RSS

La casa encantada de Toulois.

30 Sep

En el año 1984 ocurrió un inquietante asunto de casa encantada ocurrió  en la pequeña localidad de Toulois (Meurthe et Moselle).

En la casa se producían increíbles fenómenos de movimientos de objetos y raps, por lo cual, sus propietarios tomaron la decisión de ponerla en venta, a causa, de no haber encontrado calma a pesar de haber recurrido a parapsicólogos y exorcistas.

La primera vez fue en septiembre de 1983, recordaba la Sra. A: “Habían ruidos en el primer piso como si alguien se estuviera mudando. Luego continuaron y vi una silla que se desplazaba de una esquina a otra de la habitación. Otra vez, fue la lamparita de noche que cayó y luego el escritorio cambió de lugar”.

Curiosamente, los anteriores propietarios también habían constatado fenómenos extraños desde 1957, fecha en que compraron la casa, hasta 1978 cuando se la vendieron a la familia A.

“Escuchábamos muchos ruidos-comentaba a media voz la ex-propietaria. Un día, estando todos en una habitación, una zapatilla colocada sobre una silla se elevó bruscamente delante de nosotros y fue lanzada a varios metros, pasando a través de una puerta de vidrio. Allí también la mesita de noche se movía por el cuarto y el despertador cayó súbitamente”.

Un amigo de la familia manifestó a su vez: “La trampilla que conducía al sótano se levantaba y se cerraba sola. Se oían golpes en el suelo, la cisterna se vaciaba sola, sonaban  pasos en el corredor, el picaporte de la puerta giraba solo y habían corrientes de aire inexplicables”.

Los testimonios abundaban y se agrupaban, y los fenómenos ocurridos fueron saliendo a la luz después de haber ocultos durante largo tiempo por temor al escarnio y a la burla.

El grupo del “Círculo Espírita Allan Kardec” de Nancy llegó a la casa a fin de realizar una sesión de espiritismo por vía de incorporación. Ocho espiritas rodeaban al médium que iba a prestar su cuerpo a los entes perturbadores, quienes  luego se manifestarían.

El primero de ellos dijo llamarse Eugène Robillard y explicó que estaba cavando un pozo cuando hubo una violenta tormenta. Todo se derrumbó a su alrededor, él quiere salir y esa es la razón por la que golpea.

Otro era un espíritu que fue sorprendido por una muerte violenta y súbita, pero aún no había tomado conciencia de su muerte. El tiempo se detuvo para él en el momento del fallecimiento y aún se creía aprisionado bajo el pozo. Llama y golpea a fin de que se le libere.
Se le dijo que estaba desencarnado y que debía abandonar ese lugar. Explicándole que podía comunicarse pues se estaba utilizando el cuerpo de un médium como soporte, que los asistentes eran espiritas y que estaban allí para ayudarle. Se le comunicó  que estaban  en 1984 lo cual le sorprendió mucho, pues él decía estar en 1905.

Posteriormente se dio constancia, por los archivos de los periódicos regionales, que efectivamente hubo una violenta tormenta en 1905 en Toulois, y que un cierto Eugène Robillard murió sepultado cavando un pozo.

Otro se manifestaba diciendo llamarse Marcel, Marcel des Hautes-Croix (un lugar de esa la región). Explicó que él deseaba comprar esa casa, lo cual hubiera sido un buen negocio, pero murió sin haber podido lograr su sueño. Entonces, el espíritu vengativo, prometió que nadie la poseería y  decidió perturbar a todos sus moradores desde hace años.

Este era un espíritu muy material, muy apegado a las cosas terrenales y de enorme testarudez. Sabía que estaba muerto y se aprovechaba de ese nuevo estado para causar espanto y hacer huir a los diversos ocupantes.

Este caso es diferente al primero, la turbación, aunque existente, no es la misma. El primero sufre porque la muerte le sorprendió y se angustió en su último instante, el segundo se divierte y se venga, pues ese era se estado en el momento de su muerte, cargado de rencor e insatisfacción.

Un tercer espíritu que se presentó entonces, hablaba primero en alemán y luego en francés -pero con un fuerte acento alemán. Se trataba de un oficial alemán de la primera guerra mundial, contó que se detuvo en esa casa pidiendo agua para los caballos y sal para los vendajes. Cargado de superioridad jerárquica quiso abusar de la hija de la casa, ella trató de escapar y el oficial la persiguió con una bota en la mano para golpearla. Desconoce qué ocasionó su muerte en esa casa.

Esta es la historia de tres espíritus que no se conocían y que, por razones diferentes, se encontraron en esa casa habitada para con su presencia crear turbación. como se pude ver, en la materia de  los encantamientos, las causas de esas manifestaciones pueden ser múltiples y diferentes.

 

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en septiembre 30, 2013 en Casuística

 

Etiquetas: , , ,

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: