RSS

Mis experiencias con los contactos y la realidad Ovni.

Por Jhon Keel

images (1).jpg

Un año después de que había lanzado mi investigación sobre los OVNIS, yo estaba en cero. Mi teléfono sonaba y misteriosos extranjeros me llamaban día y noche para darme mensajes de “la gente espacial”. Después me lanzaron dentro del mundo de pesadilla de la demonología. Tuve encuentros con cadillacs negros en Long Island y cuando traté de perseguirlos desaparecían en callejones sin salida. En 1967 me llamaban en medio de la noche para que fuera a “rescatar” a contactos en problemas. Objetos aéreos luminosos parecían seguirme como perros fieles. Los objetos parecían saber a dónde iba yo: a ir y dónde había estado. A veces verificaba en algún hotel y encontraba que habían hecho reservaciones a mi nombre. Yo estaba acosado por coincidencias increíbles. Más de una vez me desperté en medio de la noche para encontrar que no podía moverme y una enorme aparición estaba enfrente de mí.

Por un tiempo dudé de mi propio estado mental. Yo una vez fui el peor de los escépticos. Escribí un libro, Jadoo, que denigraba las leyendas místicas del Oriente. Pero cambié mis puntos de vista. Encontré muchos contactos silenciosos y se notaba que todos estaban sufriendo los mismos síntomas fisiológicos y psicológicos. A través de estos contactos, cuyas experiencias nunca han sido publicadas, entré en comunicación con los seres. Cuando un OVNI aterrizaba en una granja aislada y un ovninauta visitaba a un contacto, éste me llamaba inmediatamente y yo conversaba con el ser por teléfono, algunas veces por horas. Esto suena ridículo, pero sucedió. Mis notas, cuentas y otros materiales atestiguaban el hecho.
Ahora, en retrospectiva, veo lo que realmente estaba sucediendo, el fenómeno me introducía a aspectos que nunca había considerado antes. Me iban llevando, paso a paso, del escepticismo a la creencia. Cuando mi pensamiento se desviaba y mis conceptos se torcían, los acontecimientos me regresaban al camino correcto.

En mayo, 1967, los seres prometieron a los contactos silenciosos que una gran falla de la energía se aproximaba. El cuatro de junio de 1967 la guerra árabe-israelí estalló en el Medio Oriente. La siguiente mañana, el 5 de junio, sucedió una falla de energía en cuatro estados del noroeste de Estados Unidos. Más tarde en mayo, los seres habían declarado que el Papa Pablo VI visitaría Turquía en los próximos meses y sería sangrientamente asesinado y esto precipitaría los desastres. Semanas más tarde el Vaticano anunció que el Papa estaba planeando visitar Turquía en julio. El pánico cundió en los círculos secretos de los contactos.
Me quedé asombrado cuando descubrí que estos mismos rumores estaban oyéndose en la comunidad hippie de Nueva York. La gente empezó a telefonearme más tarde para preguntarme a dónde iba a ir el dos de julio. Yo no iba a ir a ninguna parte. Me rehusé a unirme al éxodo y Manhattan no se hundió en el mar.
El Papa no fue asesinado ese fin de semana, felizmente, pero yo vi varios OVNIS. Parecían seguirme, y en octubre tuve una llamada de larga distancia con uno que se decía ovninauta. Me advirtió que pronto habría un gran desastre en el río Hudson y que mucha gente se ahogaría. También me dijo que esperara un suceso desagradable cuando el presidente Johnson encendiera las luces del árbol de Navidad en diciembre, implicando que un enorme apagón se produciría en cuanto el presidente conectara el switch.

El 15 de diciembre el presidente Johnson llevó a cabo la acostumbrada ceremonia del encendido del árbol en la Casa Blanca. Puesto que yo estaba esperando un gran apagón, alerté a algunos amigos (que deben haber pensado que yo estaba chiflado) y se reunieron en mi departamento Dan Drasin, el productor de televisión y otro amigo que es oficial de policía. El presidente empujó el switch, el árbol se encendió y la multitud gritó de alegría. Todo salió según se había programado. Los sistemas de energía de la nación no fallaron.
Pero treinta segundos después de que el árbol fue encendido, un locutor de radio interrumpió las noticias con un anuncio de última hora: —Un puente entre Gallipolis, Ohio, y Virginia Occidental se han derrumbado —dijo sobriamente—. Estaba cargado de tráfico. Todavía no hay detalles sobre el accidente.
Yo estaba anonadado. Había solamente un puente en esa sección del río. El puente Silver entre Point Pleasant, Virginia Occidental y Ohio.
Paquetes de Navidad estaban flotando en las obscuras aguas del Ohio.

El mundo terminó anoche…

Unas pocas horas después del colapso del puente Silver, al otro lado del mundo, el primer ministro de Australia decidió ir a nadar a su playa favorita. Desapareció. Su cuerpo nunca salió a la playa. Los elementales lo habían predicho.
Algunas predicciones son increíblemente exactas, tan precisas que no hay factores de coincidencia o adivinanzas afortunadas, pero en otras, los ultraterrestres introducen a un bromista.
En 1965, Dino Kraspedon cuyo verdadero nombre era Aladino Felix escribió un libro titulado My Contact with Flying Saucers (Mi Contacto con los Platillos Voladores). Más tarde surgió como un profeta de hechura propia y advirtió de un desastre que tendría lugar en Río de Janeiro. Las inundaciones y desplazamientos de tierra azotaron un mes más tarde matando a 600 personas. En 1966 profetizó que un cosmonauta ruso moriría pronto y en el otoño de 1967 apareció en la televisión de Brasil para discutir el asesinato de Martin Luther King y del senador Robert Kennedy.

Distorsión y distensión del tiempo

Hay muchos ejemplos documentados en los que objetos y seres humanos han sido transportados instantáneamente a grandes distancias por una fuerza sobrenatural que desafía toda explicación. Esta fuerza parece operar fuera de los límites humanos del tiempo y el espacio. En teoría tales fenómenos podrían ser causados transformando los átomos de energía en un rayo trasmisible, proyectando ese rayo a un punto distante con la velocidad de la luz, y después reconstruyendo los átomos originales. Algunos científicos piensan que éste puede ser un proceso factible para nuestra floreciente tecnología.
Pero alguien más lo ha estado haciendo por siglos.
Algunos de los mejores libros sobre los OVNIS relatan casos en los que seres humanos fueron repentinamente trasportados por el tiempo y el espacio involuntariamente. Períodos inexplicables de amnesia total son un aspecto clave del fenómeno. He recibido más de cien reportes en los que los testigos han perdido de cinco minutos a varias horas después de avistar un objeto volador no identificado.
Hay otro tipo de experiencia que llamo comprensión. En ella, el testigo sufre una secuencia de eventos que parecen consumir un período específico. Después descubre que solamente han pasado unos cuantos minutos, aunque la secuencia pareció consumir horas. La comprensión de tiempo es común entre los contactos que piensan que han sido llevados a visitar otros planetas.
No creo que ninguna de estas personas sufre directamente de locura. La evidencia parece indicar que sus mentes son manipuladas por una influencia exterior y que algunas veces su intelecto es incapaz de digerir la información que se les da y su estructura emocional es incapaz de retener su estabilidad a la faz de estas experiencias. Por eso algunas de estas personas se desequilibran por la presión de los acontecimientos, o los malinterpretan.
Lo que esto realmente significa es que alguien o algo tiene en realidad el poder de poseer completamente y controlar la mente humana. Los seres humanos pueden ser manipulados con el poder que es usado para propósitos tanto buenos como malos.
¿Supone que el plan es procesar a millones de gentes y después en una fecha futura hacer uso de todos ellos a la vez? ¿Tendríamos un mundo de santos? ¿O tendríamos un mundo de maniáticos disparándose los unos a los otros desde todos los lugares de la Tierra?.

LOS MUNDOS PARALELOS Y LA REALIDAD OVNI

No existe conspiración para disfrazar la verdad, sólo la sensible decisión de los hombres cuyas mentes se han sorprendido con sólo dar una ojeada a la aplastante realidad que encontraron en su búsqueda de una evidencia para aceptar o rechazar la existencia de los OVNIS.
Nuestra primera conclusión es que los OVNIS se originan más allá de nuestro concepto del tiempo. La segunda conclusión es que su fuente posee el total conocimiento de los sucesos humanos hasta incluso de nuestras vidas individuales. Como el tiempo y espacio no son absolutos, aún cuando a nosotros nos lo parezcan, estas dos conclusiones resultan aceptables.

Modus operandi del fenómeno

Imaginemos a un muchacho con un microscopio. Estudia un pequeño microbio cuya vida tiene una duración total de sesenta segundos. El chico toma una aguja y la introduce en el medio ambiente líquido del microbio, consistente en una gota de agua sobre un portaobjetos, que parece ilimitado para la diminuta criatura. Supongamos que el microbio posee alguna forma de aparato visual o sensor. La punta de la aguja aparece de pronto ante la criatura, un objeto totalmente extraño a su experiencia. El descontrolado microbio nada alrededor del objeto; lo estudia, y luego se dedica a escribir un informe sobre la “cosa” inexplicable que observó. Cuando el muchacho retira la aguja, el objeto desaparece de la vista del microbio; ya no forma parte de su ambiente, o su ciclo de tiempo. Cinco minutos después, en el reloj del chico, vuelve a introducir la aguja en !a misma gota de agua. Entonces han pasado varias generaciones de microbios. Un nuevo microbio ve esta maravilla, corre a la biblioteca y descubre el antiguo informe. Objetos extraños construidos de un raro material, que se comportan de una forma peculiar y que han sido vistos en otros tiempos. Para el chico han pasado sólo cinco minutos. Para los microbios han transcurrido varias generaciones. Dentro de nuestro ciclo de tiempo, los dos sucesos fueron casi simultáneos.

¿Somos nosotros los microbios?

Tratemos de crear una relación. Ahora nosotros seremos los microbios. Podría ser que todos los sucesos de OVNIS guarden una relación y aun cuando estén ampliamente separados dentro de nuestro concepto del tiempo, sean casi simultáneos para los ovninautas.
Esto no significa que algún gigante esté introduciendo agujas en nuestro mundo. El mundo de los microbios es diminuto, una parte insignificante del mundo del niño, a pesar de que el microbio no se percate de ello. El microbio no sólo ignora la existencia del niño, sino que probablemente no podría comprender su existencia.
Pudiera ser que todos los sucesos humanos ocurran simultáneamente para una inteligencia superior. Unos segundos antes de que el microbio se dé cuenta de ello, el muchacho que atisba por el microscopio puede ver claramente el obstáculo formándose en el mundo diminuto, como una ilusión óptica. Así puede predecir de una manera limitada el futuro del microbio.

Imposibilidad de la comunicación

En sólo un minuto del tiempo de la Tierra, el chico observa el nacimiento, crecimiento, reproducción y muerte del microbio. Para él este suceso es interesante, pero no especialmente importante. Puede observar a un microbio depredador más grande, volver hacia su espécimen y acabar con él. Si quisiera podría introducir de nuevo su aguja y tal vez quitar del camino al depredador, salvando así la vida de su microbio. Puede manipular al microbio en varias formas, pero no se puede comunicar con él.
Si una superinteligencia gigante quiere —o necesita— comunicarse con una forma menor, se presentan toda clase de problemas. La comunicación debe ser conducida de una forma que sea significativa y comprensible para esa forma de vida. Se debe encontrar y utilizar un marco de referencia aceptable. La superinteligencia podría querer canalizar información de una naturaleza muy compleja, tan compleja que se encuentre más allá de la comprensión de esa forma de vida. La única forma de hacerlo sería pasando la información en pequeños fragmentos a través de varias generaciones, empleando diversas formas de comunicación.
Todo esto puede tomar sólo unos segundos en el tiempo de la superinteligencia, pero cubrir miles de años en el ciclo de tiempo de una forma inferior. Tal vez se requiera una larga cadena de sucesos para esa comunicación. Deben estar arreglados de tal manera que se revistan de gran importancia para la generación que los observa y deben ser cuidadosamente registrados y conservados para las generaciones futuras.
Al final de la cadena, los sucesos fragmentados forman un todo que da por resultado la información absoluta. No importa cómo se le llame: revelación o despertar.

Hay una periodicidad en el comportamiento OVNI

Los sucesos de OVNIS parecen ocurrir siglo tras siglo en las mismas situaciones geográficas. La mayoría de estos sucesos ocurrieron en miércoles y sábados, y en las horas de la tarde, de 6 a 8 y 10 P.M. Los hechos en sí son pruebas de que el fenómeno está dirigido por una inteligencia superior y que los sucesos individuales forman parte de un conjunto mayor. Al ir avanzando paso a paso en esta senda cósmica, el conjunto en su totalidad se hace más accesible. Hemos malinterpretado mucho del material que ha llegado a nosotros, pero ya comenzamos a comprender el significado absoluto de las variadas manifestaciones de las energías que se encuentran en frecuencias más elevadas que la nuestra.
El fenómeno OVNI a menudo es reflectivo; esto es, las manifestaciones que observamos parecen estar deliberadamente diseñadas y ajustadas a las creencias individuales y las actitudes mentales de los testigos. Los objetos y sus ocupantes parecen ser capaces de adoptar una multitud de formas, y los contactees generalmente reciben información que se adapta a sus propias creencias.
Los investigadores del fenómeno OVNI que se concentran en un aspecto o teoría particular se ven acosados por los informes aparentemente confiables que tienden a sustentar dicha teoría.

Todo es parte de una manipulación

Mi propia experiencia con este concepto me ha conducido a llevar a cabo fantásticos experimentos que han confirmado que los datos reportados están manipulados y son deliberadamente falsos. Los testigos no son los ejecutores de estos fraudes, son solamente las víctimas.
Los propósitos aparentes de todos estos reportes falsos sor múltiples. La mayoría se hace con el fin de crear confusión. Algunos han servido para confirmar ciertas teorías que son erróneas, pero que podrían servir como puentes hacia la realidad más compleja. Generaciones enteras han desfilado, creyendo felizmente en los datos falsos, sin darse cuenta de lo que fueron solamente eslabones de la cadena. Si lo entendiéramos demasiado pronto, caeríamos abrumados bajo el peso de la verdad. Primero es necesario reforzar el ego del hombre, hacerle creer que tiene algún valor en el cosmos. en esta forma, se han corrido entre nosotros mentiras que encierran verdades veladas y los sucesos han contribuido para hacer que mentiras parezcan válidas. Muchos filósofos y hombres brillantes han visto la verdad claramente durante siglos.
Las bibliotecas de todo el mundo están repletas de libros que describen en detalle sus descubrimientos. Pero sus verdades se pierden entre las olas de la manipulación. Nuestra Tierra está cubierta de ventanas hacia ese otro mundo que no vemos. Tal vez si tuviéramos los instrumentos para detectarlas, podríamos descubrir que estas ventanas son los puntos focales para ondas de frecuencia superalta. Estos rayos pueden venir de Orión o de las Pléyades, como decían nuestros ancestros, o tal vez sean parte de la gran fuerza que emana del universo.
Los OVNIS nos han proporcionado la evidencia de que tales rayos existen. Ahora, lentamente, comenzamos a saber por qué.

 Fuente: Revista Contactos Extraterrestres – números 1 y 102 

 
Deja un comentario

Publicado por en enero 20, 2019 en Artículos, parapsicologia

 

Etiquetas: ,

La extraña abdución de Xavier C.

Por Juankar Moreno (Abril 2012)

download.jpg

“En la mañana soleada del 21 de julio del año 1985, Javier (Xavier) Clares Jerez de 23 años, fotógrafo, residente en Barcelona (aunque natural de Almería), casado y sin hijos, se dirigió armado de dos de sus cámaras a la zona conocida como Parque del Corredor  (El Maresme) dispuesto a realizar un reportaje sobre la zona.”

Este es el relato que se difundió en su día en primera persona y, no deja de ser una de las historias mas estrafalarias y sorprendentes de los años 80.  Xavier C. menciona una supuesta abducción por medio de unos seres intraterrestres, o como aludió Antonio Ribera, Jinns:

“Era temprano cuando accedí al dolmen, recorrí el entorno y me recreé en los canalillos de su piedra superior efectuados con toda probabilidad para evacuar la sangre de los sacrificios, unos restos de cera parecían decirme que aún hoy, en las postrimerías del siglo XX continuaban celebrándose rituales en aquella piedra. Entre los árboles, a lo lejos, divisé la torre de la Iglesia de Santa Eulàlia de Tapióles (de la que aún no sabía nada y que tantos quebraderos de cabeza me daría en un futuro inmediato), de pronto, como si surgiera de ninguna parte, una niebla espesa empezó a envolverlo todo, por lo que decidí dar por terminada la excursión antes de que tuviera dificultades en el angosto e irregular camino que debía recorrer. Descendí lo más rápido que pude hasta mi flamante 127 rojo, y lo que sucedió después difícilmente puedo explicarlo, bajaba despacio, dado lo escabroso de la pista, cuando de repente, el coche se aceleró sin que pudiera hacer nada por evitarlo, la velocidad, dada las condiciones, era realmente suicida y a duras penas podía controlar la dirección derrapando constantemente en las cerradas curvas. De repente, todo terminó, el vehículo desaceleró a los niveles normales mientras un sudor frío recorría toda mi espalda. Ni que decir tiene que en el primer taller que encontré hice revisar el coche, sin que nada justificara el anómalo comportamiento que tan sólo un rato antes había efectuado”. (sic)

Cabeza

Según su relato, conduciendo su automóvil y tras abandonar la carretera que lleva desde la población de Sant Celoni a la de Vallgorguina, Xavier C. se adentró en el parque del Corredor, atravesando el angosto puente romano,  y unos metros más tarde dejando el vehículo a buen recaudo y provisto de sus cámaras, se dispuso a subir la dificultosa pendiente que le conduciría al dolmen conocido como la “Pedra Gentil”, pero de repente, algo extraño sucedió: Una niebla grisácea comenzó a descender por la ladera, algo que no se correspondía ni con la época del año, ni con la hora, ni acorde con la temperatura existente. Según él, siendo cerca de las 20’00 horas llegaba de vuelta a Barcelona, desconcertándole en su viaje de retorno “el poco tráfico encontrado para ser domingo por la tarde y el hecho de ver los comercios abiertos”.

cara2

En su historia prosigue que: “entró en su casa sonriendo, una sonrisa que cambió “en seco” cuando vio a toda su familia esperándole y con claros signos de nerviosismo. Sin lograr comprender absolutamente nada de lo que ocurría, su hermano le dijo:

– “Hoy es lunes Xavier, has estado fuera de casa durante treinta y seis horas”.

Sin embargo, para Xavier sólo habían transcurrido algunas horas, o al menos, eso era lo que el recordaba. Para el fotógrafo lo acontecido era incomprensible. ¿Cómo en un supuesto caso de amnesia había estado vagando tantas horas por la montaña? Todo lo percibía irreal y carente de sentido. Al revisar sus cámaras dijo que fue cuando descubrió que se habían realizado cinco tomas fotográficas. A este hecho, hay que sumarle, que carecía de recuerdo alguno de haberlas efectuado.

Motivado ante la posibilidad de arrojar un poco de luz a aquella situación, fue cuando decidió encerrarse en su laboratorio y,  “a medida que las fotografías adquirían nitidez”, de ese primer nerviosismo pasó a convertirse finalmente en pánico, pues las muestras del revelado fueron calificadas por él mismo como: “imágenes demoniacas“.

A conjunto de la trama, hay que añadir que el cuentakilómetros de su automóvil marcaba el haber realizado 250 Km.

Las imágenes

mano

Dos de aquellas fotografías mostraban unas garras, y las tres restantes, unas deformadas caras. Según Xavier, del miedo inicial pasó a una crisis de histeria y, a partir de aquí empezó a crear la hipótesis sobre aquellos seres que se mostraban en las fotos. Que ellos habían sido los artífices de su desaparición, y que estos, eran los autores de los resultados fotográficos haciendo uso de sus cámaras. A pesar de su supuesto escepticismo ante los fenómenos extraños, pensó que el destino le estaba jugando una mala pasada haciéndole protagonista de un verdadero hecho paranormal.

Como respuesta a sus preguntas se puso en contacto con Carole Ramis (ex-bailarina austriaca), quien gozaba de gran popularidad en el mundillo de lo paranormal en aquel entonces. La investigadora, quien profesaba una firme creencia en estos temas, entendió desde el inicio que se encontraba ante un caso de abducción y requirió la ayuda del afamado ufólogo Antonio Ribera i Jordà .
Ribera, tras hacer una evaluación sobre el extraño relato, optó por buscar el modo de eliminar la supuesta amnesia de Xavier y para ello contactó con el Profesor Rovatti (Francisco de Asís Rovatti Heredia) conocido “parapsicólogo” y uno de los pioneros de la regresión hipnótica española.

La regresión hipnótica de Rovatti

Por lo que se conoce, Xavier era una persona muy sugestionable, y sin problema alguno Rovatti lo transportó al momento en que aquella extraña niebla apareció. La transcripción de la regresión es la siguiente:

  • Rovatti.- Quiero que me diga ¿A dónde va usted?
  • Javier.- A Vallgorguina.
  • R.- Explíqueme alguna circunstancia del viaje.
  • J.- Hay poco tráfico… voy entre 80 y 90 kilómetros por hora… llevo el depósito lleno, lo llené ayer… Hace buen tiempo.
  • (Las pausas son largas)
  • R.- Siga carretera adelante. Quiero que me explique su llegada a Vallgorguina.
  • J.- He salido del pueblo por la carretera que va al dolmen… he visto que han puesto un indicador en una madera. Tomo esa carretera… creo que he pinchado una rueda…
  • R.- ¿Detiene Vd el coche?
  • J.- No, no es una rueda. Hay una neblina, pero no sé que es… hace buen tiempo y sol……me estoy durmiendo.
  • R.- Duérmase. Recuerde que se duerme. Duerma, pero recuerde el sueño, ¿qué sueño? ¿Podrá recordarlo ahora?
  • J.- Estoy durmiendo en el suelo… no he vuelto a entrar en el coche… me está cayendo como un líquido encima… es como pegajoso, muy asqueroso ……pero yo quiero entrar en el coche.
  • R.- ¿Y, no puede?
  • J.- No, está la puerta cerrada y las llaves fuera, pero no puedo cogerlas; no sé donde las he dejado… no sé por qué se ha puesto a llover.
  • R.- ¿Llueve?
  • J.- No, pero es pegajosa el agua que cae… no es agua…
  • R.- ¿Es viscosa?
  • J.- Pero yo quiero dormirme.
  • R.- Duerma.
  • J.- No, es que no puedo… no me deja el agua que cae. Seguro que no es agua… además se ha cubierto de nubes y todo…
  • R.- Y ¿qué ocurre ahora? ¿Puede recordar?
  • J.- Pues sí… suerte que el maletero está abierto… ahora estoy haciendo fotos con la caja (cámara fotográfica de placas).
  • R.- ¿Qué fotografía? ¿Dígamelo?
  • J.- Estoy fotografiando el cielo, la lluvia esa que cae… tengo miedo de que las placas se me estropeen, y además no quiero sacar la máquina (se refiere a su máquina nueva) se puede estropear… quiero irme dentro del coche y dar la vuelta…
  • R.- ¿Lo hace?
  • J.- No puedo, aunque el maletero está abierto no tengo las llaves… no puedo dar el contacto otra vez… además no me veo capaz de dar la vuelta…
  • R.- ¿Qué hace usted?
  • J.- Tengo que ir hasta arriba, con la caja claro, además no quiero llevar la máquina, no quiero que me la quiten……es importante el carrete que llevo.
  • R.- Siga, cuanto más hable más descansará.
  • J.- Ya los estoy viendo.
  • R.- ¿Cómo son?
  • J.- No son los que yo veo. No se parecen en nada… además no me gusta su cara yo me quiero ir al coche otra vez…… no quiero seguir viéndolos… además no tengo porque ir con ellos.
  • R.- ¿Y que ocurre? ¿Qué ocurre?
  • J.- Quieren que vaya… quieren ver como soy…
  • R.- Bien.
  • J.-¡ Pero yo no quiero ir!
  • R.- ¿Y que hace usted?
  • J.- No me gusta su cara… me hacen ir…i yo no quiero pero me hacen ir! …
  • R.- ¿Cómo? ¿Cómo le obligan? Dígalo.
  • J.- Parece que hay algo que me atrae… me van a hacer caer, porque estoy bajando por una pendiente que no quiero…
  • R.- No tenga miedo.
  • J.- Es que he tropezado.
  • R.- Está usted protegido mientras esté a mi lado. Puede usted seguir.
  • J.- Pero es que he tropezado en la pendiente.
  • R.- Bien.
  • J.- Yo no quiero bajar tan abajo… no sé por qué me invitan a entrar… además a mi me dan miedo las cuevas… (jadea) y no se puede casi respirar… ¡es horrible! … y además ahora no puedo volver atrás… y encima se divierten.
  • R.- ¿Por qué lo hacen?
  • J.- No sé por qué me quieren hacer ir tan adentro… además a mi me da miedo la cueva… yo nunca había estado dentro de esta cueva… no sabía ni que existiera.
  • R.- ¿Cómo está iluminada la cueva? Dígalo.
  • J.- Se ve… parece que tiene una entrada de iluminación… pero está bastante oscuro… yo no quiero tumbarme a descansar… y me ahogo hay poco aire (jadea).
  • R.- Tranquilo, tranquilo. Siga recordando.
  • J.- Huele muy mal…
  • R.- ¿Es un olor conocido?
  • J.- No… y además está todo muy sucio… las paredes pegan … no sé ni donde para el coche ya… ni las llaves… además se han quedado con la caja…… ¡no la podréis abrir!

Olympus

  • CAROLE  RAMIS (Interviene).- ¿Quién hace las fotos?
  • J.- Están intentando abrir la caja, y se van a velar todas las placas… ¿Por qué son tan poco inteligentes? … no conocen el material fotográfico…
  • R.- Se va a velar.
  • J.- Claro que se va a velar… en cuanto la abran … menos mal que el otro ha dicho que no la abran … parece que entiende un poco más.
  • Carole.- ¿En qué lenguaje hablan?
  • J.- Están hablando como yo … los entiendo perfectamente.
  • R.- ¿Oye su voz?
  • J.- No, la estoy sintiendo dentro de mi.
  • R.- ¿Qué pretenden con usted?
  • J.- Pretenden ponerme no sé qué en el brazo, ni para qué… Pero yo no me voy a dejar, claro … si me hacen igual que con la entrada … yo tampoco quería entrar…… yo no quiero que me pongan nada……  … seguro que eso no lo vais a conseguir… ponerme … además yo entiendo de medicina un poco, eso parece un catéter … pero nunca había visto el sitio donde está conectado … además no me lo voy a dejar poner en la vena, eso seguro … porque esta tarde tengo que volver a Barcelona, tengo que adelantar un trabajo y no quiero quedarme aquí, y quiero salir de la
    cueva. Tengo que volver al coche……yo no quería que me lo pusieran.
  • R.- ¿Le inyectan o le extraen?
  • J.- Parece que están sacando … una cosa …
  • R.- ¿Tejido o líquido?
  • J.- Es líquido y están llenando … eso que tienen ahí delante … no sé que es………no me gustan. No se parecen en nada a los que veo … son casi tan altos como yo, un poco menos, pero su cara es horrible.
  • Carole.- ¿Cómo van vestidos?
  • J.- Están arrugados … no se les ve ropa …
  • Carole.- ¿Llevan algo en la cabeza?
  • J.- Parece que el que me la ha puesto tiene pelo, pero los otros no …
  • Carole.- ¿Qué color?
  • J.- Son grises … un gris muy sucio …
  • Carole.- ¿Qué edad parece representan?
  • J.- Unos treinta años.
  • R.- Preste mucha atención a mi voz, siga profundamente descansando. Cuando despierte, cuando salga de este estado, recordará perfectamente el rostro de uno de ellos y lo dibujará. Ahora siga, siga profundamente descansando y siga reviviendo lo que ocurre.
  • J.- Dan mucho asco, son como viscosos … además no quiero que me toquen … me están dejando como una cosa viscosa, un……
  • Carole.- ¿Qué hacen?
  • J.- Me están tocando los brazos…… y quiero que me saquen ya esto …
  • Carole.- ¿Le tocan la cabeza?
  • J.- No, la cabeza no, los brazos … ¿pero por qué no puedo mover las piernas? … no me puedo incorporar a verlas … tienen un tacto asqueroso … y ahora encima me están enganchando algo en el brazo … ¿por qué no me dejarán ya tranquilo volver al coche? … no voy a poder ni moverlo luego … yo no quiero que me metan nada en el brazo, tengo que dibujar … ¡No quiero! ¿Quién va a conducir hasta abajo? Tú no sabes … no vas a poderte…
  • Carole.- ¿De dónde son? ¿de dónde son?
  • J.- ¿Por qué no me lo quieren decir?……ellos saben de dónde vengo yo … No existe ese planeta … yo no conozco ningún planeta que se llame Casiopea de esos que decís……Aún no entiendo que hago yo aquí dentro … ni que queréis … ¿por qué estoy aquí, a ver? … no lo entiendo … cada vez me estáis confundiendo más y lo que me habéis metido en el brazo no me gusta nada. Si me quedan marcas lo van a ver … y nadie se lo va a creer … ¿Y por qué os interesa que nadie se crea lo que voy a contar? … además, yo no quiero contar nada a nadie … porque me van a tomar por loco, y yo no quiero … siempre he sido una persona muy seria y nunca me había pasado esto … … yo no creo que esté aquí dentro, no quiero creérmelo … lo tengo que estar soñando……menos mal que cuando me despierte todo habrá pasado … yo no estoy aquí dentro y vosotros no existís … no me lo puedo creer.
  • Carole.- ¿Sacan fotos con la caja, verdad? ¿Han sacado fotos?
  • J.- ¡Me están haciendo fotos a mí! ¿y para qué las quieren?
  • Carole.- ¿Con su caja?
  • J.- Con mi caja y con mi cámara, además, no saben manejarla, la van a estropear y es muy cara … ¿por qué están intentando hacerme fotos? …
  • Carole.- ¿Y que explicación dan? ¿por qué le inyectan en el brazo?
  • J.- Quieren sacarme algo pero no sé que es … les interesa, quieren hacer algo, otro como yo. Están locos, ellos sí que están locos
  • Carole.- ¿Hay otros seres humanos ahí en la cueva?
  • J.- Dicen que quieren hacer otro, otro que sea igual que yo …
  • Carole.- Ah… ¿Un clon? ¿han dicho qué?
  • J.- Quieren cambiarme.
  • Carole.- ¿Mentalmente?
  • J.- Quieren hacer otro igual que yo, y a mi borrarme. Pero no lo van a conseguir, seguro que no, porque yo tengo más fuerza de voluntad que ellos. Lo que pasa es que me están haciendo dormir…
  • R- Duerme ahora.
  • J.- No … no quiero …
  • R.- Duerme, si, descansa …
  • J.- No quiero quedarme dormido …… tengo que volver … yo quiero a algunas personas y si hacen otro como yo …
  • Carole.- ¿se pueden confundir?
  • J.- Es lo que quieren.
  • Carole.- ¿Es usted ahora Xavier?
  • J.- Claro que soy yo. Estoy seguro que no lo van a conseguir, aunque me hayan sacado eso no lo conseguirán … yo me acuerdo de quien soy, y sé lo que tengo que hacer ahora …
  • Carole.- ¿Qué va a hacer?
  • J.- Cogeré mi coche y lo llevaré a limpiar.
  • Carole.- ¿Por qué? ¿Está sucio?
  • J.- Si creo que sí.
  • Carole.- ¿Por qué?
  • J.- No sé … se ha ensuciado cuando ha caído algo pegajoso encima del capó.
  • Carole.- ¿Sí?
  • J.- Si, era grasiento y asqueroso … encima se me han comido el bocadillo que yo traía …
  • Carole.- ¿Dónde? ¿en qué sitio se lo han comido?
  • J.- Detrás del coche … han entrado no sé por dónde, porque está todo cerrado menos el maletero .. ¡Son tan repulsivos! Voy a tener que subir a lavar las fundas, éstas las he de lavar sin falta, y no quiero dormirme esta noche. Voy a pasarme toda la noche
    trabajando……si me duermo seguro que vienen con el otro.
  • Carole.- ¿Para qué quieren hacer este otro?
  • J.- Quieren cambiarme.
  • Carole.- ¿La mentalidad de usted?
  • J.-Y la persona.
  • Carole.- ¿A toda la persona y la mentalidad?
  • J.- Con el mismo físico otra persona va a haber, y no quiero que lo consigan …
  • Carole.- ¿Pero ese otro Xavier, puede ser positivo o…
  • J.- No lo sé.
  • Carole.- …negativo?
  • J.- Pero si viene el otro yo me moriré, no quiero.
  • R.- ¿Quién le corta el cabello?
  • J.- ¡Me lo están cortando ellos! … yo no puedo levantar la cabeza …
  • R.- ¿Para qué?
  • J.-Quieren copiarlo …
  • R.- Bien, Xavier, ahora descansa, descansa …
  • J- ¿Pero por qué quieren copiarse mi pelo?
  • Carole.- ¿Tiene algo que ver con los otros amigos suyos pequeñitos?
  • J.- No; los otros no quieren, me lo están diciendo … no les gusta lo que está pasando.
  • Carole.- ¿Por qué no intervienen?
  • J.- ¡Es un secuestro! No pueden, no les dejan entrar.
  • R.- ¿Cómo sale usted de la cueva?
  • J- Me sacan.
  • R.- ¿Cómo?
  • J.- Yo ya estoy sentado en el coche …
  • R.- ¿Y hacia dónde va ahora?
  • J.- Pero me falta el pelo …… mira, me faltan las llaves y no sé como entrar en el coche siquiera … sólo sé que detrás mío hay otro igual que yo, y no soy yo, y no es el espejo, ¿eh? Me he girado y lo he visto, está sentado en mi coche …
  • Carole.- ¿Dónde están las migas?
  • J.-Sí.
  • Carole.- ¿Hay un Xavier igual como usted?
  • J.- Va vestido igual que yo y todo, y lleva el pelo largo, no como yo. No puede ser un reflejo mío, yo llevo el pelo corto ahora y no sé por qué, yo no he ido al barbero.
  • Carole.- ¿Y este otro Xavier, va con usted en el coche?
  • J.- Ahora estamos entrando en la autopista y se ha pasado delante.
  • Carole.- ¿Está sentado al lado de usted?
  • J.- Está aquí.
  • R.- ¿Y qué dice?
  • J.- No dice nada sólo se ríe.
  • R.- ¿Usted no le pregunta nada?
  •  J.- No, porque parece mi hermano gemelo, va vestido igual que yo y todo.
  • R.- ¿Qué hace con él, lo hace bajar?
  • J.- ¡Pero está al revés! …
  • R.-¿SÍ?
  • J.- Está hecho al revés que yo. Es un reflejo.
  • R.- Sí. Cómo si estuviera delante de un espejo con más…
  • J.- ¡Sí, pero está vivo!
  • R.- ¿Qué hace con él?
  • J.- ¡Anda Dios! está conmigo, ¿no lo ve?
  • R.- ¿Ahora?
  • J.- Me está acompañando en el coche, estamos en el coche …
  • R.- ¿Cuándo baja del coche?
  • J.- Mira, lo voy a dejar ahora aquí en la calle Vallespír, me lo ha dicho él.
  • R.- ¿Vallespir, esquina a…?
  • J.- Esquina Condes de Bell-lloch.
  • R.- Justo.
  • J.- Tiene que irse a su casa. Yo tengo que irme a trabajar……además lo han visto bajarse … me acabo de encontrar con mi vecino …
  • R.-Sí.
  • J.- Pero no me ha dicho nada, ni le ha dicho nada, ni el otro habla … no sé siquiera si sabe hablar, ni me creo lo que está pasando, no puede ser hombre, yo estoy soñando. Además, hoy es domingo y las tiendas están abiertas ¿sabe, por qué? ¿Pero por qué están abiertas las tiendas hoy? Hoy es domingo … son las seis de la tarde …
  • R.- Bien. Ahora, Xavier, vuelve usted a estar aquí a mi lado.

 

Desgranando el asunto

La regresión*

“En una regresión hipnótica lo que se persigue es revivir o visualizar los hechos, en una situación tan traumática como la descrita, lo normal, es que el sujeto se hubiera dejado arrastrar por el pánico, cosa que no sucede, muy al contrario se muestra sereno y más pensando o recordando que visualizando un hecho, el relato parece proceder más de un ejercicio de memoria que de algo que está viendo en esos momentos. De hecho las numerosas pausas parecen más bien un ejercicio de introspección, y la forma recurrente con que acude a la palabra “además” no sugieren más que el reforzamiento de un recuerdo al que accede en ese momento”.
“En un estado hipnótico tan profundo como para permitir la regresión, el “transfer”(vinculo de dependencia que se crea entre el hipnotizador y el sujeto) se produce estando éste último en una realidad lejana a su entorno inmediato, sin embargo ,esta sesión parece de “café para todos”, la señora Rámis interviene preguntando al sujeto, y éste la oye y le contesta, lo que sugiere que su trance no es realmente profundo, si fuera así sólo obedecería a las órdenes del hipnotizador, y en ningún caso éste le ordena que escuche o responda a la Sra. Rámis”.
“La Sra. Carole Rámis actúa no sólo como elemento perturbador de la regresión sino también contaminador de la misma, ya que sus preguntas en muchas ocasiones intentan encaminar al sujeto a un terreno que por la razón que sea era de su interés (¿Pero ese otro Xavier, puede ser positivo o…) (¿Sacan fotos con la caja verdad? ¿Han sacado fotos?) en ese momento Javier no estaba hablando para nada de fotos, es la propia Carole quien lo saca a colación”. “No debemos olvidar que la Sra. Rámis no tenía la complacencia de sus colegas Ufólogos, es más algunos la tacharon de farsante”.
“Xavier ante la terrible situación que está viviendo parece más preocupado por nimiedades, como la suciedad de su coche que tenía que lavar, que por su propia supervivencia”.

*Fuente: (irohe.blogspot.com.es)

El Clon.

De vuelta a casa dijo ver que en el interior del vehículo había una segunda persona, y mirando por el retrovisor interior observó que en los asientos posteriores estaba “Él Mismo”. Alguien era su viva imagen, su otro yo, un ser que presentando las mismas facciones, los mismos rasgos e incluso la misma ropa que Xavier, pero que le resultaba completamente extraño y diferente. Era el negativo de su imagen, es decir, si el bolsillo de la camisa Hawaiana que Xavier tenía estaba en el lado derecho, en el otro personaje estaba en el izquierdo, la raya del peinado estaba en el lado contrario y así sucesivamente. Estuvo en el coche hasta que el “clon” le dijo donde tenia que parar para apearse (la avenida Diagonal de Barcelona).

El entorno.

No existe ninguna cueva, cavidad o gruta en las inmediaciones o cercanías del dolmen, como dice el fotógrafo que se le llevó.
Corre el rumor, pero es algo no constatado en Vallgorguina, que en la desmantelada iglesia de Santa Eulàlia de Tapioles, situada a unos cientos de metros del dolmen, entre la década de los 80/90 era lugar de prácticas Satanistas, y por ello, hay quien relaciona las supuestas reuniones de adoradores de Satán y su indumentaria con oscuros hábitos encapuchados, quienes podrían dar la solución a este caso. Sobre el tema de los adoradores de Satán, se de primera mano que algún canal televisivo ha pagado a gente para escenificar que se hacen cultos, tanto en la iglesia como en el dolmen, pero no deja de ser un puro teatro televisivo.
También se ha barajado la creencia que pudo ser drogado a base de LSD (Dietilamida del Acido Lisérgico) droga que actúa en cuatro fases:

  • Difuminación de la realidad, ensombrecimiento de los colores.
  • Llamada de meseta, aparecen visiones fantásticas y alucinaciones visuales.
  • El tiempo parece que se detiene y se experimenta una especie de traslación a otro mundo.

El tema de las drogas se sustenta por el supuesto empleo de sustancias psicotrópícas en reuniones de tipo chamánico, akelarres , etc…Pues en la sesión de hipnosis cabe recordar que Xavier dice que: “Le inyectan algo o le extraen algo del cuerpo”.

Las Cámaras de fotos.

Se sabe que llevó dos cámaras, una Olympus de 35mm ASA100 DIN21 (lo que hoy es ISO 100/21), para diapositivas en color( Ekta Chrome) y una cámara artesanal de caja de placas que había hecho el mismo.

mano2

Una de las cosas en tener en cuenta, es que era fotógrafo y dibujante, y junto con su hermano José María regentaban un estudio de dibujo y fotografía. Y dos, las fotografías eran de una calidad pésima para ser efectuadas por una cámara profesional. Las caras fueron efectuadas por la Olympus y las manos/garras por la artesanal. Cualquier profesional de los años 80 podía hacer trucajes para hacer fotos similares a las que “obtuvo” Xavier, y hay una cosa curiosa, si observamos las imágenes de las caras/rostros, son de un gran parecido a las láminas del test de Rorschar, siendo manchas sin volumen aparente.

El trayecto.

En el estudio que hizo Ribera sobre el caso existe un detalle que hay que tener muy en cuenta:

  • Estuvo fuera de casa 36h.
  • Xavier C por lo visto era una persona muy meticulosa y anotó los km antes de partir a Vallgorguina, por ello se sabe que hizo 250 Km y su depósito que dijo haber llenado antes de salir cuando regresó a casa estaba vacío.
  • Desde Barcelona a Vallgorguina hay sobre unos 40 km, pero el dijo tener en su cuantakilómetros un total de 250 Km realizados al llegar a su casa.

Esto abre una serie de dudas: ¿Los seres de Vallgorguina lo abdujeron dándole un paseo en coche?¿Fue realmente Xavier a Vallgorguina? y como conocedor de la zona ¿Como que siendo la pieza mas importante del lugar el dolmen, no hay foto alguna que avale el haber estado allí?

Las pruebas psicológicas.

La doctora María Blanch Cardoner, realizó pruebas a Xavier dando como resultado que este tenía un coeficiente de inteligencia superior a la media, y concluyendo que: “era una persona equilibrada y tranquila, sin desviaciones psicóticas pero con tendencia a la confabulación y la mentira”.

Un mensaje final

La base de este artículo se publicó por primera vez en Abril de 2012 en el blog  “La otra cara del misterio”, posteriormente se insertó en dos revistas digitales, a lo cual, en Junio de 2014 recibí amenazas de denuncia por derechos del honor por parte de la familia  Clarés. A día de hoy se puede decir con absoluta rotundidad que el caso Xavier C, no es mas que un fraude.

 

Safe Creative #1812269415971

 

 
Deja un comentario

Publicado por en diciembre 26, 2018 en El bulo tras el misterio

 

Etiquetas: , , ,

La descendencia catalana de Moctezuma

Por Juankar Moreno (mayo 2012)

Toloriu es un pequeño pueblo situado en el pirineo de leridano; de él se cuenta que estuvo enterrada la hija del gran emperador azteca Moctezuma, pues bien, todo lo que envuelve esta historia o leyenda está mezclado de supuestas verdades, invenciones, datos inconexos y hasta un fraude nobiliario.

Desde hace décadas se lleva difundiendo que: Joan IV Grau y Ribó, barón de Toloriu y alcalde de la citada población, participó en la conquista de México como capitán de las fuerzas de Hernán Cortés. Tras su hazaña, regresó con Xipahuatzin Moctezuma, hija del noveno emperador azteca Moctezuma Xocoyotzin o Moctezuma II, quien tras convertirse al cristianismo adoptó el nombre de María y se casó con este.

Supuestamente estos hechos ocurrieron en el año de 1532; María hija del último emperador azteca vendría al Pirineo desde tierras americanas de mano de Grau y tomaría como residencia el castillo de Toloriu.

El castillo de Toloriu a día de hoy es una casa fortificada (aún existente) conocida como la “casa Vima”. Sobre el término Vima se dice que es la traducción literal del azteca viniendo a decir: “señora”. Según el relato, María pasó en dicha casa el resto de su vida, y con ella, corre el infundado rumor que estaría enterrado un fabuloso tesoro traído desde su tierra original.

Otras fuentes mencionan una historia paralela exponiendo que: falleciendo la noble azteca el 10 de enero de 1537 fue sepultada junto al mencionado tesoro en la iglesia de Toloriu, justo bajo el altar mayor.

Ambos relatos coinciden en que tras la guerra civil española desaparecen sus restos (dato que nunca se ha podido demostrar). Se dice, que el matrimonio tuvo varios hijos que dieron nombre a un linaje con el nombre Grau-Moctezuma.

Tanto si es veraz como si no, realmente hay constancia de que muchas personas han buscado infructuosamente dicha fortuna. Entre los buscadores del tesoro se sabe que:

  • En el año 1934, unos alemanes compraron por valor 3.000 pesetas (unos 18€ a día de hoy) la casa de campo conocida por cal Caló y todas las propiedades situadas entre El Querforadat y casa Vima, sin encontrar las riquezas que esperaban.
  • En la década de los 60 (del siglo XX), unas personas originarias de Madrid, de las cuales no se tienen mas datos, trataron de hacerse con las propiedades de cal Caló y Vima, pero sin lograrlo.

Un hecho real fue cuando unos masovers (arrendatarios con derechos de explotación de una propiedad) encontraron unas monedas de oro en casa Vima y puede que quizás pertenecieran a ese supuesto tesoro de Moctezuma.
También hay constancia de que los herederos de otros masovers, disponían de unos pagarés donde se demuestra que los propietarios de casa Vima habían dejado dinero a diferentes personas de la Cerdaña. Quedando invalidados estos documentos en la Guerra civil.
Quizás el dinero prestado pudiera proceder también del hipotético tesoro azteca. No obstante, hay constancia que el banquero Calçot, de La Seu d’Urgell, había hecho público que los residentes de casa Vima le habían llevado muchas monedas de oro y algunas de países extranjeros.

Casa Vima

Volviendo otra vez a quien está sepultada bajo el altar, algunas fuentes aseguran que la persona sepultada en la iglesia de Toloriu no era María Xipaguazin, sino la hija del matrimonio María Moctezuma Grau, y allí estuvo desde el 10 de Enero de 1537  día en que fue enterrada hasta el año 1936, año de la destrucción de la tumba.

Para conocer que hay de real en esta historia es de absoluta necesidad tener que trasladarnos a ver el desarrollo de la dinastía de los Grau- Moctezuma.

  • La saga familiar de los Grau (originariaménte Guerau) eran nativos de la zona del Rosselló, hoy parte del estado Francés. Guillem de Guerau (Grau) era el señor de la casa en Borguja en el año 1190, este se casó con Joana de Queralt, con quien tuvo como “hereu” a Guillem II de Guerau (hereu es el hijo varón mayor, y según la tradición catalana el continuador de una saga o linaje). Sus hermanos, Martí y Bernat fueron a la conquista de Valencia a las órdenes del conde de Barcelona Jaume I entre los años 1232 y 1238.

Como veremos los Grau que conformaron la baronía de Toloriu fueron valerosos combatientes siempre cercanos a los condes catalanes.

  • Guillem II de Guerau, de la casa de Borguja, recibió del conde de Barcelona como recompensa a las acciones bélicas de la familia, el castillo de Grau (actualmente el castillo está en ruinas y en su lugar está la ermita de Sant Bartomeu de Grau), en el condado de Osona (Ausona). Contrajo matrimonio con Teresa de Castellnou Erill, hija de uno de los “Nou Barons de la Fama” o “Nou Cavallers de la Terra” (los cuales reconquistaron los territorios ocupados por los sarracenos). De su prole, Guillem III continuó con la casa de Borguja al ser el hereu, mientras que sus otros hijos, Pere fue almirante de Catalunya-Aragón, Jaume se instaló en Morella (Castellón) y fue el originario de la casa Grau de Morella, y Romeu llegó el 1234 a ser alcalde General de Catalunya.
  • Guillem III de Guerau se casó con Maria de Vilar y tuvieron tres hijos: Guillem IV que continuó la casa de Borguja, Pere, que estuvo a las órdenes alrededor del año 1242 del conde-rey Pere II el Gran (Pedro III de Aragón) y dio origen a la casa de los Grau de Aragón (posteriormente antepondrían el apellido Gállego al Grau), y Joan que fue religioso; asímismo tuvieron también dos hijas: Elionor y Teresa.
  • Guillem IV de Guerau, del cual se sabe por unos pergaminos que compró unas tierras alrededor de Toloriu y Bar, se casó con Antonia de Cazelles y tuvieron siete hijos: Guillem V, que continuó la saga y los hermanos Inés, Elionor, Maria, Esteve, Joan y Antoni.
  • Guillem V de Guerau establecido completamente en Toloriu, fue dueño de una casa-fortaleza y de unas tierras conocidas como Casa Grau. Realizó la reconstrucción de la casa para ampliarla como castillo, y asesorado por la casa de los Pinòs de Bagà, se inicia en la constituida Orden del Temple. Guillem V se casó con Joana de Fabra y tuvieron cuatro hijos: Guillem que siguió la casa Grau, Joan que fue capitán de las mesadas de su padre, Pere, y por último Francesc que llegó a ser obispo de la Seu d’Urgell.
  • Guillem VI de Guerau participó activamente con el conde en las guerras de Cerdeña bajo la cruz del Temple, se casó con Francesca Vilar de Cardona y tuvo dos hijos: Guillem, que murió jovencito, y Joan Pere, que continuó con la casa Grau de Toloriu.
  • Joan Pere de Guerau estuvo al servicio del rey Pere III de Catalunya (Pedro IV de Aragón) el Ceremonioso desde el año 1336 con el que combatió en diversas batallas; el conde-rey en agradecimiento a su contribución le dio el castillo de Tahus, tal como señala un pergamino custodiado en el archivo de la corona de Aragón del año 1315, folio 55, Audiencia Territorial 4121 que cita:

”YO PEDRO EL CEREMONIOSO, REY DE LOS ARAGONESES, A NUESTRO DILECTISIMO JOAN PERE DE GRAU” (“Jo Pere el Bona Memòria, rei d’Aragoneses, al dilectíssim nostre Joan Pere de Grau”.)

Joan Pere nombrado barón de Toloriu se casó con Elionor de Castellnou i de Montcada y tuvieron cinco hijos: Pere continuador de la saga, Guillem que fue barón de Guerau y conseller de Barcelona, Joan que fue presbítero, Antonia, y Margalida que se casó con el noble Anton de Aroles.

  • Pere de Guerau o de Grau, barón de la casa-fortaleza de Toloriu i del castillo de Tahus se casó con Gertrudis Vidal, teniendo tres hijos: Pere continuador de la casa pero falleciendo en un enfrentamiento contra las fuerzas francesas, Nicolau que fue clérigo y Mosén Joan, quien se hizo con la casa tras morir su hermano Pere.
  • Mosén Joan I de Grau, barón del castillo de Toloriu, según consta en muchos pergaminos, compró muchas tierras y se casó con Maria de Arnau, con tres hijos: Pere que murió siendo pequeño, Josep, y Joan continuador de la saga.
  • Mosén Joan II de Grau, barón del castillo de Toloriu, según un pergamino datado el 12 de noviembre de 1428, compró unas tierras en Bar. Se casó con Doña Gracia, de origen noble y tuvieron un hijo llamado Joan.
  • Mosén Joan III de Grau, barón de la casa Grau en Toloriu, se casó con Angelina de Ribó, de la población de Ortedó, tuvieron tres hijos: Joan el primogénito, Maria, y Pere, quien hizo de embajador en 1460 en la ciudad de Barcelona delante del conde-rey Joan II de Catalunya-Aragón para solicitar la libertad del príncipe Carlos de Viana, heredero legítimo del reino.
  • Joan IV Grau y Ribó, barón de Toloriu y alcalde del mismo, participó en la conquista de México como capitán de las fuerzas de Fernándo de Aragón señor de Cortès. Cuandó regresó contrajo matrimónio con Xipahuatzin Moctezuma, quien adoptó el nombre de María. Tuvieron un hijo Joan Pere de Grau-Moctezuma, barón de Toloriu y emperador legítimo de México, el cual fue bautizado el 17 de mayo de 1536 en la parroquia de Sant Jaume de Toloriu.
  • Joan Pere Grau Moctezuma, heredero de la corona azteca, reclamó delante de Castilla las tierras y bienes que le correspondían de su madre, recibiendo como única respuesta que renunciara a sus derechos sobre la corona de México. Se casó con Clara de Albors, natural de Sant Pere de Lles. Según consta en sus capítulos matrimoniales ante el Notario Real de la Seu d’Urgell, Bartolomé Aragall, el 26 de enero de 1563. En nombrados documentos se le da el título de príncipe. Capítulos en los cuales los padres de Clara de Albors ceden todos los bienes de los Albors al hijo de estos, que fue el príncipe Antoni.
  • Antoni Joan Jaume de Grau-Moctezuma, barón de Toloriu, aparece bautizado en la parroquia de Sant Jaume de Toloriu el 21 de setiembre de 1570, y se casó su prima Maria de Grau con la que tuvieron tres hijos: el príncipe Nicolau Joan Antoni que continuador de la saga, Margarida, y Jaume (la línea de Jaume se unió con los Grau de Aragón, que antepusieron el patronímico al nombre y se les conoce como Gállego-Grau, y la baronía volvió a juntarse con la de Toloriu).

Algunos títulos de los descendientes fueron concedidos por Felipe II debido a la renuncia que hizo expresa Pere, uno descendientes del legado azteca a favor de la corona española. Los títulos fueron ratificados por Felipe IV en el año 1627, por Carlos II en el año 1684, y por Isabel II en 1866.

guillermo_moctezuma.jpg

Guillem Grau Rifé bajo el aspecto de Guillermo III de Grau-Moctezuma

A mediados del siglo XX, apareció un nuevo descendiente, Guillem Grau Rifé, quien se autoproclamó S.M.I (Su Majestad Imperial) y Real príncipe Guillermo III de Grau-Moctezuma, como descendiente legítimo del barón de Toloriu y de Moctezuma II por vía de su hija María. Representando el papel de legítimo descendiente de Moctezuma Grau Rifé hizo uso y abuso en beneficio propio de la corona azteca. Se definió como príncipe de México en el exilio y vivió mediante un círculo de vanidosos a los que concedía títulos, medallas y cargos por los que le aportaban una suma considerable de dinero. La primera noticia de Guillem Grau aparece en el año 1952 acusado de estafa.
Guillem Grau era hijo de un industrial barcelonés, su ego era tan grande que quedó reflejado en las tarjetas que se hacía imprimir con el título anteriormente mencionado. Organizaba cenas a las que invitaba a todos los miembros de la corona azteca que él mismo había investido. Cuando fue detenido por estafa por la policía barcelonesa y tras las indagaciones se conocieron las cantidades que obtuvo por expedir títulos:

  • 200.000 pesetas (1200 Euros ) por un condado.
  • 300.000 pesetas (1800 Euros) por un marquesado.
  • 1.000.000 de pesetas (6000 euros) por un ducado.

De igual modo, distribuyó un centenar de condecoraciones entre diplomas, medallas y cruces, jerarquizándolas entre comendadores, oficiales y grandes oficiales.

guillermo_moctezuma.jpg

ABC. 24 Febrero 1952

Lluís Montal presentó una denuncia contra Grau Rifé ante la gran cantidad de gastos que ocasionaba el cargo que tenía la empresa “Tyles Oil Products”, con sede en Vía Laietana 38 de Barcelona, de la que Grau era director gerente. Parte del dinero de la empresa iba a parar a cuentas corrientes abiertas a nombre del supuesto emperador. Grau montó tal entramado que personas de clase adinerada, autoridades e incluso el presidente del Tribunal Supremo en 1960 habían recibido condecoraciones. Sobre este último incluso salió fotografiado en los periódicos de la época recibiendo la Soberana e Imperial Orden de la Corona Azteca, con el cargo de “Caballero del Gran Collar”. Al acto asistieron, entre otros, el secretario decano de la Sala Segunda del Supremo, Ruperto Lafuente.

Grau ya rozando la extrema ridiculez y lo absurdo expidió incluso el título de paje real, que otorgó en agosto de 1972 a un nieto del entonces alcalde de El Vendrell (Tarragona), o el de pastelero de honor de la corona azteca,  entregado en enero de 1974 al pastelero Ramon March.

Tras su detención, Guillem Grau reconoció la falsedad de toda la historia y dijo “estar equivocado y no tener fuerza moral para acabar con el asunto … Que lo hizo por su hija”. Tiempo después y con el bagaje de la experiencia obtenida vuelve a ser noticia. Grau quien huyó en los años 60 a Andorra hace otras estafas y es detenido de nuevo en 1987. Entre los delitos de los que le acusaron cabe destacar una estafa a la Generalitat de Catalunya.

Los lazos del reino de Moctezuma con Toloriu son muy imprecisos e inexactos, ya que los documentos de la época se contradicen. La saga de los nobles mexicanos con la trama capitaneada por Guillem Grau Rifé no tiene ningún nexo con el árbol genealógico de los Moctezuma. Y digo bien capitaneada, porque la estafa de Grau no fue una gesta en solitario, su buen amigo, el marqués de Haro, llegó a ser jefe de la Casa Civil de Moctezuma y en 1992 presidió todavía una investidura en el castillo de Albatàrrec (Lleida), aunque había en aquellos momentos una orden de busqueda y captura contra él. Entre las hazañas del marqués de Haro está el hecho de haber sido juzgado en 1975 por falsificación de billetes de mil pesetas.

Retomando de nuevo la supuesta descendencia de Moctezuma en Toloriu existe un escrito de 1977, del entonces ministro de Gobernación, Rodolfo Martín Villa, en el cual afirma que “consultados los correspondientes archivos, no ha aparecido ninguna documentación relacionada con el tema”. Por otra parte, Amada López de Meneses, doctora en Filosofía y letras por la Universidad de Madrid, miembro del (CSIC) Consejo Superior de Investigaciones Científicas y colaboradora del Instituto de Historia de Buenos Aires, quien consiguió su doctorado en un exhaustivo estudio sobre los descendientes de Moctezuma afirmó categóricamente que: “no existió nunca el principado de Moctezuma. Sólo existió el condado, elevado a ducado por Isabel II. Si existiera un hijo con el derecho de ser príncipe de Moctezuma, debería ser descendiente de la rama masculina, nunca de las dos mujeres”.

Lo que es cierto es la gran cantidad de tinta derramada en torno a este asunto. Francesc Gurri Serra habla extensamente de esta historia en el número 10 de la revista “Amigos de la ciudad” correspondiente a marzo-abril del año 1965. En ella hace mención de un acta notarial referente a la copia del testamento de María Xipaguazin Moctezuma, ratificada por el notario Manuel Pallàs de Torrents, del Ayuntamiento de Benabarre “Baja Ribagorza de Aragón”, que dice lo siguiente: “Certifico, doy fe y testimonio de verdad que se me exive un testamento otorgado por la princesa María Chipaguazín-Moctezuma ante el rector de Toloriu, a siete de noviembre de 1536.”
En toda esta historia, no carente de picaresca, apareció en escena Guillem Grau Rifé el cual, según dijo, era descendiente del noble catalán Joan Grau Ribó, barón y señor de Toloriu, lugarteniente de Hernán Cortés y que, según la leyenda, se casó con la princesa María Xipaguazin.

En la Biblioteca de Cataluña, en la “Colección de documentos relativos al descubrimiento, consulta y organización de las antiguas posesiones de ultramar”, en la página 52 del volumen 18, consta que: “María Xipaguazin o María Moctezuma, murió soltera. Su supuesto marido, Joan Grau, no consta ni figura entre los pasajeros de Indias, ni tampoco entre los conquistadores ni pobladores de México o Nueva España.” Es por ello, que hubiera no podido ser lugarteniente de Hernán Cortés, como aseguraba el presbítero de la diócesis d’Urgell Antoni Soldevila en unos artículos publicados entre 1976 y 1977. Soldevila también citaba de manera apasionada que “Joan Grau fue conquistador de imperios con el amor en lugar de las armas.”
Mosén Antoni Soldevila llegó a publicar hasta doce artículos en la revista “Església d’Urgell”, con la pretensión de divulgar lo que calificó de gran epopeya histórica de D. Joan Grau. Las reivindicaciones de Mosèn Soldevila no se detuvieron, y en un escrito pidió a la Diputación de Lleida que convirtiera casa Vima en un museo, cosa que nunca se llevó a término.
En Toloriu, hay una placa en la fachada de la iglesia, en la que se puede leer:

Iglesia_de_Toloriu_-_placa_a_Xipaguazin_Moctezuma_y_Juan_de_Grau-Gaianauta.jpg

El capítulo de los caballeros de la Orden de la Corona Azteca de Francia a la memoria de SAI Princesa Xipaguazin Moctezuma, esposa del noble Joan Grau, barón de Toloriu, muerta el año 1537. Firma la placa, fechada en 1963, el caballero L. Vilar Pradal de Mir.

L. Vilar Pradal de Mir fue otro de los numerosos pseudónimos de este oscuro y singular personaje llamado Guillem Grau Rifé.

Safe Creative #1812069253780

 
Deja un comentario

Publicado por en diciembre 6, 2018 en El bulo tras el misterio

 

Etiquetas: , , ,

El conde Estruch.

Por Juankar Moreno (Mayo 2011)

untitled.png

Aunque las leyendas de “chupasangres” se dan por hecho ser originarias de Hungría, Chequia, Rumanía y otros de los llamados pueblos eslavos a partir de mediados del siglo XVII, momento donde apareció por primera la imagen del vampiro actual para designar a los seres malignos que se alimentan de chupar la sangre de sus víctimas. Una de las leyendas mas antigua sobre los no-muertos es la del conde Estruch, Estruc o Struc y esta se sitúa en tierras catalanas durante el siglo XII.

Sobre la etimología de Estruch hay diversas posturas, pero en suma, todas nos llevan como origen a países situados en la zona de los montes Cárpatos.

«Incidentalmente la palabra eslava Strigoi, que ahora significa monstruo u hombre lobo originariamente hacía referencia a pájaros nocturnos que chupaban la sangre de los niños» M. Summers

En rumano la palabra «strigâ, -gi» se refiere a vampiro. De dicha lengua pasó al eslovaco «striga», «strigno», al polaco «Štrzyga», «Štrzygonia» y también al albanés «shtrigë» (bruja), y del rumano también al latín como: «striga» o «strix». Strix aparece bajo tres conceptos totalmente dispares: «strιga, -ae » que ha llegado a la actualidad como estría, y también el topónimo Istria; «striga» también es el nombre que se le daba al ave nocturna por excelencia: la Lechuza o Gran Duque; y, por último, tenemos «strιx» o «strigis», vampiro o especie de hechicero.

Retornando al tema en cuestión, sobre los acontecimientos del supuesto vampiro de la población catalana de Llers existen dos leyendas distantes por 39 años.

La primera leyenda

Cuenta la leyenda que existió un noble venido de las cruzadas, el cual, participó en la batalla de Las Navas de Tolosa en el verano de 1212. Conocido como el conde Estruc y estando al mando del rey Pedro II de Aragón, luchó contra los Almohades de Muhammad An-Nasir para refrenar el avance musulman por la península.
Tras ganar las tropas cristianas y como gratitud a la función desempeñada, Pedro II de Aragón, premió su valía demostrada concediéndole una villa en la cual construyó un castillo.

Quedándose prendado por las tierras obtenidas e instalándose en su nueva morada empezó a tener ciertos conflictos con las hechiceras que habitaban la comarca de L’ Empordà.  Y por ello, gestó una caza de brujas para eliminarlas de su  territorio. Estas, a su vez, utilizando sus mejores magias y hechicerías, le lanzaron una maldición, que no sería solo en vida, si no, que perduraría también tras su muerte.

Falleciendo Estruc, empezó a correr el rumor que el conde se aparecía tanto por las inmediaciones de su castillo como por varios lugares de la población de Llers, y todo ello con la finalidad de tomar venganza y exterminar a las brujas y hechiceras de la comarca. De ello se decía que sus victimas tuvieron un terrible final, muriendo como si les absorbiesen la sangre.

De aquí parte la leyenda de éste “vampiro” o “no muerto” que deambula, saliendo de su tumba, para arremeter vengativamente contra las mujeres que le hicieron daño en vida. Pero una vez acabada su gesta con las brujas y no dándose por satisfecho con ello, acaba también con parte de sus súbditos, amigos y con todo aquel que morara en las inmediaciones; hay numerosas pérdidas y desapariciones en la localidad y cercanías.

Llegando al punto álgido de la leyenda y siendo el conde ya conocido como el “Gran Vampiro” y sin medio alguno para retornarlo a la tumba, la leyenda se resuelve por medio de las prácticas de un “mago judío”, quien residía en la cercana ciudad de Figueres.
El mago creando un conjuro hizo volver al conde a su sepulcro y tras un largo ritual, clavándole una estaca y decapitándole dio fin a las andanzas del conde. Se dice que desde entonces jamás de vio merodear a Estruc por las tierras de L’empordà

La segunda leyenda

Durante el reinado de Alfonso II de Aragón, en 1173, siendo este menor de edad y de ese modo absorbiendo el poder Guillem Torroja (Obispo de Barcelona), manda este a Guifré conde de Estruch a los Pirineos para luchar contra el paganismo y la brujería. Estruch se instala en la población de Llers y se instala en su castillo.

Asesinado de viejo, cuentan que Guifré volvió a la vida convertido en un joven atractivo y endemoniado. Chupaba la sangre a la gente, seducía a las bonitas y jóvenes doncellas de la comarca, dejando embarazadas a muchas de ellas. Se dice que, pasados los nueves meses de gestación estas mujeres parían pequeños monstruos que morían al nacer. Las correrías maléficas del conde duraron varios años, hasta que finalmente, el desencarnado fue encontrado y muerto por una vieja monja.

Otra versión cita que fue un ermitaño de origen judío quien le hizo descansar en paz con un sortilegio ancestral relacionado con rituales cabalísticos.

Una variante de la leyenda ocurrida en 1173 afirma que, Estruch murió asesinado por envenenamiento a manos de su propio capitán, llamado Benach. Este lo asesinó bajo encargo de la propia hija del Conde, Núria, pues esta le profesaba un gran odio.

Sobre su conversión vampírica se especulaba que se debía por la quema sin piedad que realizó a las condenadas por brujería, quienes lo condenaron a una vida eterna para aterrorizar a su gente y chuparles la sangre.

3-0.jpg

¿Quien fue el conde Estruch?

No se sabe con certeza la existencia real de tan extraño personaje, se han barajado varios nombres de la época sin finalmente llegar a una conclusión. Los candidatos con más peso son los siguientes:

  • Arnalli Strucionis (Arnal o Arnau Estruch), la única referencia histórica que se dispone es una lápida situada en la iglesia de Sant Feliu en Girona, donde expresa que allí está enterrada Arnaldeta Sitjar, esposa de Arnalli Strucionis. Puesto que en aquellos tiempos en las iglesias y los monasterios únicamente se enterraban a religiosos o familiares de nobles importante rango, se podría suponer que la familia Strucionis eran de alto cargo y privilegio. De Arnallis se abre dos grandes dudas: si su esposa fue enterrada bajo los honores nobiliarios, su marido debería estar enterrado de igual modo, cosa que no es así y se desconoce su  sepulcro. Y dos, no hay existencia alguna en documentos históricos que reseñen la existencia de tal personaje, tan solo la inscripción en la lápida de Arnaldeta.
  • Arnau de LLers (1107-1164), hijo y heredero de Guillem de Cervià y de Maiasenda, heredera de Llers, y nieto, por línea paterna, de Godofredo Bastons. Fue un personaje importante de la corte de Girard II de Rosellón y de la de los condes Ramón Berenguer III y Ramón Berenguer IV de Barcelona. Luchó con este último en la reconquista de Lérida frente a los sarracenos, también le acompañó a Arle (1150) llegando a ser uno de los albaceas de la reina Petronila en 1152. Arnau era amo y señor del castillo de Llers y era Señor de Llers, Cervià i Vilafreser. Además, tuvo la castellanía del castillo de Lleida.

Los castillos de Llers 

En las cercanías de la villa de Llers han existido una docena de castillos, pero de la época en la cual supuestamente vivió Estruch documentalmente solo cuatro, siendo los siguientes:

Castell de Llers. Situado en el  centro del pueblo conforma un recinto amurallado de planta cuadrada centrado por una torre cilíndrica (torre del homenaje). Junto a la muralla por la parte interior existen restos de construcciones, edificado en la segunda mitad del siglo XIII sobre una fortificación anterior.

En el año 1107 Arnau de Lerç y Bertrán de Lerç fueron firmantes testamentales citando que pasarían a los condes de Barcelona todas sus propiedades a estos en el caso de morir alguno de ellos sin hijos. Este documento delegaba el condado de Besalú a la casa de Barcelona, ​​hecho que se produjo en 1111 al morir Bernat II sin heredero.

En la segunda mitad del siglo XII otro Arnau de Llers reunió por herencia dos grandes feudos, el de Llers y el de Cervià de Ter (los terrenos comprendían Púbol, dominios en Bordils, Juià, La Pera, Caçà de Pebràs, baronía de Llers, San Lorenzo de la Muga, Bassegoda, Rocabruna, Beget y Segueró). Arnau de Llers ostentó también la castellanía de Lleida. Se supone que participó en la conquista de esta ciudad, en el año 1149, hecha por el conde Ramon Berenguer IV.

Guillem de Cervià, hijo de Arnau, heredó la baronía de Llers y más tarde la vendió al vizconde de Rocabertí.

El año 1212 el conde Pedro II daba privilegio a Guillem de Cervià para que se pudiera hacer mercado en Llers todos los lunes. Se cree que la venta de Guillem de Cervià a los Rocabertí se produjo entre los años 1212 y 1276.

El año 1279 los Rocabertí de Perelada ya constan como señores del castillo de Llers.

En el año 1285, después de una fuerte y larga resistencia el castell de Llers fue ocupado por las fuerzas invasoras de Felipe II que después de su conquista ya encontraron expedito el camino de Girona. Según la Crónica de Bernat Desclot el cardenal legado del Papa coronó en Llers a Carlos de Valois, hijo de Felipe, como rey de Aragón.

En todo este proceso no hay mención ni referencia alguna a Estruch

Castell de Molins. Localizado a media hora del río Muga en el lugar llamado Torrent d’en Gusch. El señor del castillo, a principios del año 1200, se denominaba Molins Llorens; se supone que de éste se deriva el  topónimo del vecindario.

Castell d’Hortal. Se situa a 1km. de la villa de Llers. Quedan pocos restos pero se conoce que era una fortaleza pequeña formada por una torre y una muralla que la rodeaba. La torre(que no toda la construcción) puede datar de los siglos XIII-XIV. El año 1099 Dalmau Berenguer de Quermançó dio al conde Bernat II de Besalú el castillo de Hortal.

Castell de Desvinyol. Documentado el siglo XII, Gallart Desvinyol era su propietario y señor por sucesión y descendencia de los señores del Castell d’Hortal.

La destrucción del Castell de Llers

download.jpg

El castell o castillo de Llers resultó muy dañado durante las guerras del siglo XVII y XVIII y fue rehabilitado en el XIX a raíz de las guerras carlistas.
Se dice que al ser la población prácticamente destruida y quemado el castell en la Guerra Civil Española se perdieron todos los documentos habidos en su interior, por ello, hay un total desconocimiento sobre la supuesta identidad y realidad del conde Estruch. Existe otra variante sobre la destrucción del castell en el s. XX  atribuida al folklorista Joan Amades, quienes sus adeptos siempre han intentado mantener fuera de la bibliografía oficial del escritor. Según varias fuentes, Amades había dinamitado un castillo medieval una noche de septiembre de 1938.

Fue a través de encontrarse unas notas del folklorista, las cuales exponían alguna referencia sobre el asunto, cuando algunos historiadores se pusieron manos al asunto sobre la vida del Vampiro Estruch, y se pudo esclarecer la verdadera razón de aquellos hechos tan desagradables. Joan Amades quedo trastornado:

“Me siento literalmente conmocionado (cita en sus notas) al saber que el Señor Estruch había violado mujeres tanto vírgenes como casadas, y que en el castillo se celebraban orgías en donde se abusaba de sustancias malignas y donde danzaban tanto jovenzuelos como mujeres respetables de la región sin orden ni concierto, desnudos y sin escrúpulos.”

Parece haber constancia (desde el prisma de Amades) que también asistiesen monjas del convento de Sant Joan de les Abadesses a aquellas bacanales, ya que en sus Anales se registran continuas expediciones a Llers, minuciosamente documentadas entre 1215 y 1226. La abadesa Emm (hija de Guineguilda y Guifedro el Velloso) escribió:

“E mos en anam de dreit au pla de Llers de bonhora”, texto que Giraut de Bornelh recoge y que finalmente el profesor Vallcorba traduce como: “De buena mañana salimos a degustar los placeres de Llers”.

El talante beato de Amades digirió muy mal toda aquella información sobre un Señor  Estruch tan lascivo, y parece ser que al instante decidió tirar todos los apuntes que tenía sobre él al fuego. En su correspondencia con Josep Torras Bages, hay una carta dirigida al obispo donde le expone: “es muy complicado enderezar la memoria de Estruc de Llers: ni tan siquiera esforzándome a fondo no se me ocurre la forma de presentarlo a los ojos de la buena gente de Cataluña, a sus chiquillos ansiosos de aprender de nuestros prohombres. Sería impío, escandaloso, libertino (…)”.

Mas adelante, Amades fue preso por un inexplicable furor destructivo. Tal como escribió en su correspondencia con el obispo Irurita: “el señor de Estruch es como un estorbo, un sucio insecto, entre mis trabajos. Me desplace que no fuera de linaje verdaderamente catalán – quizás húngaro, o vete a saber si rumano- y eso explica una conducta tan poco adecuada, tan rastrera, tan forastera…”

“He tenido noticias que el vampiro, en Rumanía, recibe el nombre de Strigoi. No hace falta ser demasiado erudito para ver una etimología tan esclarecedora (…). No encuentro la manera de separar el vampiro de toda la suciedad inmunda que los descreídos llaman erotismo, que asco siento dentro de mí (…).”

Amades adquirió de un falangista amigo suyo de Figueres dos cajas de explosivos y en la noche del 5 de septiembre de 1938 procedió a la destrucción el castillo. Se acusó de estos hechos a las milicias de la FAI que por entonces rondaban por la zona a la búsqueda de curas furtivos. Amades tenía escasos conocimientos de arquitectura, y afortunadamente
las explosiones no consiguieron derribar completamente el edificio. No obstante, con el incendio que se produjo, todos los archivos y documentos desaparecieron pasto de las llamas.
Monsieur de Laborde, afirma en su Itinéraire descriptif de l’Espagne que al pasar por Barcelona tuvo la ocasión de visitar al último hombre mordido por un vampiro, que permanecía preso de grandes dolores y penas en el convento de los Ángeles. Las iniciales del desgraciado eran J. A. G, coincidencia que hace sospechar de Joan Amades i Gelats.
Más aún cuando según palabras de Alexandre de Laborde, la víctima le transmitió la siguiente afirmación: “Strigoi, Estruch el maldito, yo le dejé sin casa y él a mi sin sangre.”

¿Hubieron brujas en Llers?

El folklorista Cels Gomis (1841-1915), aporta testimonios que atribuyen a las brujas muchas de las características que se adjudicaban a las hadas. Se entiende que la gente de un pueblo caracterizara de brujas a todas las mujeres de otra población, Así, cuando narra que la gente de Figueres iba cada sábado a Llers a ver cómo se peinaban las mujeres que tenían que ir al Canigó para el sabat, se asimila que el hecho de peinarse a menudo se atribuía a personajes como dones del aigua, hadas etc. (porque lucían una cabellera larga). Se encuentra ante un testimonio que considera la gente de Llers cercana a otro origen, con características similares a las brujas.

El escritor Pere Corominas (1870-1939), el cual era hijo adoptivo de Llers por parte de madre, pasó una temporada en la nombrada población para escribir su obra “Les gràcies del Empordà” en su libro titula a un capítulo “Les plagues de Llers”, si en algún momento el tema de las brujas hubiese tenido tanto peso en la población con casi total seguridad Corominas hubiese citado esa “gracia” o “desgracia” y no fue así.

Joan Amades (1890 – 1959) citado en el apartado del castell de Llers, trató el tema de la brujería y en concreto las de esta población, tanto en su obra de 1924 “Bruixes i bruixots”, la cual presentaba la tipología, artes y embrujos más comunes como en el “Costumari Català”, editado en 1952, donde recogía costumbres, festejos o dichos populares catalanes.

Carles Fagés de Climent (1902 – 1968), publicó en 1924 su libro de poemas ”Les Bruixes de Llers” edición ilustrada por Salvador Dalí, ante la escasa documentación recopilada en Llers, compiló leyendas de la comarca para crear su obra aun dándole como nombre el de la población.

Llegado este punto podemos decir en base a todas las referencias sobre el tema de la brujería en Llers que, absolutamente todas se centran en obras escritas de finales del S. XIX a principios del XX, y que con casi toda seguridad, todo lo que se divulga como un acto histórico es un mero invento. Por otro lado, sobre el conde Estruch tampoco se tienen datos congruentes, y se puede conjeturar que su figura puede ser una mezcla de personajes de la época junto a fábulas populares dando como finalidad dicho relato (en cualquiera de sus versiones), aunque el objetivo de este trabajo es que cada cual, bajo todo lo aportado tome su propia conclusión a la pregunta ¿Existió o no existió el conde Estruch?

Bibliografía:

  • La Cataluña bruja –  Miguel Aracil – Ed. Bastet 2003
  • Segunda guía maldita de Cataluña – Miguel Aracil – Ed. Bastet 2002
  • La brujería y la superstición en Cataluña – J.  Tomeo y J.M. Estadella – Ed. Geminis 1963
  • Bruixeria a Catalunya – Joan Guillemot – Ed. La paraula viva – 1976
  • Costumari Català, el curs de l’any  – Joan Amades – Ed. Salvat 1950
  • Bruixes i bruixots – Joan Amades – Ed. El mèdol 2002
  • Vampiros: magia póstuma dentro y fuera de España – Flo, Ferran y Ardanuy – Luna Negra Ediciones 1994
  • Vampiros: El mito de los no muertos – N. Indurain y O. Urbiola –  Tikal ed. 2000
  • Varios en internet

Safe Creative #1812039231480

 
Deja un comentario

Publicado por en diciembre 2, 2018 en El bulo tras el misterio

 

Etiquetas: , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: