también un estado patológico (véase Walsh, 1984; Malamud, 1986).

Sentimientos de realidad

Los sentimientos de la realidad (FOR según sus siglas en inglés) son “cómo se siente la realidad (real)”. Una manera de pensar sobre ellos es considerar la noción de William James de: es una penumbra que rodea un pensamiento particular que crea el contexto dentro de ese pensamiento (James 1890/1983). El estudio psicológico de la experiencia ha consistido en gran medida en el examen de sus contenidos, siendo el foco de atención y no el contexto en el que ocurren. Una razón para ello es simplemente que es más difícil observar empíricamente su contexto, precisamente porque no es el foco de atención. Esto es comparable al estudio de la materia oscura y la energía oscura cuya existencia debe inferirse de las observaciones de la materia de sí refleja la luz (Panek, 2011). Uno de mis estudiantes de tesis estudió los FORs con participantes en estado ordinario de vigilia, en una experiencia imaginaria cercana a la muerte y en una experiencia real cercana a la muerte. Encontró que los FOR variaron en diferentes estados de conciencia (Sangster, 2004).

Para la mayoría de la gente, la realidad se siente de forma real. Sin embargo, hay estados de FORs disminuidos, como los que ocurren en el trastorno de des-realización, en el cual los eventos que suceden para una persona no se sienten como si fueran reales. Esto puede ser un sentimiento aterrador.  Pero el FOR también se puede mejorar en algunos estados de conciencia alterados, como experiencias cercanas a la muerte, sueños lúcidos, experiencias de abducción extraterrestre y estados trascendentes. En la tesis anteriormente mencionada se descubrió que los FOR eran más claros, más intensos y más distinguibles en los estados alterados que estudiaba en comparación con el estado normal de vigilia (Sangster, 2004).
La pregunta es obvia, ¿los sentimientos de realidad son un buen criterio para lo que es realmente real? Si la respuesta es afirmativa, entonces algunas experiencias cercanas a la muerte, sueños lúcidos, experiencias de abducción extraterrestre y experiencias trascendentes son más reales que la realidad ordinaria. Si la respuesta es no, entonces la realidad de la realidad debe descansar en criterios distintos a los FOR. Si es así, ¿qué son exactamente? ¿Cómo se determina la realidad de lo que está sucediendo? ¿Qué válida es la confiabilidad, por ejemplo, como un criterio de lo que es real?, Y hay alguna evidencia de que el estado normal de vigilia es epistémicamente ¿privilegiado? Y si no es así, y vamos a la suposición de que lo que está sucediendo en el estado ordinario de vigilia es “real”, entonces, ¿qué nos queda?.

¿Por qué importa esto?

Samuel Johnson refutó el idealismo del obispo Berkeley* quien pateó una gran piedra para avalar su teoría (Boswell, 1823). La idea detrás de esta refutación es que nadie puede negar la solidez objetiva de la manifestación física porque se siente real. En otras palabras, porque los sentimientos de la realidad son tan evidentes en el estado ordinario de vigilia que los fenómenos en ese estado deben estar hechos de “cosas” sustanciales. Por supuesto, lógicamente, eso no tiene sentido, pero a veces todavía escucho ese tipo de “refutación” cuando la substancialidad de la materia es desafiado. En un sueño lúcido, me encontré en una habitación en un edificio alto que era indistinguible. Recordando el “argumento” de Samuel Johnson, deliberadamente caminé hacia la pared de los sueños y la golpeé con mi puño fuertemente varias veces.
SI!! Era sólida, como la piedra de Johnson. Para mí, los FORs eran lo mismo en mi sueño lúcido que en mi estado ordinario de vigilia. Al escuchar esta historia, una de mis estudiantes repitió mi experimento en su sueño lúcido y también encontró las paredes en su sueño de forma sólida.
Sin embargo, el hecho de que las paredes en nuestros paisajes oníricos fueran sólidas, no significa que estuvieran hechas de cualquier cosa. Los sentimientos de la realidad en mi sueño no me permiten concluir que la pared estaba hecha de “cosas”. De manera similar, solo porque la manifestación física nos parece ser sólida no significa que esté hecho de cualquier “cosa material”. Y, de hecho, sabemos por la física subatómica que las partículas elementales no tienen existencia continua, extensión espacial o propiedades estables (Kempf, 2008; Kochen y Specker, 1967; Barušs, 2010). En otras palabras, no hay nada allí abajo para construir la realidad. La materia no está hecha de nada.

Entonces, ¿qué nos dice esto sobre la conciencia? Los sentimientos de la realidad nos aporta suposiciones sobre la naturaleza de la realidad y nos da una mayor oportunidad para cuestionar la naturaleza de la manifestación física. Las teorías materialistas de la conciencia, como las propuestas por Christof Koch (2012), dependen de la viabilidad de una materia ontológicamente robusta, al menos en el ámbito macroscópico.
Pero si podemos engañar tan fácilmente sobre la solidez de los objetos en nuestra experiencia, entonces, ¿cuán entusiasmados deberíamos estar con las teorías materialistas que prometen dar una explicación de la conciencia, en términos de lo que podría terminar siendo tan alucinante como la pared de mis sueños?

Mi ejemplo también sugiere un camino a seguir para comprender la naturaleza de la conciencia. En las experiencias de sueños mediante el yoga, por ejemplo, la idea es dominar el estado del sueño. Esto incluye usar la voluntad para dirigir eventos de ensueño. En mi sueño lúcido, después de golpear la pared, decidí atravesar el techo para llegar a la parte superior del edificio. Al principio no pude, porque el techo era sólido, pero como sabía que estaba soñando, sabía que era solo un techo de ensueño, por lo que me mantuve dispuesto a pasar por él hasta que lo penetré con éxito. La fórmula es que las ideas y habilidades aprendidas durante el estado de sueño pueden trasladarse al estado de vigilia, hasta que se reconozca que el estado de vigilia es tanto una proyección de la mente como el estado de sueño (LaBerge y Rheingold, 1990). Entonces, tal vez cuando pateamos la piedra de Johnson, el pie pasa a través de ella.

*De Berkeley negaba la existencia del mundo exterior, pateo una gran piedra mientras decía: así es como lo refutó

 

Fuente: What We Can Learn about Consciousness From Altered States of Consciousness (Extractos)

 
Deja un comentario

Publicado por en diciembre 2, 2017 en Artículos, parapsicologia

 

Etiquetas: , , , ,

Escuchar voces de fantasmas se basa en la pseudociencia y la falibilidad de la percepción humana.

Por Michael Nees

image-20151027-4974-1tn2vze-580x385.jpg

Un número enorme de estadounidenses creen en lo paranormal. Estas creencias han engendrado miles de grupos dedicados a investigar los fenómenos paranormales y cazadores de fantasmas de “realities” televisivos. La evidencia anecdótica incluso sugiere que los realities o shows de cazadores de fantasmas han aumentado la apertura pública sobre la investigación paranormal, que por lo general, implican a pequeños grupos que recorren lugares, por la noche y declarados encantados, con diversas tecnologías de búsqueda de fantasmas. Las grabadoras de audio ocupan un lugar destacado sobre las herramientas usadas por los investigadores paranormales. Los micrófonos capturan los sonidos ambientales durante la investigación para, más tarde, revisar las grabaciones de audio en busca de mensajes de espíritus.

La premisa es que los dispositivos de grabación de audio pueden registrar comunicaciones inaudibles de entidades desencarnadas. Estas supuestas comunicaciones se han denominado fenómenos de voz electrónica (EVP). Los sonidos son generalmente breves; la mayoría consisten en palabras sueltas o frases cortas. Los contenidos percibidos de EVP varían entre amenazas (“Vete al infierno”) a mensajes banales. Parte de la atracción que emana la grabadora de audio para los investigadores paranormales es su aparente objetividad. ¿Cómo podría un escéptico refutar la autenticidad de un espíritu capturado por un instrumento técnico imparcial?. Para los creyentes, la EVP parece una evidencia incontrovertible de comunicación desde el más allá. Pero investigaciones recientes en mi laboratorio sugirieron que las personas ajenas a ello no están de acuerdo con lo que oyen los experimentadores sobre los sonidos de EVP, resultado que se explica fácilmente por la falibilidad de la percepción humana. A pesar de las capacidades tecnológicas, la investigación en EVP tiene varias características de pseudociencia.

¿Cuáles son los sonidos  de la EVP?

La cadena de evidencias de la mayoría de las supuestas EVP hacen que los fraudes sean difíciles de descartar, pero supongamos que muchos de estos sonidos no sean un fraude deliberado. En algunos casos, las supuestas EVP son las voces de los investigadores o  interferencias de transmisiones de radio, problemas que indican prácticas de recolección de datos de mala calidad.

Otra investigación, sin embargo, ha sugerido que la EVP ha sido capturadas bajo circunstancias acústicamente controladas en estudios de grabación. ¿Cuáles son las posibles explicaciones para estos sonidos? El punto crítico en la investigación de EVP es en el momento en que los sonidos se interpretan como voces que se comunican con una intención. Los investigadores paranormales suelen decodificar el contenido de la EVP llegando a un consenso entre ellos. Los sitios web que tratan la EVP aconsejan que los investigadores paranormales se planteen: “¿Es una voz … estamos seguros? y que hay que “compartir resultados entre investigadores y así tratar de evitar el sesgo del investigador al revisar los datos”. En esto radica una dificultad metodológica. La investigación en psicología convencional ha demostrado que las personas percibirán fácilmente las palabras en cadenas de sonidos sin sentido. Las expectativas de las personas acerca de lo que se supone que deben escuchar pueden dar como resultado la percepción ilusoria de tonos, sonidos de la naturaleza, sonidos de máquinaria e incluso voces cuando solo existe ruido acústico blanco, como es el sonido de una radio desintonizada. Las interpretaciones del habla en el ruido es una situación similar a la EVP, donde una supuesta voz es difícil de discernir y se puede cambiar completamente su supuesto contenido en función de lo que el oyente espera escuchar.

La EVP en el laboratorio de investigación perceptual

En mi laboratorio, recientemente realizamos un experimento para examinar cómo las expectativas podrían influir en la percepción de la supuesta EVP. Nuestras EVP eran grabaciones de audio de un reality show de cazadores de fantasmas. Hicimos tres preguntas: ¿Las personas perciben las supuestas EVP como voces bajo condiciones controladas? Si oyen voces, ¿están de acuerdo con lo que dicen estas sin que les digan lo que se supone que deben escuchar?, y finalmente, ¿importa si creen o no en el tema de la investigación paranormal?. A la mitad de los participantes se les dijo que el experimento era parte de un proyecto de investigación sobre la EVP paranormal. A la otra mitad se les comunicó que estábamos estudiando la percepción del habla en entornos ruidosos, un típico experimento de psicología perceptual.

En una prueba de estudio, los participantes escucharon un sonido y se les preguntó si habían detectado una voz. Si respondían “no”, el ensayo terminaba en ese momento. Si respondían “sí”, informaban lo que pensaban que había dicho la voz. A lo largo del estudio los participantes escucharon las supuestas EVP, grabaciones de habla humana reales, grabaciones de habla humana ocultas en el ruido y grabaciones con ruido solamente. Los sonidos EVP y de habla en el ruido eran intrínsecamente ambiguos: parecían como si una voz estuviera presente pero de forma dudosa.

En comparación con la condición de control, la sugerencia de un tema de investigación paranormal hizo que las personas tuvieran más probabilidades de oír voces tanto para la EVP (48% en contra frente al 34% respuestas afirmativas) como para las voces ocultas (58% “no” versus 40% “sí”). Para el habla humana real, casi todos los participantes escucharon una voz (99% respuestas afirmativas), y para el ruido, todos los participantes negaron escuchar alguna voz. Así que queda demostrado que sugerir un tema de investigación paranormal importa solo cuando el audio era ambiguo. Además, cuando las personas dijeron que escucharon una voz EVP, solo el 13% estuvo de acuerdo sobre exactamente lo que dijo la voz.

Para comparar, el 95% de las personas estuvo de acuerdo con lo que dijo la voz cuando escucharon el discurso real. En un análisis final, demostramos que las interpretaciones de los participantes coincidían con las interpretaciones de los investigadores paranormales en menos del 1%. Estos hallazgos sugieren que los investigadores paranormales no deberían usar sus propios juicios subjetivos para confirmar los contenidos de una EVP. Pero quizás lo más importante es que demostramos que, la mera sugerencia de un contexto de investigación paranormal hacía que las personas tuvieran más probabilidades de escuchar voces con estímulos ambiguos, aunque no podían estar de acuerdo con lo que referían las voces.

Una explicación perceptual de la EVP

Concluimos que las EVP son un ejemplo auditivo de pareidolia, es decir, la tendencia a percibir las características humanas en patrones sin sentido. Hay muchos ejemplos visuales de pareidolia: como ver caras humanas en objetos cotidianos.
La investigación de la psicología cognitiva ha demostrado que los creyentes paranormales pueden ser especialmente propensos a percatarse de los eventos fortuitos. Una configuración parecida a una cara en una rebanada de pan tostado parece significativa. La gente pregunta: “¿Cuáles son las posibilidades?” Pero si suma todas las rebanadas de pan tostado que ve durante los días, semanas y meses de una vida, es inevitable que encuentre algunas de estas configuraciones similares a las humanas en una tostada por casualidad.

De manera similar, los investigadores paranormales registran una cantidad prácticamente ilimitada de audios y utilizan todo tipo de técnicas de procesamiento de sonido, incluido el filtrado para eliminar frecuencias particulares y aumentar el volumen. Inevitablemente, pueden encontrar muestras de audio que suenan como una voz.

Suponiendo que algunos de estos sonidos parecidos a la voz no pudieran atribuirse a prácticas de recolección de datos de mala calidad, sus fuentes reales corren en el espectro de los ruidos ambientales e interferencias eléctricas en sus artefactos de procesamiento de audio. Si el oyente espera escuchar a una persona, prácticamente cualquier sonido puede cumplir esa expectativa. Un escritor sugirió acertadamente que los EVP son como una prueba auditiva de borrones de tinta en una pizarra en blanco, sobre la cual el sujeto puede proyectar cualquier interpretación. La tendencia de los investigadores EVP a escuchar una voz y un sonido significativo con intención, probablemente se amplia con la predisposición del contexto paranormal.

La investigación de EVP tiene el sello distintivo de la pseudociencia

En la pseudociencia, hay una apariencia de adherencia a los valores de la ciencia. La objetividad en la investigación EVP se equipara con el uso de un dispositivo de registro tecnológico, pero la subjetividad impregna el paso crítico de interpretar lo que significan los sonidos. En ciencia, la objetividad es un valor crítico para los investigadores, un ideal que intentamos aplicar en todos los aspectos de la investigación, en lugar de una característica de nuestro equipo.

Otra característica de la pseudociencia es la falta de integración con las áreas de investigación relacionadas. Existe un rico historial de uso de métodos experimentales para examinar la percepción auditiva, sin embargo, los entusiastas de la EVP no son conscientes o ignoran intencionalmente este trabajo relevante.
La ciencia también valora la parsimonia: la idea de que se prefiere la explicación más simple. Para explicar la EVP como el resultado de la percepción auditiva humana, necesitamos una teoría para explicar cómo y por qué un oyente humano a veces percibe erróneamente los estímulos ambiguos. De hecho, esta misma tendencia es uno de los muchos atajos cognitivos bien documentados que pueden tener un valor adaptativo. Una voz puede indicar la presencia de un posible amigo o enemigo, por lo que puede llevar a errores desde el lado de la percepción estos estímulos auditivos ambiguos.

Una teoría paranormal debe ser mucho más compleja. Tenemos que explicar cómo las entidades incorpóreas adquieren presentarse. Tenemos que explicar por qué tienen la capacidad de producir sonido, pues solo se comunican en grabaciones de audio en lugar de simplemente hablar en voz alta. Tenemos que explicar por qué aparentemente no pueden hablar claramente en oraciones completas, solo frases breves, confusas y a menudo aparentemente aleatorias.

¿Cuál es el daño aportado?

Muchas formas de entretenimiento popular requieren el sustento de la incredulidad, y los espectadores de los reality shows paranormales con suerte están sintonizando con el entretenimiento y no con el valor científico.

Actualmente, solo hay pruebas limitadas y provisionales para vincular la exposición a la pseudociencia en la televisión con creencias pseudocientíficas. Aún así, un estudio demostró que las personas consideran que la investigación paranormal es más creíble y científica cuando se muestra utilizando herramientas tecnológicas como dispositivos de grabación. Otra evidencia ha sugerido que la opinión popular puede superar la credibilidad científica cuando las personas evalúan los reclamos pseudocientíficos.

Una buena historia de fantasmas puede aportar entretenimiento e incluso valor cultural, pero el retrato popular de las prácticas pseudocientíficas como ciencia puede estar desvirtuando los esfuerzos para cultivar un público científicamente alfabetizado.

 

 
Deja un comentario

Publicado por en noviembre 19, 2017 en Artículos, parapsicologia

 

Etiquetas: ,

El control mental en apnea.

Por Juankar Moreno

sys_media_112956.jpg

               “En la apnea el 20% técnica y 80% mental” – Adrián Valls (Buceador)

El control del cuerpo ha sido desde milenios algo muy común, sobretodo, en los países asiáticos. Tanto Yogis como Lamas han demostrado tener un control sobre el cuerpo de características impensables, prueba de ello es por ejemplo la meditación g-tummo dirigida a controlar la “energía interna”.

Un deporte en el que se empieza a considerar un resultado similar es en la apnea. La apnea o buceo libre (freediving)  es la suspensión transitoria de la respiración para descender a “pulmón” en el agua. A base de entrenamiento un atleta en cualquier deporte reconoce sus propias reacciones y aprende a controlarlas; y sin tener diferencias con otros ejercicios la experiencia demuestra que se puede encontrar el método para superar tiempos bajo el agua fuera de la lógica.

Según el buzo de inmersión libre y apneísta italiano Umberto Pelizzari: “Uno de los primeros objetivos de la apnea consiste en no pensar que estamos en apnea”. Aún entendiendo esto, es meramente complicado olvidarse que uno debe y necesita respirar y para llegar esos resultados el control mental juega un papel fundamental. Pelizzari  lo considera como una vía similar al yoga y reconoce que “puede ayudar a situaciones verdaderamente extraordinarias” como la interrupción o reducción de las pulsaciones cardíacas y la actividad respiratoria durante un tiempo considerable. Hay referencias sobre la existencia de yogis capaces de parar la actividad cardíaca (que casi seguro es ralentizar que no parar) durante 20 minutos.

En experiencias realizadas en laboratorios, algunos yogis han permanecido encerrados herméticamente en cajas acrílicas por más de 123 minutos y han sobrevivido a la experiencia. Pelizzari comenta con respecto a este tema que: “El objetivo del Yoga es permitir al practicante fundirse en el mundo que lo rodea, se trate de agua o de aire y de despertar facultades vitales atrofiadas hoy en día. Para el apneísta la facultad inconsciente más importante es la del reflejo de inmersión. Este reflejo desencadena en nuestro cuerpo unos fenómenos fisiológicos, favorables para la apnea, como la reducción del ritmo cardíaco, la disminución de la presión sanguínea y una tendencia a la relajación muscular”.

Y añade: “El yoga no se puede aprender en un día, necesita años de práctica, de ejercicios, de meditación, y sobre todo unas costumbres alimentarias y un modo de vida muy riguroso, distante de los nuestros”.

Tanto el yoga como el control mental apuntan al control de la mente como base del dominio total de nuestro cuerpo. Teniendo esto como base podemos observar que los fundamentos de cualquiera de estas dos ramas no difieren; simplemente, pueden tener ciertos puntos de divergencia en cuanto a estilo de vida, pero para lo que netamente se aplica, la esencia es la misma.

“Exige de un esfuerzo mental muy grande y te ayuda a valorar los límites que puede alcanzar uno”   Aleix Segura

Según los expertos en esta técnica el cuerpo humano se adapta para poder practicar este tipo de buceo. Primero disminuye el ritmo cardiaco entre 10% y 25% para ralentizar las funciones corporales y consumir menos oxígeno:

“Los vasos sanguíneos se contraen para elevar ligeramente los niveles de oxígeno y el bazo libera más glóbulos rojos para que llegue oxígeno a los órganos vitales, sobre todo el cerebro y el corazón, restringiendo el oxígeno en las extremidades. Para ayudar a este proceso se contraen los músculos grandes. Dependiendo de la , el plasma sanguíneo llena los vasos sanguíneos de los pulmones para reducir el volumen y evitar daños que podrían provocar la presión a más de 35 metros bajo el agua”.

En la apnea existen distintas modalidades, entre ellas la apnea estática (consistiendo la prueba en aguantar la respiración el mayor tiempo posible bajo el agua), dónde tenemos tiempos como los de Ricardo Baji con 20 minutos y 21 segundos, Tom Sitas 22 minutos y 22 segundos o el record mundial conseguido por Aleix Segura de 24 minutos y 3,45 segundos.

Otra modalidad es la de buceo libre (profundidad) siendo actualmente la marca mundial de 294 metros en la categoría de apnea dinámica con aletas, impuesta en 2015 por Alex Duvivier, en Mulhouse, Francia.

Safe Creative #1801135375099

 
Deja un comentario

Publicado por en octubre 21, 2017 en Artículos, parapsicologia

 
 
A %d blogueros les gusta esto: