RSS

El desdoblamiento del tiempo

Por Lucile y Jean-Pierre Garnier-Malet

“Desdoblarse para explorar un espacio no es ninguna imaginación, es una ley física que permite crear el mejor futuro antes de vivirlo.”

desdoblamiento_tiempo.png

Ya estamos acostumbrados a un desdoblamiento del espacio, aunque sólo sea para comparar resultados.¡Encerrad ratas u hombres en dos jaulas idénticas, para superar el mismo obstáculo, alimentadlos de manera diferente y luego observad los resultados! Podéis deducir que unos alimentos son mejores que otros.

El uso de dos espacios similares permitiría pues prever un mejor futuro.

Este tipo de experiencias son llevadas a cabo de manera habitual en los laboratorios farmacéuticos o en competiciones deportivas, para probar la eficacia de un medicamento, de un alimento o de un entrenamiento. En nuestra vida diaria, no dejamos de comparar nuestras experiencias del pasado, para así intentar revivir la mejor. El desdoblamiento del tiempo va mucho más lejos.

Imaginaos que utilizáis dos mundos idénticos en donde el tiempo no transcurre a la misma velocidad. Mientras un tiempo imperceptible de una mil millonésima parte de segundo transcurriría en el primero, el segundo viviría en un tiempo acelerado, digamos que durante horas, lo cual permitiría aprender tranquilamente cual es la mejor manera de franquear ciertos obstáculos. Un intercambio de información entre los dos mundos daría de manera instantánea en el tiempo normal la información necesaria para llegar directamente al objetivo de manera instintiva o intuitiva. Además, los numerosos fracasos realmente vividos en un mundo serían memorizados en el otro para de esta manera nunca tener ni ganas ni la idea de vivirlos.
El éxito vendría de la actualización de la mejor experiencia gracias a un buen intercambio de informaciones debido a aperturas entre ambos tiempos. Claro está, cada pregunta tendría múltiples respuestas creando así infinitos futuros posibles, y cada respuesta sería la consecuencia instantánea de la mejor elección entre esta diversidad de potenciales. Ahora bien, para estar seguros de tener la respuesta adecuada a la pregunta adecuada, no sería mejor ¿”desdoblarse”en ambos tiempos?

Fue demostrado hace muchos años que la relatividad del tiempo estaría de esta manera al servicio del hombre, como todas las otras propiedades científicas perfectamente establecidas. En efecto, este desdoblamiento permitiría crear, poco a poco, potencialidades futuras y actualizar inmediatamente, de manera instintiva, la mejor de ellas.

El movernos hace que envejezcamos más lentamente

Todos habéis oído hablar de la relatividad del tiempo establecida por Einstein, y a pesar de ello, no os creéis capaces de entender y, sobre todo, de poner en práctica, una teoría tan complicada establecida por este gran genio.
Sin embargo, sois mucho más sabios de lo que imagináis pues usáis esta propiedad física a cada instante, para vuestra supervivencia. Ésta está tan inculcada en nosotros que no le prestamos ninguna atención. Hemos nacido con ella y la utilizamos continuamente para nuestra supervivencia. La conocemos tan bien y nos parece tan lógica, que la ignoramos, pura y llanamente. Sin embargo, es fácil recordarla, sin necesidad de creernos sabios. Esta curiosa relatividad fue de tal exactitud, que al principio del siglo pasado, revolucionó la ciencia al tiempo que hacía soñar al mundo entero. Como una piedra en una charca, las ideas de Einstein relativas al tiempo salpicaron el planeta. Sin embargo, la mayoría de los científicos de aquella época no les veía ninguna aplicación práctica. ¿Cómo podría ser que no envejeciéramos de la misma manera en todas las partes del universo? ¿Nos permitirían los viajes en tiempos diferentes convertirnos en el padre de nuestra madre o en el hijo de nuestro hijo?

Las suposiciones avanzaban a buen ritmo pero nadie imaginaba que dos relojes idénticos podían girar a velocidades diferentes alejándose o acercándose el uno del otro.
En 1923, un sabio explicaba, a partir de cálculos sencillos pero rigurosos, que saliendo de la tierra a una velocidad cercana a la velocidad de la luz, un cosmonauta recibiría una gran sorpresa a su regreso veinticinco años después: el mundo habría envejecido dos mil años. Su nave sería considerada como un objeto volador de difícil identificación. Sus inquietudes y su lenguaje darían la impresión de un pasado cumplido.

Observar el futuro

¡Imaginaros que sois ese cosmonauta! A vuestro regreso descubrís una evolución terrestre de veinte siglos. Los beneficios de ese viaje serían considerables. Sin necesidad de largas reflexiones podríais empezar a utilizar nuevas técnicas, evitar obstáculos y seleccionar en un instante las mejores soluciones. Basta con ver la evolución desde Jesús hasta nuestros días para entender que tendríais inmediatamente la mejor visión de todas vuestras posibilidades de porvenir. Dicho de otra manera, debido a este viaje ultrarrápido, tendríais a vuestra disposición “futuros potenciales” que podríais “actualizar” a vuestra conveniencia para vivir mejor en su tiempo ralentizado.

Al entender el beneficio de estos viajes, tendríais ganas de llevarlos a cabo muy a menudo. Haríais un montón de preguntas, y volveríais de vez en cuando a buscar las mejores respuestas, y de esta manera os volveríais un súper buen “vidente” en vuestra nave, sobre todo, si vuestras apariciones en la tierra permanecen imperceptibles. Vuestras partidas no necesitarían ser largas puesto que un breve instante en vuestro cohete correspondería a varios días sobre la Tierra. Pero, ¿cómo os arreglaríais para que la apertura hacia el exterior de la puerta de vuestra nave espacial, no se pudiera percibir desde el interior?

Percepción subliminal

En el universo, nada es dejado al azar. La imperceptibilidad es también una realidad física porque nuestra percepción es totalmente discontinua. Así pues sabemos que en el cine vemos solamente veinticuatro imágenes por segundo. La número veinticinco no aparece. Llamadas subliminales, tales imágenes no tienen una realidad aparente para nosotros pero tienen un impacto sobre nuestra inconsciencia. Los publicistas las han utilizado y han comprobado maravillados que modifican las ideas de los consumidores o de los electores, en detrimento de su libertad de juicio.
Para firmar sus obras, los dibujantes de Walt Disney deslizaron imágenes intrusas en sus dibujos animados. No pensaron que un día sería posible efectuar una parada sobre la imagen. Cuándo salió “Blanca Nieves” en video, ¡cuál no fue la sorpresa al descubrir dibujos de rasgos un tanto eróticos! ¿No han alterado de esta manera a toda una generación de niños?

Condenadas por la ética -pero igual todavía utilizadas- estas experiencias demostraron en su día, que lo invisible era capaz de modificar nuestros pensamientos hasta el punto de transformarnos en marionetas sin que podamos distinguir los hilos. ¿No podríamos hacer esto mismo con los tiempos “subliminales”?

La percepción discontinua del tiempo y del espacio

Un desdoblamiento también puede ser imperceptible. Si vuestro viaje en el cohete durase menos de una cuarta parte de segundo, también él sería subliminal. Las personas a vuestro alrededor nunca se darían cuenta de vuestras salidas rápidas fuera del cohete. Vuestras predicciones futuras serían sorprendentes y podrían ocurrir. Solamente vosotros sabríais que no hay en ello ninguna predestinación sino tan sólo una posible actualización de uno de los “futuros potenciales” ya vividos sobre la Tierra. Todo el mundo vería en vosotros un gran adivino o un brujo, cuando sin embargo, vosotros sólo saldríais de vuestro cohete para mirar por una “ventana abierta” correspondiente a vuestro aterrizaje. Ahora bien, todos somos viajeros ultrarrápidos.

Esas “aperturas temporales” imperceptibles, son  del transcurso del tiempo que nos arrastran hacia otros espacios, a velocidad prodigiosa. ¡Imaginaos entonces que podéis desdoblaros para poder quedaros en la Tierra al tiempo que partís hacia el espacio a la velocidad de la luz, condición necesaria para tener dos percepciones diferentes del tiempo!
Debido a vuestra percepción discontinua y a la rapidez de vuestros viajes, nunca tendríais tiempo de observar vuestras idas y venidas en otro tiempo. Vuestro desdoblamiento sería imperceptible, o, como las imágenes de una película, subliminal. Ahora bien, esto es así para todo el mundo. Se mantiene invisible puesto que nuestra percepción habitual la esconde en estas imágenes.
Esta interrupción periódica de la visión no es un supuesto. Es utilizada habitualmente en las “discotecas”. Alternando “flashes” luminosos y tiempos de oscuridad, un alumbrado llamado estroboscópico (del mismo nombre que el aparato utilizado: el estroboscopio) os permite concebir dos realidades al mismo tiempo: una luminosa, perceptible y la otra oscura, invisible pero igual de real.
Con una alternancia lo suficientemente lenta, la discontinuidad de la percepción provoca pulsaciones y una sensación de ralentí. Acelerando el movimiento, sólo percibís una iluminación continua. Esta corriente alternativa existe en todo: no os dais cuenta que nuestras farolas se apagan cada medio segundo. Tenemos la sensación de tener luz continuamente.

Aquél que sólo viera la oscuridad también tendría la sensación de una oscuridad continua. La luz estaría en un “más allá” de su observación habitual. Una percepción periódica o estroboscópica puede, pues, suprimir las variaciones continuas del transcurso del tiempo. Para el que se desdobla, esta supresión aparente permite disponer al mismo tiempo de dos transcursos de tiempos diferentes, caracterizados por vibraciones luminosas opuestas. Éstas se intensifican en el futuro hasta el punto de volverse tinieblas.
Es, pues, de rigor afirmar que el desdoblamiento pone luz en la oscuridad: “Y Dios separó la luz de las tinieblas” -dice la Biblia-, expresando así una realidad física. Las civilizaciones antiguas sabían que el presente separaba la luz creadora de las tinieblas en donde se escondían potenciales peligrosos.
Los tiempos imperceptibles son siempre tiempos reales pero oscuros, en donde se fabrican futuros instantáneos. Sin estos potenciales, la vida es imposible.

 

 

 
Deja un comentario

Publicado por en septiembre 24, 2016 en Artículos, parapsicologia

 

Etiquetas: , , , , ,

Entrevista a Jean-Pierre Garnier Malet

Jean Pierre Garnier Malet, nacido en 1940 en Châtellerault (Francia) es físico (mecánica de los fluidos). Autor de la teoría del desdoblamiento del espacio y del tiempo (The Doubling Theory).

jean pierre garnier.jpg

                  “Nosotros, como el tiempo, también nos desdoblamos”

Su teoría ¿está avalada por la ciencia?

La respetada revista American Institute of Physics de Nueva York y su comité científico la han validado publicándola en el 2006 porque es una teoría que ha permitido, primero, prever, y luego, explicar la llegada de planetoides al sistema solar. ¿Quiere que le explique para qué sirve la ley del desdoblamiento del tiempo?

Sí, pero sencillito.

Tenemos dos tiempos diferentes al mismo tiempo: un segundo en un tiempo consciente y miles de millones de segundos en otro tiempo imperceptible en el que podemos hacer cosas cuya experiencia pasamos luego al tiempo consciente.

¿Y todo eso sin enterarnos?

Exacto. Tengo una síntesis instantánea de un análisis que he realizado en otro tiempo aunque no tenga la memoria de ello.

¿Así funciona el tiempo?

Sí, en cada instante presente tengo un tiempo imperceptible en el cual fabrico un futuro potencial, lo memorizo y en mi tiempo real lo realizo.

¿?

Tenemos la sensación de percibir un tiempo continuo. Sin embargo, tal como demuestran los diagnósticos por imágenes, en nuestro cerebro se imprimen solamente imágenes intermitentes. Entre dos instantes perceptibles siempre hay un instante imperceptible.

¿Como en el cine, que sólo vemos 24 imágenes por segundo?

Sí, la número 25 no la vemos, es subliminal. En publicidad se ha utilizado ese tipo de imágenes para influir con éxito en nuestro comportamiento, lo que ha mostrado que lo subliminal es accesible a nuestra memoria. El desdoblamiento del tiempo ha sido probado científicamente y la teoría ha dado justificaciones a escala de partículas y a escala de sistema solar.

Tenía entendido que las leyes de la cuántica no se aplicaban a las cosas grandes.

El fenómeno del desdoblamiento del tiempo nos da como resultado el hombre que vive en el tiempo real y en el cuántico, un tiempo imperceptible con varios estados potenciales: memoriza el mejor y se lo transmite al que vive en el tiempo real.

¿Nuestro otro yo cuántico crea nuestra realidad?

Podríamos decir que entre el yo consciente y el yo cuántico se da un intercambio de información que nos permite anticipar el presente a través de la memoria del futuro. En física se llama hiperincursión y está perfectamente demostrada.

¿Estoy desdoblada como la partícula?

Sí. Y sabemos que, si tenemos dos partículas desdobladas, ambas tienen la misma información al mismo tiempo, porque los intercambios de energía de información utilizan velocidades superiores a la velocidad de la luz. ¿Conoce el principio de los gemelos de Langevin?

No.

En los años 20, Paul Langevin demostró que si un gemelo viajaba a la velocidad de la luz, envejecía menos que el que se quedaba quieto. A Langevin no le creyeron. Hubo que esperar 50 años: en 1970, gracias a los relojes atómicos, se comprobó esa ley.

Entonces, en ese tiempo imperceptible pasó mucho tiempo.

Exacto: si puedo viajar a velocidades prodigiosas, un microsegundo se convierte en un día entero. Cuando regreso, no sé si me he ido, puesto que he estado ausente un microsegundo.

Estupenda propiedad, ¿pero quién es el que viaja?, ¿yo?

Existe otra propiedad conocida en física: la dualidad de la materia; es decir, una partícula es a la vez corpuscular (cuerpo) y ondulatoria (energía). Somos a la vez cuerpo y energía, capaces de ir a buscar informaciones a velocidades ondulatorias.

¿Y cómo asimilamos esa información?

En el sueño paradoxal, cuando estamos más profundamente dormidos y tenemos nuestra máxima actividad cerebral, se da el intercambio entre el cuerpo energético y el corpuscular. Y es ese intercambio el que le permite arreglar el futuro que ha creado durante el día, lo que hace que al día siguiente su memoria esté transformada.

Vaya.

El intercambio se realiza a través del agua del cuerpo. Ese intercambio de información permanente es el que crea el instinto de supervivencia y la intuición.

¿Fabricamos potenciales por medio de nuestro pensamiento?

Así es. Si por ejemplo pienso en una catástrofe, ese potencial ya se inscribe en el futuro y puede sufrirla usted u otro. De manera que la conclusión es: “No pienses en hacer a los demás lo que no quisieras que los demás pensaran en hacerte a ti”. No es una ley moral ni filosófica, es una ley física.

Es difícil controlar el pensamiento.

De día, mucho; pero justo antes de quedarnos dormidos tenemos un minuto, y basta con que durante ese minuto controlemos: esa es la manera de conectar con esa parte energética, llamémosla el doble, para pedirle que solucione los problemas.

¿Es como una oración?

No: es una relación, y hay que dejar totalmente las riendas al otro; las noches están para eso. La noche no sólo permite borrar potenciales no deseados, sino que también nos guía los pensamientos del día siguiente.

Fuente.

 
Deja un comentario

Publicado por en septiembre 18, 2016 en Entrevistas, parapsicologia

 

Etiquetas: , ,

Las frecuencias radioeléctricas de Río do Tempo

Este informe tiene como objetivo estudiar las frecuencias en las que Rio do Tempo se comunica con Anabela Cardoso, fue publicado y está extraído de Cuadernos de TCI nº 23 y nº 25.

Cuadro Nacional de Atribución de Frecuencias, (CNAF). Para realizar este estudio nos hemos basado en el Cuadro Nacional De Atribución De Frecuencias del Estado Español (CNAF), debido a que la recepción de las comunicaciones se produce en este país, dicho cuadro es de consulta pública y está disponible en la página web del Ministerio de Ciencia y Tecnología. (http://www.mcyt.es). Este cuadro de atribución de frecuencias nos proporciona información sobre el ancho de banda en el que se localiza la frecuencia sintonizada, el uso que se le da en cada región a este ancho de banda, la atribución nacional y las observaciones necesarias según el Artículo S5 del Reglamento de Radiocomunicaciones (RR) que complementa la constitución y el convenio de la Unión Internacional de Telecomunicaciones. El Artículo S5 del Reglamento de Radiocomunicaciones establece desde el punto de vista de la atribución de las bandas de frecuencias la división del mundo en tres Regiones indicadas en el siguiente mapa y descritas a continuación:

Región 1: La región 1 comprende la zona limitada al este por la línea A (más adelante se definen las líneas A, B, y C), y al oeste por la línea B, excepto el territorio de la República Islámica del Irán situado dentro de estos límites. Comprende también la totalidad de los territorios de Armenia, Azerbaiyán, Georgia, Kazakstán, Mongolia, Uzbekistán, Kirguistán, Federación de Rusia que se encuentra entre las líneas A y C.

Región 2: La Región 2 comprende la zona limitada al este por la línea B y al oeste por la línea C.

Región 3: La Región 3 comprende la zona limitada al este por la línea C y al oeste por la línea A, excepto el territorio de Armenia, Azerbaiyán, Georgia, Kazakstán, Mongolia, Uzbekistán, Kirguistán, Federación de Rusia, Tayikistán, Turkmenistán, Turquía, Ucrania y la zona norte de la Federación de Rusia. Comprende, asimismo, la parte del territorio de la República Islámica del Irán situada fuera de estos límites.

La UIT

La UIT (Unión Internacional de Radiocomunicaciones) es un organismo con sede en Suiza que tiene como finalidad organizar las emisiones radioeléctricas a nivel internacional.

Procedimiento

Las frecuencias

Las frecuencias que vamos a localizar en el CNAF son las que se muestran a continuación en la tabla 1.

Tabla 1

Tabla 1

Localización en el CNAF

En el cuadro del CNAF hemos buscado las frecuencias de la tabla 1 una a una, cada una de ellas se encuentra dentro de un ancho de banda, cada ancho de banda se muestra para cada una de las regiones asignadas en el Artículo S5 con sus correspondientes servicios de radiocomunicaciones por región y el uso que se le da a nivel nacional. Los usos nacionales vienen especificados en la tabla del CNAF con un código, este código se puede interpretar con la ayuda de la tabla 2.

Tabla 2

Tabla 2

Los servicios de radiocomunicaciones podemos encontrarlos explicados en la tabla 3.

                                                                                           Tabla 3

-Resultados

Las frecuencias de la tabla 1 han sido buscadas siguiendo el procedimiento descrito en el apartado anterior. A continuación se muestran los resultados obtenidos para cada frecuencia.

-6500 Khz.

En la tabla 4 podemos ver que 6500 Khz se encuentra en el ancho de banda que va de los 6200Khz a los 6525 Khz, éste se destina al servicio móvil marítimo en las tres regiones del planeta asignadas por el RR. Nosotros nos fijaremos en la atribución nacional en donde al igual que en las tres regiones tiene el mismo servicio, móvil marítimo. De acuerdo con lo dicho en el procedimiento el siguiente paso es considerar las observaciones, en concreto para este caso tiene las siguientes:

  •  S5.109: Las frecuencias de 2187,5 kHz, 4207,5 kHz, 6312 kHz, 8414,5 kHz, 12577 kHz y 16804,5 kHz son frecuencias internacionales de socorro para la llamada selectiva digital. Las condiciones de utilización de estas frecuencias están descritas en el artículo S31.
Tabla 4

Tabla 4

  • S5.110: Las frecuencias de 2174,5 kHz, 4177,5 kHz, 6268 kHz, 8376,5 kHz, 12520 kHz y 16695 kHz son frecuencias internacionales de socorro para telegrafía de impresión directa de banda estrecha. Las condiciones de utilización de estas frecuencias están descritas en el artículo S31.
  • S5.130: Las condiciones de utilización de las frecuencias portadoras de 4 125 kHz y 6 215 kHz están descritas en los artículos S31 y S52 y en el apéndice S13.
  •  S5.132: Las frecuencias 4210 kHz, 6314 kHz, 8416,5 kHz, 12579 kHz, 16806,5 kHz, 19680,5 kHz, 22376 kHz y 26100,5 kHz son las frecuencias internacionales de transmisión de información relativa a la seguridad marítima (MSI) (véase el apéndice S17).
  • S5.137: Excepcionalmente, y a condición de no causar interferencia perjudicial al servicio móvil marítimo, las bandas 6200-6213,5 kHz y 6220,5-6525 kHz podrán ser utilizadas por estaciones del servicio fijo que comuniquen únicamente dentro de las fronteras nacionales y cuya potencia media no rebase el valor de 50 W. Cuando se haga la notificación de las frecuencias, se llamará la atención de la Oficina sobre estas disposiciones.
  •  UN 0: Las bandas afectadas por esta nota o parte de ellas están destinadas a uso preferente o exclusivo por el Estado en los servicios que se señalan, según el contenido del Acuerdo Nacional de Frecuencias (ANAF).

De las observaciones que se presentan en la tabla 4 para el ancho de banda que a nosotros nos atañe debemos destacar la S5.137 del Artículo S5 de la RR. En ella se especifica que en el ancho de banda de 6220,5-6525 kHz en el cual está nuestra frecuencia, podrán ser utilizadas por estaciones del servicio fijo que comuniquen únicamente dentro de las fronteras nacionales y cuya potencia media no rebase el valor de 50 W.

Por último para esta frecuencia nos queda sólo considerar el uso que se le da al ancho de banda que estamos considerando en la tabla 4, podemos por lo tanto observar que se trata de un uso codificado como M. Si buscamos el significado de M en la tabla 2, vemos que el código M implica el código R y P, por lo tanto tiene uso por el estado para la gestión a través de las Administraciones Públicas para la concesión, caso del ancho de banda (6220,5-6525 kHz) que nos atañe a nosotros si seguimos la observación S5.137 y uso privativo que para quien redacta este informe entiende que son el resto de frecuencias que se encuentran en la banda analizada.

-11.178 Khz

En la tabla 5 podemos comprobar que esta frecuencia se encuentra en el ancho de banda 11.175-11.275Khz, éste tiene asignado el servicio móvil aeronáutico (OR) en las tres regiones del planeta asignadas por el RR, que como muestra la tabla 3 es aquel que se destina al servicio reservado a asegurar las comunicaciones, incluyendo las relativas a la coordinación de los vuelos, principalmente fuera de las rutas nacionales e internacionales de la aviación civil. Como en el caso anterior nos centraremos sólo en la atribución nacional, para la cual tiene asignado el mismo servicio que en el caso internacional.
Lo siguiente que hacemos es comprobar las observaciones de este ancho de banda, las cuales se muestran a continuación:

Tabla 5

Tabla 5

  •  UN 0: Las bandas afectadas por esta nota o parte de ellas están destinadas a uso preferente o exclusivo por el Estado en los servicios que se señalan, según el contenido del Acuerdo Nacional de Frecuencias (ANAF).

Por último nos fijamos en el uso a nivel nacional el cual viene codificado con el símbolo Rx que según la tabla 2 significa que su uso está reservado al Estado.

-13.250 Khz.

En la tabla 6 podemos comprobar que la frecuencia que nosotros buscamos se encuentra en el ancho de banda 13.200- 13.260 Khz y que éste se corresponde con el asignado al servicio móvil aeronáutico (OR), que como podemos ver en la tabla 3 es aquel que se destina al servicio reservado a asegurar las comunicaciones, incluyendo las relativas a la coordinación de los vuelos, principalmente fuera de las rutas nacionales e internacionales de la aviación civil.

Tabla 6

Tabla 6

Para este ancho de banda no existe una atribución nacional, no existen observaciones ni usos, por consiguiente se entiende que este ancho de banda se destina aun servicio único a nivel internacional.

-22.545 Khz.

En la tabla 7 podemos comprobar que la frecuencia que buscamos se encuentra en el ancho de banda 22.000- 22.855Khz que tiene asignado el servicio móvil marítimo en las tres regiones del planeta asignadas por el RR, este servicio es aquel que se destina al Servicio móvil entre estaciones costeras y estaciones de barco, entre estaciones de barco, o entre estaciones de comunicaciones a bordo asociadas; también pueden considerarse incluidas en este servicio las estaciones de embarcación o dispositivo de salvamento y las estaciones radiobaliza de localización de siniestros. Como venimos haciendo hasta ahora tan sólo consideraremos la atribución nacional que se destina al mismo servicio que la internacional. Dentro de la atribución nacional nos fijaremos en las observaciones que para este ancho de banda se indican y que se exponen a continuación:

Tabla 7

Tabla 7

  • S5.132: Las frecuencias 4210 kHz, 6314 kHz, 8416,5 kHz, 12579 kHz, 16806,5 kHz, 19680,5 kHz, 22376 kHz y 26100,5 kHz son las frecuencias internacionales de transmisión de información relativa a la seguridad marítima (MSI) (véase el apéndice S17).
  • UN0: Las bandas afectadas por esta nota o parte de ellas están destinadas a uso preferente o exclusivo por el Estado en los servicios que se señalan, según el contenido del Acuerdo Nacional de Frecuencias (ANAF).

Por último nos queda considerar el uso que se le da a esta banda, éste viene indicado en el código M, que según la tabla 2 se refiere al código R y al P, el primero se destina al uso por el estado para la gestión a través de las Administraciones Públicas para la concesión y el segundo al uso privativo.

-250 Mhz.

El ancho de banda en el que podemos localizar esta frecuencia en la tabla es 235-267Mhz que se designa al servicio fijo-móvil en las en las tres regiones del planeta asignadas por el RR, como en los casos anteriores tan sólo nos centraremos en al atribución nacional que se destina al mismo servicio que la internacional. Lo siguiente que hacemos es considerar las observaciones que son la que se muestran a continuación:

  •  S5.111: Las frecuencias portadoras de 2182 kHz, 3023 kHz, 5680 kHz, y 8364 kHz y las frecuencias de 121,5 MHz, 156,8 MHz, y 243 MHz, pueden además utilizarse de conformidad con los procedimientos en vigor para los servicios de radiocomunicación terrenales, en operaciones de búsqueda y salvamento de vehículos espaciales tripulados. Las condiciones de utilización de estas frecuencias se fijan en el artículo S31.y el apéndice S13. También pueden utilizarse las frecuencias de 10003 kHz, 14993 kHz y 19993 kHz, aunque en este caso las emisiones deben estar limitadas a una banda de ±3 kHz en torno a dichas frecuencias.
  • S5.199: Las bandas 121,45-121,55 MHz y 242,95-243,05 MHz están también atribuidas al servicio móvil por satélite para la recepción a bordo de satélites de emisiones de radiobalizas de localización de siniestros que transmiten en 121,5 MHz y 243 MHz (véase el apéndice S13).
  • S5.254: Las bandas 235-322 MHz y 335,4-399,9 MHz pueden utilizarse por el servicio móvil por satélite, a reserva de obtener el acuerdo indicado en el número S9.21, y a condición de que las estaciones de este servicio no produzcan interferencia perjudicial a las de otros servicios explotados o que se explotarán de conformidad con el presente Cuadro.
  • S5.256: La frecuencia de 243 MHz se utilizará en esta banda por las estaciones de embarcación o dispositivos de salvamento, así como por los equipos destinados a operaciones de salvamento (véase el apéndice S13).
  • UN28: La banda de frecuencias 235-399,9 MHz, está destinada a uso exclusivo del Estado, según consta en el ANAF, con excepción de las subbandas de frecuencias 380-385 MHz y 390-395 MHz que se destinan para redes de seguridad de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado y redes de emergencia en todo el territorio nacional.

Tabla 8

Para finalizar con el estudio de esta frecuencia comprobaremos el uso al que es destinado el ancho de banda en que se encuentra la frecuencia, que tal y como se puede observar en la tabla 8, el uso está codificado como Rx que de acuerdo con la tabla 2 significa uso por el estado.

CONCLUSIONES

Este informe surge de un interés personal tras conocer el caso de la Dra. Anabela Cardoso, puesto que en mi mente estaba la idea un tanto ingenua debido a la ignorancia acerca del tema, de que todo podía ser o bien un fraude o bien una confusión. Planteado el fenómeno como una confusión mi idea inicial era que las emisiones que la Dra. Anabela recibía eran voces de radioaficionados, cosa que rápidamente descarté cuando comprendí que los radioaficionados tienen un ancho de banda limitado y en el cual no se encuentra ninguna de las frecuencias. Además surgía otra duda, ¿cómo conseguían oír, las voces que respondían a las preguntas de la Dra. Anabela cuando planteaba sus preguntas a las radios, si ella no tenía emisora de radio?

En mi planteamiento como fraude el razonamiento se basaba en que hubiese alguien en otra de las habitaciones de la casa que pudiera oír las preguntas que la Dra. Anabela planteaba, para que después pudiese retransmitir las respuestas a estas preguntas por medio de una emisora de radio. Este razonamiento se vino abajo rápidamente cuando conocí las frecuencias en la que estaban sintonizadas las radios ya que el uso de estas frecuencias para la emisión de radio estaba prohibido por ley a los radioaficionados. Así que parece un poco descabellado que la institución encargada del control del espectro radioeléctrico le concediera una licencia de emisión en una frecuencia reservada por el Estado para realizar un fraude. Además de todos estos datos, hay uno que rompe la lógica de la comunicación tal y como nosotros la entendemos. Lo primero que uno estudia en una asignatura que tenga que ver con la comunicación, es que en todo proceso de tal índole tiene que existir un emisor que es la persona que quiere transmitir el mensaje y un receptor que es la persona encargada de recibirlo. En el caso de comunicaciones por radio la emisión se realiza de tal modo que el emisor emite para todos, de manera que todas la personas que tengan sintonizada la frecuencia de emisión recibirán el mensaje.

¿Se imaginan que a ustedes en sus casas les responda el locutor de radio a sus preguntas? En la comunicación por radio, cuando se realiza como radio-escucha, la comunicación sólo tiene un sentido, el emisor envía el mensaje y el receptor lo recibe. Por lo que es imposible que el emisor responda a cuestiones planteadas por el receptor ya que este es técnicamente incapaz de emitir. Pero esto no es lo único que hace de este caso de las voces directas un caso extraordinario, sino que además las voces saltan de una frecuencia a otra dentro de los valores citados en la tabla 1 mientras emiten el mensaje. Es como si una persona estuviera escuchando una frase de un locutor de radio en una frecuencia y tuviera que tener sintonizada otra frecuencia distinta para recibir la siguiente frase.

Todos estos motivos hacen de este suceso un caso extraordinario desde el punto de vista técnico y descarta el fraude o la confusión, con lo que si ahora añadimos el contenido de las comunicaciones podemos descartar el origen humano de las emisiones salvo que alguien sea capaz de demostrar lo contrario.

 

 
Deja un comentario

Publicado por en septiembre 3, 2016 en Artículos, parapsicologia

 

Etiquetas: , , , , , ,

Experiencia psicofónica de Remy Chauvin.

Por Remy Chauvin.

ChauvinBrune_exp-_de_TCI.jpg

Remy  Chauvin junto a Fraçois Brune

Para el hombre de ciencia, es indispensable no creer ciegamente en lo que se le dice, sino tener de ello, en la medida de lo posible, una experiencia personal. Ésta es la razón de que yo me tome en serio la parapsicología. Hace bastantes años, hice un curso de tres meses en casa de Rhine, en Duke University, y volví a comenzar sus experiencias al volver a Francia. Dieron un resultado positivo, lo cual me ha convencido (después de tres años de trabajo sin embargo); creo poder afirmar que nadie en Francia ha hecho un esfuerzo así de … y sin embargo son muchos los que se meten a hablar a tontas y a locas de las experiencias de Rhine…
Ahora bien, deseando interesarme en la transcomunicación, me hice con un magnetofón con ralentizador, coloqué encima un micrófono alejado unos dos metros (éstas eran las técnicas que me habían aconsejado); grabé en la cassette un ruido de fondo (una radio conectada entre dos estaciones), sobre el que, al parecer, las voces del más allá se producen con mayor facilidad; y dos veces al día, a la misma hora y durante tres minutos, trataba de llamar a mi amigo Aimé Michel, muerto recientemente. Nos habíamos prometido que el primero que pasase las Sombrías Puertas trataría de prevenir al otro… Esto duró dos meses y medio sin éxito apreciable; yo no oía absolutamente nada.

Salvo una cierta tarde, el 29 de diciembre de 1992, a las 18,30 horas. Yo grababa como de costumbre:

“Llamo a Aimé Michel”; “aquí Rémy Chauvin”, “Michel respóndeme”, y escuchaba luego lo que podía venir del micrófono a dos metros de allí. Oí con total nitidez una respuesta extraña:

“Yo me llamo a mí mismo, Rémy respóndeme”.

Aquella no era la voz de Michel, y yo sé lo que quiere decir: “Yo me llamo a mí mismo…”

No conseguí nada más en el mes siguiente, ni de Michel ni de otros difuntos que yo había invocado, y abandoné.

El micrófono es importante sin duda, pero la persona que escucha todavía lo es más. Es menester sin duda ser un poco médium. Yo no lo era.
Luego, llega el día en que me decido a ir más lejos en mis investigaciones, y lo hago en compañía de un especialista en la cuestión: François Brune. En el enorme avión que, en muy poco tiempo nos va a dejar en Frankfurt, comienzo a soñar. ¿Y si esto fuera cierto? Cientos de personas lo estudian actualmente, entre ellas científicos. Ahora bien, por absurdos que sean los fenómenos (vistos desde nuestros criterios actuales), estoy casi convencido de que el fraude es muy raro o al menos de que la gran mayoría de las experiencias son honestas… Un solo medio de salir de todas estas perplejidades, lo repito: ver por mí mismo cómo se presenta el fenómeno.
Desde el enorme aeropuerto de Frankfurt, nos lanzamos en el tren hacia Maguncia, disfrutando del delicioso placer para un francés de viajar sin billete, al margen de todos los reglamentos, en un ferrocarril alemán. Es casi increíble, se han puesto en huelga… pero los trenes funcionan sin embargo por falta de técnica de la huelga; en este tema, podemos enseñarles un rato…
En Maguncia, somos recibidos por un personaje extraordinario, el doctor Senkowski: por la locuacidad podría ser italiano, pero sin embargo es un alemán cien por cien. En su laboratorio el batiburrillo habitual de un especialista en electrónica. Nada especial a destacar. La experiencia consiste en escuchar las voces de Jürgenson, que a veces se llaman
voces de Raudive, pero es Jürgenson el verdadero iniciador.
Es a partir de este momento, amigos lectores, cuando es preciso que os apretéis los cinturones…
Jürgenson señaló, hace una veintena de años, que magnetofones, encerrados en una habitación sin ruido, con una bobina virgen, permiten oír palabras y a veces frases enteras. En muchos casos, se trataría de difuntos que transmiten así mensajes comprensibles… En resumen, henos aquí situados de nuevo en los fenómenos de principios de siglo cuando las mesas giratorias y la escritura automática transmitían los mensajes de los difuntos, o que se decían tales. Pero esta vez esos mensajes adoptarían las técnicas modernas como el magnetofón (y veremos enseguida que utilizan algunas otras). Jürgenson, Raudive y muchos otros trataron de perfeccionar el procedimiento: observaron que un ruido de fondo como una emisión de radio grabada y luego reproducida al revés parecía facilitar el fenómeno; otros sostienen que también funciona el ruido del agua que cae; creo que otros utilizan un ruido blanco electrónico, dicho de otro modo, el ruido de un aparato de televisión encendido, pero no conectado a una cadena.
Es necesario, al parecer, hacer una pregunta y escuchar luego el desarrollo de la bobina. Pienso en mi amigo Konrad Lorenz, muerto hace unos años, y que al parecer ya se ha manifestado de esta forma:

“Konrad, soy yo, Rémy Chauvin, ¿me oyes? ¿recuerdas mis visitas a Altenberg?”

Miramos el micrófono; oigo con claridad una serie de palabras lejanas; imposible entender nada; luego, a la tercera repetición de la pregunta, François Brune y Senkowski creen haber escuchado en primer lugar Altenberg.
Yo no he escuchado nada así de claro, aunque mi oído es muy malo, (y cuando me oigo a mí mismo después de haber grabado algo en inglés al magnetofón, no me entiendo). En este punto, dicen mis amigos y conocidos: Eso es tema de psicoanálisis. Pero es verdad que Brune me ha hecho escuchar grabaciones mucho mejores, en las que la duda no era posible; el resultado es que la presente audición no me ha convencido; me prometen que me harán escuchar otras y el debate sigue su ritmo.
Durante este tiempo, Senkowski ha sido llamado por teléfono, nos hace señal para que callemos; está pálido; tapando con una mano el receptor nos dice en un suspiro:

“Es Jürgenson.”

Su fascinado estupor es al menos comprensible: Jürgenson murió hace muchos años. Lo que acababa de decir era por otra parte bastante trivial. La frase comienza en francés y continúa en alemán:

“Je remercie les amis français und wir werden, Sie werden weiteres über die kollegen Homen und Harsch mitgeteilt bekomment”

Traducido:

“Agradezco a los amigos franceses y vamos, vais a recibir información más amplia a través de los colegas Homes y Harsch todo con mucha claridad.”

Me doy cuenta de que nadie nos creerá… ¿Una superchería preparada por Senkowski? Es posible, siempre es posible, pero inverosímil, porque los casos de este tipo son numerosos, lo repito… Es un fenómeno muy hermoso… y no se qué hacer con él…

Fuente: A la escucha del Más allá – François Brune y Remy Chauvin.

 
Deja un comentario

Publicado por en agosto 28, 2016 en Casuística, parapsicologia

 

Etiquetas: , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: