RSS

Experimento de Telepatia en los Sueños.

06 Abr

telepatia.jpg

Este es un balance de la actividad realizada en el Instituto Humanístico de Buenos Aires, en el que se desarrolló un taller de parapsicología. A diferencia de un curso programático, se realizó práctica experimental de telepatía, clarividencia y precognición. Los alumnos participaron como sujetos o como agentes en distintas oportunidades. Las prácticas experimentales consistieron en experiencias de visión remota, telepatía en los sueños, ESP sobre objetivo humano; también se realizaron experimentos con técnicas de “elección forzosa”.

Los experimentos de telepatía en los sueños que se han realizado consisten habitualmente en experimentos de respuesta libre, en los cuales el sujeto debe tratar de incorporar a su sueño el contenido de un cuadro, dibujo, etc. que se halla expuesto en un lugar distante y que un agente está mirando u observando. En esta forma es como se hicieron los conocidos experimentos de telepatía en los sueños en el hospital Maimónides, por los investigadores Krippner, Ullman, y otros.

Teoría 

Los sueños tienen larga historia. Pueden hacerse citas de la literatura religiosa y profana de todos los tiempos. Las investigaciones psicoanalíticas, desde la época de Freud, son las que más han aportado sobre el tema. En parapsicología citamos las investigaciones de Louisa Rhine, quien en una estadística señala que los sueños intuitivos que tienen un contenido de ESP se dan en un 26%, los realísticos en un 44%, los no realísticos en un 21% y los alucinatorios en un 9%. Los sueños telepáticos tienen, según Ehrenwald, todas las cualidades del contenido mental inconsciente de los sueños, llamémoslos, no telepáticos, o sea que podemos apreciar simbolismos, condensaciones, desplazamientos y elaboraciones secundarias. Honorton vinculó el éxito de los sujetos con la frecuencia de sus sueños.

En un test de ESP, los sujetos que soñaban por lo menos una vez por semana tuvieron un desvío significativo positivo con una p < 0,02; en los que soñaban una vez por mes o rara vez, los resultados del test de ESP fueron al azar. Es de observación corriente que los sueños se olvidan fácilmente, salvo algunos muy impactantes. Pero los sueños normales de las personas se recuerdan vagamente al despertarse, salvo, como decimos alguna excepción, y ya después de algunas horas raramente se recuerdan, y menos los días subsiguientes. No debemos creer que el sujeto frente a un test de elección forzosa, que contiene de 20 a 30 ensayos, tiene una percepción puntual de las figuras y las va reconociendo en forma temporal-cronológica.

El sujeto conoce todo el mazo en forma global, cada una de las figuras y el lugar que ocupa en el mazo; esto ya lo había planteado el Dr. Warcollier (Revue Métapsichique, V. 1 N. 1, Julio 1955), y después de casi medio siglo, los parapsicólogos anteriormente citados en un estudio de ESP de elección forzosa con las cartas Standard de ESP (cuadrado, círculo, estrella, onda y más), con un solo sujeto y con sólo cinco juegos de 25 ensayos cada uno, o sea con 125 ensayos (también Warcollier lo planteó con motivo de un test de ESP de elección forzosa), interpretaron las respuestas del sujeto como una función de onda que abarcaba todo el juego de ESP, en el que el sujeto tenía un percepción global del juego de cartas de ESP (J. of P. V. 59 N. 4, Dic. 1995).

Este experimento no fue repetido hasta hoy. Este es uno de los tantos aportes de la parapsicología francesa a la parapsicología internacional, que la parapsicología de habla inglesa ha desconocido siempre, ha desestimado y otorgado poca importancia. El soñante enfrentado a un test de ESP, con la correspondiente consigna sobre lo que debe hacer, y que se espera de él, desde ese mismo momento en que toma conciencia de su tarea, ya toma conocimiento del objetivo, aun cuando el objetivo aun no esté formalizado por el experimentador. La ESP es independiente del tiempo y del espacio. Todo test de ESP que se plantea como un test de GESP o de clarividencia o de telepatía, es de hecho en algunos casos un test de precognición.

Al informar nosotros a los sujetos sobre las características del test y de la preparación del mismo y el proceso de aleatorización de los objetivos, ya se hallan en el campo mental sujeto-experimentador. Si el objetivo de ESP debe ser “percibido” a nivel inconsciente por el sujeto, debe entonces responder a las mismas condiciones que cualquier otro sueño que tenga el sujeto, y su “recuerdo” deberá ser más efectivo inmediatamente después del despertarse, que en un tiempo posterior en que vuelva a hacer la “percepción”. De ahí nuestra predicción es de que debe haber aciertos superiores en la etapa primera que en la etapa post sueño. En los experimentos piloto que hicimos al iniciar estas investigaciones, hemos hallado que la variabilidad era mayor en la primera etapa que en la segunda, aunque la diferencia no llegó a ser estadísticamente significativa, pero se mantuvo en un nivel uniforme aproximadamente alrededor de una p = 0,12.

La variabilidad la hemos calculado tomando los juegos como unidad de análisis. Esto significa que durante las noches experimentales, algunas son más exitosas que otras, y esto es normal en las vivencias oníricas. Normalmente las personas no recuerdan sus sueños con la misma intensidad y efectividad, y en este caso en que la vivencia onírica es inconsciente, debemos esperar justamente una variabilidad significativa; si no la hallamos es que el recuerdo onírico se mantuvo constante. Este tipo de test con distintas figuras y de elección forzosa, permitiría estudiar aspectos oníricos interesantes que pueden provocarse con una adecuada elección de las figuras objetivos. Debemos poder hallar en un análisis adecuado los efectos psicoanalíticos que se encuentran en los sueños como efectos de condensación, desplazamiento, elaboración secundaria. Es decir efectos en los cuales el sujeto reemplaza sistemáticamente una figura por otra, cuando ésta irrita o estimula algún aspecto de su sensibilidad o una vivencia traumática. O sea, que este procedimiento podría convertirse en un interesante instrumento de análisis del subconsciente utilizado hábilmente por el terapeuta psicoanalista.

Resultados Anteriores

En nuestros tres experimentos piloto (C. de P. año 31 Nº 2, junio 1998), sólo uno de ellos dio aciertos sobre el azar con una p = 0,012, y los otros dos dieron resultado aleatorio. En los tres experimentos pilotos, la variabilidad era mayor en los juegos “Sueño” que en los juegos “Post Sueño” (RC)2, entre una p = 0,05 y p = 0,12. Posteriormente, repetimos el experimento, primero con un solo sujeto, Sra. Lidia, y luego con varios sujetos, realizando con seis sujetos, cuatro noches experimentales cada uno, para completar los 24 juegos, y luego con dos sujetos, 12 juegos cada uno para completar también 24 juegos.

Con la sujeto Sra. Lidia los aciertos “Sueño” y “Post Sueño” fueron de un resultado aleatorio, cercano al azar. La variabilidad fue mayor en “Sueños” que en “Post Sueños”, con una p = 0,10, o sea del mismo orden que en los tres experimentos pilotos ya mencionados. En los seis sujetos de cuatro noches experimentales cada uno, la variabilidad fue en la dirección ya vista en los otros experimentos; en tres sujetos fue mayor en “Sueños” que en “Post Sueños”, y en los otros tres sujetos la relación fue inversa. En los dos sujetos que hicieron 12 juegos cada uno, los éxitos de ESP fueron aleatorios, y la variabilidad fue inversa a la esperada. Todo esto nos está revelando la dificultad de obtener réplicas experimentales con distintos sujetos en sucesivos experimentos. Este es un nuevo intento que hacemos, y los seguiremos haciendo, por cuanto no se pueden sacar conclusiones ni establecer parámetros con sólo dos o tres experimentos, sobre todo en Parapsicología.

Investigación actual

Nuestra intención es realizar experimentos de telepatía en los sueños con tests de elección forzosa. Son experimentos GESP. Se utilizó un mazo de figuras (p = 1/4), mazo abierto, que se aleatorizó con un programa computacional (programa Excel).
De un pozo de unas 100 figuras recortadas de diarios y revistas, se eligieron al azar cuatro figuras que se utilizaron en un juego de 24 ensayos. Mazo abierto. Se entregaron a los alumnos fotocopias de dichas cuatro figuras.
El test se realizó por los alumnos en su propio domicilio. El mazo objetivo se hallaba expuesto en el domicilio del experimentador NK.

Consigna dada a los sujetos

“Las cuatro figuras fotocopiadas que tienen en su poder, se repetirán una cantidad arbitraria de veces cada una, hasta formar un mazo de 24 ensayos. Cada figura se ensobrará y los sobres se numerarán de 1 a 24 y se expondrán en mi domicilio en mi escritorio. La exposición de los sobres se hará al comenzar la noche, aproximadamente a las 22 horas. Ustedes, al ir a dormir esta noche, deben saber que mañana a la mañana al levantarse deben escribir en estas hojas de registro que les entrego el orden en que se hallan estas 24 figuras ensobradas. Suponemos que por un proceso de percepción extrasensorial ustedes tomarán conocimiento del orden de estas figuras ensobradas. A la tarde de ese mismo día volverán a hacer una respuesta al mazo de sobres. O sea que harán dos respuestas, una a la mañana y otra a la tarde.”

Tabla 1
Resultados Experimento 1
Resultados de dos sesiones experimentales

Sujeto Día A Día B A + B
mañana tarde mañana tarde mañana tarde
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
4
3
7
9
4
5
5
7
7
7
7
8
7
2
5
4
5
5
4
3
7
4
2
4
9
1
2
1
2
6
5
9
3
6
3
3
6
5
4
6
8
6
6
3
7
4
5
10
10
5
3
5
6
3
4
7
6
1
3
6
9
12
10
15
7
8
11
12
11
13
15
14
13
5
12
8
10
15
14
8
10
9
8
7
13
8
8
2
5
12
Suma 167 137
Promedio 11,13 9,13
t (dif) (gl 14) = 1,963p = 0,035 (una cola)

Los resultados están en la dirección predicha.
En cuanto a la variabilidad, calculada sobre los resultados conjuntos de los tests respondidos a la mañana, versus los tests respondidos a la tarde, arroja para resultados por la mañana (RC)² =14.32 (ns) y por la tarde (RC)² = 31.66 (p = 0,01), la relación F = 2,21 con una p = 0,07. En este caso la variabilidad de la tarde fue superior a la de la mañana, pero sólo en un nivel aleatorio, pero debemos destacar que se dio en dirección opuesta a las halladas hasta ahora en el experimento piloto y en uno de los confirmatorios.

Esta variabilidad se debe a la obtención de aciertos ya por debajo o por encima del azar, es decir a una variabilidad en la conducta de ESP de los sujetos.
Cuando calculamos la variabilidad en los experimentos pilotos, ella era debida a la conducta de un solo sujeto, de manera que estas dos variabilidades, la obtenida sobre un solo sujeto y la obtenida, en este caso, con una muestra de sujetos, no son comparables.

Como se puede apreciar por la tabla 1, si observamos los aciertos en las dos condiciones, veremos que el resultado diferencial (mañana vs tarde), con mayores aciertos a la mañana que a la tarde, no se debe a uno o dos sujetos; se puede observar que sólo tres de los 15 sujetos han obtenido aciertos inferiores a la mañana que a la tarde, que evaluado binomialmente, da una p = 0,017, estadísticamente significativa, totalmente en apoyo de la diferencia.

Experimento 2.

Este experimento fue diseñado con el objeto de dinamizar un test de ESP de elección forzosa. Dinamizar en este caso significa que hemos tratado de motivar al sujeto para acrecentar sus éxitos de ESP.
En los experimentos que se realizan habitualmente con tests de elección forzosa, ya sea con las cartas standard de ESP o con otros tipos de figuras, se solicita a los sujetos que adopten en general una actitud espontánea en el test, y respondan a los ensayos.
En este caso, la mecánica del test fue la misma, pero previamente se hizo lo siguiente:
Se les entregó a los sujetos cuatro sobres que contenían, una figura cada uno, recortadas de diarios o revistas. Eran las cuatro figuras que luego formarían parte de un juego de 24 ensayos, p= ¼ y q = ¾. Cada sujeto debía hacer previamente un ensayo de clarividencia (GESP) sobre la figura oculta en el sobre. Podía ocurrir que el sujeto tuviera una ESP correcta, o sea, que su percepción tuviera una relación mas o menos directa con la figura, o podía ser que no tuviera ninguna. En caso de que su descripción no tuviera ninguna relación con la figura oculta, se le solicitaba que buscara o inventara alguna relación. Se le solicitaba un esfuerzo creativo, en el cual su ESP se vinculara al objetivo. Una vez hecho esto, que hiciera ESP sobre el mazo objetivo de 24 ensayos.

El mazo objetivo se hallaba en el domicilio del experimentador. La aletorización del mazo objetivo se hizo en base a un programa computacional. Las figuras se eligieron al azar de un pozo de unas cien figuras recortadas de diarios o revistas. Se hicieron dos juegos.
El test se hizo a los mismos sujetos que hicieron los tests anteriores.
Se compararía el resultado de cada sujeto en este test, (test con refuerzo) con el resultado de ESP que había obtenido en los tests de ESP “Sueño” y “Post Sueño”.

Tabla Nº 2
Experimento de ESP con refuerzo

Sujeto Nº Juego 1 Juego 2 Total
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
6
5
7
5
10
10
6
8
6
6
9
6
12
3
6
6
6
5
8
4
7
6
4
7
6
5
4
4
3
6
12
11
12
13
14
17
12
12
13
12
14
10
16
6
12
suma 186
promedio 12,4

La pregunta es: ¿con cuál de las respuestas debemos comparar el test “con refuerzo”?, ¿con el test “Sueño” o sea el resultado de la ESP por la mañana, o con el test “Post Sueño”?.
Entendemos que es con el test “Post Sueño”, ya que éste es el test que los sujetos hicieron en la situación “normal”, ya que el test “Sueño” es un test que está dinamizado por la condición onírica.
Y, como se puede apreciar, en esta última comparación, de los 15 sujetos, 11 sujetos tuvieron mayores aciertos en el test “con refuerzo” que en el test “Post Sueño”; esta relación evaluada con la binomial tiene un p = 0,02. Incluso la diferencia de aciertos tiene un p < 0,01.

Experimento Nº 3

Se hicieron varios ensayos de ESP sobre objetivo humano. Todos los asistentes participaban de estos ensayos. El procedimiento era el siguiente:
Se elegía al azar a uno de los asistentes. Cada uno sacaba un número de un bolillero, luego se arrojaba un dado, si salía del 1 al 3, se elegía a la persona que tenía el número menor, si salía del 4 al 6, se elegía a la persona que tenía el número mayor. También se utilizaron otros procedimientos similares.
Hay en la literatura, relatos de las experiencias de los grandes dotados, que explicaban los procedimientos que seguían para llegar a una ESP sobre hechos y acontecimientos de la vida de otras personas, como por ejemplo, los relatos de Eileen Garrett, Stephan Ossowiecky, Sybil Leek, y otros.
Estas experiencias se tomaron como guía.
Seleccionamos algunos ensayos de uno de los asistentes, que consideramos tuvo mejores aciertos.

Ensayo 1.

Se elige al azar a una asistente. La identificamos como señora A.
Percepción: En mi mente se presenta un hombre que tiene un niño de la mano. Están quietos. El niño parece triste. Una señora revuelve un cajón que parece estar todo desordenado Ahora veo una bicicleta.
Verificación: La señora A, dice: Esto tiene que ver con algo que me pasó recientemente. Se cayó una estantería con todos los cajones. El niño puede ser mi nieto que estaba llorando porque no quería irse de mi casa.

Ensayo Nº 2

Se elige al azar una asistente, a quien identificamos como Señora B.
Se solicita a la señora que piense en algo que tenga valor emocional para ella.
Percepción: Señora, la veo mirando un espejo. Esta imagen no se me va de la mente. Trato de eliminarla para que se me presente otra cosa, pero me vuelve.
Verificación: Tengo un objeto que compré en un viaje que hice al Africa y lo tengo colgado en el espejo, y siempre lo veo cuando me miro en el espejo.

Ensayo Nº 3.

Se elige al azar a una joven. La identificamos como Señora C.
Percepción: La veo a usted entrando en su casa o departamento, y un cachorro de le salta encima y juega con usted.
Verificación: Efectivamente tengo un perrito que se me tira encima para jugar cuando entro a casa.

Ensayo Nº 4

Se elige al azar una alumna, Señora D.
Percepción: Tengo su imagen en mi mente. Pero no se me ocurre nada.
– ¿Usa anteojos usted?
– No.
– Sigue su imagen en mi mente. Dígame, ¿practica usted danza o teatro?
– No.
En ese momento una alumna que vino por primera vez al curso se levanta y se retira del aula.
Otra asistente que concurrió con ella, comunica a la clase que esta señora se retira del aula para asistir a una clase de danzas y teatro.

Ensayo Nº 5

Se elige al azar una alumna, Señora E.
Percepción: Tengo numerosas imágenes que en realidad corresponden a mi vida cotidiana, y no creo que tengan nada que ver con usted. Pero ahora la veo a usted revolviendo un cajón buscando una cruz de madera.
Verificación: Es cierto, estoy buscando una cruz de madera que no sé donde está, y no sé si la tengo aquí en Buenos Aires, o la llevé a lo de mi hijo que está radicado en Australia.

De estos hechos son testigos todos los alumnos asistentes al taller.

Conclusiones

Si estos resultados tienen algún significado, es que la ESP no es una aptitud pasiva en las personas. Puede ser generada y dinamizada por una intencionalidad y por una disposición creativa.
Intencionalidad y creatividad son condiciones generativas de la percepción extrasensorial, tal como lo son todas las otras aptitudes que estudia la psicología general.

Nuestro experimento ha generado ESP en los sujetos, por una lado a nivel inconsciente, o sea la dinamización onírica (experimento 1), y por otro lado a nivel consciente, en que solicitamos al sujeto un pensamiento creativo en la percepción de las figuras en el experimento 2. En la creación artística, también intervienen los dos niveles que mencionamos, un nivel inconsciente, y un nivel consciente. En la creación científica, también interviene un nivel inconsciente y un nivel consciente. El nivel profundo de la psiquis no es sólo un reservorio de represiones, como decía la antigua y perimida interpretación psicoanalítica, es un nivel también creativo.

Cuando se da un fenómeno telepático entre dos personas, una de ellas tiene un contenido de conciencia, de la conciencia del otro, no se ha dado aquí una especie de fotocopia, hubo un intercambio en el campo psi, en el que lo percibido se integra a las vivencias del “perceptor”, es un acto psíquico creador, generador.

En la investigación experimental, tal como nosotros los parapsicólogos experimentalistas la hacemos, no podemos crear situaciones exactamente similares a las de la vida cotidiana. Nuestros procedimientos son en buena parte artificiales, pero deben ser lo suficientemente aptos para poder trasladar los resultados a una interpretación vivencial, es decir, asimilable a un contexto vital.

Fuente:Instituto de Parapsicología.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en abril 6, 2014 en Casuística

 

Etiquetas: , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: