RSS

Análisis de una psicofonía.

04 May

Por Rafael Cabello Herrero.

Esta supuesta inclusión psicofónica fue una de tantas que se tomaron durante la investigación, por parte de numerosos investigadores, de los supuestos fenómenos paranormales que acaecían en la Universidad de Bellas Artes de Sevilla. Entre esos investigadores se encontraba Rafael Cabello Herrero, que en uso de una amplia experiencia como técnico analista de aparatos electrónicos, ha realizado este análisis pormenorizado de la misma.

Audio:

 

Análisis:
Lo primero de todo agradecerte que me hayas hecho llegar tu opinión sobre esta “psicofonía”, yo no comparto la veracidad de esta por lo que a continuación te explico:

Ese archivo (Iros de Aquí…) es el que se presenta como real y verdadero ante todos los medios de comunicación a la vez que se comenta que no se le ha realizado ningún cambio del original, tan solo el recorte de lo que carece de importancia, es decir, el trozo de registro donde no había nada o se pretendía que no se conociera lo que se había grabado en ese fragmento completo.

La explicación relacionada con la vocalización, el andalucismo de la frase y la pronunciación tan castiza la dedicaba a mis conclusiones sobre la psicofonia original y mi forma de ver el incidente con un poco de forma jocosa (En cuanto a la vocalización.., por lo visto este registro es completamente andaluz ya que lo que dice es lo siguiente: “IROSHDAQUI…”, esa es una frase que por su pronunciación es muy sevillana ya que unir varias palabras usando las vocales anteriores o posteriores para acortar la frase es común en nuestro lenguaje, la fonética correcta hubiera sido “IROS DE AQUÍ…” pero entonces no hubiera sido una psicofonía sacada a los Sevillanos Ilustres enterrados en la Cripta de esta Universidad.).

A parte, las explicaciones sobre la forma en que he tratado esa “psicofonías original” también las he realizado sin tocar esta, ya que los resultados de mis conclusiones están acondicionados a mis experimentos.

Algo que suena muy familiar dentro de la investigación de los registros sonoros de las psicofonías es la frase de que “un registro tiende a aparecer con una respuesta plana de amplitud si es producido por una energía desconocida que no proviene de una garganta y cuerdas vocales de humanos VIVOS…”.

En el caso de la psicofonías que tengo colocada para vuestra audición o lo que queráis hacer con ella, el término de respuesta plana en amplitud solo se cumple porque los que la obtuvieron en su día al hacerle las copias correspondientes hicieron la chapuza de aumentar conscientemente el volumen del registro original acercando la boca hasta la grabadora para que llegaran a estar los picos de frecuencia saturadas en los confines de la visualización y pareciera que son totalmente planas. Para conseguir llevarlas a su estado natural, solo hay que disminuir el volumen con la que nos la han presentado y podréis observar que ese registro plano brilla por su ausencia, convirtiéndose en un espectro radio modulado en amplitud, donde sus crestas se amortiguan por un elemento natural y que nos indica que existe una canalización paralela a la palabra llamada espiración humana.

En este punto tengo que aclarar que siempre que he hablado con expertos y profesionales dedicados a la ingeniería del sonido todos concuerdan en una cosa, el aire que se expele por la boca al compás del timbre de voz, este.., es uno de los elementos más complicados de eliminar y que más interfieren en los registros sonoros dando al traste con muchas grabaciones profesionales. “Me imagino, que alguna vez habréis observados las esponjitas con los anagramas de las emisoras que llevan enfundados los micrófonos.., estos no son elementos complementarios para que se vea de que emisora te entrevistan, sino para filtrar las interferencias producidas por el aire, tanto del lugar como del que se expele de la propia boca de los presentes ya que al hablar cerca de este, tanto la inspiración como la espiración se solapan a la vez de que se hace una grabación o se recoge para amplificarla.

Con esto quiero dar a conocer por propia y simple deducción que ningún registro del “MÁS ALLÁ” puede tener como elemento complementario una bocanada de aire acompasada de una palabra… ¿O SI LA PUEDE TENER..?.
En el caso de esta psicofonías que estoy comentando, mi propia experiencia me dice que no es tal ya que uno de los elementos que resaltan en ella es precisamente la respiración, en este caso la exhalación aérea del que habla cerca del micrófono.

Digamos que la canalización aérea de esa respiración es utilizada como una subportadora del registro base de la frase, que enmascara y limita la amplitud real del timbre de voz, para más complicación esa frase se hace a modo de susurro “como si le habláramos al micrófono receptor a media voz y susurrante, por esta razón se puede llegar a la conclusión de que este registro como tal, es humano y no psicofónico como se ha pretendido descaradamente.
Otro de las bases utilizadas para determinar la autenticidad de esa frase ha sido la de verificar el factor de escala, semitono relativo y ritmo, lógicamente todos ellos aplicados por separado y obteniendo resultados satisfactorios.

La diferencia que existe entre un registro sonoro de AM y FM, evidentemente está ocasionada por los medios que se utiliza para tratar estos sonidos a nivel electrónico, la naturaleza por si sola no está capacitada para registrar, emitir o transportar esta escala del espectro radio dentro de esa gama de frecuencias en un entorno natural y sin medios electrónicos, esto nos lleva a una diferencia muy sencilla entre estos dos tipos espectros, se puede comprobar a simple vista delante de un receptor de radio, la AM “modulación en amplitud” se contempla dentro del espectro de frecuencias medidas en KILOHERCIOS “Khz.” En cambio el rango de la FM “frecuencia modulada” se contempla en un escalón muy superior conocido como híper-banda y su espectro de frecuencias está limitada al rango de MEGAHERCIOS “Mhz.” . Nuevamente podemos determinar que si un espectro sonoro del más allá tiene que ser registrado en FM, por mucha electrónica que pongan en el otro lado, difícilmente llegaría hasta nuestros receptores de radio ya que una de las desventajas que tiene la FM es el corto espacio de transmisión-recepción, aunque a diferencia tiene mucha más calidad y queda muy lejos de las interferencias de baja frecuencia que son las que se parasitan con mayor facilidad en dichas transmisiones, curiosamente cualquier registro de las características que nos lleva a este proceso están muy sucias e intoxicadas de interferencias a nivel RADIO, algo ineludiblemente imposible para un espectro psicofónico del más allá.

Siguiendo con mi muestreo, en este registro he comprobado que si se ralentiza 1/8 de la velocidad a la que se nos presenta esta grabación, el timbre vocal deja de parecer extraño y estridente convirtiéndose en un susurro que curiosamente estabilizado y reconocida la frecuencia a la que queda, el resultado se familiariza acercándose a la amplitud y frecuencia del sonido que se reconoce como el de una mujer. Como mera aclaración: (la voz de mujer se halla condicionada por las características anátomo-fisiológicas propias ya que la laringe de la mujer, presenta unas medidas que oscilan entre 3,6 cm de altura , 4,3 cm. de anchura y un diámetro antero posterior de unos 2,6 cm.; la longitud de las cuerdas vocales se sitúa entre los 1,5 y 2 cm.

La mujer vocaliza una octava más aguda que el hombre, por lo que estaría comenzando aproximadamente su frecuencia sobre los 500Hz. (curiosamente la vocalización de la psicofonías (Iros de Aquí…) una vez revisada y medida esta psico con los instrumentos electrónicos apropiados (osciloscopios y frecuencímetros al uso) pude verificar que ese tono estaba dentro del parámetro correspondiente a la frecuencia de coincidencia de los correspondientes 500Hz, aunque enmascarado por un soplo exhalado al compás y ritmo de la propia frase según la grabación original, dicho soplo al mantener una sonorización aérea constante liberada al compás genera un ruido espurio que enmascara las palabras de la frase investigada “IROSDAQUÍ…).

Respecto al hombre, observamos una laringe de mayor tamaño, situándose esta entre los siguientes parámetros; una altura de unos 4,9 cm. y otros tantos de anchura y un diámetro antero-posterior de unos 3,5 cm. Las cuerdas vocales acusan una longitud de unos 2 hasta 2,5 cm.) A su vez la nuez masculina o manzana de Adán, genera por su modificación física el timbre de voz entre sexos por lo que en el hombre cuanto más ancha sea dicha zona, la modulación es más grave y se acercan dentro de los tonos medios correspondientes a la 5ª y 6ª octava correspondiente a los tonos medios aproximados a los 250 Hz. (hay que tener en cuenta que las octavas conforme van subiendo de tono, son el doble de la anterior y la voz humana tiene una amplitud entre la 5ª y 9ª octavas llegando a notas superiores pero dentro de un ancho relativo y el más común entre los armónicos de la mayoría de las fuentes sonoras entre los 256Hz. y 10 Khz.).

También hay que hacer una valoración de lo que se denomina descodificación sonora al filtrarla por una ecualización audiométrica superior a once octavas, con este componente electrónico podemos subdividir a cuchillo todas las frecuencias reconocidas por el oído humano y sobrepasando hasta cierto límite las frecuencias por debajo de los 20Hz denominadas INFRASONIDOS y superior a los 20 Khz o denominados ULTRASONIDOS, lógicamente estos dos extremos dentro de este espectro, hay que manipularlos con filtros pasa-bajos para los Infrasonidos y filtros pasa-altos para los Ultrasonidos, con esta instrumentación se pueden detectar por variación tonal dentro de un ancho de banda determinado y establecido por octavas reduciendo o aumentando ese ancho de banda hasta llegar a reconocer un sonido o frase (en este caso “IROSDAQUI…), se eliminan sistemáticamente con el apoyo de un osciloscopio a ser posible de doble trazo para medir tanto los niveles graves y agudos independientemente con el fin de conocer el principio y final de las octavas en las que se mueve dicho tono o timbre de voz, las mas irrelevantes con respecto a la frase a investigar eliminándolas a la vez que reducimos los rangos de frecuencias que mantienen dicha frase, con este procedimiento técnico, he llegado a limitarla al ancho de banda en el que realmente se encuentra la frase del estudio y curiosamente volvemos a la coincidencia de que está dentro del margen tolerante del reconocimiento a la voz humana, este resultado vuelve de lleno a dejarme bien claro que este espectro se mueve entre los 260Hz y los 5Kz.

Estas características del párrafo anterior relacionada con el susurro gutural grabado muy cerca del micrófono, quedan fuera de lugar a la hora de reconocer una psicofonías ya que el elemento base de estas características físicas si se recogen dentro de una posible psicofonías, esta, deja de serlo pasando a catalogarse como una grabación de alguien que sin pretenderlo se nos cuela en la grabación o simplemente se quiere quedar con el pueblo.

El dar por válida o auténtica una psicofonías dentro de un registro de audio por el mero hecho de reconocer un determinado BUM BUM entre frases, dándolo como familiar en otras parafonías, creo que no es el elemento mas exacto para desarrollar un criterio o dar una teoría sobre una psicofonía valorándola y validándola como paranormal.

Mis conclusiones utilizando los medios que te explico en este escrito, me dejan suficientemente claro, además de ser de sentido común, que cualquier registro hay que invalidarlo o no encasillarlo dentro del rango de lo paranormal o del más allá en el momento que ese sonido esté acompañado de una exhalación de aire en cualquier frase que se registre, creo que todos los que seriamente nos hemos dedicado a investigar con los medios apropiados estos extraños sucesos, tenemos más o menos claro que son elementos energéticos que fácilmente hacen variar los campos electromagnéticos del entorno donde se recoge una psicofonía, esta teoría me deja suficientemente claro que si es una energía magnética la que proporciona esta incursión en los medios que tengamos en ese momento al uso para recoger muestras, no tiene que estar acondicionados al registro a través de un micrófono, porque el micrófono técnicamente no funciona por cambios electromagnéticos ya que es un transductor electroacústico. Transforma las vibraciones ocasionadas por la presión acústica ejercida sobre su cápsula receptora por las ondas sonoras ambientales, a su vez, estas ondas sonoras mecánicamente las transforma en energía eléctrica, esta a su vez necesita sistemáticamente una cantidad de alteraciones internas y tratamientos en frecuencias dentro de los aparatos para codificarse a circuitos eléctricos establecidos para que el sonido recogido posteriormente sea entendido dentro de un rango de reconocimiento electrónico para amplificar, grabar sonidos de cualquier lugar y descodificar estos registros para invertir el proceso y puedan ser posteriormente traducidos o escuchados por equipos de altavoces u otros elementos acondicionados para ese momento.

A continuación detallo las subdivisiones y métrica en las que se dividen cada una de las octavas relacionadas con el espectro auditivo del ser humano como ya lo he mencionado, si no tenemos ninguna dificultad auditiva, nuestro campo auditivo comprende desde los 20Hz. hasta los 20Khz. El valor máximo de cada octava es el doble de la anterior (ecualización o cortes divididos que determinan los tonos y división de estos.

1ª y 2ª octava comprende entre los 16 y los 64 Hz. (son los tonos más graves o bajos del margen auditivo del ser humano.

3ª y 4ª octava comprende entre los 65 y los 250Hz. (son los tonos graves y comienzo de los medios).

5ª, 6ª y 7ª octava corresponde entre los 251 Hz y los 2 Khz. (Es el margen auditivo de mayor sensibilidad, es donde se encuentran los tonos medios y primeros armónicos de las mayoría de las fuentes sonoras reconocibles por el oído humano).

8ª octava corresponde entre los 2,1 Khz a 4 Khz. (Se puede considerar como el centro sensible de los armónicos auditivos).

9ª y 10ª octava comprende entre los 4,1 y 16 Khz. (este se puede considerar el umbral de de los tonos agudos de frecuencias altas).

11ª octava comprende entre los 16,1 y 20Khz. (Estas frecuencias se les reconoce como extremo superior de los tonos agudos, son muy difíciles de detectar por el oído humano a su vez pueden ser peligrosas para los tímpanos ya que son pocas personas las que pueden detectarlos y reconocerlos).

No puedo dejar pasar un elemento que cuando se investiga una psicofonías aparece en todos los registros o parafonías, para colmo, son elementos que no se tienen en cuenta a la hora de valorar los resultados que se están obteniendo, me refiero al enmascaramiento sonoro. Esta condición que presentan distintas frecuencias entremezcladas dentro del espectro de la audición humana, estas dan como resultado final el acoplamiento e inhibición sistemáticas de frecuencias que se perciben a la vez, este hecho presenta un resultado final en el que podemos decir que se eliminan entre si enmascarándose y dejando unos vacíos de frecuencias múltiplos dentro de la misma octava y esta a continuación de la más próxima. Esto se ocasiona debido al nivel de presión sonora durante el reconocimiento tonal que hace pasar desapercibido o desecha otras frecuencias específicas. A este efecto se le conoce como bandas de frecuencias críticas, donde los rangos de frecuencias de un tono determinado bloquean por sistema la percepción o recepción de otros tonos. Estos acondicionamientos son aplicables a todos los elementos de tratamiento AUDIO, por lo que es común encontrar estos desde los micrófonos hasta los amplificadores mas sofisticados, lógicamente estos defectos se pueden paliar dentro de las medidas posibles con ecualizadores conformados de forma que amplifiquen y separen haciendo más audibles los tonos decadentes.

El siguiente criterio que expongo, sería el vacío que ha quedado al determinar los filtros que has aplicado, porque si los filtros solo han sacado en claro que un ruido entre palabras acredita como real dicha psicofonías, no se que tipo de filtro puede con tanta exactitud determinar dicha veracidad.

No me parece una aclaración técnica con suficiente criterio como para validar esos dos ruidos entre palabras como el marchamo de autenticación cuando hay elementos muchos más simples de comprobar que creo que se han obviado, posiblemente por dos motivos.

1.- No tener los conocimientos suficientes a la hora de valorar o catalogar ciertos ruidos espurios dentro de un registro de audio.
2.- No utilizar los aparatos adecuados que llevan al investigador a una teoría satisfactoria de lo racional y menos etérea.

En esta investigación realizada por mi, esa diferencia de octava dentro del timbre de voz aparte de todos los tratamientos realizados, me deja suficientemente convencido para ratificar que ese registro no es una psicofonías del más allá ni del más acá.

Fuente.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en mayo 4, 2014 en Artículos

 

Etiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: