RSS

Psicofonías ¿entendemos lo que oímos?

14 Ene

Por Juankar Moreno

“El camino mas corto entre dos puntos es la línea recta”  Aristóteles

Dentro del complejo y hasta ahora incomprendido fenómeno psicofónico se da una cuestión altamente discutida, esta es la interpretación del mensaje. Hay miles de audios que dicen contener un mensaje comprensible indistintamente de donde provenga su origen ( dimensiones, fallecidos, extraterrestres…).

Como ya dejé referido en el artículo “Psicofonías, interpretación y audición” la interpretación de una supuesta “inclusión” es implícitamente personal, dándose una cierta similitud con la prueba de lateralidad de la bailarina (la cual gira a derecha o izquierda), en esta bajo entreno podemos dirigir a conveniencia el giro de la danzante. En esta explicación me voy a basar exclusivamente sobre los supuestos mensajes o respuestas cortas, las cuales suman casi el total de las exposiciones atribuidas al fenómeno.

bailarina_girando

Realmente la bailarina no gira, es una ilusión óptica

Generalmente damos por hecho que la recepción de un mensaje y su interpretación es relativamente sencilla, aunque realmente no lo es. Un mensaje oral la mayoría de las veces es comprensible mediante el contexto que rodea a toda una frase, o como poco, al saber de lo que estamos hablando. Si cogiésemos un término corto al azar, una letra, un nombre o una expresión siempre caeríamos en el error de una mala interpretación. Muchos pueden pensar que es meramente imposible caer en fallos de este tipo, pero la realidad está muy alejada de lo que pensemos “a priori”. Por mi función laboral estoy diariamente trabajando con muchas referencias alfanuméricas y, aunque hoy en día casi todos los datos se mandan mediante Internet o Intranet todavía quedan excepciones, las cuales se efectúan por vía telefónica (oral).

Un ejemplo de lo que quiero dar a entender es el siguiente :

He recibido una llamada telefónica y me han aportado la referencia 123BFTJ,  los números son prácticamente imposible que nos lleven a la confusión  pero ¿Y las letras?

En esta secuencia en la primera letra me dicen B, pero se da frecuentemente (y no solamente a mi) que entiendes D, T o incluso P, de ahí el hecho de tener que recurrir de forma automática a matizar “B de Barcelona” (por poner un ejemplo). Dicho esto vamos a analizar de una manera simple los puntos emisor/receptor de este ejemplo. El emisor lanza un mensaje correcto y comprensible, todos entendemos lo que nos hablan por teléfono, al oír la radio o ver la Tv, pero sin embargo en la recepción, lo obtenido, ha sido dudoso ¿Que ha ocurrido?

Lo que ha pasado es que no tenemos una pista con que asociarlo (aún sabiendo que es una letra), el mensaje nos pilla de improviso y el cerebro lo empareja en su banco de datos a letras con características acústicas similares escogiendo una al azar (entendiendo que es la más aproximada o correcta).

Ahora tomemos esta situación y la llevamos al fenómeno psicofónico con mensajes cortos. Aunque se me tilde de escéptico todo lo que pasa por mis manos asociado a las llamadas psicofonías me gusta escucharlo, y si puedo, analizarlo. Donde he prestado una especial atención ha sido a todos esos audios  tomados con la novedosa Spirit Vox o similares.

El método a seguir en TCI suele ser siempre el mismo indistintamente de los equipos electrónicos a utilizar. De forma similar al espiritismo e incluso a la magia tradicional se invoca a un supuesto contacto en un mas que discutible “otro lado”. Menciono el término invocar y creo que de forma correcta al solicitar una respuesta de algo o alguien etéreo o no-material, esta invocación suele ser ejecutada con preguntas al aire y por lo general de carácter  banal, tipo: ¿Hay alguien ahí? ¿Como te llamas? ¿Me oyes? etc.

Al igual que en el ejemplo de las referencias alfanuméricas, con numerosos cortes psicofónicos se dan ciertos paralelismos aunque con unas diferencias concretas. Pongamos un ejemplo:

He escuchado una psicofonía corta que pregunta ¿Como te llamas? y se da una supuesta respuesta en la que el operador interpreta: Eva. Por mi lado también puedo entender Emma o incluso Elsa si nos ceñimos a nombres propios, pues hay que recordar que se ha solicitado uno (predisposición a la respuesta) y es de mujer (contaminación de respuesta mediante el operador). Aunque si anulamos la pregunta y toda la parafernalia que rodea al método, del corte de audio pueden resultar una gran variedad de vocablos casi a voluntad, curiosamente como el efecto de lateralidad de la bailarina.

En el tema psicofónico se da por válido que, cualquier sonido captado por una máquina tiene una fiabilidad casi total, aunque dejamos al margen que quien dictamina el resultado somos nosotros mismos, que entendemos cosas que no oímos y viceversa, y que aunque el cántabro Germán de Argumosa repitiera incesantemente que en estas cuestiones “había que tener el oído entrenado”, realmente lo que entrenamos es el cerebro (sin querer entrar en el tema de las pareidolias)

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en enero 14, 2017 en Artículos, parapsicologia

 

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: