RSS

Lo Paranormal no está excluido de la Física.

26 Abr

Por O. Costa de  Beauregard.

Los cambios en los paradigmas son necesariamente irracionales; funcionan más allá de los límites anteriormente aceptados de lo racional, y más allá incluso de los axiomas más primitivos y postulados. Un paradigma puede evaluarse sólo en términos de su consistencia interna, su economía y su utilidad.
Einstein en tono irónico comparó la «Paradoja EPR» (Einstein 1949) a la telepatía. Yo sostengo que la física de hoy se pasa por alto en gran medida la consideración formal de la existencia de los llamados fenómenos paranormales: de la telepatía, precognición y psicokinesis. El argumento es que cualquier formalismo matemático operacional debe ajustarse a los datos en el estilo de Taylor.

¿No era esto, por ejemplo, exactamente lo mismo que Maxwell hizo en la predicción de la existencia de las ondas electromagnéticas, o de Broglie en el de la ondas de materia?

El Tiempo Extendido de la Materia y el concepto de la Existencia

Cuando el hombre dice que existe algo, significa que existe ahora.
Si la cosa es distante, se plantean otras cuestiones: ¿Como se ve ahora, existía la Luna hace 1,25 segundos? ¿cuál es el significado de la luna existente ahora?
Tales pensamientos se planteaban a finales del siglo XX, cuando la gestación de la teoría de la relatividad y de la óptica cinemáticas se estaban llevando a término. Entonces apareció sobre nosotros que la luz es la portadora de una información privilegiada, que el electromagnetismo de Maxwell es el marco adecuado para la realización de mediciones de intervalos en el espacio y el tiempo, y que “c”, la velocidad de la luz, es la constante universal para conectarlos.
El experimento de Michelson en 1887, culminando los años de trabajo iniciado por Arago en 1818, demostró que para que las velocidades de masas se acercasen a “c” la ley intuitiva de adición de velocidades estaba mal: paradojicamente, la velocidad de la luz se mide de igual modo en todas las direcciones, cualquiera que sea  la velocidad del aparato de medición. Una consecuencia inesperada, con implicaciones de largo alcance resultó: la materia se extiende en el tiempo nada menos que en el espacio y habita en un espacio-tiempo de cuatro dimensiones.
Galileo había dejado en claro que el movimiento relativo transforma el tiempo en el espacio: como cualquier persona puede experimentar caminando dentro de un tren en movimiento. Einstein demostró que el movimiento relativo también transforma el espacio en el tiempo: una verdad velada hasta entonces por la enormidad de la velocidad de la luz, como se mide en las unidades prácticas de experiencia día a día .
En la medida en cuestión no existe en absoluto pasado y futuro sólo existe el aquí/allí. Existimos en un universo de cuatro dimensiones espacio-tiempo.
Los eventos se experimentaron en instantes puntuales. La isometría Poincaré-Minkowski del cono de luz del espacio-tiempo establece el pasado (allí), el futuro (hasta allí) y en otros lugares (fuera). En unidades prácticas del cono es descrito como de par en par; en el límite c→∞ la otra parte es eliminada, de modo que rompe la formula de pasado y futuro de Newton por un “ahora” existente .

Si el pasado, presente y futuro coexisten en la materia (no el ahora, por supuesto, que sería auto-contradictoria) ¿por qué no los de la mente subconsciente inmersa en el inconsciente colectivo de Jung? Factores retrospectivos y precognitivos podrían cruzar la línea fronteriza de la conciencia. Todo el concepto de no-localidad en la física contemporánea requiere esta posibilidad.

Reciprocidades en Causa-Efecto y en Acción-Reacción

El principio fundamental en la teoría de la probabilidad de Bayes, declara: La probabilidad conjunta de dos correlacionados eventos fortuitos A y B es igual a la probabilidad condicional de B con las veces de probabilidad a priori de A, o inversamente, la probabilidad condicional de A con la probabilidad previa de B. La simetría A y B se respeta.
En física la correlación significa interacción. La reversibilidad bayesiana implica entonces la reciprocidad de acción-reacción para eventos en el espacio lejano, y la causa-efecto de reciprocidad para los tiempos. Este último se puede interpretar como la simetría de Aristóteles de la causa eficiente y final.
Por tanto, la geometría del espacio-tiempo considera que la causa final opera desde “allá arriba”, algo como en la hidrodinámica un fregadero hace por succión al agua desde abajo .
La Causa eficiente opera de abajo por la presión de aguas arriba. La antigua objeción de: ¿Cómo en la Tierra podría algo que no existe hace algo? se descarta. ¿Y cómo funciona causa final? Al manipular los resultados finales. Boltzmann y Gibbs, cada uno a su manera, habían dejado claro que, como Mehlberg (1961) lo expone,la irreversibilidad física es de facticidad, no ley similar, mientras que la reversibilidad es ley similar. Este argumento se remonta a la termodinámica entre la Primera y la Segunda Ley .

El uso normal de las estadísticas es predictivo, el método es la selección pre igualando los previos finales. Mehlberg lo llama predicción ciega, que implica la causalidad y la tendencia al desorden. Esta es la situación de la materia inerte .

Inversamente, la retrodicción ciega o selección posterior se efectúa a través de equiparar los previos iniciales, expresa finalidad – retro-causalidad, como los físicos lo llaman. Esto describe la organización  de una tendencia presente en la naturaleza: ¿Conociendo un eohippus puede uno predecir la existencia del caballo? Claro que no. Pero retrodicción ciega dice que el eohippus es un caballo primitivo- Y la visión aceptada.Así que contrariamente a la creencia generalizada, las leyes del azar no explican por la irreversibilidad: Ellos lo forman si se usa hacia adelante, al equiparar los previos finales (Van der Waals, 1911).

Creer en la operatividad de la causa final excluye que la psique sea un subproducto de la materia en evolución. Muy por el contrario, implica que la materia es bajo el control de algunos una psique universal. Los físicos pueden ser engañados por nuestra práctica de montajes experimentales y luego dejar que las cosas vayan a través de la causalidad hacia adelante. Excluyendo la expresión de todo el pensamiento detrás de la preparación de un experimento y toda la actividad manual que produce su creación, nos frena a preguntar si el universo no puede ser más algo que una idea extendida del espacio-tiempo que una máquina en funcionamiento.
Esto tiene una grandeza académica, pero no debemos dejar de lado las dificultades que puedan surgir más adelante. Mirando hacia abajo en el nivel mas elemental es obligatorio.
La causa final, la idea que se convirtió en realidad, es la psicokinesis (Hoekzema,1992).
Según la física teórica, una representación de la materia tiene, por definición, un objetivo y un pilar subjetivo. La probabilidad es la clave del arco ojival.

Información Negentropíca, Ley como reversibilidad y Realidad como irreversibilidad

Bergson (1907), el filósofo y Shafroth (1960), el físico, cada uno a su manera, afirman que el trastorno es en un orden diferente del que se esperaba. En una línea similar Lewis (1930) escribe que “la ganancia en entropía significa la pérdida de información, nada más”. Poincaré (1908), sin embargo afirma que el azar no es sólo el nombre que le damos a nuestra ignorancia.
La cuestión en juego es el dilema objetividad-subjetividad. Para Aristóteles, la información es un concepto de doble cara: ganancia en el conocimiento, por un lado, y la organización de poder por el otro. La cibernética a redescubierto : una decodificación que está extrayendo conocimiento de una negatoentropía previamente en la máquina como la codificación de pensar un poco.

Anteriormente Boltzmann (1964), había comparado la entropía física a la falta de información, al conocimiento incompleto y al control en el micronivel.
La equivalencia física de la información-negatoentropica, I ⇔N, está expresada por la constante de Boltzmann como k o kB , el tipo de conversión entre una unidad y una unidad térmica entrópica: N = k (ln 2) I; k tiene un valor extremadamente bajo ≈10(↑16).
Comprender el significado profundo de la constante de Boltzmann, descubriendo el lado subjetivo de la entropía, es la revolución cibernética. Tanto la amplitud de “c” que había estado ocultando durante un enorme periodo la relatividad del tiempo,como la pequeñez de k hizo ocultar la costosa información negatoentropica y la posibilidad misma de la psicokinesis.
Exigir de la conciencia del espectador a pagar un billete barato,o  la cibernética subvenciones a la conciencia con salarios exorbitantes. Por lo tanto la transición I ⇔N es fácil o normal para adelante y difícil o paranormal hacia atrás.
Gracias a k no está prohibido ir hacia atrás.
La Psicokinesis interna es defendida por Eccles (1986) como la explicación de los movimientos voluntarios. Descartes (1971-1974) había anticipado esto en una carta a Arnauld  y escribe que “los medios por los cuales nuestra alma se mueve de nuestro cuerpo difiere radicalmente de aquello por lo que un cuerpo  mueve otro cuerpo. (Recordando que había participado en la investigación de las leyes de conservación de la mecánica.)
La Psicokinesis externa, por paradójico que pueda parecer, está implícita en las diversas formas de la ley como la reversibilidad, incluido el de las ecuaciones del campo de la física, las de la información universal de la transmisión telegráfica. Así Wigner (1967) llega a la conclusión sobre sus propios argumentos de simetría recíproca que a la acción de la materia sobre la mente, tiene que existir una acción directa de la mente sobre la materia.

El Redescubrimiento de la cara oculta de la información implica que un hecho fortuito no es sólo un accidente mecánico -o más bien que es tal el aspecto subjetivo de la naturaleza, inconsciente colectivo de Jung, el que está latente.

La reciprocidad de la transición Normal N ⇔I  es la Paranormal  I ⇔N.

El dualismo onda-partícula y la no separabilidad cuántica

El dualismo de la onda-partícula, fructífero aunque mal administrado por Einstein y Broglie, estaba en la necesidad de la legalización.
Probabilidad al que estaba predestinado.
Born, afirma que la intensidad de la onda expresa la probabilidad de manifestación de la partícula, a un lado y sin fanfarronear es, la receta de la adición de probabilidades parciales. Amplitudes parciales, no intensidades, se deben agregar. Jordan, siguiendo en la misma linea, multiplica amplitudes independientes.

La simetría hermitiana de una amplitud compleja corresponde a la simetría real de probabilidad, tal como se utiliza por ejemplo en la ecuación de Boltzmann. Sin embargo, hay una diferencia importante. Dado que las relaciones se pierden en la transición, no puede haber un verdadero “estado oculto” que diera lugar a la equivalencia de su elaboración y retroparation. Wheeler (Miller y Wheeler, 1984) comenta sobre esto en su  metaforico “smoky dragon” .
Esto es todo lo paradójico. En términos de probabilidad, la interferencia de Young-Fresnel es bastante desconcertante: Uno no puede retrodecir -ni siquiera a modo de prueba- una abertura viniendo de cualquiera de los fotones detectados.
En lugar de pares de fotones que convergen uno puede usar los divergentes. Tal Y como la “correlación EPR ” conduce a la llamada paradoja EPR, que dice que:

“Dos partículas que interactuaron en el pasado y que quedan en un estado entrelazado. Dos observadores reciben cada una de las partículas. Si un observador mide el momento de una de ellas, sabe cuál es el momento de la otra. Si mide la posición, gracias al entrelazamiento cuántico y al principio de incertidumbre, puede saber la posición de la otra partícula de forma instantánea, lo que contradice el sentido común”.

¿No es esto retrocausación por definición (Costa de Beauregard, 1983)?

Psicokinesis como Retrocolapso de Onda

Una transición es una “cara o cruz” reversible entre un conjunto preparado de ondas divergencias y un conjunto retropreparado de ondas convergentes (Cramer, 1986). El uso normal de la mecánica cuántica es a través de ondas divergentes, o la causalidad hacia adelante. La Preselección es la receta. Esta es la transición cuántica N ⇔I .
La postselección,o el resultado invertido, formaliza el fenómeno paranormal de psicokinesis,la retro-causalidad a través de ondas convergentes. Esta es la  transición I ⇔N.
Telegrafiar mas rápido que la luz es meramente imposible, pero paranormalmente permitido (Costa de Beauregard, 1997) mediante la asociación de la psicokinesis con una correlación EPR. Una configuración más simple podría incluir un láser de baja intensidad, un espejo semitransparente, un agente en forma de haz y un foto-detector en el otro lado. El agente, empujado a voluntad (ya sea hacia arriba o hacia abajo) la tasa de llegada normal de fotones en su rayo, retroactuando en la placa sesgarian (ya sea hacia arriba o abajo) la tasa de detección en el otro haz. La aceptación da por supuesto que la intensidad del láser sería sin cambios (que puede ser probada).

Conclusión

En su expresión algebraica, la no separabilidad de onda penetra de lleno el espacio-tiempo sin que nada lo frene. Indisolublemente objetivo y subjetivo, une las representaciones físicas que se tienen en cuenta a la hora de preparar o retropreparar sus sistemas (incluyendo telepreparando dos correlacionados lejanos, en cuyo caso están conectados subjetivamente).
También une representaciones de personas en general, animales, y por qué no, las plantas (en la medida en que, según Bergson, la sensibilidad es más latente en ellos que ausente).
Así, a través del telégrafo relativista y cuántico, una especie de universal de la telepatía y telequinesis debe suceder a un muy bajo nivel energético, expresando la cara subjetiva de la naturaleza. De todos modos, se reportan tantos eventos de bajo nivel (y en ocasiones de alto) paranormal que no sería prudente el negar rotundamente su existencia.

Fuente.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en abril 26, 2015 en Artículos, parapsicologia

 

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: