RSS

El experimento Rhode .

05 Abr

En este tema de la ESP sobre dibujos, debemos mencionar una importante investigación realizada por el Dr. M. C. March que fue presentada a la Rhode University del estado de Grahamstown, de la Unión Sudafricana, cuyo resumen fue publicado en el Journal of the Society for Psychical Research, volumen 40 número 703, Marzo 1960.
El informe del Dr. Marsh consta de 450 hojas, que fueron resumidas por el Dr. G. W. Fisk para su publicación en el Journal of the Society for Psychical Research.
Fue realizada con 371 sujetos, estudiantes de la Universidad, que debían reproducir dibujos que se harían a 470 millas de distancia, en Capetown.
El procedimiento, para esa época, fue muy elaborado. Los procedimientos eran manuales y no se utilizaron procedimientos computacionales para algunos pasos del experimento. De acuerdo al criterio del autor, los dibujos objetivos debían pertenecer al contexto cultural de los participantes, por lo cual solicitó a los sujetos que denominaran verbalmente objetos. Cada alumno hizo aproximadamente 50 denominaciones de objetos, que luego serían dibujados por el agente “transmisor”. Así es que se escribieron 15828 denominaciones, de las cuales se seleccionaron 992, por ser de dibujo sencillo; de esas 992, se seleccionaron 100, que se dividieron al azar en dos grupos. Un grupo de 50 serían las figuras objetivos y las otras cincuenta serían los dibujos de control. La investigación duró 25 días, a dos dibujos por día. Estos veinticinco días, se dividieron en cinco sectores: A, B, C, D, E, de cinco días cada uno. El agente recibió una caja sellada con 100 tarjetas, en cada una de las cuales se hallaba escrita una denominación de un objeto o cosa. Extraía al azar dos tarjetas por día, y dibujaba las figuras correspondientes a las denominaciones que en dichas tarjetas se leían. Por ejemplo, podría ser que dijera la palabra “fruta” y en ese caso dibujaba una fruta, la que se le ocurría en ese momento. Al final de los 25 días, habría extraído solamente cincuenta tarjetas. Las cincuenta tarjetas que quedaron en la caja, el agente no las vio. Se estableció una hora determinada para que los alumnos (sujetos) hicieran GESP y realizaran el correspondiente dibujo. Ninguna persona de las relaciones del agente, sabía que se estaba realizando este experimento. Una vez que el agente realizaba los dos dibujos eran inmediatamente introducidos en sobres, y guardados en una caja. Algunos meses después se pidió a una persona ajena al experimento que hiciera los cincuenta dibujos correspondientes a las restantes 50 tarjetas que quedaron en la caja. Estos dibujos eran los objetivos de control.
Los alumnos debían hacer entonces 18550 dibujos; en realidad sólo hicieron 17440, que es una cantidad ya de por sí apreciable para hacer una evaluación de los resultados.
Se dividió a los sujetos en dos grupos aproximadamente iguales (edad, sexo, etc.). Un grupo sería el grupo experimental, y el otro seria el grupo de control. Se dividió la serie total en cinco secciones de cinco días cada una: A, B, C, D, E, como ya hemos dicho.
Se utilizaron los siguientes procedimientos para vincular a los sujetos con el agente.

A: Primeros cinco días. No se dio instrucciones diferenciales a ninguno de los dos grupos de alumnos, Experimental y de Control.

B: A las hojas de registro que se les dio a los sujetos experimentales y al agente, se les pegaron cuadrados de papel de colores, uno para cada día, iguales a los sujetos y al agente. Al grupo de control se les pegó en las hojas colores equivocados, distintos.

C: tercera sesión: Se obtuvieron pañuelos del agente, se los cortó en pequeños trozos y se les dio a los sujetos para que los tuvieran en las manos mientras hacían los dibujos. A los sujetos de Control, se les dio trozos similares pero que pertenecían a una persona ajena al experimento.

D: cuarta sesión: Se les dio a los sujetos experimentales una foto del agente y los resultados de un test de personalidad del mismo, similar al que se les hizo a los alumnos, y una carta personal dirigida a los alumnos. A los sujetos del grupo de control, se les dio una fotografía de persona ajena al experimento y un test de personalidad ficticio.

E: Se repitió el procedimiento de la sesión B. Se les dio además los resultados de sus propios tests de personalidad para que los compararan con los del agente.

Evaluación.

En la evaluación de los resultados participaron tres jueces, que actuaron a ciegas y en forma independiente,.
Los criterios fueron los siguientes:

a) el nombre o el título del dibujo podía asemejarse al nombre o título del objetivo;

b) la forma o contenido podría mostrar semejanzas;

c) la idea expresada por el dibujo podía reproducir la idea expresada por el original, aunque no el título o la semejanza formal del mismo.

Los resultados podrían ser combinación de estas tres categorías.
Los cuestionarios a los sujetos evaluaban imaginación, rasgos de la personalidad, actitud religiosa, experiencias psíquicas y actitud.
El autor del experimento hizo cinco predicciones:

1) Dividiendo a los alumnos en sujetos con alto puntaje y bajo puntaje de ESP, los primeros serian más extravertidos. Se confirmó con una p = entre 0,0005 y 0,0003.

2) Los sujetos de alto puntaje tendrían mejor ajuste que los de bajo puntaje.
El test de Washburne confirmó la tendencia con una p = 0,25.
El test de Bernreuter F1-C se confirmó con una p entre 0,024 y 0,025 a 0,01, por diferencias de las medias y por diferencia de las medianas.
En el Bernreuter B3-1 tanto la diferencia de las medias como de las medianas confirmaron la predicción con un p 0,00054 a 0,0003 y 0,05 a 0,025 respectivamente.

3) Los sujetos “ovejas” tendrían más aciertos que las “cabras” aunque se esperaba que la diferencia fuese pequeña. Las “ovejas” superaron a las cabras con un p entre 0,10 y 0,15.

4) Clasificadas las cabras y las ovejas entre bien ajustadas y mal ajustadas, las primeras obtendrían más aciertos que las segundas. Se obtuvo un resultado en la dirección predicha, pero no alcanzó el 0,01.

La evaluación estadística de los resultados se hizo con la colaboración del Dr. Greville y del Dr. Pratt. El Dr. Foster (de la Duke) reexaminó los juicios de los jueces, introduciendo algunas correcciones.
El total de aciertos considerando los tres criterios A, B, y C, enunciados más arriba, para el grupo experimental fue de 2770 éxitos, y para el grupo de control 2419, la diferencia +351, evaluado con el chi cuadrado da un valor de 33.80.

Los éxitos totalmente correctos (nombre y dibujo correcto) fueron para el grupo experimental 133, y para el grupo de control 37, la diferencia + 96, da un chi cuadrado 54.76 con una p = 10-12 .
Las conclusiones del Dr. D.Marsh fueron las siguientes:

“Durante el curso de las evaluaciones hechas en esta investigación, se consideró cuidadosamente cada nuevo hecho revelado, buscando una explicación en términos de causas normales y paranormales. Al acumularse más y más hechos a partir de los diversos análisis, comenzó a surgir un patrón “gestalt” que era lógico y coherente con la hipótesis de la ESP, pero no con ninguna de las hipótesis alternativas que venían a la mente. Esta agradable coherencia lógica de los resultados es, a criterio del autor, un poderoso argumento adicional para la aceptación de la hipótesis de la ESP y el Enlace sobre y por encima de los meros postulados de la probabilidad estadística. Parte de las dificultades que afronta un parapsicólogo es que la realidad de la ESP no se puede establecer por eliminación de todas las contrahipótesis, y que siempre queda la posibilidad, por leve que sea, de que se haya pasado por alto una explicación normal capaz de explicar los resultados. Negar la existencia de tal posibilidad es cometer el sin of hubris … Una de las recompensas estéticamente placenteras que nos brindó esta investigación ha sido la de ver surgir un patrón provisto de significación … Esto no quiere decir que siempre los datos hayan cumplido expectativas a priori, pero sí han mostrado numerosas tendencias ya establecidas antes como típicas de la ESP. Así los resultados del Experimento de Rhodes ofrecen sólidas evidencias de la existencia de la ESP y de la efectividad de ciertos procedimientos de enlace. También confirman muchos de los hallazgos informados por anteriores investigadores”.

El informe del Journal of the Society for Psychical Research reproduce un ejemplo de GESP, es el que se refiere a la ficha que decía “Saturno”. El agente que debía dibujar las fichas, era un joven de 21 años, que según propia manifestación, no tenía idea de la apariencia de Saturno y tuvo que recurrir a un diccionario. Allí leyó que Saturno era un planeta que tenía dos anillos y nueve lunas. Así es que dibujó un planeta con los anillos en el mismo eje pero en distinto plano, las lunas las desparramó arbitrariamente alrededor del círculo dibujado del planeta. Es un dibujo distinto del convencional que se tiene del planeta Saturno.
La ilustración que damos (copiada del Journal of the Society for Psychical Research) muestra algunas respuestas de los sujetos. Todos ellos omitieron las lunas o los pequeños círculos que hizo el agente. Cuatro sujetos dibujaron a Saturno convencional, con un solo anillo con el nombre de Saturno, Saturno, luna, mundo. Tres sujetos parecen acercarse al dibujo del agente. Otro sujeto dibujó un círculo con un anillo y otro anillo en líneas punteadas, como queriendo acercarse al dibujo del agente, pero parece que no se atrevió a llamarlo Saturno y le puso la palabra Planeta (ver ilustraciones de los dibujos efectuados por algunos sujetos).

En el ejemplo 15716, el sujeto dibujó un círculo con dos anillos en distintas posiciones, mejorando el dibujo en un segundo intento, pero como no era la imagen convencional de Saturno, lo tituló Planeta. Tenemos aquí distintos tipos de coincidencias y errores. Nombre correcto, dibujos parecidos pero con nombre incorrecto, dibujos correctos de Saturno de acuerdo a la imagen convencional, pero que son distintos al dibujado por el agente.
El análisis de los resultados hace decir al Dr. Marsh que los sujetos no captan directamente los dibujos por clarividencia. Las impresiones de los sujetos no llegan a través de nada parecido a una imagen mental, lo que hay aquí es una transmisión de conceptos verbales o ideativos, usualmente de naturaleza fragmentaria. Todo lo cual confirmaría los hallazgos de Warcollier, según apunta el Dr. Fisk.
Un aspecto interesante del experimento Rhode, es la influencia en la ESP que han podido ejercer los “vínculos” que el investigador ha creado para que se produzca la interacción positiva entre el agente y los sujetos, como por ejemplo, ya se ha explicado, el uso de papeles de colores, iguales paara el sujeto y el agente, trozos de pañuelos, etc.
Si bien la cantidad de aciertos de ESP en el grupo experimental es superior a la del grupo de control, debemos observar que la cantidad de aciertos del grupo de control, no es del todo despreciable; es también importante.
Seguramente el efecto vinculante existió, pero podemos esgrimir dos argumentos:

1) No fue lo suficientemente fuerte como para desvincular al grupo de control de una ESP sobre los objetivos, lo cual es otro aspecto de que a la ESP no se le pueden poner barreras, como ya lo hizo notar Rhine, ni temporales, ni espaciales, y menos físicas. Los “objetos” que se le dieron al grupo experimental, si bien lo vincularon al agente, no desvincularon totalmente al grupo de control.

2) Este grupo de control, no fue diseñado de manera que fuera independiente del grupo experimental. Y esto también es un tema de discusión, a partir de los experimentos de Kreitler y Kreitler (Kreitler y Kreitler: Does Extrasensory perception affect psychological experiments? en Journal of Parapsychology, Vol. 36, 1972, pag. 1-45), en que los sujetos tuvieron éxitos de ESP en un diseño en el que ni los sujetos, ni el agente, sabían que estaban haciendo un experimento de percepción extrasensorial.

Debemos pues admitir que en Parapsicología, el diseño experimental en grupos de control y experimental, tiene sus limitaciones.
En cuanto al tema de si la ESP es la percepción de una forma “geométrica” o es la percepción de un idea, un concepto, un contenido mental, es aparentemente un problema insoluble, por lo menos planteado en esos términos. O sea: Telepatía o Clarividencia.
En primer lugar la percepción de un contenido mental, idea, concepto, en este tipo de experimentos, lleva implícita una “geometría”; esto, entiendo, es básico. La ESP es dinámicamente “global”: no es primero la idea y después la “geometría”, o viceversa.
Así no funciona la mente humana. Cuando veo algo completamente desconocido, trato de asimilarlo inmediatamente a algo conocido, y aunque sea una concepción equivocada, esta concepción queda asociada al objeto desconocido. La fuerza y la idea, depende de mi capacidad imaginativa, inteligencia, interés, afectividad, de la riqueza de mis experiencias y vivencias, etc.

Si la “transmisión” de una idea asociada a una “geometría” en un experimento de ESP, no llega al sujeto, y sólo llega la “geometria”, es porque el sujeto no tiene o tiene muy pocas vivencias en su conciencia o débilmente asociadas a otras vivencias, de lo que el agente está “transmitiendo” y que él va a captar por ESP. Con buena aptitud, va a captar la “geometría” pero le va a dar otro contenido.
En un caso podría ser que el sujeto capte el dibujo de un volcán sacando humo , y construya un poema; en este caso, la Sra. Craig dibujó el volcán sacando humo, e imaginó una cucaracha. Vaya uno a saber en qué estaba pensando el Sr. Sinclair, cuando hizo tal dibujo. Porque las imágenes y pensamientos del agente, en el momento en que hace el dibujo que va a transmitir, no es independiente de todo el contexto habitacional en el que el agente se halla. Y esto lo podemos confirmar con el ensayo que relata en su libro , amén de otros casos también sintomáticos que relata.
También en este tipo de experimentos, podemos encontrar ciertos efectos, desplazamientos en el tiempo y en el espacio, precogniciones, y postcogniciones.
En los relatos de Upton Sinclair podemos encontrar un interesante efecto de desplazamiento en el tiempo .
En una serie de ensayos, la Sra. Craig dibujó una flor, una margarita  pero al mismo tiempo pensaba en un trineo, una escena de nieve y una colina  que tenía ensobrado para un ensayo posterior, y mientras dibujaba la margarita hizo mención del trineo y la nieve. Hay relatos de otras “anticipaciones”, como las denomina Upton Sinclair.
En el campo mental no hay un antes ni un después. Hay que entender que el campo mental es el campo de la conciencia. Hay un nivel mental en la naturaleza, que hace posible la creación de un campo mental que vincula a una persona con otra u otras. Es posible que se den sincronismos entre conciencias, que produzcan conductas similares sincrónicas. Es lo que ocurre cuando se hacen experimentos de ESP colectivos, en los cuales una mayoría significativa de sujetos tiene una conducta estadísticamente uniforme, similar, es decir sincrónica, por ejemplo un efecto colectivo de emergencia en los aciertos, o de declinación.

La conclusión de todo esto, es que la ESP no es un procedimiento mecánico de la mente. En realidad se trata de la interacción de vivencias que el agente pone en el primer plano de la atención y que debe llegar al sujeto.
Tampoco el sujeto tiene un rol pasivo, tiene también un rol activo, en cuanto que tiene conciencia de que debe ir en busca de una información que emana del agente.

El sujeto debe organizar la percepción. En esa organización, como dijimos, intervienen las vivencias y memorias del sujeto. Podemos decir que la percepción es en primer termino “caótica”, que tiene que autoorganizarse. Si el sujeto tiene pocas o ninguna vivencia correlacionada con el objetivo, persistirá un cierto caos, como es el caso del dirigible del ejemplo de Warcollier.
Podemos hacer dos interpretaciones de la ESP, onda o partícula, como la concepción de la luz, la interpretación corpuscular, que se traduce en la percepción geométrica, y la interpretación como onda, o sea la interpretación “ideológica”, la percepción de una idea, un pensamiento.

 Objetivo.

Resultados.

Fuente: Cuadernos de Parapsicología, año 14, Nº 2, junio 1981

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en abril 5, 2014 en Casuística

 

Etiquetas: , , , , , , , ,

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: