RSS

Los Pensamientos son cosas.

Por Jesus A. Giraldo Castaño

el-alojamiento-del-deseo-salvador-dali.jpg

 

El hombre que no cambia nunca de opinión es como el agua estancada: su mente cría sabandijas.  William Blake.

El cerebro es una estación emisora y receptora de ideas y pensamientos (ondas de energía e información). Las distintas ondas del funcionamiento eléctrico del cerebro permiten esta actividad emisora/receptora. La actividad cerebral eléctrica crea el subproducto de la mente: Esta actividad eléctrica o energética, ES LA ESENCIA SIEMPRE ETERNA DE LA REALIDAD. 

Para realizar las cosas de la manera positiva, hay que adquirir la capacidad de pensar e imaginar de la manera correcta en la que se quiere: pensar-imaginar-creación mental-Mente; este es el primer paso para manifestar y ejercer ese poder de materializar el pensamiento.

Pensar de la manera correcta es la clave de la materialización del pensamiento, lo que usted debe pensar, es la verdad (la materia en realidad e energía). Independientemente de las apariencias materiales y de lo que sus sentidos físicos le digan, en el universo todo es energía. Si activamos los pensamientos, el universo –la inteligencia infinita- se  materializaran.

El cerebro es una estación emisora y receptora de ideas y pensamientos, las distintas ondas del funcionamiento eléctrico del cerebro permiten esta actividad. La actividad cerebral eléctrica crea el subproducto de la mente:

Para hacer las cosas de la manera correcta, tendremos que adquirir la capacidad de pensar e imaginar de manera adecuada: pensar-imaginar-creación mental-Mente; este es el primer paso para la ejercer la manifestación de convertir la energía mental en materia.

Ni la energía ni la materia se pueden crear o destruir, solo transformar.

¿CÓMO LLEGÓ A CONCEBIR ALBERT EINSTEIN LA TEORÍA DE LA RELATIVIDAD?

Albert Einstein explicaba que el factor crucial lo determino su capacidad para visualizar en su mente “lo que sería viajar en la punta de un rayo de luz”. La persona que no sea capaz de ver lo mismo en su mente tendrá dificultades para captar y entender la relatividad, siendo su fórmula E= m.c(energía es igual a masa por la velocidad de la luz al cuadrado), lo que quiere decir que la materia se convierte en energía cuando se desplaza a la velocidad de la luz al cuadrado y que representa los principios básicos de la mecánica cuántica y la dualidad onda/partícula. Por tanto, ha de aprender primero la manera más eficaz de dirigir su propia energía mental o funcionamiento eléctrico del cerebro, su propia imaginación, pues como el mismo Einstein dijo, la imaginación es más importante que el conocimiento.

COMO CAMBIAR LA EMISIÓN DE LA ENERGÍA MENTAL – LOS PENSAMIENTOS-

La manera de cambiar la energía mental -LOS PENSAMIENTOS- es mediante la voluntad consciente de hacerlo. Muchas personas ni siquiera han pensado nunca en los pensamientos que tienen. El primer paso hacia el cambio es el reconocimiento de que se está “pensando y haciendo mentalmente”, para mejorar, para hacer cambios y para hacer  “ajustes”. La primera parte de la solución de un problema es: IDENTIFICAR EL PROBLEMA

La percepción exacta (consciente) de lo que hacemos con nuestra actividad Mental, nos suministra la oportunidad de practicar nuevas elecciones, es decir, de cambiar y de elegir nuevos pensamientos. Hay personas que tienden a alejarse de las oportunidades por temores infundados desde la infancia a “distanciarse de lo que no conocen”. Analícese usted mismo y diagnostique hasta qué punto estamos “influenciados” por esta tendencia y, acabaremos por darnos cuenta de que tenemos una fuerte tendencia a rehuir de ciertas cosas,  y por lo tanto, a oportunidades de gran valor.

Sin duda, habrá cosas que desearemos rehuir en cualquier circunstancia como cuando uno pone la mano sobre una plancha caliente, pues lo único que deseamos es retirar la mano inmediatamente y cuanto antes mejor. Esto es completamente normal y es parte de nuestro instinto de supervivencia, el cual, está diseñado para proteger nuestra vida y nuestra integridad tanto física, como emocional y espiritual. Sin embargo ¿no existen cosas, personas y situaciones hacia las cuales, en realidad, desearíamos y deberíamos acercarnos? Para ser verdaderamente dueños de todas las situaciones ¿no deberíamos realizar un esfuerzo consciente, de aproximación, acercamiento y comprensión sobre ello? Al estudiar a los grandes líderes y a los grandes triunfadores, encontramos que ellos se mueven más bien por aproximación y acercamiento a nuevas ideas y nuevos conocimientos para entender y comprender.

El distanciamiento y rechazo de lo que no se ha conocido anteriormente, solo logrará que mantengamos el mismo grado de desconocimiento e ignorancia. Como vemos, se tendrá que realizar un pequeño esfuerzo que podría iniciarse pensando en algunas cosas que le agraden, que usted quiera se realicen en su vida y empezar a moverse activamente hacia ellas. Al comenzar a hacer esto estaremos despertando a un estado de “comprensión” el cual empezaremos a ser dueños de los pensamientos de una manera intencional. Al entrar en este estado de “comprensión”, estaremos desarrollando la facultad, capacidad o perspicacia para entender y penetrar en las cosas. Comenzaremos a tener una actitud comprensiva y tolerante hacia nosotros mismos y hacia lo desconocido, hacia todo y todos los demás.

En filosofía la “comprensión” es el “conjunto de cualidades” que integran una idea. Comprensión es saber que estamos dotados de todo lo necesario para lograr lo que queramos. Todo cuanto la Mente Humana pueda imaginar, puede lograrse y, todos tenemos una.

La percepción exacta (consciente) de lo que hacemos con nuestra mente, nos suministra la oportunidad de practicar nuevas elecciones, es decir, de cambiar, de elegir nuevos pensamientos.

Si descubrimos en nosotros apego a algún patrón rígido de pensamiento que sea perjudical, en nuestras manos está el cambiarlo. El hombre que no cambia nunca sus patrones de pensamiento si se encuentra en terreno cenagoso y tendrá serias dificultades para avanzar hacia sus deseos.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en noviembre 25, 2017 en Artículos

 

Etiquetas: , , ,

Escuchar voces de fantasmas se basa en la pseudociencia y la falibilidad de la percepción humana.

Por Michael Nees

image-20151027-4974-1tn2vze-580x385.jpg

Un número enorme de estadounidenses creen en lo paranormal. Estas creencias han engendrado miles de grupos dedicados a investigar los fenómenos paranormales y cazadores de fantasmas de “realities” televisivos. La evidencia anecdótica incluso sugiere que los realities o shows de cazadores de fantasmas han aumentado la apertura pública sobre la investigación paranormal, que por lo general, implican a pequeños grupos que recorren lugares, por la noche y declarados encantados, con diversas tecnologías de búsqueda de fantasmas. Las grabadoras de audio ocupan un lugar destacado sobre las herramientas usadas por los investigadores paranormales. Los micrófonos capturan los sonidos ambientales durante la investigación para, más tarde, revisar las grabaciones de audio en busca de mensajes de espíritus.

La premisa es que los dispositivos de grabación de audio pueden registrar comunicaciones inaudibles de entidades desencarnadas. Estas supuestas comunicaciones se han denominado fenómenos de voz electrónica (EVP). Los sonidos son generalmente breves; la mayoría consisten en palabras sueltas o frases cortas. Los contenidos percibidos de EVP varían entre amenazas (“Vete al infierno”) a mensajes banales. Parte de la atracción que emana la grabadora de audio para los investigadores paranormales es su aparente objetividad. ¿Cómo podría un escéptico refutar la autenticidad de un espíritu capturado por un instrumento técnico imparcial?. Para los creyentes, la EVP parece una evidencia incontrovertible de comunicación desde el más allá. Pero investigaciones recientes en mi laboratorio sugirieron que las personas ajenas a ello no están de acuerdo con lo que oyen los experimentadores sobre los sonidos de EVP, resultado que se explica fácilmente por la falibilidad de la percepción humana. A pesar de las capacidades tecnológicas, la investigación en EVP tiene varias características de pseudociencia.

¿Cuáles son los sonidos  de la EVP?

La cadena de evidencias de la mayoría de las supuestas EVP hacen que los fraudes sean difíciles de descartar, pero supongamos que muchos de estos sonidos no sean un fraude deliberado. En algunos casos, las supuestas EVP son las voces de los investigadores o  interferencias de transmisiones de radio, problemas que indican prácticas de recolección de datos de mala calidad.

Otra investigación, sin embargo, ha sugerido que la EVP ha sido capturadas bajo circunstancias acústicamente controladas en estudios de grabación. ¿Cuáles son las posibles explicaciones para estos sonidos? El punto crítico en la investigación de EVP es en el momento en que los sonidos se interpretan como voces que se comunican con una intención. Los investigadores paranormales suelen decodificar el contenido de la EVP llegando a un consenso entre ellos. Los sitios web que tratan la EVP aconsejan que los investigadores paranormales se planteen: “¿Es una voz … estamos seguros? y que hay que “compartir resultados entre investigadores y así tratar de evitar el sesgo del investigador al revisar los datos”. En esto radica una dificultad metodológica. La investigación en psicología convencional ha demostrado que las personas percibirán fácilmente las palabras en cadenas de sonidos sin sentido. Las expectativas de las personas acerca de lo que se supone que deben escuchar pueden dar como resultado la percepción ilusoria de tonos, sonidos de la naturaleza, sonidos de máquinaria e incluso voces cuando solo existe ruido acústico blanco, como es el sonido de una radio desintonizada. Las interpretaciones del habla en el ruido es una situación similar a la EVP, donde una supuesta voz es difícil de discernir y se puede cambiar completamente su supuesto contenido en función de lo que el oyente espera escuchar.

La EVP en el laboratorio de investigación perceptual

En mi laboratorio, recientemente realizamos un experimento para examinar cómo las expectativas podrían influir en la percepción de la supuesta EVP. Nuestras EVP eran grabaciones de audio de un reality show de cazadores de fantasmas. Hicimos tres preguntas: ¿Las personas perciben las supuestas EVP como voces bajo condiciones controladas? Si oyen voces, ¿están de acuerdo con lo que dicen estas sin que les digan lo que se supone que deben escuchar?, y finalmente, ¿importa si creen o no en el tema de la investigación paranormal?. A la mitad de los participantes se les dijo que el experimento era parte de un proyecto de investigación sobre la EVP paranormal. A la otra mitad se les comunicó que estábamos estudiando la percepción del habla en entornos ruidosos, un típico experimento de psicología perceptual.

En una prueba de estudio, los participantes escucharon un sonido y se les preguntó si habían detectado una voz. Si respondían “no”, el ensayo terminaba en ese momento. Si respondían “sí”, informaban lo que pensaban que había dicho la voz. A lo largo del estudio los participantes escucharon las supuestas EVP, grabaciones de habla humana reales, grabaciones de habla humana ocultas en el ruido y grabaciones con ruido solamente. Los sonidos EVP y de habla en el ruido eran intrínsecamente ambiguos: parecían como si una voz estuviera presente pero de forma dudosa.

En comparación con la condición de control, la sugerencia de un tema de investigación paranormal hizo que las personas tuvieran más probabilidades de oír voces tanto para la EVP (48% en contra frente al 34% respuestas afirmativas) como para las voces ocultas (58% “no” versus 40% “sí”). Para el habla humana real, casi todos los participantes escucharon una voz (99% respuestas afirmativas), y para el ruido, todos los participantes negaron escuchar alguna voz. Así que queda demostrado que sugerir un tema de investigación paranormal importa solo cuando el audio era ambiguo. Además, cuando las personas dijeron que escucharon una voz EVP, solo el 13% estuvo de acuerdo sobre exactamente lo que dijo la voz.

Para comparar, el 95% de las personas estuvo de acuerdo con lo que dijo la voz cuando escucharon el discurso real. En un análisis final, demostramos que las interpretaciones de los participantes coincidían con las interpretaciones de los investigadores paranormales en menos del 1%. Estos hallazgos sugieren que los investigadores paranormales no deberían usar sus propios juicios subjetivos para confirmar los contenidos de una EVP. Pero quizás lo más importante es que demostramos que, la mera sugerencia de un contexto de investigación paranormal hacía que las personas tuvieran más probabilidades de escuchar voces con estímulos ambiguos, aunque no podían estar de acuerdo con lo que referían las voces.

Una explicación perceptual de la EVP

Concluimos que las EVP son un ejemplo auditivo de pareidolia, es decir, la tendencia a percibir las características humanas en patrones sin sentido. Hay muchos ejemplos visuales de pareidolia: como ver caras humanas en objetos cotidianos.
La investigación de la psicología cognitiva ha demostrado que los creyentes paranormales pueden ser especialmente propensos a percatarse de los eventos fortuitos. Una configuración parecida a una cara en una rebanada de pan tostado parece significativa. La gente pregunta: “¿Cuáles son las posibilidades?” Pero si suma todas las rebanadas de pan tostado que ve durante los días, semanas y meses de una vida, es inevitable que encuentre algunas de estas configuraciones similares a las humanas en una tostada por casualidad.

De manera similar, los investigadores paranormales registran una cantidad prácticamente ilimitada de audios y utilizan todo tipo de técnicas de procesamiento de sonido, incluido el filtrado para eliminar frecuencias particulares y aumentar el volumen. Inevitablemente, pueden encontrar muestras de audio que suenan como una voz.

Suponiendo que algunos de estos sonidos parecidos a la voz no pudieran atribuirse a prácticas de recolección de datos de mala calidad, sus fuentes reales corren en el espectro de los ruidos ambientales e interferencias eléctricas en sus artefactos de procesamiento de audio. Si el oyente espera escuchar a una persona, prácticamente cualquier sonido puede cumplir esa expectativa. Un escritor sugirió acertadamente que los EVP son como una prueba auditiva de borrones de tinta en una pizarra en blanco, sobre la cual el sujeto puede proyectar cualquier interpretación. La tendencia de los investigadores EVP a escuchar una voz y un sonido significativo con intención, probablemente se amplia con la predisposición del contexto paranormal.

La investigación de EVP tiene el sello distintivo de la pseudociencia

En la pseudociencia, hay una apariencia de adherencia a los valores de la ciencia. La objetividad en la investigación EVP se equipara con el uso de un dispositivo de registro tecnológico, pero la subjetividad impregna el paso crítico de interpretar lo que significan los sonidos. En ciencia, la objetividad es un valor crítico para los investigadores, un ideal que intentamos aplicar en todos los aspectos de la investigación, en lugar de una característica de nuestro equipo.

Otra característica de la pseudociencia es la falta de integración con las áreas de investigación relacionadas. Existe un rico historial de uso de métodos experimentales para examinar la percepción auditiva, sin embargo, los entusiastas de la EVP no son conscientes o ignoran intencionalmente este trabajo relevante.
La ciencia también valora la parsimonia: la idea de que se prefiere la explicación más simple. Para explicar la EVP como el resultado de la percepción auditiva humana, necesitamos una teoría para explicar cómo y por qué un oyente humano a veces percibe erróneamente los estímulos ambiguos. De hecho, esta misma tendencia es uno de los muchos atajos cognitivos bien documentados que pueden tener un valor adaptativo. Una voz puede indicar la presencia de un posible amigo o enemigo, por lo que puede llevar a errores desde el lado de la percepción estos estímulos auditivos ambiguos.

Una teoría paranormal debe ser mucho más compleja. Tenemos que explicar cómo las entidades incorpóreas adquieren presentarse. Tenemos que explicar por qué tienen la capacidad de producir sonido, pues solo se comunican en grabaciones de audio en lugar de simplemente hablar en voz alta. Tenemos que explicar por qué aparentemente no pueden hablar claramente en oraciones completas, solo frases breves, confusas y a menudo aparentemente aleatorias.

¿Cuál es el daño aportado?

Muchas formas de entretenimiento popular requieren el sustento de la incredulidad, y los espectadores de los reality shows paranormales con suerte están sintonizando con el entretenimiento y no con el valor científico.

Actualmente, solo hay pruebas limitadas y provisionales para vincular la exposición a la pseudociencia en la televisión con creencias pseudocientíficas. Aún así, un estudio demostró que las personas consideran que la investigación paranormal es más creíble y científica cuando se muestra utilizando herramientas tecnológicas como dispositivos de grabación. Otra evidencia ha sugerido que la opinión popular puede superar la credibilidad científica cuando las personas evalúan los reclamos pseudocientíficos.

Una buena historia de fantasmas puede aportar entretenimiento e incluso valor cultural, pero el retrato popular de las prácticas pseudocientíficas como ciencia puede estar desvirtuando los esfuerzos para cultivar un público científicamente alfabetizado.

 

 
Deja un comentario

Publicado por en noviembre 19, 2017 en Artículos, parapsicologia

 

Etiquetas: ,

El control mental en apnea.

Por Juankar Moreno

sys_media_112956.jpg

               “En la apnea el 20% técnica y 80% mental” – Adrián Valls (Buceador)

El control del cuerpo ha sido desde milenios algo muy común, sobretodo, en los países asiáticos. Tanto Yogis como Lamas han demostrado tener un control sobre el cuerpo de características impensables, prueba de ello es por ejemplo la meditación g-tummo dirigida a controlar la “energía interna”.

Un deporte en el que se empieza a considerar un resultado similar es en la apnea. La apnea o buceo libre (freediving)  es la suspensión transitoria de la respiración para descender a “pulmón” en el agua. A base de entrenamiento un atleta en cualquier deporte reconoce sus propias reacciones y aprende a controlarlas; y sin tener diferencias con otros ejercicios la experiencia demuestra que se puede encontrar el método para superar tiempos bajo el agua fuera de la lógica.

Según el buzo de inmersión libre y apneísta italiano Umberto Pelizzari: “Uno de los primeros objetivos de la apnea consiste en no pensar que estamos en apnea”. Aún entendiendo esto, es meramente complicado olvidarse que uno debe y necesita respirar y para llegar esos resultados el control mental juega un papel fundamental. Pelizzari  lo considera como una vía similar al yoga y reconoce que “puede ayudar a situaciones verdaderamente extraordinarias” como la interrupción o reducción de las pulsaciones cardíacas y la actividad respiratoria durante un tiempo considerable. Hay referencias sobre la existencia de yogis capaces de parar la actividad cardíaca (que casi seguro es ralentizar que no parar) durante 20 minutos.

En experiencias realizadas en laboratorios, algunos yogis han permanecido encerrados herméticamente en cajas acrílicas por más de 123 minutos y han sobrevivido a la experiencia. Pelizzari comenta con respecto a este tema que: “El objetivo del Yoga es permitir al practicante fundirse en el mundo que lo rodea, se trate de agua o de aire y de despertar facultades vitales atrofiadas hoy en día. Para el apneísta la facultad inconsciente más importante es la del reflejo de inmersión. Este reflejo desencadena en nuestro cuerpo unos fenómenos fisiológicos, favorables para la apnea, como la reducción del ritmo cardíaco, la disminución de la presión sanguínea y una tendencia a la relajación muscular”.

Y añade: “El yoga no se puede aprender en un día, necesita años de práctica, de ejercicios, de meditación, y sobre todo unas costumbres alimentarias y un modo de vida muy riguroso, distante de los nuestros”.

Tanto el yoga como el control mental apuntan al control de la mente como base del dominio total de nuestro cuerpo. Teniendo esto como base podemos observar que los fundamentos de cualquiera de estas dos ramas no difieren; simplemente, pueden tener ciertos puntos de divergencia en cuanto a estilo de vida, pero para lo que netamente se aplica, la esencia es la misma.

“Exige de un esfuerzo mental muy grande y te ayuda a valorar los límites que puede alcanzar uno”   Aleix Segura

Según los expertos en esta técnica el cuerpo humano se adapta para poder practicar este tipo de buceo. Primero disminuye el ritmo cardiaco entre 10% y 25% para ralentizar las funciones corporales y consumir menos oxígeno:

“Los vasos sanguíneos se contraen para elevar ligeramente los niveles de oxígeno y el bazo libera más glóbulos rojos para que llegue oxígeno a los órganos vitales, sobre todo el cerebro y el corazón, restringiendo el oxígeno en las extremidades. Para ayudar a este proceso se contraen los músculos grandes. Dependiendo de la , el plasma sanguíneo llena los vasos sanguíneos de los pulmones para reducir el volumen y evitar daños que podrían provocar la presión a más de 35 metros bajo el agua”.

En la apnea existen distintas modalidades, entre ellas la apnea estática (consistiendo la prueba en aguantar la respiración el mayor tiempo posible bajo el agua), dónde tenemos tiempos como los de Ricardo Baji con 20 minutos y 21 segundos, Tom Sitas 22 minutos y 22 segundos o el record mundial conseguido por Aleix Segura de 24 minutos y 3,45 segundos.

Otra modalidad es la de buceo libre (profundidad) siendo actualmente la marca mundial de 294 metros en la categoría de apnea dinámica con aletas, impuesta en 2015 por Alex Duvivier, en Mulhouse, Francia.

Safe Creative #1801135375099

 
Deja un comentario

Publicado por en octubre 21, 2017 en Artículos, parapsicologia

 

Entrevista a César Pachón (Psicofonías)

 

Entrevista realizada por Roger Oliach a César Pachón, experto en electrónica y sonido, sobre el fenómeno de la psicofonía.

 

¿Qué son las psicofonías?

El término psicofonías fue el primero empleado, y su significado etimológicamente sería: Psico (mente) y fonía (voz), es decir voces de la mente. Este es el término más utilizado y extendido, incluso por mí, aunque no sea del todo correcto, por afirmar con esta palabra que las voces provienen de la mente. Esto a día de hoy no se puede afirmar de ninguna forma. Personalmente utilizo esta palabra por ser la más conocida.
Don Germán de Argumosa acuñó otro término que sería mucho más correcto, “parafonías”. Que viene del prefijo Para (al lado de) y fonía (voz). De todas formas, suele utilizarse estas dos acepciones para referirse a las supuestas voces que salen en grabaciones de audio, sin tener ninguna explicación de su existencia.

¿Cual cree que es la teoría más acertada sobre la procedencia de las psicofonías?

Actualmente no existe ninguna teoría al respecto. Nos movemos en al campo de las hipótesis aún sin demostrar. Cualquier persona que afirme algo rotundamente, o no está en su sano juicio, o no está bien informado. Yo tan sólo busco patrones que pierdan la aleatoriedad del ruido blanco, y que puedan parecer voces.

¿Qué mínimo material es necesario para la obtención de éstas?

En esto soy bastante exigente. Tan sólo deberían validarse las pruebas obtenidas con equipos profesionales. Analizador de espectro, y receptor de alta gama, son imprescindibles para mí. Todo ello tiene que estar interconectado con cables apantallados y filtros de buena calidad. Todo el instrumental tiene que estar organizado de forma que no se produzcan incompatibilidades electromagnéticas.

¿Qué tipo de Software/Hardware hace falta para el procesamiento y limpieza de las grabaciones?

Una vez realizada la grabación, un computador personal, un software de edición de audio (del tipo Audacity), algo de paciencia y destreza, son suficientes para filtrar las grabaciones.

Normalmente, las captaciones se producen en sitios alejados, abandonados o en los que por alguna razón ha pasado un hecho relevante en el pasado. ¿Cree que esos sitios aguardan más “voces” que otros lugares? ¿Por qué?

Desaconsejo el hacer prácticas psicofónicas fuera de un entorno controlado. Cuando se sale ha hacer grabaciones “por ahí” no conocemos las señales electromagnéticas que hay en la zona. Mi consejo es que siempre se realicen las prácticas en un mismo lugar apropiado y con medios técnicos suficientes (laboratorio). En este laboratorio podremos tener un mayor conocimiento de las señales de radio que nos rodean, y otras múltiples interferencias que tenemos que conocer para poder validar los resultados.

¿Cree que la relación oído/cerebro es una parte importante a la hora de interpretar las psicofonías?

Por supuesto. Gran cantidad de psicofonías muy conocidas y otras no tan famosas, son sólo un producto de pareidolias. En otros casos hay gran imaginación sobre el contenido por parte de los investigadores. Muchas de las psicofonías obtenidas deben descartarse por ser malas interpretaciones de nuestro cerebro, que intenta buscar un patrón prefijado de nuestro lenguaje. Cualquier ruido podemos intentar que encaje con alguna palabra.

La tecnología del audio ha sido básica para el descubrimiento de éste fenómeno. ¿Puede ser que en el futuro, el mismo avance de la tecnología del audio, nos aporte suficientes respuestas para alejarlo de lo “paranormal”?

Es probable. Pero mientras que continúen apareciendo supuestas voces en equipos fiables, profesionales y de alta gama, la experimentación está abierta. No es lo mismo que aparezca una supuesta voz en una grabación con un equipo de 30 Euros, que con otro que cumple unas normas muy estrictas, y que su coste al ser profesional y fiable superen los 30000 Euros. Por lo tanto entiendo que grabaciones con un determinado instrumental, deberían tener más peso que otras realizadas con equipos más simples e interferibles.

Los que entienden del tema, como Ud, ¿tratan ellos mismos el audio o lo dejan en manos de los profesionales del sector?

Que yo sepa lo suelen hacer ellos mismos u otros colegas. De todas formas una limpieza básica de ruidos de fondo no es muy complicada actualmente con los softwares disponibles.

 Si el oído humano por sí solo no puede captarlas; ¿se debe a su poco nivel de sonido, o es porque no podemos oír dichas frecuencias? ¿Podría un animal oírlas?

Los equipos grabadores suelen tener una respuesta bastante parecida a la del oído humano en frecuencia, ya que han sido diseñados por nosotros y para nosotros. En amplitud, nos pueden superar según el fabricante haya querido meter más o menos etapas amplificadoras. Esto es lo habitual, ya que hay en el mercado muchos equipos capaces de registrar frecuencias fuera de nuestro espectro auditivo.
Pienso que las voces, en el caso de que hayan sido obtenidas de forma fiable, no han sido producidas por micro-cambios en la presión atmosférica (audio). Yo ni si quiera utilizo micrófono alguno, por lo tanto ningún humano o animal las hubiera escuchado en su génesis, al no haber sido producidas por sonido alguno.

¿Puede ser que al hacer las preguntas en el mismo sitio donde se quieren obtener las “voces”, las “voces” procedan de la reverberación del ambiente, causadas por el mismo que pregunta?

Por supuesto. En el campo de las grabaciones psicofónicas muchas  veces se han movido los investigadores más por la pasión que por los conocimientos técnicos. Es muy probable que muchas de ellas tan sólo sean ecos o sonidos completamente banales.
€
€
€
Un saludo a todos, y suerte en la experimentación.

 

Fuente: Entrevista publicada en Marzo 2008 en el blog  raudivevoice.blogspot.es

 
Deja un comentario

Publicado por en agosto 15, 2017 en Entrevistas, parapsicologia

 
 
A %d blogueros les gusta esto: