RSS

El caso del fantasma de Guyra.

21 Jun

El caso poltergeist más famoso de Australia es conocido como el “Guyra Ghost”, quien aterrorizó a William Bowen, su esposa y sus tres hijos en su pequeña cabaña de madera, a las afueras de la población Guyra, Nueva Gales del Sur, a principios de 1921.

Todo comenzó sobre el 8 de abril con unos “tremendos golpes” en las paredes, al que siguió una lluvia de piedras que rompieron todas las ventanas de la casa. Nadie pudo ver quién o qué estaba creando tal caos, pero pronto notaron que los ataques parecían estar centrados en una de las hijas llamada Minnie, de 12 años de edad. Multitud de piedras pasaron a través de una ventana de su habitación para acabar sobre su cama.

Tanto si creían que era un fantasma el responsable o si era un ente diabólicamente inteligente quien estaba en esa labor, los residentes locales – muchos de los cuales habían observado los fenómenos – se pusieron bastante nerviosos.

Varios optaron por dormir con las armas cargadas junto a ellos. Como resultado, un joven resultó herido en la cabeza y varias otras personas escaparon milagrosamente de ser tiroteadas. En esa atmósfera de tensión, el sargento de la policía local, que hacía guardia noche tras noche en la casa en medio de interminables golpes y lluvias petreas, acabó perturbado y cesado de su trabajo por prescripción médica.

Alarmado por la situación que se estaba desarrollando, el gobierno estatal envió un equipo de detectives desde Sydney, estos mantuvieron una vigilancia constante de la familia Bowen, quienes ya en esos momentos vivían un acentuado estres, pero sin embargo si negarse en colaborar con los investigadores.Se interrogó a un gran número de residentes de Guyra y se organizó a equipos de hasta 80 voluntarios armados.

A pesar de una doble vigilancia que se mantuvo alrededor de la casa, el fuerte golpeteo continuó:” Suficiente para sacudir la casa hasta sus cimientos y audible por los observadores incluso situados a un centenar de metros de la vivienda”, como curiosidad, para quienes estaban fuera, los golpes les parecían venir del interior, mientras que a los que estaban dentro, les parecía venir del exterior.

En su cenit, el caso “Guyra Ghost” creó un interés internacional. Una de las personas atraídas por lo ocurrido en el municipio fue H. J. Moors, amigo personal de Sir Arthur Conan Doyle y que, como Conan Doyle, tenía un gran interés en los fenómenos psíquicos. Teniendo en cuenta el pleno acceso a la casa, se quitaron partes del techo para crear puestos de vigilancia y establecer así un complejo sistema de trampas.

El teórico “fantasma” continuó su caos enloquecedor. Moors y sus cinco ayudantes estaban completamente desconcertados: Ni siquiera podía decir con seguridad si las piedras-tamaño de una nuez- eran lanzadas desde dentro o fuera de la casa.

Ben Davey, un estudiante sobre espiritismo y teosofía de la población de Uralla, visitó el hogar de los Bowen pues se enteró que una hija de la señora Bowen -de un matrimonio anterior -había fallecido tres meses antes. Como  dijo a The Sunday Times posteriormente:”Inmediatamente  sospeché que el espíritu de la fallecida estaba tratando de comunicarse con la joven Minnie”.

Le dije a la chica: “Si el golpe viene de nuevo, pregunta si esa es tu hermana . ‘

Ella respondió: “Yo no puedo hablar con mi hermana.  Está muerta ‘ 

Yo la persuadí, diciendo: ‘Habla, querida. Incluso si tu hermana no puede hablar, ella podría llamar de nuevo ‘.

Apenas dije esas palabras que el golpe sonó de nuevo. Te puedo decir que me pusieron los pelos de punta. Pero yo seguía por convencer a la chica, y unos cinco minutos más tarde llegó un tercer golpe. Entonces la niña hizo la señal de la cruz y se bendijo a sí misma,  puso las manos en alto en señal de súplica, y dijo:

“Si eres tu. May puedes hablar conmigo “.

Ella se quedó en silencio un momento y luego se echó a llorar.

Le pregunté, “¿ Puede hablar?”

Ella dijo: “Sí, May habló. “

Le dije: “¿Qué dijo?”

Ella respondió: “Yo no te lo puedo decir. El mensaje es para mi madre.”

Luego se acercó y apoyó la cabeza en el regazo de su madre, llorando. Su madre dijo:

“Bueno, dile a  estos s señores lo que ella dijo”

La niña levantó la vista y dijo que el mensaje que recibió fue el siguiente: “Dile a mamá que me encuentro muy feliz donde estoy, y que sus oraciones cuando estaba enferma me llevaron a donde me hallo, y me siento feliz. Recomendaba a su  madre que no se preocupara, y que  sería su guardián sobre todos ellos “.

Ante la desesperación de todos, y siendo los ruidos y piedras aún vigentes, los padres de Minnie, desesperados  la enviaron a casa de su abuela en Glen Innes a unos 60 km de Guyra. La prueba de que era ella realmente el foco de atención del fenómeno pronto se hizo patente, pues la siguió.

Después de un tiempo los padres de Minnie la llevaron de vuelta a su casa. A partir de entonces, al parecer, los fenómenos extraños simplemente se desvanecieron.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en junio 21, 2014 en Casuística, parapsicologia

 

Etiquetas: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: