RSS

Ovnis y lo paranormal

31 Dic

Por Josep Mª Casa-Huguet

url.jpg

Consideraciones Generales e Interrelación con lo Paranormal (Una materia tan polémica como manipulada)

Difícil empeño el de terciar en una materia tan polémica como manipulada y en relación con la cual se echa de menos, a mi juicio, una labor de actualización rigurosa, seria y profunda, más allá desde luego, de apriorismos y emotiva subjetividad; una labor de carácter global, pluridisciplinar y ajena a personalismos y al propósito, en tanto que asumido como prioritario en muchas ocasiones, o la necesidad de ganar dinero.
Personalmente he llegado a tal conclusión después de enfrentarme a la tremenda complejidad de una fenomenología que desde hace milenios está implicando y afectando a la Humanidad y que ha sido interpretada con arreglo a los supuestos diversos, e incluso contradictorios, presentes en los distintos contextos específicos en los que se dan los fenómenos o el ámbito desde el que se efectúa, en relación con ellos, la aproximación, interpretación o investigación (por ejemplo, desde cualquiera de los ámbitos o contextos individual, social o colectivo, religioso, supersticioso, ritualista, esotérico, mágico, ocultista, espiritista, extraterrestres, filosófico, polítíco, cultural, científico, místico, metafísico): evidentemente, resulta ser de aplicación aquí el popular dicho de “cada uno trata de llevar el agua a su molino”; ello implica, si lo analizamos en profundidad, la pérdida a lo largo de milenios, como hemos dicho, de innumerables oportunidades y posibilidades para alcanzar a conseguir una, interpretación que, por más objetiva, hubiera podido resultar de mes general aplicación, permitiendo además, y en consecuencia, obtener una base o punto de partida más idónea para poder llegar a la obtención de un corrimiento más satisfactorio en tanto que más próximo a un auténtico “saber”.

Teniendo en cuenta lo indicado en. el párrafo anterior, podemos constáis que de tinas más 0 menos sectarias o condicionadas interpretaciones que han derivado, como era de esperar, unas muy alienantes, contradictorias y lamentables consecuencias, respecto de un auténtico crecimiento interior y de la deseable evolución de Consciencia del Ser Humano hacia nielas de una efectiva y responsable madurez humana: es decir., ¡hacia metas de Respeto, Libertad, Faz y Amor!. Tal estado de cosas debe ser modificado hasta su misma raíz y sin demora. Para ello es preciso replantearse, globalmente y en profundidad, la entidad, identidad, significacíón y alcance del sorprendente y fascinante mundo de la Realidad Paranormal y de sus múltiples y aparentemente inconexas, e incluso contradictorias, manifestaciones o Fenómenos.

En atención a ello, voy a tratar de exponer mis particulares puntos de vista (hipótesis) respecto de una materia que considero del más gran interés y trascendencia para el Ser Humano, el cual, por cierto, podemos constatar se haya en un momento decisivo, crítico cabría decir, de su existencia: inmerso en un Presente que se le antoja, en muchos aspectos, incoherente y contradictorio, vacío de contenido, e inquieto ante un Futuro que se le aparece como ajeno y desdibujado en la oscuridad, preocupante y enigmático. Vivimos, pues, en una situación de innegable congoja, que produce inseguridad y pesa sobre unos y otros como una losa que asfixiara la positividad y  creatividad de realidades tales como la Vida, la alegría, la ilusión y la esperanza, inexcusables factones para «ser» y para el «ir creciendo»…

Tratando de concretar un poco más nuestro pensamiento, diremos que el Ser Humano necesita potenciar y desarrollar (atender) los aspectos o dimensiones «superiores» (trascendentes) que, a nivel de Realidad Potencial, es decir, «no manifestada», concurren en su entidad y subsiguiente, identidad. Esto puede interpretarse como un intento (exigencia) de «realización personal» globalizante e integradora, yendo, en todo caso, más allá de la diaria rutina y del limitado y agobiante horizonte del consumismo materialista (cabría decir, de manera más general, de «lo humano manipulado»). El Hombre necesita, decimos, proyectarse en otros horizontes y en otros mundos; es decir, en diferentes y fabulosos aspectos de la Realidad. Repetimos, sin rubor: «de la la Realidad», una realidad «diferente» cuya existencia el Ser Humano intuye, o capta por inspiración y a la que ocasionalmente se enfrenta cuando en su entorno vital surge el Fenómeno Paranormal.

Ni azar ni determinismo

De manera general cabría afirmar que los Fenómenos que evidencian aspectos paranormales de la Realidad (una Realidad que es también «nuestra», aunque lo ignoremos o desconozcamos) pueden no implicar ni azar ni determinismo, puesto que podrían ser interpretados de dos formas:

A) Como vinculados a una problemática psico-emocional (dando lugar a Fenómenos PSI en general) que tendría directa correlación con situaciones personales de índole muy insatisfactoria (por ejemplo, poderosas vivencias de frustración, de incomunicación, de falta de estimación o aceptación propia o ajena, de relegación, de manipulación, de indignidad, injusticia,incomprensión, o, también, en determinados  puestos o situaciones, implicando emociones, sentimientos o percepciones extrasensoriales que cupiera, en alguna manera, relacionar con alejamiento, pérdida, peligro, daño, dificultad o muerte de un ser muy querido. Podrían resultar muy operativos, en muchos de tales supuestos, el instinto y la intuición.

B)  O como vinculados a un conflicto que tuviera su origen en la existencia de dificultades u obstáculos entorpeciendo la consecución de unos mas satisfactorios, a juicio del propio sujeto, niveles de realización y evolución personales en el ámbito interior y más profundo del Set Humano (nos hallaríamos en presencia de “lo mental-consciente” y de “lo supra” y “lo paraconsciente”); nos estamos refiriendo a todo aquello que cabría relacionar primordialmente con la dimensión de “lo Ético” y “lo Espiritual” , vinculado, por tanto, a una búsqueda en pos de nuevos y más humanos niveles de Comprensión y de Consciencia, lo cual resulta ser fundamental para la consecución de una adecuada y creativa convivencia humana, es decir, efectivamente digna de tal nombre.
Con el contenido de este apartado B podríamos relacionar en principio la fenomenología OVNI y algunos otros sucesos (en la esfera, por ejemplo, de lo religioso/místico) que cabría conectar con propuestas para la consecución de una supuesta madurez humana integradora: para el logro de lo espiritual y de una satisfactoria evolución de Consciencia.

En tal contexto, podría resultar de específica utilidad la inspiración. En la frontera entre los dos grandes ámbitos de la entidad de lo «Humano», que delimitan, de manera muy general los dos anteriores Apartados A y B, cabría situar la esfera de lo incomciente y de lo subconsciente.
Tanto en el supuesto A como en el B, concurrirían, pues, operativos y adecuados elementos o factores que, actuando a niveles, o por vías, en general, no conscientes, asumirían la funciono rol de catalizadores, facilitando, por tanto, con su operativa presencia, el desencadenamiento o manifestación de determinados sucesos (fenómenos) 0 dando lugar a situaciones y vivencias que, según los casos, asumirían a su vez la función de una deseable catarsis, compensación crecimiento o reequilibrio interiores; reencuentro consigo mismo (desalienación), evolución de Consciencia o realización espiritual.
De manera más concreta, y siempre a título de hipótesis, cabría comentar, haciendo énfasis en los supuestos a que se refiere el apartado B, la existencia en el Ser Humano de una operativa capacidad para, en algún modo o grado, «crear» (?!) —con la finalidad de ser singular y particularmente vivenciados— aquellos aspectos de la Realidad que resulten ser más idóneos para cumplir la misión o función compensatoria o de creatividad que de ellos el sujeto pueda esperar.
Desde tal motivación subjetiva, dichos hechos podrían ser asumidos lcomo una consciencia de la «frustración» humana, por una parte, y de la necesidad de realizarse en el ámbito de la imaginación y de lo trascendente.

En relación con el Fenómeno Paranormal (y por extensión, al Fenómeno OVNI) me cabe emitir hipótesis solamente en lo referente a su posible entidad o naturaleza, puesto que en relación con el hecho de su realidad o existencia (a nivel físico-material-tridimensional, es decir, sensorialmente perceptible y mensurable) no me cabe la menor duda. Tal conclusión, evidente para mí, sería probablemente compartida por toda persona que hubiera dedicado largos años al riguroso, sistemático y desapasionado estudio e investigación (tanto de «campo» como de «reflexión» o sea de elaboración mental) de esta fenomenología, tan elusiva como fascinante y tan sorprendente como demoledora en relación con nuestra tan alicorta, amputada y chirriante realidad socio-cultural convencional: puedo garantizar a mis lectores que he conseguido llegar a obtener evidencia, para mi suficiente, respecto de la existencia del Fenómeno PSI, es decir, más allá de toda duda o posiblidad de fraude o alucinación con arreglo a lo expuesto y comentado en esta misma obra.

Interpretación del fenómeno

Opino que para tratar de llegar al conocimiento y comprensión de la naturaleza o entidad («¿qué es?») del fenómeno Paranormal (e igualmente del Fenómeno OVNI) es preciso, previamente, tratar de acercarse a la interpretación del mismo, para lo cual cabe atender:

A) Al contexto en el que se dan los Fenómenos, teniendo en cuenta al respecto los «factores» que concurren y los «efectos» (resultados) que se obtienen («¿cómo, dónde, qué pasa, qué se obtiene?»). Citamos a título de ejemplo, algunos posibles contextos: confesionales, esotérico-ocultistas, «extraterrestres» (OVNI convencional, que el autor no comparte), espiritistas, mágico-ritualistas, etc.

B) El sentido, causas o móviles (motivaciones), a la finalidad u objetivo y a la voluntad implícita (en general, no consciente), es decir, al <<¿Por qué?» y  al <<¿para qué?>> las ¡a relación con los precedentes apartados A y B, cabría distinguir las siguientes motivaciones (móviles o causas): Factores ambientales y socio-culturales (implícitos o dimanantes en/el contexto).

Factures subjetivos (Personales), genético-congénitos, psico-emocionales,psico-mentales y en general, mental-evolutivos: necesidad de autorrealización y autoaceptación; medio de compensación, de catarsis o de armonización y crecimiento personales; necesidad de proyectar «mensaje», etc.

El asumir progresivas cotas de Reflexién-Comprénsion-Consciencia-Saber…

C) Al alcance: efectos, logros o resultados que sé obtengan en el ámbito de lo subjetivo (o sea, en relación con los citados «factores subjetívos»); impacto que se pueda producir en nuestra Realidad convencional o puesta en evidencia de «nuestra» Realidad diferente; recepción de algún tipo de «mensaje»; alivio, ayuda, constatación o confirmación en relación con una creencia o afecto; solución a una necesidad o búsqueda; creciente sentido, operatividad y vigencia de lo relativo en nuestra existencia, por una parte, y progresiva captación de la presencia y sentido de «lo absoluto», por otra parte.
En este momento de nuestro comentario, podría tal vez resultar de interés aportar el siguiente Esquema General referente a la Fenomenología Paranormal (Para-Físico-Bio-Psico-Mental):

I – Clasificación atendiendo a «ámbitos»:

  • Fenómeno Para-Físico (o Bío)/ Psico-Emocional (Para-Psicológico)
  • Fenómeno Para-Físico (o Bío)/ Psico-Mental (Para-Consciente)
  • Fenómeno Para-Físico (o Bío)/Mental (Consciente)
  • Fenómeno OVNI

II- Clasificación atendiendo a «modalidades predominantes»:

Psi-Gamma/PES (Percep. Extrasensorial): Telepatía, Clarividencia, Precognición, Retrocognición, Oui-Ja, Psicometría…

Psi-Kappa (o de manifestación físico-tridimensional)

  • Telequinesis/Psicocinesis,«poltergeist»(«Spuk»), Oui-ja..
  •  Hiloclastia: materialización, aportes, alteraciones o efectos a nivel celular, molecular o sub-molecular, teleplastias, ideoplastias, psicoimágenes, psicofonías…

Es denominador común a los citados Fenómenos (es decir a los que han quedado descritos en las clasificaciones anteriores), la Realidad del hecho de la Vida, incluyendo en ella las complejísimas dimensiones de lo psíquico y lo mental humano…

Atendiendo al grado de su voluntariedad y conciencia, los fenómenos pueden ser:

Espontáneos (voluntarios/inconscientes, es decir, no conscientemente provocados).

Provocados y no conscientes (cuando se producen en estados «alterados» (modificados) de conciencia, sean o no buscados de propósito; se dan en contextos muy específicos).

Provocados y conscientes (Fenómenos escasísimos y, en general, menos espectaculares(con muy notables excepciones), pero muy significativos).

Por otra parte, y atendiendo a la capacidad de quienes en ellos internen, cabe referirse a sujetos:

Ocasinales: se trata de Personas sensibles o «dotadas», pero ello no es de dominio público ni, a veces, conocido por el propio sujeto, por lo cual acostumbran a pasar desapercibidas para la investigación.

Dotados sensibles (se les denomina también «paragnostas» para el supuesto de  la Percepción Extrasensorial-PES)

Para poder realizar una investigación adecuada y fructífera es necesario poder disponer de sujetos dotados y capuces de provocar los Fenómenos voluntaria y conscientemente.

Aproximación a la comprensión de lo insólito en sus modalidades Paranormal y OVNI

A lo largo de esta exposición trataremos de aproximarnos al conocimiento y comprensión de cuáles puedan ser la entidad o naturaleza, identidad, sentido, finalidad y alcance, de la tan insólita como complejísima modalidad de manifestación de la Realidad que denominamos Fenómeno Paranormal:
Este sería el objetivo general, y de manera más concreta y específica intentaremos profundizar nuestra búsqueda en relación con el Fenómeno OVNI, por sus implicaciones y conexiones constituye, por cierto, la motivación fundamental de esta trabajo.

Nuevas hipótesis

Concretamente, y en relación con el Fenómeno OVNI, la hipótesis «extraterrestre» entendemos dejó de ser considerada como «la menos in-satisfactoria», pues, en la medida misma que va transcurriendo el tiempo y se profundiza en la investigación, se están aceptando y barajando nuevas hipótesis: Universos paralelos o interpretados, presencia e interacción de diferentes «dimensiones» o «ámbitos» de Realidad, existencia de seres o entes intraterrestres, viajes en el tiempo, planteamientos esotérico-ocultistas, factores psico-sociales, sociales o psíquicos, planteamientos mesiánico-milenaristas-apocalípticos más o menos místicos o religiosos…,supuesta vinculación con experimentos o prototipos de alto secreto militar, etc.

Para concluir esta enumeración, meramente orientativa, citaremos nuestra hipótesis,  ya aludida de una efectiva vinculación del fenómeno OVNI con el ámbito de la Realidad Paranormal y sus plurales y  complejísimas modalidades de manifestación.

Cabría hablar de qu en todos los fenómenos a que nos estamos refiriendo concurre una < Podríamos comentar que cabe hablar de Realidad como equivalente a lo existente: ello permitiría afirmar que es real un pensamiento, un sentimiento, un dolor, una ilusión, un sueño…una partícula subatómica (partícula?/onda?) o una onda radiofónica, pese a que tales realidades ni existían ni tenían realidad alguna para nuestros «ilustrados» abuelos!
Siguiendo el hilo o discurso de un tal razonamiento, cabría afirmar que todos los «no usuales» Fenómenos a que estamos aludiendo una y otra vez —incluso los que no se manifiestan como «materiales», como son los denominados de Percepción Extrasensorial (PES)— son asimismo «reales», puesto que «existen» (dándose, además, la circunstancia innegable de que en ocasiones muchos de ellos asumen entidad físico-tridimensional y son sensorialmente perceptibles y mensurables), aunque nos sean efectivamente desconocidos desde el punto de vista de la explicación o comprensión de los mismos: de esto se trata» y lo hemos de ir aceptando como «la cosa-más-natural-del-Mundo»; tienen indiscutible Realidad…

Retomando, de manera concreta, al polémico tema del OVNI, añadiré —con el fin de no dejar cabos sueltos que podrían dar lugar a posibles malas interpretaciones— tener un muy singular interés en dejar claramente expuesto que en ningún momento debe ser interpretada mi opinión como negando «a priori» toda posible intervención de factores o elementos «no terrestres» (prefiero esta expresión a la de«extraterrestres», por las apasionadas y emocionales connotaciones que esta última palabra lleva consigo) en la complejísima entidad del Fenómeno OVNI; en efecto, lo que ocurre es que carezco, por el momento, de toda pista segura respecto de la cualidad o el peso específico de alguna alegada, supuesta y posible, «intervención no humana» en relación con dicho Fenómeno (nos parece más adecuada e ilustrativa la denominación de «no humana» que la de «extraterrestre»). Estimo oportuno destacar —como elemento constitutivo de mi hipótesis— que las vivencias OVNI más significativas e impactantes (es decir <<cuando-pasan-cosas» en relación con el OVNI), y también aqueja otras referentes al Fenómeno PSI en general, se acostumbran a dar en un estado de Conciencia en algún modo «diferente» o «modificada» (alterada); algo así como un «insólito sueño hecho realidad» —tal vez, incluso, en un determinado espacio/tiempo también «diferente».

En el contexto de lo insólito Paranormal y OVNI, que estamos examinando, cabe afirmar que ni los sujetos implicados ni los restantes factores o elementos que puedan concurrir son cualesquiera, puesto que cabe constatar algún tipo de «preferencia» : es decir, no existe, a mi juicio, azar (casualidad), en relación con personas, momento, lugar, efectos, etc.

Connotaciones del Fenómeno OVNI

En el fenómeno OVNI acostumbran a concurrir determinadas conontaciones que en buena parte cabe relacionar con el singular y específico contexto -cósmico/extraterrestre- en que generalmente viene siendo situado, según una «vox populi» no demasiado bien informada (estamos aludiendo, claro está, al que denominamos «contexto socio-cultural»); contexto que a nivel individual acostumbra ser asumido, e incluso potenciado, por los personales planteamientos, no siempre ni solamente a nivel consciente, de los potenciales testigos o personas implicadas. Por mi parte acostumbro a comentar, a título de hipótesis, claro está, que en el panorama de la variadísima y apasionante Í fenomenología de lo «insólito» (lo no convencional) —que constituye, por principio y definición, el ámbito de las manifestaciones paranormales de la Realidad—el Fenómeno OVNI reivindica para sí la cualidad de una entidad (naturaleza) de índole superior y trascendente; en efecto, entre las motivaciones y las finalidades de tal manifestación cabe hallar factores tan importantes como son el anhelo o necesidad de apertura a niveles de Consciencia más profundos o esenciales, punto de partida y comprensible objetivo para todo proyecto de evolución específicamente humana; cabría decir incluso, y por qué no,más “espirituales” o, que para el caso viene a ser lo mismo, en plena sintonía de “lo ético” (tomado este término en sentido de capacidad operativa  para la comprensión, la Consciencia, el respeto, la solidaridad, la libertad, la Paz y el Amor); en algún aspecto pudiera parecer nos estamos acercando a determinados conceptos presentes en la esfera de lo esotérico-místico-trascendente…

Es de destacar, asimismo y además, la importancia notoria y funda-mental, que acostumbra a tener para los “contactados” el factor o dimensión de lo social o lo colectivo, que podría traducirse en una búsqueda de superación del apego, tan coman en el “Ser Humano” poco evolucionado, a lo que cabría denominar “egoísmo”, “egolatría”, “yo pequeño”, “batallita personal”. Ocurre, sin embargo, que en numerosas ocasiones, un tan positivo impulso, para tratar de trascender el “yo pequeño”, se ve empañado, e incluso contradicho, por aun proceso personal que influenciado por la presencia de lo psico-emocional, puede Culminar en un conflictivo liderazgo de índole religiosa/apocalíptio-mesiánica, debido probablemente a un cierto confusionismo producida en la persona por una situación o pulsiones que puedes tener sus raices más profundas en el mundo de lo no consciente o de una “conciencia diferente”-y aquí estamos conectando con algo así como una constante que acostumbra a darse en lo Paranormal— que escapan a la comprensión, voluntad o control del sujeto.

OVNI y realización personal

Ya para ir concluyendo, podríamos añadir, que la realidad OVNI aporta. posiblemente a modo de estimulo o de compensación, algunos aspectos o elementos de realización personal: es decir trata de atender a una  subjetiva exigencia de realización humana de nuestra realidad cotidiana- social,cultural, política, económica, artística, religiosa, filosófica- no acostumbra a tomar debidamente en cuenta o tiene en lamentable olvido o en situación de franca represión o regresión, u ello tanto en el ámbito de lo individual como de lo colectivo ( esto último, incluso, tal vez, a nivel de toda la especie humana); estamos aludiendo a la impuesta  presencia en nuestras Vidas de factores o elementos cuya función puede resultar ser la de aportar Inhumanidad o incluso una triste deshumanización (pérdida de ser y de entidad) por su malsana capacidad de alienación, lo que conllevaría conflictivos problemas de identidad: tal constatación evidencia bien claramente la necesidad de proceder a modificar en profundidad «el Sistema» que padecemos y que nos condiciona, desvirtuando tanto el sentido como la realidad de nuestras Vidas lo que constituye un hecho de tremenda gravedad.

Suponemos haber expuesto y argumentado coherentemente que«la realidad OVNI puede ser asumida como una manifestación o vivencia de gran complejidad y significación humanas, facilitada (desencadenada o potenciada)por la previsible y decisiva implicación de algunos aspectos o capacidades de nuestra mente, esa «gran desconocida»; se trataría de la presencia y operatividad de determinadas motivaciones subjetivas actuando como de catalizador (con soporte psico-mental) y en busca de determinados efectos, semejantes en ocasiones a una catarsis y, en todo caso, de un resultado de positiva entidad y creatividad, es decir que estuviera en la línea o sentido de potenciar efectivamente y en alguna medida, la liberación y el crecimiento personales. Ello supondría algún tipo o modalidad de impacto en la calidad y el nivel de la Consciencia, la cual constituye, por cierto, el fundamental y esencial rasgo de un Ser Humano que, dejando atrás los más elementales estadios de su evolución, se halla efectivamente en vías de crecimiento e integración personales:

En pos de una madurez que habrá de permitirle vivenciar en sí mismo determinados aspectos de la fértil y creativa dimensión de lo cósmico; de esta Nueva Consciencia, Planetaria y Cósmica, que está pugnando por emerger «en» y «de» nosotros. Es posible, y opino que también recomendable, ganar seguridad abriéndose a lo desconocido, incluso a lo infinito y lo eterno, asumiéndolo como algo propio connatural en nosotros y, por tanto, en nada extraño a la propia esencia de cada uno/a que,por otra parte, algunos identificamos con el Absoluto; con ese gran Todo que, en alguna manera, nos “sentimos” y nos “sabemos” Ser…

Se trata de ir asumiendo un Sentido de Trascendencia que potencie y magnifique a cuanto existe, situándonos en un contexto de efectiva Globalidad que les dé todo su sentido y toda su dignidad a los particularismos y que constituya el punto de partida para una propuesta de Unidad en la Diversidad más allá de todo confesionalismo, partidismo o discriminación: todo ello atendido, cabe pudiéramos comentar a intuir cual pueda ser la actiud más correcta para, a partir de ella, conseguir aproximarse a la comprensión de la singular entidad e identidad de cada cosa y de cada persona, en relación con los diversos e innumerables ámbitos o dimensiones de lo Real.

Fuente: Nuevo Universo… (Extractos)

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en diciembre 31, 2016 en Artículos, parapsicologia

 

Etiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: