RSS

ESPER- Sony’s Psi Research

28 Ago

Sony siempre esquivó el hablar sobre el laboratorio ESPER, siglas de “Extrasensory Perception and Excitation Research” así como negándole algún tipo de publicidad. De ESPER nunca se hizo mención en los informes anuales de la empresa, ni en sus alojamientos web, o en cualquier otro lugar para esa materia.

La línea de una empresa como Sony tratando de desarrollar productos basados ​​en la psi era más que improbable e impensable. ¿Por qué una de las empresas de tecnología más importantes del mundo se iba a involucrar en el mundo de la telepatía y la clarividencia? Ciertamente, no por el bien de la humanidad. No, Sony tenía la clara intención de comercializar tecnología basada en la  psi. No importaba que la mayoría de los científicos e ingenieros ni siquiera creyeran en la existencia de la psi; su escepticismo sería discutible si alguien puediera crear algo basado en la psi.

Una gran cantidad de ideas basadas en tecnologías psi han sido reflejadas en la literatura durante el último par de décadas. Estos van desde una silla de ruedas para tetrapléjicos controladas exclusivamente por el pensamiento intencional, a un bloqueo basado en patrones mentales y no en las huellas digitales o los patrones de la retina.

Yoichiro Sako

Yoichiro Sako

En 1989, Yoichiro Sako propuso a uno de los dos fundadores de Sony, Masaru Ibuka, el iniciar un departamento especial para estudiar la “ciencia humana”, o la bioenergía, que los chinos llaman “qi”.

Sako se graduó en la prestigiosa Universidad de Tokio con una licenciatura en matemáticas y ciencias de la computación uniéndose a Sony inmediatamente después de su graduación. Trabajó primero en el CD, CD-ROM, y en el vídeo de ocho milímetros antes de pasar a la tecnología de reconocimiento de voces y otras áreas de la inteligencia artificial.

La propuesta de Sako para estudiar la bioenergía en Sony no fue una barbaridad. No era ningún secreto que Ibuka estaba interesado en la medicina tradicional, así como la ESP. De hecho, en 1988, Ibuka había creado el Pulse Graph Research Department, el cual había trabajado en un dispositivo que pretendía identificar problemas de salud mediante la medición del pulso. La corazonada de Sako resultó ser correcta y en 1990 ya estaba metido en la investigación qi en el Sony’s Corporate Research Laboratory, dónde medían el pulso, temperatura de la piel, y otros cambios fisiológicos que se producían en el cuerpo, mientras que los maestros qi trataban de alterar la energía de un paciente.

Para el 1 de noviembre de 1991, Sako ya había convencido a los fundadores de Sony para montar el laboratorio independiente ESPER, donde podría continuar su investigación qi y variar en temas sobre la psi. Siendo nombrado como director del laboratorio.

El 1 de enero de 1993, Sony creó el Research Institute of Wisdom (Instituto de Investigación de la Sabiduría), que supervisó el trabajo tanto del Laboratorio ESPER y del Pulse Graph Research Department. El 1 de febrero de 1995, el Laboratorio de ESPER se separó del Research Institute of Wisdom y se convirtió en parte de la R&D Division de Sony.

El mayor éxito del laboratorio ESPER,según Sako, había llegado en el campo de la clarividencia, la capacidad de obtener información acerca de los objetos físicos o eventos distantes que están fuera del alcance de los sentidos ordinarios. En una serie de experimentos de clarividencia, que se define como la capacidad de “ver” letras y dibujos sin el uso de la vista. Uno de los sujetos era una colegiala de 10 años de edad. Los niños/as eran mejores en la clarividencia que los adultos. El experimento consistía en coger un pedazo de papel de 1.5in (3.8cm) cuadrado y escribir o dibujar algo en él. Luego se doblaba una vez, dos veces, tres veces y luego se arrugaba. Tras ello el experimentador le entregaría el pequeño fajo de papel con el objetivo de que el sujeto lo mantuviera pellizcado entre dos dedos, o se colocara el pedazo de papel cerca del oído.

Sako creía que existía un nexo entre la clarividencia y sinestesia, llegando a la conclusión de que el método experimental debía estar basado en un trabajo sobre clarividencia que podría ser debida a la sinestesia, un cruce de los sentidos.Tal vez el oído podía “ver” lo que estaba escrito en el papel.  En un total de 20 ensayos, había sólo dos ejemplos para los que la primera sensación del objetivo no era visual, y era basada en el oído y olfato.

El mejor método fue “con el oído”. En 35 ensayos, la tasa de reconocimiento fue un sorprendente 97,1 por ciento; un éxito sin precedentes en experimentos parapsicología orientales. Hubo 18 respuestas perfectamente congruentes, señaló Sako, incluyendo la ecuación “1 + 2 = 5” (un resultado que llevó Sako a comentar “Está mal, pero bien”.) Dieciséis respuestas fueron tan “estrechamente vinculadas” que los experimentadores occidentales probablemente los llamarían éxitos perfectos. Hubo una respuesta falsa. Pues era todo demasiado bueno para ser verdad.

¿Cómo lo hacían?

El proceso consistía de nueve pasos para la clarividencia:

1) Cerraban los ojos, pero esto no era necesario.

2) Concentración.

3) Imaginar desplegar la hoja de papel, pero esto también no era necesario.

4) A continuación, una luz aparecía en medio de la frente.

5) La luz se expande en el entorno oscurecido.

6) Una carta aparece dentro de la luz.

7) Cambia la luz o la carta a un lado con el fin de ver más de la imagen, como mover el haz de un centro de atención a través de una valla publicitaria.

8) Memorizar cada letra.

9) Escribirlas.

Lo realmente sorprendente acerca del enorme éxito de los resultados de la clarividencia de ESPER, era su aparente negación a la tecnología. Para una empresa como Sony la incongruencia de la situación era sorprendente. En el mundo occidental, la investigación parapsicológica moderna es el epítome de los estudios controlados con alta tecnología.

Sako refirió: que la “tecnología alta o baja no era necesaria”, y si la tecnología no tenía cabida en estos temas automáticamente no había producto. Sony no tenía producto en  mente, Sako admitió, y tampoco lo hizo él. Siete años después de que el laboratorio ESPER comenzara su trabajo se empezaba a ver con serios problemas.

La decisión inicial de Sony que parecía tener un proyecto hacia el negocio perfecto cayó en picado, la “vision factory” se había quedado sin previsión de futuro. El final del laboratorio ESPER de Sony llegó tras fallecer el padre fundador de la coorporación, Masaru Ibuka, el 19 de diciembre de 1997.

“Nos enteramos experimentalmente que la ESP existe,” dijo Masanobu -portavoz de Sony- a Benjamin Fulford del South China Morning Post para un artículo que apareció el 7 de julio, “pero cualquier aplicación práctica de este conocimiento no es probable en un futuro previsible”.

Y sin la idea a medio plazo de obtener productos comercializables, Sony decidió cerrar su laboratorio ESPER.

Fuente. Adaptación de: SONY’S PARANORMAL RESEARCH (Patrick Huge)

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en agosto 28, 2015 en Artículos

 

Etiquetas: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: