RSS

La decimotercera partida Karpov-Kortschnoi 1978.

10 Mar

Habían pasado seis años desde que Fischer había roto la hegemonía soviética en el ajedrez al derrotar a Boris Spassky y proclamarse campeón del mundo en Reykjavik. Tras tan dolorosa derrota los soviéticos se juramentaron para recuperar el cetro mundial y decidieron que su arma se llamaría Anatoly Karpov, un joven ajedrecista partidario del establishment.

Para ganarse el derecho a desafiar a Fischer, Anatoly Karpov hubo de derrotar en la final del Torneo de Candidatos a un viejo y heterodoxo luchador del tablero: Victor Kortschnoi. El match de Candidatos, jugado dentro de la Unión Soviética en una atmósfera enrarecida, acabó con la victoria del joven Karpov entre las, furiosas pero pronto acalladas, protestas de Kortschnoi que denunciaba parcialidad en la organización del match. Anatoly Karpov se convertía así en el aspirante al título de Fischer, pero el match soñado por todos los aficionados del mundo nunca llegó a celebrarse: Fischer desapareció como si se lo hubiese tragado la tierra y, desde entonces, sólo conjeturas pudieron hacerse sobre su vida, aumentando de éste modo su leyenda. Anatoly Karpov pasó así a convertirse en Campeón del Mundo.

Pero tres años después el viejo y heterodoxo Viktor Kortschnoi haría realidad las peores pesadillas soviéticas. Viktor Kortschnoi se había declarado apátrida, había abandonado la Unión Soviética y se había refugiado en Suiza. Y, lo que era peor, había reaparecido como candidato al Campeonato del Mundo y, sin la opresión de la burocracia soviética, su fuerza de juego había aumentado sorprendentemente y parecía atravesar una segunda juventud. Tras derrotar convincentemente a Lev Polugaievsky y a Boris Spassky, Viktor Kortschnoi se convirtió en el aspirante al título mundial de Anatoly Karpov: Ya no era un norteamericano capitalista quien retaba al sistema soviético, ahora era un traidor apátrida quien ponía en jaque la hegemonía soviética y eso no lo iba a tolerar el establishment.

Como primera medida y dado que la mujer y el hijo de Viktor Kortschnoi aún no habían salido de Rusia, las autoridades soviéticas internaron a ambos en un campo de concentración. Luego, entre las peticiones de libertad y protestas a organismos internacionales de Kortschnoi, se produjo una agria discusión para decidir bajo qué bandera e himno jugaría el traidor (era costumbre que cada contendiente jugase bajo la bandera de su país pero en éste caso la URSS se negaba a que Kortschnoi jugase ni con la bandera soviética ni con la suiza; Kortschnoi llegó a proponer jugar con una bandera negra con una K en blanco). Finalmente y para animar absolutamente el campeonato, la URSS desplazó hasta Baguío (Filipinas) -el lugar donde se celebraría el match- al parapsicólogo Vladimir Zoukhar, un sujeto oscuro del que se decía que había realizado experimentos secretos en hipnosis y telepatía con los cosmonautas soviéticos; su misión: interferir por cualquier medio las funciones cerebrales del traidor Kortschnoi.

Ni la reclusión de su familia, ni las presiones soviéticas, lograron quebrar el espíritu luchador del viejo Kortschnoi quien inició el match demostrando una magnífica preparación teórica y un altísimo nivel de juego en las primeras partidas.

Cuando se inició la decimotercera partida el match estaba empatado, Anatoly Karpov había vencido con blancas en la octava partida mientras que Viktor Kortschnoi había ganado también con blancas en la undécima. Las demás partidas habían acabado en tablas pero en varias de ellas Karpov había estado muy cerca de la derrota y, en general, daba la impresión de que Kortschnoi estaba teniendo la iniciativa.

En esta decimotercera partida Vladimir Zoukhar el parapsicólogo, se había acercado hasta la quinta fila del teatro donde se juagaba el match, a pesar del acuerdo de “caballeros” al que se había llegado entre ambos contendientes respecto a que se mantuviese alejado (la Universidad de Cambridge emitió un informe al respecto) y ahora, mirando fijamente a Kortschnoi, trataba de extender desde allí sus maléficos poderes. Eso parecía inquietar ciertamente a Kortschnoi y, en ese ambiente, comenzó la decimotercera partida del match , una lucha que alcanzó proporciones dramáticas y que influyó, creo que de forma decisiva, en el resultado del campeonato.

Quien fue y que hizo Zoukhar

Las semifinales del Torneo de Candidatos de ajedrez, retrasadas dos días

El parapsicólogo Zoukhar ayudará a Kasparov contra Korchnoi

REUTER, – Lucerna – 03/11/1983

Las dos semifinales del Torneo de Candidatos al título mundial de ajedrez, que posee el soviético Anatoly Karpov, comenzarán el próximo día 21 en un hotel de Londres. El filipino, Florencio Campomanes, presidente de la Federación Internacional, FIDE, anunció ayer que su inicio se retrasaba dos días -estaba previsto para el día 19- por razones técnicas. Los también soviéticos Kasparov y Smyslov se enfrentarán, respectivamente, al ahora suizo Korchnoi y al húngaro Ribli. Al parecer, el segundo encuentro, Smyslov-Ribli, empezará un día más tarde, el 22.

El español Antonio Medina será el encargado de arbitrar esta última semifinal, que el presidente de la FIDE, Florencio Campomanes, ha valorado en la mitad, pues su bolsa será de tres millones y medio de pesetas, por siete de la que disputarán Kasparov y Korchnoi. Tres cuartos de dichas cantidades, es decir, más de cinco, y dos y medio millones de pesetas, respectivamente, serán para los ganadores, que se enfrentarán a continuación entre sí para dar el aspirante al título de Karpov.El gran maestro yugoslavo Glicoric será el árbitro aceptado por Kasparov y Korchnoi. Tras negarse en el pasado torneo de Niksic, donde se lo propuso Campornanes, fue sorprendido por su designación.

La nueva polémica se podrá plantear con la presencia en Londres junto a Kasparov del doctor parapsicólogo e hipnotizador soviético Wladimir Zoukhar. En 1978, durante la final Karpov-Korchnoi celebrada en Baguío (Filipinas), el entonces jugador apátrida, al no habérsele concedido la nacionalidad suiza, país en el que ya residía, denunció la presencia en la sala de Zoukhar, que le “distraía emitiendo ondas mentales”.

La madre de Kasparov, Karla Kasparova, miembro del equipo habitual que acompaña a su hijo, ha afirmado que el doctor Zoukhar, médico del jugador, estará “para ayudar a Garry a tener una actuación máxima según sus aptitudes”. La señora Kasparova desmintió de forma categórica la denuncia hecha hace cinco año por Korchnoi sobre los poderes parapsicológicos de Zoukhar, del que dijo “asiste a los encuentros como simple espectador”.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en marzo 10, 2014 en Casuística

 

Etiquetas: , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: