RSS

El caso “Chenta”.

23 Abr

Por José María Pilón

Supuesto

Supuesto “fantasma ” de la pequeña en forma de mancha de energía.

Con ocasión de una charla de Sol Blanco-Soler en las Jornadas de Parapsicología del año 1987 sobre «casas encantadas», durante  el coloquio, una señora se levantó y comentó que en su casa ocurrían muchos de los fenómenos a que Sol en su disertación se había referido. Como es de suponer, nos interesó el caso y acudimos inmediatamente a la casa en cuestión.

Se trataba de un chalé adosado de dos plantas, situado en un barrio de Madrid. El inquilino, ya fallecido, era escultor y había situado su estudio en la segunda planta y, con objeto de tener luz cenital en él, había practicado en el techo una claraboya que había recubierto con vidrio. Arriba, en la terraza para evitar que nadie pisara sobre el ventanal de vidrio, dispuso una serie de macetas y obstáculos.
En un determinado momento, a una nieta suya que estaba jugando se le coló la pelota encima de la claraboya. La niña, inconsciente de lo que hacía, tenía a la sazón tres años, se subió a los cristales de la claraboya para recoger su pelota, cedieron éstos, y la niña se precipitó al vacío, en la habitación —el estudio— que estaba debajo y falleció. Era el año 1957.

A partir de entonces, según las referencias de la familia, empezaron a sucederse una sene de fenómenos extraños: raps, un plato que se descuelga de la pared y «vuela». por la habitación; los grifos del cuarto^ de baño que se abren solos; una máquina de escribir que resuena en el piso superior como si alguien escribiese en el cuando en esa planta no hay nadie; pasos que suben y bajan escaleras; aplausos que se producen sin que nadie aplauda, al terminar uno de los hijos de recitar una poesía que había aprendido en el Colegio; cambios súbitos de canal en la televisión sin que nadie manipule él aparato…
Muy llamativo es el hecho dé que otro de los hijos que se había tenido que quedar en Madrid para preparar los exámenes de septiembre cuando la familia se marchó de vacaciones, una tarde, pensando que ya habrían regresado, llamó por teléfono a la casa y escuchó al otro lado del hilo telefónico una voz cavernosa que le” decía: «¡Estoy muy solo!»… Ante ese hecho insólito, se desplazó a la casa familiar y pudo comprobar que, en efecto, la casa estaba vacía, pues aún la familia no había llegado de vuelta de las vacaciones.

En otra ocasión, un perro pastor alemán que tenía la, familia, con los pelos erizados y grandes ladridos, entabló una lucha feroz con «alguien» invisible que subía por la escalera interior del chalé… En una palabra, estos ejemplos constituyen una muestra de casi todo el conjunto de fenómenos que se registran en las llamadas «casas encantadas».

Nuestra primera visita al chalé la realizamos el 21 de enero de 1987. Allí, con toda la familia reunida, recibimos la información detallada de toda la fenomenología que acabamos de referir. Comenzamos nuestra investigación según el protocolo que solemos mantener en este tipo de trabajos:

1. Lo primero es practicar un barrido fotográfico u todo el conjunto de las habitaciones del domicilio Ese mismo barrido se reproduce con la cámara de video con el mismo objetivo.

2. En segundo lugar, con un magnetómetro se hace una medición de los campos energéticos que puedan producirse en el edificio.

3. Personalmente, como tercera etapa del proceso realizo una prospección radiestésica del lugar, comenzando por la planta sótano, si es que existe, y siguiendo por las demás plantas del edificio, para determinar las anormalidades que puedan tener su origen en la estructura geológica del subsuelo: corrientes de agua subterránea, fallas geológicas, o cualquier otra anomalía que pueda perturbar el equilibrio telúrico.

4. Como último paso de la investigación, con un instrumento adecuado de ultrasonido, se lleva a cabo una dispersión de las energías perturbadoras que puedan existir.

Si se trata de una familia cristiana, creyente y practicante, con su autorización, surge en mí esa otra que pudiéramos llamar «segunda personalidad», o sea, el sacerdote, y se celebra una eucaristía en el domicilio familiar, generalmente en sufragio de los seres queridos fallecidos de la familia. El efecto es sorprendente: la fenomenología perturbadora de la paz familiar desaparece definitivamente.

Toda esta investigación se realizó en diferentes visitas que hicimos a esta casa, el 28 de enero,el 4 de febrero y el 11 de febrero, festividad de Nuestra Señora de Lourdes, día en el que celebré la eucaristía por el eterno descanso tanto del padre como de la niña muerta accidentalmente al caerse por la claraboya.
Es curioso, ese mismo día, mientras charlábamos amistosamente en la primera planta toda la familia con nuestro equipo de investigación, de repente, escuchamos atónitos el «tintineo» de una campanilla en el piso superior. La dueña de la casa nos advirtió: «En efecto, yo en la mesilla de noche de mi dormitorio tengo una campanilla de plata.» Subí rápidamente a la habitación. Estaba completamente vacía. Y allí, sobre la mesilla de noche, se encontraba la campanilla. La hice sonar y reprodujo exactamente el «tintineo» que desde abajo nosotros habíamos escuchado. ¿Era éste el anuncio feliz de que la paz y el sosiego habían venido, por fin, a esta familia?

Al revelar las fotografías y las diapositivas que se habían hecho en el barrido inicial, en gran parte de ellas, sobre todo en las que correspondían al dormitorio de la, entonces, niña de pocos años fallecida por accidente, aparecieron unas extrañas condensaciones energéticas que interpretamos como el «fantasma» de la pequeña… Es, quizás, ésta una de las colecciones de fotografías paranormales más representativas de nuestro archivo fotográfico.

Fuente: Lo Paranormal ¿Existe?

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en abril 23, 2015 en Casuística

 

Etiquetas: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: