RSS

Observaciones paranormales en estructuras atómicas.

04 Oct

Por Gary

Entre agosto de 1895 y octubre 1933, Charles W. Leadbeater y Annie Besant de la Sociedad Teosófica realizaron estudios de clarividencia mediante la estructura atómica de los elementos. Ambos habían despertado previamente la kundalini; Leadbeater ha descrito haberlo hecho mediante el método de la pranayama. Después de despertar la Kundalini, y activar el ajna chakra (chakra frontal) es posible extender la conciencia -específicamente- en la facultad de la visión a través de grandes cadenas en la capacidad de la ampliación, ya sea hacia arriba o hacia abajo. En los escritos del yoga, esto es parte de lo que se conoce alegóricamente como la capacidad de hacerse muy pequeño o muy grande a voluntad. Siendo la primera y segunda de las ocho principales siddhis, del sánscrito Anima y Mahima. La verdadera naturaleza y el alcance de muchos de los siddhis, o poderes paranormales, son a menudo (intencionadamente) descritos de forma figurada, y también son ampliamente incomprendidos. Anima y Mahima en realidad se refieren a varias cosas diferentes.

Lo que realmente sucede, en el caso de estas observaciones, es que una proyección desde el chakra ajna se forma por el yogui; la abertura funcional y la ganancia de esta proyección protuberante o filamento pueden ser controladas por el este de acuerdo con la escala del objeto en observación. Esta facultad se representa simbólicamente en la antigua iconografía egipcia por la pequeña serpiente en la frente del faraón, que es rechazada por la mayoría de los egiptólogos como siendo sólo una parte del tocado. Por este medio, uno es capaz de ver objetos mucho más pequeños y mucho más distantes. Leadbeater, por ejemplo, describe un espectro entero de tamaños de partícula por debajo de las partículas subatómicas que componen los átomos.

Los resultados de Leadbeater y las investigaciones de Besant se publicaron en una serie de artículos en la revista The Theosophist. El material fue posteriormente compilado y publicado en 1909 en un libro titulado “Occult Chemistry”, que fue revisado en una segunda edición en 1919. En 1951, una tercera edición ampliada y revisada (396 páginas) se publicó en Adyar, Madras-India. Tengo la suerte de tener copias de estas dos ediciones posteriores. Hace más de veinte años, en la década de 1970, tuve una extensa correspondencia con la Theosophical Society’s Olcott Library, y amablemente me proporcionaron una gran cantidad de información adicional. Desde entonces, y durante mis estudios, he estado con la esperanza de que la Sociedad Teosófica  reimprimiera todo el material original. Esto aún no ha ocurrido, aunque sigo esperando por ello. Las Ediciones de Occult Chemistry son ahora  muy raras y difíciles de encontrar.

En sus patentes literarias sobre el ORME (Orbitally Rearranged Monoatomic Elements) de David Hudson, se nombra específicamente los elementos: cobalto, níquel, plata, oro, paladio, platino, rutenio, rodio, iridio y osmio que exhiben un estado orbital reordenado, con una superconductividad de temperatura ambiente operadora. Más tarde, anunció en sus conferencias, que se encontró con que el mercurio también exhibe el mismo comportamiento. Por lo que yo sé, todavía no ha sugerido públicamente cualquier otro elemento (exceptuando el mercurio) que sean capaces de tener estados ORME estables y de alta temperatura de la superconductividad, más allá de los que se enumeran en sus patentes literarias.
Como el trabajo Leadbeater y de Besant ya ha sido publicado, presentando una buena oferta en este tema (aunque no sea muy conocida) y ha estado disponible desde hace algún tiempo, los estados monoatómicos también son cada vez más reconocidos, tras una cierta cantidad de discusiones en relación con ella, (gracias al Dr. Phillips S. Callahan), me es al fin permitido hacer comentarios sobre la información que se ha publicado de forma disimulada, y desde la perspectiva de la investigación monoatómica.

En base a estos materiales publicados y en ciertos estudios que he hecho, puedo ahora relatar alguna información adicional con respecto a las formas monoatómicas de los elementos físicos, algunas aportaciones sobre la superdeformación, la relación de la superdeformación al estado de alta rotación, y qué estos diversos factores tienen que ver con la manifestación y el desarrollo de la superconductividad.

Como monatómicos (átomos individuales o aislados), los elementos se observan “Yóguicamente” para mostrar formas que resultan  parecerse a algunos de los sólidos platónicos y otras formas inesperadas, más que del átomo de Bohr que la mayoría de la gente piensa. Sin embargo, las estructuras de valencia, estructuras subatómicas, y otros numerosos fenómenos complejos pueden ser identificados dado el estudio del paciente, de modo que la base física para nuestras teorías son casi todas vistas para ser reveladas, incluso si no se implementan bastante como habíamos supuesto. Las formas de valencia, formas de núcleos, y otras características macro observadas no son, por supuesto, formas sólidas, pero son barridos envolventes de volumen hechos por las partículas que se mueven rápidamente y que componen los átomos. Me voy a referir a las “estructuras de valencia”, etc .; éstas son equivalentes a los”orbitales” empleados en el acrónimo ORME.

Tabla 1

El Dr. Phillips S. Callahan ha observado que existen incongruencias entre las valencias observadas “Yóguicamente” y las predichas por la teoría, que el número y la naturaleza de las estructuras de valencia realmente observadas (en el estado monoatómico) no son como serían de esperar de acuerdo con las presentes teorías científicas de estructura atómica. Se ha hecho un esfuerzo para reconciliar las dos, la teoría y la observación. La valencia, como se observa, se puede ver en algunos casos estar compuesta de conjuntos de valencias medias, de modo que hay dos estructuras de valencia para cada una de las valencias asignadas en nuestra teoría presente, y otras variaciones en otros casos. El Dr. Phillips trata sobre esto en detalle en su libro. Este concluye que la mayoría de los átomos observados por los investigadores, y que se presumen monoatómicos, son en realidad diatómicos, y señala que esta suposición aclara la mayor parte de las dificultades aparentes. En este artículo me referiré a las formas observadas como monoatómicas, por la continuidad con los investigadores originales. El libro del Dr. Phillips, desgraciadamente no ha recibido mucha atención pues los científicos no son de renunciar a sus teorías, pero pocos podrían argumentar que las teorías como están en la actualidad permanecerán para siempre sin cambios.

La disposición fisico-estructural de los átomos elementales, y en particular cómo las estructuras de valencia están dispuestas en el átomo, se observan desarrolladas como varios patrones periódicos de la forma. Leadbeater y Besant pronto descubrieron que los patrones estructurales no encajan bien en la tabla Mendelyeev (que se ha encontrado tan útil para predecir las propiedades químicas), pero la periodicidad estructural observada está muy bien predicha por el sistema periódico propuesto por Sir William Crookes, que era posteriormente refinada por Jinarajadasa en una cuádruple leminscata. Crookes en sus trabajos dejó patente que pueden ser representados por un multi-nivel de 3 dimensiones, ajustándose los datos mucho mejor desde un punto de vista estructural, características de las formas puramente singulares y de los elementos monoatómicos. Este es un punto importante para recordar, ya que los elementos tienen diferentes formas cuando se observan en las combinaciones químicas.
En los elementos de la Tabla 1 se observa Yóguicamente o paranormalmente que tienen formas que aparecen como moderadamente altas de aspecto de dipolos simétricos, cuando se examina como átomos individuales; es decir, al margen de influencias a químicos, clústers, celosías o cristalinos. Todos ellos muestran una simetría de rotación alrededor de su eje mayor, así como una simetría de espejo sobre un plano bisector a su eje mayor. Se les denominó acertadamente “en forma de mancuerna” por Leadbeater y Besant; los embudos de valencia están dipolarmente dispuestos en cada extremo del átomo, dándoles una forma distintiva de pesa.

 

En forma relativamente reciente se descubrió en biología y física que una cierta pequeña estructura en cada célula, llamada microtubulo, exhibe comportamientos de superconductividad y efecto túnel a temperatura corporal.

Uno de los problemas parece ser conectar los BEC’s ( Condensados de Bose-Einsteinde laboratorio, en frio, con el comportamiento semejante a BEC’s en los microtubulos en las celulas vivas a temperatura corporal. Los materiales ORME’s podrian hacer esta conexion.
Varias de las teorias modernas relacionadas a microtubulos fueron propuestas por Roger Penrose y Stuart Hameroff. Aqui una descripcion de un tercero sobre ellos:
“Penrose ha estado buscando una mejor forma de explicar el fantastico poder computacional del cerebro. Buscaron algo en la escala de los nanómetros porque tal estructura seria necesaria para soportar efectos cuanticos.

“Los microtubulos son minusculas estructuras tubulares dentro de las neuronas que estan hechas de dos formas de tubulina. Las dos formas pueden ser conectadas por minúsculas corrientes eléctricas, de modo que Penrose propuso que las unidades de tubulina pueden ser operadores binarios, prendido/apagado, para el cerebro. Esto aumentaria la tasa de procesamiento potencial desde 1011 ops (operaciones por segundo) a 1024 ops.

“Hameroff concluye que los efectos cuanticos observables en el cerebro humano estan causados por agua altamente alineada localizada en el interior de los microtubulos. Penrose esta de acuerdo y agrega que los BEC’s en las neuronas es como tomamos decisiones. Los BEC’s son posibles porque el agua dentro de los microtubulos puede ser intensamente alineada para formar un medio superconductivo de alta temperatura.”

Hameroff y Penrose escriben:

“Un numero critico de tubulinas manteniendo coherencia dentro (microtubulos) por 500 milisegundos colapsa su propia funcion de onda (reduccion objetiva: OR). Esto ocurre porque la diferencia de masa-energia entre los estados superpuestos de tubulinas coherentes perturba criticamente la geometria del espaciotiempo. Para prevenir universos multiples, el sistema debe reducir a un solo espaciotiempo eligiendo eigenstados.”

Fuente: 1, 2

 

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en octubre 4, 2015 en Artículos, parapsicologia

 

Etiquetas: , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: