RSS

PERCEPCIÓN EXTRASENSORIAL. HIPERESTESIA Y PERCEPCIÓN DERMOÓPTICA

02 Oct

Percepción extrasensorial

En los temas anteriores hemos estudiado una serie de fenómenos que forman parte del conocimiento PSI-Gamma o también la denominada percepción extrasensorial. Hemos visto temas tan importantes como la telepatía, la clarividencia, la precognición etc., fenómenos todos ellos que se estudian en numerosas universidades y han sido reconocidos de una manera formal por el mundo científico.

Por esta razón, podemos afirmar que la percepción extrasensorial (PES) es propia del hombre, es un don que posee desde su nacimiento; toda persona posee un cierto poder psíquico que puede desarrollar y potenciar. Es importante reseñar, al respecto, una célebre frase de Carrington:

“No os neguéis a la emoción de realizar nuevas exploraciones en el mundo de la percepción extrasensorial (PES). Si os halláis en posesión de el más raro de los tesoros, es decir, una mente abierta, desprovista por completo de prejuicios, tenéis ya algo que compensa cualquier déficit personal en otros terrenos”.

Con este tema que iniciamos vamos a cerrar la parte del curso dedicado al conocimiento PSI-Gamma; en los próximos temas vamos a estudiar los fenómenos que podríamos englobar dentro del conocimiento PSI-Kappa (PK) o parafísicos, y especialmente nos vamos a dedicar a la psicocinesia.

Como anticipo, diremos que el PK estudia todos aquellos fenómenos que se producen debido a la influencia directa que ejerce un individuo sobre un sistema físico sin que intervenga instrumento o energía física conocida o concebible; sería la acción directa de la mente sobre la materia (psicocinesia).

Tras tratar los fenómenos PK en la tercera y última parte del curso vamos a estudiar un área del conocimiento que participa conjuntamente de PG Y PK, son los fenómenos de tipo mixto. En esta área analizaremos unas experiencias, que por lo poco conocidas o estudiadas, no nos permiten una clasificación exhaustiva, motivo por el cual se han incluido en la fenomenología mixta.

Tras este alto en el camino, vamos a entrar a fondo en el tema que nos ocupa.

HIPERESTESIA (exaltación de los sentidos)

La hiperestesia es una agudización inhabitual de los sentidos, es otra facultad de la percepción extrasensorial. En la actualidad los fenómenos hiperestésicos son conocidos y sabemos los diferentes mecanismos anátomo-fisiológicos de su producción, por lo que más que fenómenos paranormales deben considerarse extranormales.

De todas formas vamos a reseñar algunos conceptos que creemos apropiados para que se valla Vd. familiarizando con toda esta terminología.

Una persona puede poseer conocimientos hiperestésicos de un solo sentido, pero no tiene por qué poseer una exaltación de todos. Según este concepto podemos efectuar la siguiente clasificación.

a) Hipercusia:

Hipersensibilidad auditiva; audición mucho más aguda de lo normal. El individuo capta una serie de sonidos que no son perceptibles por los habituales de su especie.

b) Hiperosmia:

Agudización excesiva del olfato, tanto en intensidad como en distancia.

c) Hipergeusia:

Hipersensibilidad gustativa. Capacidad gustativa exaltada en comparación con la normalidad.

d) Hiperafía:

Sensibilidad táctil muy superior a la estructura biológica correspondiente.

Como decíamos anteriormente, la parapsicología, de hecho, no estudia esta problemática, pero existe un fenómeno, englobado dentro de la hiperestesia, la percepción dermoóptica que creemos que es sumamente interesante y que vamos a desarrollar a continuación.

Percepción dermoóptica

Últimamente los científicos han descubierto una nueva clase de visión, por medio de la cual las personas son capaces de leer las palabras impresas o de distinguir los colores, mientras sus ojos están vendados. A esta nueva facultad se le denomina percepción dermo-óptica o visión de la piel.

Los experimentos han demostrado que las zonas más sensibles y que reaccionan más activamente son las puntas de los dedos, las cuales se ponen en contacto directo con el objeto para distinguir colores y formas.

Aunque no tenemos noticias de la percepción dermoóptica hasta mediados de este siglo, sin duda alguna esta facultad ha existido desde el origen del hombre.

En 1.962, el Dr. Isaac Goldberg descubrió que una mujer, Rosa Kuleshova, de nacionalidad Rusa, podía distinguir los colores, las fotografías, etc., mientras tenía los ojos vendados. Rosa había descubierto sus facultades mientras enseñaba a leer por el método Braille a niños ciegos.

desde el año 1.962 hasta la actualidad, tanto rusos como americanos están muy interesados en la percepción dermoóptica e intentan desarrollar una serie de técnicas y aparatos para aplicarlo al mundo de los invidentes.

a) ¿En qué se basa la percepción dermoóptica?

Sin duda alguna, el término “visión a través del tacto” no parece realmente tan raro, si nos detenemos a pensar que el tacto fue el primer sentido que se desarrolló en el hombre y que posteriormente, con el paso del tiempo, se ha ido atrofiando.

La visión normal es percibida a través de nuestros ojos; captamos las imágenes, éstas quedan impregnadas en la retina y, posteriormente, la energía luminosa que hemos recibido se transforma en energía eléctrica y a través de los diferentes nervios ópticos, las imágenes se hacen conscientes en nuestro cerebro. Nosotros vemos con lo ojos, pero entendemos y sabemos lo que estamos viendo gracias a nuestro cerebro.

Por otra parte, parece ser que todos los objetos emanan radiaciones de luz infrarroja; esta luz es invisible a la vista humana normal, pero a través de estas radiaciones también podemos efectuar las diferentes representaciones visuales, en los centros del recuerdo visual, en el cerebro.

La percepción dermoóptica se basa en la captación de los rayos infrarrojos por medio de los receptores cutáneos, los cuales a su vez estimulan los símbolos visuales que están almacenados en los centros nerviosos.

Actualmente se está trabajando en este campo y los experimentos que se han efectuado demuestran de una forma concluyente que los rayos infrarrojos que despiden los cuerpos son captados por el cerebro a través de los receptores que se encuentran diseminados en toda la piel.

b) Datos experimentales:

Una de las experiencias mas estudiadas en el laboratorio de experimentación es el caso de Rosa Kuleshova y después de innumerables pruebas se demostró, más allá de toda duda, que rosa era capaz de leer impresos y de distinguir diferentes colores, con las puntas de los dedos; tenía los ojos vendados y no podía ver nada. Se observó también que sus facultades se extendían más allá de las puntas de sus dedos; se obtuvo el mismo resultado positivo con las terminaciones dérmicas de los codos.

Los investigadores rusos, que han sido los que han estudiado más el fenómeno, afirman:

“Si una persona ha sido ciega de nacimiento, debe crear su facultad de lectura por medio de símbolos táctiles. Sin embargo, si una persona se ha convertido en ciega después de haber aprendido a leer y a distinguir los diferentes símbolos, esa persona tiene todos estos símbolos visuales almacenados en los centros del recuerdo de su cerebro. La percepción dermoóptica puede servir de gran ayuda al ciego, ya que el sujeto puede combinar la facultad de percepción dermoóptica con su recuerdo visual”.

c) Conclusiones prácticas:

Cualquier persona puede ejercitarse en adquirir la percepción dermo-óptica; primeramente debemos hacer que nuestros dedos sean mucho más conscientes; por consiguiente, tenemos que desarrollar nuestra sensibilidad con una serie de ejercicios muy sencillos y que sin darnos cuenta nos llevarán a apreciar que nuestro tacto va adquiriendo diferentes matices.

Un primer paso será la introducción de las puntas de los dedos, muy lentamente, en agua templada, siempre con los ojos cerrados. Al principio es posible que no nos demos cuenta de que nuestros dedos hacen contacto con el agua; al cabo de varios ejercicios no tendremos ningún problema en apreciarlo. Este insignificante experimento quiere decir que nuestros dedos se hacen más sensibles a medida que nos esforzamos en desarrollar su sensibilidad.

Otro ejercicio que ayuda al desarrollo de la percepción dermo-óptica es tocar diferentes materiales como, por ejemplo, sal, azúcar, arena y diferentes sustancias granulosas, relacionando por medio del tacto la sustancia en cuestión. A medida que vayamos progresando, sentiremos la diferencia entre madera y papel, plástico y metal, lana e hilo, porcelana y cristal, cabello y pelo de animal,etc…

Este método no ayudará a aumentar nuestra sensibilidad al tacto y diferenciar diferentes objetos y texturas. Un paso importante y difícil es la experimentación con colores. Primero empezaremos con el negro y el blanco, para lo cual se puede utilizar un tablero de ajedrez; posteriormente podemos ampliar nuestra gama de colores, pero siempre poco a poco y sin perder la confianza en nosotros mismos.

La percepción dermo-óptica posee un campo de estudio ilimitado que puede suponer grandes mejoras sociales y es muy posible que, gracias a estos estudios, llegue un día en que la ceguera no sea más que una desventaja y la visión de la piel se convierta en un sustitutivo.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en octubre 2, 2010 en Tratado Parapsicológico

 

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: