RSS

Prueba de telepatía animal con N’kisi

09 Dic

Por Rupert Sheldrake y Aimée Morgana.

Aimée Morgana notó que su loro gris africano N’kisi, cada vez que esta tenía la intención de hablar, a menudo, parecía responder a sus pensamientos e intenciones de una manera aparentemente telepática. Hemos creado una serie de ensayos para probar si esta aparente habilidad telepática se expresa en pruebas formales, encontrándose  Aimée y el loro en diferentes habitaciones, en diferentes plantas, en condiciones en las que el loro no pudiera recibir información sensorial de Aimée o de cualquier otra persona.

Durante estos ensayos a Aimée y al loro se les grababa continuamente. Al comienzo de cada ensayo, Aimée abría un sobre sellado que contienía una fotografía numerada y, a continuación, la miraba durante dos minutos. Estas fotografías corresponden a una lista pre-especificada de palabras clave en el vocabulario de N’kisi, y se seleccionaban de forma aleatoria con antelación por un tercero. Hemos llevado a cabo un total de 149 ensayos de dos minutos. Las grabaciones de N’kisi durante estos ensayos fueron transcritas por tres transcriptores independientes. Sus transcripciones fueron en general muy similares. Haciendo uso del método, dos de los tres transcriptores estaban de acuerdo que lo que dijo N’kisi ,coincidían con las palabras clave en 71 ensayos. Se anotaron 23 veces: las palabras clave que correspondían a las imágenes de destino. En una permutación de análisis randomizado (RPA), si hubiese tantos o más aciertos de N’kisi sobre 5 de cada 20.000 permutaciones aleatorias, daría un valor de p 5/20,000 ó 0,00025. En un análisis de remuestreo Bootstrap (BRA), sólo 4 de cada 20 mil permutaciones eran iguales o superiores. La de puntuación real de N’kisi fue de 0,0002. Tanto por el EPR y BRA el número medio de visitas esperadas por azar fue de 12, con un estándar desviación de 3. N’kisi repitió las palabras clave en más cantidad de éxito que de errores. Estos hallazgos son consistentes con la hipótesis de que N’kisi reaccionaba telepáticamente a la actividad mental de Aimée.
Introducción.
Hasta la década de 1980, dentro de la ciencia académica en general se supone que los loros eran meros imitadores, “repitiendo” palabras sin entendimiento. La mayoría de los estudios científicos de la comunicación lingüística  humana  con animales se llevaron a cabo con primates.
En 1977, Irene Pepperberg comenzó a entrenar y probar un loro gris africano (Alex), y posteriormente tuvo éxito en demostrar que Alex y otros loros pueden utilizar el lenguaje de manera significativa. Tras mas de 20 años de entrenamiento, Alex adquirió un vocabulario de más de 200 palabras y Pepperberg estableció que era capaz de la abstracción y de la utilización  referencial del idioma. Por ejemplo, podía comprender conceptos como “presente” y “ausente” y usar palabras para los colores adecuadamente, cualquiera que sea la forma del objeto coloreado (Pepperberg, 1999). Pepperberg y sus colegas han demostrado que los loros, tienen la capacidad de utilizar el lenguaje de manera significativa.
Inspirado por ver a Alex en la televisión, en el año 1997 Aimée Morgana comenzó a entrenar a un joven loro gris africano, N’kisi ,en el uso del lenguaje. Así lo hizo enseñándole como si fuera un niño, comenzando cuando tenía 5 meses de edad.
Ella utilizó dos técnicas de enseñanza conocidas como “marcos de oraciones” y “mapa cognitivo”. En los marcos de oraciones, las palabras fueron enseñadas por repetirlas en varias frases como “¿Quieres un poco de agua?. Mira, tengo un poco de agua. El “Mapeo cognitivo” refuerza significados que podrían no ser totalmente entendidos. Por ejemplo, si N’kisi dijo “agua”, Aimee le mostraría un vaso de agua. Cuando tenía 5 años de edad, tenía un vocabulario contextual de más de 700 palabras yl parecía haber entendido el significado de las
palabras, utilizando Aimee sus conocimientos de idiomas para hacer las observaciones pertinentes. Él normalmente hablaba en frases gramaticales, y para enero 2002, Aimée había registrado más de 7.000 sentencias originales.
Aunque el interés principal de Aimée estaba en el uso de N’kisi sobre el lenguaje, pronto se dio cuenta de que él dijo cosas que parecían referirse a ella como propios pensamientos e intenciones. Haciendo lo mismo con su marido, Hana. Después de leer acerca de la investigación de Rupert Sheldrake en telepatía en animales (Sheldrake, 1999), en enero del 2000 Aimee contactó con Sheldrake y le resumió algunas de sus observaciones.
Al mismo tiempo, comenzó a llevar un registro detallado de los incidentes aparentemente telepáticos. En enero del 2002, que había registrado 630 incidentes de este tipo.
Aquí hay algunos ejemplos:
“Yo estaba pensando en llamar a Rob, y levanté el teléfono para hacerlo, y N’kisi dijo: ‘Hola, Rob,’ cuando tenía el teléfono en la mano y estaba moviéndome hacia el Rolodex para buscar su número “.
“Estábamos viendo los créditos finales de una película de Jackie Chan. Había una imagen de [Chan] acostado en una viga  en un rascacielos. Daba miedo debido a la altura, y N’kisi dijo: “No se caiga.” A continuación, la película de cortó para un anuncio comercial con una banda sonora musical, y como apareció una imagen de un coche, dijo N’kisi, “Ahí está mi coche.” (la jaula de N’kisi estaba en el otro extremo de la habitación, y detrás de la TV. No podía ver la pantalla y no había fuentes de reflexión.)
“He leído la frase ‘La más negra de la baya de la más dulce el jugo”. N’kisi dijo ‘Eso se llama negro’ en el mismo instante.
“Yo estaba en una habitación en un piso diferente, pero yo lo oía. Estaba buscando en una baraja de cartas con imágenes individuales, y se detuvo en un imagen de un coche de color púrpura. Yo estaba pensando que era un increíble tono de morado. Arriba, dijo en ese instante, ‘Oh wow, mira la bonita purpura”.
De todos los diversos incidentes, quizás el más notable ocurrió cuando N’kisi interrumpió los sueños de Aimée (Normalmente dormía junto a su cama), por ejemplo: “Estaba soñando que estaba trabajando con la unidad de cinta de audio. N’kisi, durmiendo por mi cabeza, dijo en voz alta: “Tú tienes que presionar el botón”,ya que estaba haciendo exactamente eso en mi sueño. Su discurso me despertó.
En otra ocasión. Estaba en el sofá echando la siesta, y soñé que estaba en el baño con una botella de gotero de color marrón. N’kisi me despertó diciendo: “Mira, esa es para embotellar. ‘
En abril del 2000, nos reunimos por primera vez en la casa de Aimée en Manhattan, Nueva York. Juntos hemos creado una sencilla prueba que replica en situación, en la que N’kisi, había aparecido para demostrar la telepatía espontánea. Fuimos a otra habitación, donde N’kisi no podía ver lo que estábamos haciendo, y Aimée miró un paquete de tarjetas con diferentes imágenes en ellas. Después de buscar entre varias, ella levantó una foto que mostraba a una chica y la miró fijamente. Mientras lo hacía, escuchamos N’kisi decir con una claridad inequívoca:”Esa es una chica.”
Ya que estábamos en una habitación diferente, y no habíamos hablado acerca de la imagen, parecía muy poco probable que las pistas hubiesen sido transmitidas a través de cualquiera de los canales sensoriales normales.
Estaba claro que era importante tratar de probar esta comunicación telepática, poderse comprobar en experimentos controlados. Hemos desarrollado un procedimiento y eso podría funcionar bastante de forma natural en el ambiente familiar de N’kisi. Aimée había notado que N’kisi parecía responder a los momentos de
descubrimiento, como si “surfeara en la vanguardia” de su conciencia. Por lo tanto, los métodos de prueba para la telepatía que solían ser repetitivos por imágenes, tales como los naipes y cartas Zener, no era probable que funcionara. Con el fin de preservar un elemento sorpresa, se diseñó un experimento en el que Aimée fue filmada mientras abría sobres cerrados uno cada vez, cada uno con una fotografía diferente.
Mientras tanto N’kisi estaba solo en una habitación diferente, no podía ver ni oír a Aimée, y fue filmado continuamente para grabar su comportamiento y el habla.

Métodos

Selección de imágenes.
El primer paso de este procedimiento experimental ,fue la preparación de una lista de palabras clave que formaban parte del vocabulario de N’kisi ,y podría ser representada por imágenes visuales. De su lista de vocabulario, había 30  palabras, como “teléfono”, “flor” y “botella”.

Otra persona, Evan Izer, sin relación con el experimento, había seleccionado 167 fotografías diferentes sobre la base de una lista de imagenes almacenadas, la Colección de Recursos PhotoDisc. Metió  estas imágenes en el gruesos y opacos sobres marrones, una imagen por sobre, y asignados al azar y finalmente mezclados a fondo antes de hacerse la numeración de los sobres. De estos 167 sobres, utilizamos 20 en las pruebas preliminares para elaborar un procedimiento estándar, dejando 147 para el experimento principal.

Nadie tenía forma de saber de antemano que fotografía vería Aimée en cualquier ensayo. Fuera de la lista inicial de 30 palabras clave, habían fotografías correspondientes a 20 de estas palabras incluyendose en la prueba. El experimento se basa en las 20 palabras clave para que las imágenes que estaban disponibles, pero una de estas palabras, “cámara”, tuvo que ser eliminada porque N’kisi la utilizaba con mucha frecuencia ,al comentar sobre las cámaras utilizadas en la pruebas -como se explica a continuación-.
Por lo tanto el análisis de los resultados se basó en 19 palabras clave.
Procedimiento de ensayo
Durante las pruebas, N’kisi permaneció en su jaula en el apartamento de Aimée en Manhattan, Nueva York. No había nadie en la habitación con él.
Mientras tanto, Aimée fue a una habitación cerrada separada en un piso diferente. N’kisi no podía ver ni oír a ella. La distancia entre Aimée y N’kisi era de unos 55 pies. Aimée oía N’kisi través de un monitor inalámbrico de bebés, el cual utilizaba  para ganar “retroalimentación” y de ese modo ayudar a ajustar su estado mental como imagen remitente.
Tanto Aimée y N’kisi fueron filmadas de forma continua a lo largo de las sesiones de prueba por dos cámaras sincronizadas en codificándolo en cinta de video. Lascámaras fueron montadas en trípodes y corrieron de forma continua y sin interrupción a lo largo de cada sesión. N’kisi era también grabado continuamente en una grabadora de audio independiente.

Hubo 30 sesiones de pruebas, en la mayoría de las cuales había 5 ensayos de dos minutos. En 3 sesiones, al disponer Aimée de menos tiempo disponible, se hicieron 4 ensayos de dos minutos. El número total de ensayos se determinó con antelación en base al número de sobres con imágenes -a saber, 147. Al comienzo de cada ensayo, Aimée inicia un temporizador para que sonara un pitido al cabo de dos minutos, y luego se abría el sobre cerrado numerado que contiene una fotografía, la cual miraba por el resto del período de prueba. El final del  período fue señalado por pitidos del temporizador. N’kisi era libre de decir lo que quisiera durante el período de prueba.

De las 147 fotografías, 1 era tan oscura que Aimée no pudo darle sentido cuando abrió el sobre, y por eso se descartado de inmediato, para pasar a la siguiente dotación, mientras que otras 10 fueron imágenes que no correspondían a ninguna de pre-seleccionadas como palabras clave, por ejemplo, una imagen de un helado, y fueron eliminadas más tarde. Cuatro tuvieron que ser eliminadas por tratarse de imágenes de las cámaras, y 1 ensayo fue interrumpido al recibir una llamada. Esto dejó un total de 131 ensayos para su análisis.
Hemos compilado un breve documental grabado en vídeo de algunos de los ensayos, la proyección es de películas simultáneas, de un  lado Aimée y N’kisi por otro lado, en un formato de pantalla dividida .


La transcripción de las cintas

Tres personas  transcribieron de forma independiente las cintas de audio de cada sesión de prueba,sobre lo que dijo N’kisi. Dos de estas personas estaban en los Estados Unidos: Anna Yamamoto en Nueva York, y Betty Killa en Arizona. El otro transcriptor, Pam , estaba en Inglaterra.

Estas tres personas no sabían qué imágenes había estado mirando Aimée , ni conocían otros detalles de las pruebas.

Aimée también hizo una serie de transcripciones, utilizando la banda sonora de la cinta de vídeo en lugar de la cinta de audio. En sus transcripciones observó cuidadosamente cuando comenzó cada ensayo, es decir, el punto en el que se abrió el sobre y se hacía visible la imagen. Ella también se señalaba  cuando terminaba la prueba, es decir, cuando la alarma señaliza habían pasado dos minutos y la imagen era eliminada.

Tabulación de los resultados.
Hubo una buena concordancia entre los tres transcriptores “a ciegas”. Sin embargo, en algunos casos, uno o más de ellos se perdió en algunas palabras grabadas, o las escucharon diferente. Este fue el caso más frecuente con el transcriptor Inglés, Pam , que no estaba familiarizado con el acento americano en el que N’kisi habló.
Para averiguar la diferencia que estos desacuerdos hacen, los datos se tabularon de tres maneras, en primer lugar mediante el uso de los datos en los que todos los transcriptores estaban de acuerdo, en segundo lugar, a una decisión mayoritaria, y tercero al incluir palabras grabadas por sólo uno de los tres.
Las transcripciones de Aimee no se utilizaron en el proceso de puntuación debido a que no se llevaron a cabo a ciegas. No obstante, sus transcripciones se encontraban en buen acuerdo con las de los transcriptores ciegos, y así en casi todos los casos.
Sólo los ensayos en los  N’kisi dice una o más de las palabras clave se incluyeron en el análisis de datos, ya que sólo en este tipo de ensayos podría N’kisi haber marcado un éxito o un fracaso. Los ensayos en los que dijo que nada, o palabras usadas que no estaban en la lista de palabras clave pre-especificadas no fueron incluidas.
En algunos ensayos, N’kisi repite una palabra clave determinada. Por ejemplo, en un ensayo N’kisi dijo “teléfono” tres veces, y en otro, dijo “Flor” diez veces, y en la tabulación de los datos  los números de veces que  dijo estas palabras se muestran en paréntesis, por ejemplo: teléfono(3); flor(10). Para la mayoría de los análisis estadísticos, se ignoraron las repeticiones, pero para  un análisis del número de palabras que se dijeron más de una vez en un ensayo, se compararon estadísticamente con los que se dice una sola vez para ver los dos aciertos y errores.
Para cada ensayo, la palabra clave o palabras representadas en la fotografía fueron tabuladas. Algunas imágenes tenían una sola palabra clave, pero otras tenían dos o más. Por ejemplo, una foto de una pareja abrazándose en un charco de agua implicó dos palabras clave, “agua” y “abrazo”.
Una de las 20 palabras clave, “la cámara”, tuvo que ser eliminada porque N’kisi dijo frecuencia “cámara” cuando vio Aimée encendido las cámaras antes de una sesión de prueba y mientras que las cámaras estaban en uso durante las pruebas. En consecuencia, el alto grado de “repetición” asociada a esta palabra significaba que cualquier “señal” lo infundara. Esto dejó un total de 19 palabras clave para el análisis.

Si N’kisi decía una palabra clave que no correspondía a la fotografía, fue contado como cero, y si decía una palabra clave correspondiente a la fotografía, era un éxito. Así, por ejemplo, con una imagen de alguien que habla por teléfono, sin flores en la imagen, si decía “teléfono” y “flor”, anotó un acierto y un cero.

Por todos los métodos de calificación y por todos los métodos de análisis estadístico, N’kisi anotó significativamente muchos más aciertos de lo que hubiera sido esperado por el azar.
Por lo que sabemos, las pruebas de lenguaje de un animal utilizados para la telepatía nunca se han intentado antes. Está claro ,que no se puede esperar de un animal el comprender y responder a una situación de prueba tal y como lo haría un humano.
Por lo menos en dos razones, nuestro procedimiento de prueba probablemente subestimada éxitos de N’kisi.
En primer lugar, no podríamos explicarle  que se está probando en una serie de ensayos de dos minutos, y que cuando los dos minutos acaban él debe dejar de decir algunas palabras y empezar a diciendo otras. En 13 ocasiones, prosiguió diciendo una palabra que había sido un éxito después de que comenzara la siguiente prueba, o de lo contrario, dijo un palabra que corresponde a la fotografía anterior en el siguiente ensayo. Contamos con estas palabras como fallos, pero puede haber sido repeticiones de aciertos, o retrasos .
En segundo lugar, N’kisi no podría haber entendido la necesidad de limitar sus respuestas a la lista de palabras clave que habíamos especificados de antemano. Él nunca había sido entrenado para producir palabras específicas demandadas, sino que Aimée siempre le había permitido usar el lenguaje como él le agrada. En al menos 10 ensayos, dijo las palabras o frases que se correspondían con las imágenes que Aimée estaba mirando, pero que no implican palabras clave especificadas previamente.
Por ejemplo, en un ensayo Aimée estaba mirando una fotografía de un coche parado cuyo conductor tenía la cabeza por la ventana. Esta fotografía ha sido elegida para representar la palabra clave “car”(coche). N’kisi no dijo “coche”. En lugar de ello, dijo, “Uh-oh, cuidado, usted saca su cabeza”, en el momento Aimée notó este inusual detalle. Esto no se cuenta como un acierto (o como fallo) porque la frase “salir” no estaba en la lista de las palabras clave especificadas previamente.
Pero a pesar de que nuestros procedimientos probablemente subestiman el desempeño de N’kisi, los resultados fueron altamente significativos estadísticamente, e implica que N’kisi fue influenciado por la actividad mental de Aimée mientras ella miraba  determinadas imágenes, a pesar de que no podía verla, oírla, o recibir otras pistas sensoriales “normales”. La repetición  significativa de N’kisi sobre las palabras clave cuando eran imparables añade a esta conclusión.
La significación estadística de los resultados confirma la incidencia  del uso significativo de N’kisi con el lenguaje hablado. Si N’kisi hubiese sido incapaz de usar el lenguaje adecuadamente, probablemente no habría sido posible llegar a ningún resultado significativo en esta serie de pruebas.
La capacidad de los animales para usar el lenguaje, y lo que esto puede revelar acerca de sus habilidades cognitivas, todavía se está debatiendo. Estos resultados plantean cuestiones relativas a la inteligencia de los animales y  comunicaciones entre especies con implicaciones que van más allá del alcance de este papel.
Estas pruebas experimentales son consistentes con las observaciones frecuentes de Aimee y el comportamiento aparentemente telepático con N’kisi . Aimée también se ha dado cuenta de esto con otros loros que ha tenido, y otros dueños de loros han encontrado que sus aves a veces parecen responder telepáticamente a sus pensamientos e intenciones (Sheldrake, 1999, 2003).
Varias otras especies de animales, como mascotas, muestran un comportamiento que parece telepático. Por ejemplo, algunos perros y gatos se anticipan a la llegada de sus propietarios, y les van a esperar en la puerta o una ventana  10 minutos (o más) antes de que la persona llegue a su casa,y  presentan esta conducta anticipatoria cuando la persona está aún a varios kilómetros de distancia. En una serie de experimentos con perros, grabados en video ,en el que los propietarios vinieron a casa a veces elegidos al azar, fue posible descartar explicaciones en términos de pistas de rutina o sensoriales. La perros  anticipan el regreso de sus propietarios cuando llegan a casa. (Sheldrake, 1999; Sheldrake y Smart, 1998, 2000a, b).
Hay un gran potencial para futuras investigaciones sobre la telepatía en animales. Los loros tienen la ventaja de ser capaces de hablar, y, como resultado, son capaces de una mayor diversidad de respuestas que con los perros, gatos y otras especies domesticas.

Journal of Scientific Exploration 17, pp 601-615 (2003).

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en diciembre 9, 2013 en Casuística, parapsicologia

 

Etiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: