RSS

Psicofonías y emisiones de radio

10 Ago

Todo buen experto en electrónica sabe que una grabadora es capaz de captar interferencias electromagnéticas, tanto internas (el motor de la grabadora en analógicas) como externas: la red eléctrica, el barrido del monitor de un ordenador, o la corriente eléctrica que pasa por un cable o altavoz por el que suena música, por ejemplo. De ahí, a que una grabadora capte ondas de radio, no hay mucha complicación. Las interferencias pasadas directamente por un altavoz, generan sonidos audibles. Una onda de radio sin embargo, está muy por encima del límite superior de 22 Khz del oído humano, por lo que al pasar la corriente que genera directamente por un altavoz no es posible oír nada. El sonido transmitido por radio lleva un proceso previo para poder transmitirlo, y un proceso posterior, tras la recepción en el aparato, para poder oírlo.

Amplitud modulada.

La modulación de amplitud (AM) es el proceso más simple para transmitir sonido en una onda electromagnética. El sonido se convierte en una corriente eléctrica, una combinación de frecuencias entre 20 y 22.000 hz. Sin embargo, no es posible transmitir toda esta información directamente, primero por el corto alcance que tendría, y luego porque se superpondría a la emisión de cualquier otra emisora, siendo imposible oír nada inteligible, sino la mezcla de todo. Se necesita una onda portadora, de mayor frecuencia, que lleve la información. Esta onda portadora tiene una amplitud que se modifica añadiéndole la información que se quiere transmitir. La onda resultante tiene una serie de frecuencias interesantes: la frecuencia principal (que corresponde con la onda de la portadora), y a los lados aparecen lo que se llaman las “bandas laterales” superior e inferior. Estas bandas llevan la información transmitida, y corresponden a la suma (en la banda superior) de la frecuencia portadora con las frecuencias del sonido que se está transmitiendo. La banda inferior, lleva la resta de la frecuencia portadora y las frecuencias del sonido. He aquí como ejemplo las ondas, y sus espectros de frecuencia:

Onda portadora a alta frecuencia Información que se quiere transmitir, compuesta por una señal con dos frecuencias Onda de AM, con sus bandas laterales La información modula la amplitud de la onda portadora, y aparecen las bandas laterales, que son la suma y la resta de la frecuencia de la portadora con las frecuencias de la información. Cuando la onda transmitida llega a una antena, ésta genera una corriente eléctrica. Lo que se necesita ahora es “demodular” la corriente para recuperar la información original. La forma más sencilla de hacerlo es eliminando o “rectificando” la parte negativa de la onda transmitida, y filtrando la señal resultante para dejar pasar sólo frecuencias bajas: Onda rectificada (negra) y filtrada (roja) Al rectificar (eliminar) la parte negativa de la onda, y filtrar la señal para eliminar frecuencias altas, se recupera la información original (compárese la línea roja con la segunda gráfica) La rectificación se hace con un dispositivo electrónico, habitualmente un diodo, que cuando la corriente es positiva la deja pasar, pero la corta cuando es negativa. El filtrado suele ser también parte de la electrónica. Sin embargo, el oído también puede hacer de filtro, ya que no detecta frecuencias por encima de 22 khz. Los números en las gráficas son sólo de ejemplo. La portadora de una onda de radio AM comercial está entre 500 y 1000 khz. Y el espectro usado por la AM es mucho más amplio, incluyendo radioaficionados, walkie-talkies, o las llaves electrónicas de los coches. Y después del ejemplo teórico, un ejemplo práctico. Este cable enrollado alrededor de una lata es una forma muy efectiva de captar ondas electromagnéticas.

Espira enrollada en una lata que sirve para captar ondas electromagnéticas, con un diodo para demodular. Conectado a la grabadora para que sirva de pre-amplificador
Diodo de germanio para demodular una onda AM
En un extremo hay colocado un diodo de germanio. Es el tipo de diodo con el que es más fácil demodular una onda de AM.  Está conectado a una grabadora antes de conectarlo al ordenador para que sirva de pre-amplificador. Usando un pequeño walkie-talkie cerca, que puede emitir una señal de llamada, se puede oír (y ver en este espectrograma) cómo es posible recibir y demodular las señales que emite.(Por supuesto, también funciona con voz)
Titotatin...

Psicofonías tomadas de radio.

Que una grabadora capte ondas de radio está fuera de duda. Viendo que la demodulación de una onda no es cosa difícil, la pregunta ahora es, si una grabadora podría llegar a demodular las ondas de radio, y recuperar y registrar el sonido que transmite. Así que, usando la misma grabadora y el walkie, nos hemos puesto a probar, así, tal cual, sin diodos ni montajes raros, en lo más parecido a una grabación normal y corriente, y hacer transmitir el walkie cerca de la grabadora. En vez de grabar en una cinta, la salida de auriculares se conecta al ordenador para grabar directamente. La grabadora sirve únicamente como pre-amplificador.
Micrófono, grabadora y walkie
…y funciona, oiga. Al acercar el walkie al micrófono propio de la grabadora, haciendo sonar el tono de llamada, se oye el sonido de apretar la tecla captado por el micrófono, y además, el sonido del tono de llamada, pero que es captado por interferencia y demodulación de la señal que emite el walkie..
grxx.. click xxxsssf... tito..tin... grxxxgfclick...fzzxxxs..titotatin..gxxsfsfs Y usando un micrófono externo (el típico de un ordenador), también: grxx.ffff... titotatin... grxxxgffzzxxxs
¿Cuál es el elemento que hace de rectificador en este caso? No lo tengo muy claro, pero posiblemente esté relacionado con el tipo de micrófono (de tipo electretet), ya que usando la lata con el cable enrollado (equivalente a un micrófono de inducción), sin el diodo conectado no conseguí nada. Pero queda demostrado que es posible recibir interferencias de radio y demodular la señal (que puede ser perfectamente voz), y que por tanto quede grabada, confundiéndose con una acongojante psicofonía de agárrate los pantalones. Algunos argumentarán que si las psicofonías son interferencias de éste tipo, entonces no serían capaces de responder inteligentemente a preguntas.
Como se puede ver, todas las “respuestas” son palabras cortas  que  se colocan en el contexto de la propia pregunta aunque sea con una  variación espacio/tiempo. Es sabido que  a   cualquier sonido   a base de prestarle atención repetidamente  se le puede   encontrar un patrón reconocible y  se les puede buscar un sentido, ya sea de forma más o menos rebuscada. Quizás alguien podría pedir más rigor a la hora de escoger e interpretar palabras. Pero es que precisamente, es la flexibilidad para interpretar las palabras la que da esa inteligencia a las respuestas que reciben quienes graban psicofonías. En realidad, las respuestas son tan inteligentes como seas capaz de imaginar.

Teoría de la información

¿Por qué unas pocas palabras sacadas de contexto pueden servir para una responder, de forma más o menos coherente, a una pregunta aleatoria?

Supongo que quien conozca el tema, podría estudiar la presunta inteligencia de las respuestas psicofónicas a través de la teoría de la información. Sin saber mucho del tema, les esbozo por donde van los tiros.Una forma de medir la calidad de un mensaje, es a través de su entropía. En el ámbito de la teoría de información, ésta se define como la incertidumbre del mensaje. La entropía es máxima (máxima incertidumbre) cuando un mensaje puede tener cualquier significado o no lleva una información determinada. En cambio, es mínima cuando el mensaje tiene un único significado, o contiene una información muy específica.

Una respuesta como “probablemente” es válida para un sin fin de preguntas distintas. Es decir, no contiene información porque realmente, la información que aporta está contenida en la pregunta que se haga: ¿Lloverá? ¿Podéis lucrarnos? ¿Estas muerto?. La palabra “probablemente” por sí sola no da información, sino que hay que referirse a la pregunta.

En cambio, imagina que grabas en una psicofonía que dice:

“Me llamo Aquilino y soy el inquilino de este verde pazo
lugar donde vago como alma en pena cuando hay luna llena”

Este mensaje no necesita una pregunta para contener una información, de forma que ante una pregunta se puede discernir si es una respuesta coherente o no a la pregunta formulada. Sería una respuesta para preguntas como “¿Quién eres?”, pero no para “¿Podeis lucrarnos?”. En cambio, “probablemente” sirve para contestar a ambas preguntas.

Así pues, cuando se dice que las psicofonías responden de forma inteligente a las preguntas, habrá que plantearse si las respuestas contienen o no información.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en agosto 10, 2014 en Artículos, parapsicologia

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: