RSS

PASCAL JOUNI y la TCI.

27 May

Incansable experimentador en TCI francés, tuvo conocimiento de los fenómenos de Transcomunicación por primera vez, en el año 1990. Fue un familiar, quien tras ver un reportaje en los servicios informativos de su país, quien que le explicó que existían ciertas personas que mediante el uso de una técnica experimental, podían grabar voces e imágenes de “supuestos fallecidos”, con la ayuda de soportes técnicos, como magnetófonos, cámaras de vídeo, etc..

Interesado siempre por los temas relacionados con el Más Allá (Espiritismo, Parapsicología, etc…), de más joven participa en varias sesiones espiritistas, bien en familia o con amigos, donde fue testigo de fenómenos que pudieran calificarse de extraños, y que le hicieron pensar sobre la posibilidad de la existencia de “otras realidades” más allá de la que conocemos sensorialmente, teniendo una visión muy natural, y a la vez apasionada, sobre esta área de investigación.

Durante el año 1991 realiza sus primeros intentos en trans-audio-comunicación desde una perspectiva escéptica y con un interés meramente experimental; no existían razones especiales, aparte del deseo de obtener por si mismo pruebas de una eventual supervivencia a la muerte, a partir de la utilización de equipos técnicos, y sin tener que pasar por la utilización, siempre subjetiva, de un medium. Su afán era formarse su propia opinión en función de las experiencias personales.

Según Pascal:

” Pienso que las ventajas de las TCI radican en que se pueden poner en práctica sin pasar por un filtro exterior o por algún tipo de filosofía impuesta, así pues, es experimentable para la mayoría de las gentes y cada uno puede formarse una opinión personal a partir de sus propios resultados.”

Desde esta visión inicia sus investigaciones. Para Pascal, lo principal era tener paciencia y perseverancia.

Tras haber obtenido algunos resultados en trans-audio observa que no progresa mucho en este tipo de experiencias, y que los mensajes que obtenía no poseían la suficiente calidad a pesar del tiempo y el esfuerzo que dedicaba en las sesiones experimentales. Puesto que su actividad profesional radica en el terreno de mecanismos audiovisuales, dirige su atención al vídeo y comienza a grabar imágenes en su domicilio mediante sistemas VHS y V8, realizando copias en cintas profesionales que le permitían análisis y un visionado preciso.

Gracias a las características técnicas de la cámara, revelación de la señal de vídeo, control de la intensidad de luz, del nivel de color y otros elementos técnicos, le fue posible seleccionar los fotogramas más interesantes. Sus primeros resultados fueron poco convincentes y abandona durante algunos meses las experiencias de registro de imagen.

Pero, cierto día, revisando sus cintas, advierte, curiosamente, una imagen que antes no había detectado en el primer momento del análisis, se trataba de la cara de un hombre calvo que aparece de perfil en la pantalla de la TV. Esta imagen sorprende a Pascal y resurge de nuevo un inusitado interés por la captación de imágenes.

Analizando esta primera imagen, Pascal descubre la técnica que iba a utilizar para experimentar; todas las imágenes, poco convincentes que había conseguido hasta ese día las había realizado con la cámara en posición normal. Sin embargo, se da cuenta, que las imágenes más interesantes y resolutivas las conseguía… ¡con la cámara inclinada 90º hacia un lado!.

A partir de aquí ha conseguido un elevado número de imágenes, sobre todo de rostros, que son fotografiadas en la pantalla y archivadas en una base de datos sin saber a ciencia cierta lo que podría hacer con ellas. Hace unos dos años decidió lanzarse al campo de la Informática y adquiere un ordenador personal con la finalidad de poder hacer todo el trabajo de registro y recopilación, no necesitando otros materiales exteriores para el análisis y tratamiento de las imágenes puesto que utiliza una tarjeta de captura de imagen, con menor calidad que la fotografía directa pero más práctica y rápida.

En lo referente a la procedencia de tan extrañas imágenes y voces, Pascal manifiesta:

“Sencillamente, no estoy seguro…, lo que si parece cierto es que estas imágenes y voces no provienen de nuestro plano de existencia. La finalidad de mis investigaciones y mi intuición me hacen pensar que provienen de personas fallecidas, lo cual hace mucho bien a aquellos que han perdido a algún familiar. Les da un nuevo impulso de esperanza para continuar sus caminos en este mundo.
A veces me asalta la duda y me pregunto si no serán interferencias de captaciones, o de algún tipo de intrusión de otra dimensión…, de todas formas no creo que pueda ser mas improbable que el contacto con personas fallecidas. Estas posibilidades se hallan presentes en el momento de las experiencias en TCI y puede que no se diferencien al observar los resultados.
Excepto cuando una voz, o una imagen, se refieren a una persona fallecida, precisa e identificable (lo que es por mi parte, bastante raro), se percibe que no hay otro plano detrás, ni paisajes ni decorados u otros aspectos que puedan hacer pensar en una interferencia de origen terrestre, como por ejemplo de una emisión de TV.”
Las imágenes más interesantes que Pascal obtiene son aquellas que poseen un lado viviente debido a la expresión de sus miradas. En ciertas caras, da la impresión, desde el fondo de la TV, que el personaje nos observa como si estuviera viendo lo que ocurre en la sala donde se experimenta. Es un hecho fascinante.

El objetivo de la experimentación de Pascal es simple: Obtener cada vez más imágenes convincentes y de mejor calidad con el fin de poder participar con su nivel a la evolución y mejora de las técnicas y reconocimiento de la Transcomunicación Instrumental, e intercambiar sus resultados y otras informaciones con otros investigadores o personas interesadas por estos temas.

Evidentemente, el trabajo de Pascal es producto de la investigación personal, con mucha dedicación y entrega, que le aporta satisfacciones y le apasiona. Fuera de toda religión o filosofía impuesta, el trabajo de este hombre apunta a que las TCI son un medio experimental, recurrente y eficaz, para todas aquellas personas que se preguntan sobre la posibilidad de la supervivencia en otras dimensiones de existencia. Mediante estas investigaciones cualquiera puede adentrarse en un fenómeno que, según Pascal: “Ayuda a formar una opinión personal a quien las experimenta y abre una nueva ventana a hechos que, tanto al nivel científico como filosófico, merecen ser explorados.”

PASCAL JOUINI – FR

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en mayo 27, 2015 en Artículos

 

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: