RSS

Campos morfogenéticos y resonancia mórfica

Por  Rupert Sheldrake

-Conferencia Noviembre 2008 – Birmingham-

 

Quiero hablaros hoy de los campos morfogenéticos y de la resonancia mórfica, resumiendo la teoría que lo sostiene y las evidencias que tenemos de su existencia, y después intentaré decir cómo yo creo que se relaciona con los campos familiares. No soy un terapeuta familiar sistémico ni nada por el estilo. Estoy un poco familiarizado con el tema a través de contactos con Hellinger y con Hunter Beaumont, además mi mujer también ha practicado algún tipo de terapia familiar. No aportaré nada adicional pero trataré de mostrar el fundamento teórico de esto.

La idea de la resonancia mórfica es un principio de la memoria. La base de esta idea es que hay una clase de memoria en la naturaleza.  En lugar de que todas las regularidades de la naturaleza se deban a leyes fijas lo que habría sería un tipo de memoria dentro del mundo natural, cada especie tiene una clase de memoria colectiva de la cual cada individuo toma y a la cual contribuye (the extended mind).

Hasta los años  60 todos estábamos convencidos de que el Universo era algo eterno y que estaba gobernado por leyes de la naturaleza que también eran eternas. Era algo comúnmente asumido. La idea de las leyes eternas de la Naturaleza se estableció cuando se establecieron las bases de la era actual,  en el siglo XVII que a su vez provienen de la filosofía platónica y pitagórica que sostenía que hay una realidad eterna detrás del mundo en el que vivimos. En el siglo XIX la mayoría de los científicos asumían que el Universo era eterno y en el siglo XX la misma idea se mantuvo, hasta la gran revolución cosmológica de los años 60 cuando apareció la teoría del Big Bang. En los años 60 empezó a verse con claridad que el Universo no era eterno, sino que se está expandiendo y que parece que comenzó hace 15 billones de años con el Big Bang. El Universo era más pequeño que la cabeza de un alfiler y estaba a billones de grados centígrados  y desde entonces se ha ido expandiendo y enfriando y a partir de entonces todas las cosas que conocemos fueron surgiendo, desde los átomos y las moléculas a las estrellas, galaxias, los cristales, la vida. Ninguna de estas cosas existía antes.

Así que si el Universo es claramente evolutivo, ¿qué pasa con las leyes eternas de la naturaleza? Si las leyes eternas de la naturaleza existen fuera del espacio y del tiempo, en cierto sentido, fuera del Universo, se convierten en algo metafísico, teológico, no es algo científico, o si no podrían haberse creado todas de golpe en el momento de Big Bang como cierta clase de código napoleónico. Esto tampoco puede ser probado. Entre los científicos se dice “dame un milagro gratis y yo te proporcionare todo lo demás”. Un milagro gratis sería como tomar toda la energía que existe y todas las leyes y reunirlas desde la nada en un solo instante.

Pero si el Universo es radicalmente evolutivo, ¿por qué no pueden las leyes de la naturaleza serlo también?, la idea de que existen unas leyes de la naturaleza es una metáfora antropocéntrica  basada en las leyes humanas  Solo las sociedades humanas tienen leyes, y ni siquiera todas. Las sociedades tribales tienen costumbres y solo las sociedades civilizadas tienen leyes codificadas, así que es una metáfora muy antropocéntrica la idea de las leyes de la naturaleza, implicaría como un legislador universal, como un imperio cósmico, como el código napoleónico, por ejemplo. Y también implicaría una agencia de implementación de la ley.

La idea de la omnipotencia divina era la visión estándar en el siglo XVII, la idea de la existencia de unas leyes de la naturaleza tenía sentido. Ahora parece que no tiene sentido, pero incluso si lo mantenemos como una metáfora parece que tendríamos que reconocer que las leyes humanas evolucionan, que no están fijas para siempre. En resumen lo que estoy diciendo es que parece que sería mejor cambiar esta metáfora y empezar a hablar en vez de leyes, de hábitos, de costumbres. El hábito es una metáfora mejor para un cosmos orgánico evolutivo, y las costumbres implican memoria. Estoy sugiriendo que las regularidades de la naturaleza son fundamentalmente habituales y todo tiene cierta clase de memoria. Esto se aplica no solo a los organismos vivos, sino a todo en la naturaleza, por ejemplo los cristales. La manera en que se forma un cristal depende de las moléculas que hay dentro de él.

Pero lo mismo que con cualquier compuesto químico hay miles de formas en la naturaleza en que podrían cristalizar, pero solamente una aparece normalmente en la naturaleza. Y la siguiente vez que cristaliza ese cristal, normalmente adopta la misma forma. La teoría estándar es que esa forma debería ser predecible desde el principio en base a las leyes de la naturaleza, de modo que, cuando lo haces cien veces o mil veces o un millón de veces, sigue siendo la misma forma. El principio del hábito dice que la segunda o tercera vez que cristaliza ese cristal lo hace más fácilmente porque ya ha habido más veces anteriores. Es como si hubiera una memoria en el proceso de cristalización. Es como si fuera cada vez más fácil en todo el mundo que los cristales cristalizasen justo de esa forma porque ha habido experiencias anteriores, esto es lo que los químicos han descubierto, resultaba más fácil cristalizar las cosas a lo largo y ancho del mundo.

La explicación habitual era a causa de que pequeños fragmentos de de cristales anteriores se trasladaban de una parte a otra como invisibles partículas de polvo, que de nuevo crean cristalización infectando el proceso de cristalización. Se asumía generalmente que eran transportadas por químicos con barba, el campo de los químicos está lleno de anécdotas sobre químicos con barba que parecían transportar los fragmentos de cristales de un lado a otro. Otra teoría es que estos fragmentos han ido flotando por el mundo como invisibles nubes de partículas en el aire.

Yo sugiero que seguiría ocurriendo el mismo fenómeno aunque no hubiera nubes de polvo ni químicos para transportar los fragmentos. No solamente la cristalización se produciría de forma más regular, sino incluso más estable, y eso significa que el punto de fusión aumentaría haciendo necesaria una mayor temperatura para romper los cristales. Y ¿es esto verdad? En realidad sí, los nuevos compuestos muestran incrementos en el punto de fusión, y esto es un fenómeno chocante porque se supone que los puntos de fusión son fijos, pero no lo son, realmente aumentan. Tengo información más detallada de esto en mis libros. No quiero profundizar en este tema de los detalles del punto de fusión ahora porque está muy lejos del tema de los campos familiares. El trasfondo de esto es lo que se llama en mis libros la presencia del pasado, de mi primer libro titulado A New Science of Life que ha sido completamente actualizado con datos del punto de fusión y otra información actualizada como ideas sobre nuevos experimentos, del que saldrá una nueva edición en febrero 2009 en Gran Bretaña. Así que si quieren un resumen del “estado del arte” sobre la evidencia de esto, deberán esperar a febrero.

Lo mismo se aplica al desarrollo biológico.

Si las moscas de la fruta se desarrollan anormalmente como ocurre cuando se ponen en un ambiente inhabitual, cuanto más frecuentemente ocurre, más probablemente se producirá, puesto que tienen un desarrollo inhabitual al que afectar. Lo mismo ocurre con el comportamiento. Si las ratas aprenden un truco nuevo, hay ratas en todo el mundo que tendrán mucha más facilidad para aprender ese truco. Hay evidencias de que esto ocurre realmente. Se han hecho muchos estudios con ratas en ese sentido. Esto también se aplica en el campo de la evolución del comportamiento animal, por ejemplo en el siglo XIX alguien en América inventó en las vallas  un paso con rodillos móviles para  impedir que el ganado cruzara la carretera y saliera de los campos. Era doloroso para el ganado tratar de cruzar este paso pues las pezuñas se le quedaban clavadas entre los rodillos. Es interesante que los terneros que nunca habían visto estos pasos, no intentaban cruzarlos, al principio lo intentaban, pero ahora ya no, es como si todas hubieran aprendido que no deben hacerlo. En los años 50 a un ingenioso granjero americano que sabía de esto se le ocurrió un truco y era pintar líneas en el camino, como si fueran los rodillos, y funcionaba igual. Esto se hace en lugares como Nevada y California. En muchos lugares de América se ahorran millones y millones de dólares pintando líneas. Es curioso cómo se puede ahorrar dinero haciendo que especies enteras de animales domesticados aprendan un nuevo miedo.

Pero esto se podría aplicar a humanos. Debería ser más fácil aprender cosas nuevas cuando otros ya las han aprendido. Por ejemplo wind surfing, o programar ordenadores. Y realmente parece que cada vez es más sencillo aprender nuevas habilidades. Pero podría haber muchas razones para esto incluyendo mejores métodos de enseñanza, y nuevas tecnologías. Esto se puede probar con una media de habilidad a lo largo de distintas décadas, por ejemplo con los tests de inteligencia (tests IQ). Estos tests han permanecido similares desde 1980. Cuando yo estudiaba estas teorías en los años 80 predije que los resultados serían cada vez más altos, no porque la gente fuera más inteligente, sino porque habría más gente que ya habría realizado el test. Al final de los años 90 un científico que estudiaba los resultados de estos tests comprobó que, efectivamente, los resultados eran cada vez más altos. Entre los años 80 y los 90 el resultado medio de los tests de inteligencia aumentó en un 30% en los Estados Unidos, y algo similar ocurrió en el resto del mundo con los tests de inteligencia. No hay evidencias de que la gente se haya vuelto más inteligente pero sí de que los tests les resultan más sencillos. Creo que esto es un ejemplo de este principio de la memoria en la naturaleza que yo llamo resonancia mórfica.

La resonancia mórfica se basa en la similitud. Cuanto más similar sea un patrón de actividad hoy, más capaz será de resonar con patrones similares del pasado. Esta prueba sobre los tests de inteligencia añade una evidencia a las pruebas sobre la resonancia mórfica. Y se conocen muchas pruebas en el campo neuronal que se pueden hacer y se han hecho al respecto. Mi hijo mayor hace unos años tenía 16 años y estaba haciendo una prueba, se acercó a mí entusiasta diciendo que él y sus compañeros había averiguado una forma de conseguir una puntuación extra sin hacer un trabajo extra en los exámenes, aplicando la resonancia mórfica. Haremos las dos últimas preguntas primero, y después volveremos a las primeras y entonces tendremos el empujón de todos los demás estudiantes que ya las han contestado. Algunos de sus amigos eran escépticos sobre la resonancia mórfica, pero ellos decían: si no existe no perdemos nada, pero si existe, podemos conseguir una puntuación extra. Esto mismo se aplica a los crucigramas. Mucha gente piensa que puede hacerlos mejor por la tarde que por la mañana, porque mucha gente ya los ha hecho por la mañana.

Puesto que la resonancia mórfica depende de la similitud, esto se da más entre personas que están en contacto, entre miembros de la misma familia, del mismo grupo étnico, social, y genético.  Los más similares son los gemelos idénticos. Así que la resonancia mórfica debería ser mas fuerte entre gemelos idénticos, incluso si están separados desde el nacimiento, es más fácil pensar que uno haga lo mismo que el otro.

Ha habido mucha disputa sobre la contribución de la naturaleza en el desarrollo humano, cuánto es genético y cuánto se debe al ambiente. La principal evidencia viene del estudio de los gemelos idénticos separados. Muestran extraordinarias similitudes en su vida, incluyendo lo que no se esperaría de su programa genético. A veces llaman a sus hijos con los mismos nombres. Estas similitudes normalmente se toman para apoyar un determinismo genético altamente determinista y amplia especulación sobre biología social y genes egoístas se ha generado sobre la base del estudio de estos gemelos idénticos. Pero, si la resonancia mórfica tiene lugar, es posible que estas similitudes sean debidas al progreso, y no a la genética. Y la interpretación convencional de los estudios con gemelos no se considera sobre lo que la gente piensa que es la resonancia mórfica que no se considera o se rechaza del todo, considerando solo la naturaleza, los genes o el medio ambiente.

Pero si se considera la resonancia mórfica, esto proporciona una interpretación completamente diferente para los mismos hechos. Si respondemos a la pregunta de quién del pasado se parece más a mí, y por tanto quien ha tenido más influencia desde el pasado mediante resonancia mórfica, la repuesta es tu mismo. Nos parecemos más a nosotros mismos que a ninguna otra persona. Así que la resonancia mórfica más fuerte que experimentamos se debe a nosotros mismos en el pasado. Estamos sintonizados mediante la memoria colectiva con otras personas, cuanto más parecidos a nosotros, más nos influencian.

Creo que la memoria colectiva o individual se diferencian en el grado, no en la clase, ambas dependen de la resonancia mórfica. En otras palabras, estoy sugiriendo que la memoria no está localizada en el cerebro. La visión convencional, desde luego, es que la memoria está situada en algún lugar del interior de nuestra cabeza, debidas a cambios en extremos cinéticos, proteínas, conexión entre neuronas, pero a pesar del esfuerzo de un siglo para averiguar cómo y dónde se almacena la memoria, se ha fracasado porque la memoria a largo plazo no se sabe donde está. Y está claro que el fracaso es porque la memoria no está, es como intentar averiguar cómo fue el programa de TV de la pasada noche analizando cables y transistores en el aparato de TV, creo que la memoria es más parecido a un receptor de TV que a un grabador de video, lo sintonizamos mediante resonancia mórfica del pasado, no está almacenado dentro. Por supuesto si estropeamos el aparato de TV, esto afectará a las imágenes que podemos ver en él. Si estropeamos el cerebro, esto afectará a la memoria, pero eso no es una prueba de que la almacene. Si cortamos un par de cables de sonido del aparato de TV ya no se oirá, pero eso no prueba que el sonido estuviese almacenado en el aparato de TV, solo prueba que esos cables estaban implicados en el proceso de recepción o en la emisión.

Así que seamos menos radicales sobre donde está almacenada físicamente la memoria, sino que la memoria es una relación en el tiempo del pasado para convertirse en presente mediante la resonancia mórfica. Ni que decir tiene que esto es algo controvertido. Pero el fracaso de la ciencia convencional para encontrar respuestas a las cuestiones que he planteado creo que es una indicación de que aquí hay una pregunta abierta y la hipótesis de la resonancia mórfica tiene mejor respuesta a los hechos que la ciencia convencional. Pero ¿Cómo funciona realmente la resonancia mórfica? Yo creo que funciona a través de lo que yo llamaría campos mórficos.

Todos los sistemas de la naturaleza que se auto-organizan tienen la propiedad de que el todo es más que la suma de las partes, y todo en la naturaleza está organizado de forma holística, es decir que el todo, representado por el círculo exterior, está compuesto por partes representadas por los círculos interiores, y estas partes a su vez son todos que contienen partes interiores que a su vez vuelven a ser todos que contienen partes interiores. Esto es simplemente el modo en que se organiza la naturaleza. Estos círculos más pequeños podrían ser simplemente partículas subatómicas dentro de átomos y los átomos dentro de moléculas, y las moléculas se combinan formando cristales. A cualquier nivel todo es más grande que las partes, y el todo coordina e interrelaciona las distintas partes y las mantiene en equilibrio y en armonía entre ellas, y esta elusiva completitud es lo que yo llamaría campo mórfico, que viene de la palabra griega que significa forma, y estos campos tienen el patrón y la estructura que tienen a causa de la resonancia mórfica, los campos tienen una memoria elevada.

La idea de los campos  mórficos surgió en mis propias percepciones en la biología del desarrollo. Desde los años 20 esta disciplina ha intentado comprender cómo se desarrollan las plantas y cómo crecen los embriones, y parece claro que ni los genes ni los compuestos químicos lo pueden explicar.  Piensa en tus brazos y tus piernas por ejemplo, tienen exactamente los mismos genes y los mismos compuestos químicos en tipos de células, desde el punto de vista bioquímico, son exactamente iguales,  pero obviamente tienen diferente forma, así que no se puede explicar la diferencia de forma en términos de compuestos químicos y genes. Es como si tuviéramos dos casas construidas con los mismos ladrillos y el mismo cemento, pero con diferentes formas y planos, y el plano de la casa no se explica por los elementos químicos que contiene.

Desde los años 20 el desarrollo de la biología ha propuesto que campos llamados campos morfogenéticos forman campos de forma que organizan el crecimiento de las plantas y de los embriones, se comportan como moldes invisibles, dando forma al organismo en desarrollo. Todos los campos suponen formas invisibles, el campo gravitacional de la Tierra, por ejemplo, es invisible, pero determina la forma en que se mueve la luna en su órbita, y afecta la forma de la Tierra, y el campo se extiende mucho más allá de la forma de la Tierra. El campo magnético está a la vez dentro y alrededor, tiene una forma y una estructura, y coordina la actividad que hay en su área de influencia, así que en el desarrollo de animales y plantas estos campos modelan el desarrollo y la forma de los tejidos y coordinan su crecimiento. Es interesante que los tejidos tengan una propiedad holística intrínseca, no puedes tener un trozo de tejido, lo tienes entero o no lo tienes, no puedes tener una rodaja de campo gravitacional o magnético y si cortas en trozos un campo magnético, no puedes tener campos magnéticos parciales, tienes campos magnéticos más pequeños pero completos.

Esto es completamente diferente a cómo se comportan las máquinas, si cortas una máquina en trozos, todo lo que tienes es una máquina rota, por eso la metáfora de la máquina es bastante mala para la biología, para explicar la teoría mecanicista de la vida, creo que la teoría del campo tiene más sentido.

Si cortas una rama de sauce en trocitos, cada trocito puede dar lugar a un nuevo sauce, cada una contiene en sí mismo la capacidad de la completitud, y esto es debido a que está rodeada o embebida en los campos morfogenéticos del sauce. Si cortas un gusano en partes, también cada parte se convierte en un gusano completo. Si cortas una pata de cierto animal, la pata se regenera completamente en su lugar, si cortas la pierna o el brazo de una persona, tiene una pierna o brazo fantasma. La teoría estándar dice que el miembro fantasma se produce dentro del cerebro, como todo lo consciente, las teorías oficiales siempre localizan todo dentro de la cabeza, pero yo creo que en realidad ese miembro fantasma lo produce el campo del miembro perdido, para esas personas la sensación de miembro fantasma es totalmente real.

Es interesante poder investigar los  miembros fantasmas porque es una oportunidad real para poder comparar los campos con el cuerpo físico. En los tests más sencillos descritos en mi libro Siete Experimentos Que Podrían Cambiar El Mundo describo el caso de una persona con un miembro amputado que espera a la puerta de su casa (una puerta servía perfectamente), la puerta estaba dividida en 6 regiones marcadas cada una con un número del 1 al 6, marcamos las mismas zonas al otro lado de la puerta.  La persona amputada, al otro lado, está con un colaborador que debe lazar un dado al azar con 6 números, si salía, por ejemplo, el número 4, se le pedía que introdujera su miembro fantasma por la región número 4, de forma que tenemos un brazo fantasma atravesando por una de las divisiones de la puerta, en cualquier caso un bloque sólido, pero no por las otras.

La pregunta es, ¿puede una persona medir esa energía, desde el otro lado de la puerta, donde está el miembro fantasma? En el experimento no anotamos los niveles del azar. Es posible entrenar la sensibilidad de las personas para detectar miembros fantasmas. Son pocos los campos del cuerpo, pero también son los campos los que organizan la actividad del sistema nervioso, sus campos de comportamiento y hay campos relativos a los grupos sociales. Estos círculos de aquí (dibujo anterior) pueden representar animales individuales, y los círculos externos los campos mórficos de los grupos sociales a que pertenece.

Muchos animales son sociales y tienen campos mórficos en sus grupos, y creo que estos campos coordinan el comportamiento de rebaños o bandadas. Cuando vemos estorninos volando en enormes bandadas, vemos que pueden cambiar de dirección con extrema rapidez sin tropezar unos con otros. Los mejores modelos de computador sobre bandadas de pájaros los representan como si estuvieran producidos por campos magnéticos, el campo del todo, al que están conectados todos los animales, los cambios que se producen son demasiado rápidos como para que estén atentos a sus vecinos con tiempo suficiente como para cambiar el movimiento.

Lo mismo pasa con los bancos de peces, en efecto creo que todos los grupos de animales tienen una organización que depende del campo de grupo. Por ejemplo una manada de lobos tiene esa estructura de campo, saben que pertenecen a un grupo y se relacionan los unos con los otros en función de la estructura y la interrelación social entre las partes del grupo, los animales no tienen que estar todo el tiempo juntos, los lobos por ejemplo, tienen una estructura social en que los jóvenes se quedan con una especie de canguro que les cuida cuando los demás se van a cazar. Y mientras ocurre esto yo sugiero que el campo mórfico del grupo de lobos no se rompe cuando se alejan, sino que continúa conectándolos incluso en la distancia. Esto permite a los adultos salir a cazar, a buscar comida y después volver con la caza para alimentar a las crías, puesto que se mantiene en la distancia a través del campo del grupo.

La existencia de ese campo, incluso para los miembros que están separados unos de otros, es la base de la comunicación en la distancia. Yo creo que la telepatía es un fenómeno normal, no paranormal, es un medio de comunicación entre miembros de un grupo. La telepatía yo creo que es un fenómeno normal en animales y entre la gente, entre miembros conectados de un grupo.

Como saben hay un tabú sobre la telepatía en medios científicos y académicos porque no encaja con la idea materialista de la mente en que la mente está dentro del cerebro, no debería ocurrir desde un punto de vista materialista, así que muchos científicos hacen como si no existiera y niegan la evidencia que sugiere que existe. De hecho este tabú se mantiene con fuerza y hay grupos organizados escépticos que actúan como científicos atentos y se enfrentan de forma activa a esta idea e incluso impiden que se extiendan los resultados de esto poniéndolo en tela de juicio todo el tiempo y tratando de desacreditar la evidencia, sin embargo la evidencia es bastante fuerte, incluso no contradice muchas de las bases teóricas de la física.

En física cuántica hay un fenómeno llamado interconexión, que dice que las partículas que han sido parte del mismo sistema permanecen conectadas incluso aunque estén separadas miles de millas, de forma que un cambio repentino en una puede afectar instantáneamente a la otra, como si formaran parte del mismo sistema. Así, los fotones emitidos por el mismo átomo, cuando se mueven en direcciones opuestas a la velocidad de la luz, de acuerdo con la teoría cuántica deben tener polarización opuesta, pero la polarización de cada fotón no está determinada, sino que está abierta.  Tan pronto como mides uno de ellos y averiguas su polarización, el otro, instantáneamente tiene la otra polarización. Así que experimentos de este tipo muestran que los sistemas físicos están conectados de una forma misteriosa y sorprendente.

Albert Einstein pensó que la teoría cuántica parecía permitir lo que llamó fenómenos a distancia aterradores, y por esa razón pensó que debía estar equivocado, pero los experimentos demostraron que Einstein estaba equivocado y que la teoría cuántica era correcta, y que realmente había fenómenos aterradores a distancia.  Y no tenía que ver con la distancia, daba igual si ésta era de cientos o miles de kilómetros. Si hay dos individuos que pertenecen al mismo sistema, no importa la distancia a la que se encuentren, son parte del mismo sistema. Y esto nos proporciona una analogía para la telepatía, y cómo la telepatía tampoco tiene que ver con la distancia.

Debido a que pienso que la telepatía es una forma normal de comunicación entre miembros de grupos animales, pasé años investigando la telepatía en animales. Comencé con los animales que conocemos mejor como los domésticos, perros y gatos. Y comencé reuniendo historias sobre miles de dueños de mascotas y entrenadores de animales, personas ciegas, perros ciegos, entrenadores de caballos, sobre sus experiencias. Y hay miles de ejemplos de cómo los animales detectan las intenciones de sus dueños a distancia. Una historia común sobre gatos es que saben cuando el dueño piensa llevarlos al veterinario, y desaparecen. Para algunas personas esto es un fastidio, y hacen todo lo que pueden para no darles una pista, no muestran la cesta de transporte, no mencionan la palabra veterinario, y algunos de ellos incluso llaman al veterinario desde el trabajo para que el gato no se entere, pero, hagan lo que hagan, el gato no está ahí cuando llegan a casa para recogerlo. Esto ocurre tan a menudo que hicieron una encuesta en 65 clínicas veterinarias para ver si tenían un problema con la gente que perdía citas con gatos, 64 de 65 dijeron: sí, ocurre muy a menudo, y en la única que quedaba dijeron que no daban citas.

Una de las cosas más típicas es que el perro detecta cuando el dueño está llegando a casa. Muchos de ellos se encuentran con el perro pegado a la puerta o a la ventana cuando llegan a casa. En muchas casas se sabe cuando una persona va a llegar a casa por el comportamiento del perro. Mas o menos el 50% de los perros muestran este comportamiento anticipativo, y un 30% de los gatos, y no porque los gatos sean menos sensibles sino porque tienen menos interés. Los escépticos dicen que esto se debe a la rutina, que los perros tienen mucha más capacidad de oír el coche del dueño. Mis colegas y yo hemos hecho muchos experimentos para probarlo. Han filmado el lugar donde el perro esperaba. Hicieron que la persona se alejara 5 millas, y llegara a casa a una hora al azar, y que volviera en taxi, para que el perro no identificara el sonido de su coche. Nadie en la casa sabía cuando esta persona iba a llegar.  Muchos perros iban a la ventana o a la puerta cuando la persona decidía volver a casa, y eso era antes incluso de entrar en el coche. Con ciertos perros está claro que responden a las intenciones del dueño, cuando no podían saberlo por ningún otro medio. Hay muchos otros ejemplos con animales que están resumidos en mi libro Perros que saben cuando sus amos llegan a casa.

Los mismos principios se aplican a la gente. Parasicólogos que han estado investigando la telepatía han utilizado desafortunadamente métodos muy artificiales, los métodos tradicionales por ejemplo incluyen tarjetas que deben ser adivinadas desde una habitación diferente, pero esta no es la forma en que funciona la telepatía en la vida real. Y recogiendo historias de gente sobre sus experiencias telepáticas está claro que una categoría está compuesta por la telepatía entre madres y bebés, esto nunca se ha investigado antes científicamente. Muchas madres han informado que cuando están alimentando a pecho y están lejos del bebé muchas veces sienten que la leche empieza a salir y está lista para alimentar al bebé incluso aunque éste esté a muchas millas de distancia, y cuando ocurre esto muchas madres asumen que el bebé la necesita y entonces van a casa o llaman a casa a través del móvil para ver si el bebé realmente la necesita. He hecho estudios estadísticos para averiguar que  esto ocurre en un porcentaje mas elevado que el mero azar.

Pero el caso más común es el de telepatía a través de las llamadas de teléfono. Piensen en alguien que llama por teléfono y entonces el otro le contesta: “es curioso, realmente estaba pensando en ti”. Estadísticas hechas en Europa y América y en otras partes muestran que un 80% de la gente ha tenido estas experiencias. Hoy lo hemos experimentado el 85 o el 90 % de los que estamos aquí. La respuesta científica habitual a esto es, o despreciarlo o ignorarlo, y  decir que era sólo una coincidencia.  Siempre estás pensando en distintas personas, alguna de ellas puede llamar y luego supones que es telepatía, y olvidas que muchas veces estabas equivocado. No es una hipótesis irracional, pero durante cientos de años los escépticos se han escapado de esto sin un atisbo de evidencia para esta hipótesis. Y por supuesto una hipótesis necesita evidencia. Yo he probado este fenómeno utilizando experimentos sencillos. En los experimentos cada persona nombra a cuatro personas que podrían comunicarse con ella telepáticamente, como amigos cercanos o familiares, y proporciona también los números de teléfono. La persona objeto del experimento se sienta en casa frente al teléfono, con una cámara de vídeo enfocándole. Le pedimos a una de estas cuatro personas, al azar, que la llame. Entonces, antes de levantar el auricular, la persona debe averiguar cuál de las 4 la está llamando. Por casualidad, acertarás en 1 de cada 4 veces, un 25%. Hemos hecho cientos de estas llamadas, y el porcentaje medio es 45 %, que está muy significativamente por encima del azar. La gente no acierta siempre, pero sí mucho más a menudo de lo que cabría esperar. Y esto crea una situación muy artificial cuando se inhibe la comunicación telepática.

También hemos hecho experiencias con e-mails porque la gente se comunica así, estás pensando en alguien y de repente recibes un e-mail suyo. Y esto arroja resultados muy similares a los obtenidos con los experimentos con el teléfono. En los experimentos con el teléfono buscamos el efecto de la distancia. Buscamos sujetos jóvenes que hubieran llegado recientemente a Inglaterra desde Australia o Nueva Zelanda e hicimos experimentos en que dos de las personas estaban en Inglaterra y las otras dos eran miembros de la familia que estaban al otro lado del mundo, y lo hacían mejor con miembros de la familia que estaban al otro lado del mundo que con los que estaban cerca, mostrando que lo que cuenta es la proximidad emocional más que la proximidad física. También se han hecho pruebas con dos elementos extranjeros y dos miembros de la familia, y el acierto con los extranjeros es más o menos el porcentaje del azar, y más de dos veces el porcentaje del azar con los miembros de la familia, mostrando que depende de conexiones emocionales, de familiaridad.  También tenemos experimentos automáticos de telepatía entre amigos utilizando los móviles, algunos de estos experimentos los hemos empezado esta semana. Se pueden encontrar estos experimentos entrando en mi página Web: www.sheldrake.org  se puede encontrar también mucha más información sobre esta investigación, y versiones “online” de mis artículos en publicaciones científicas.

¿Y cómo está todo esto relacionado con los campos familiares? En primer lugar, considero una familia el ejemplo clásico de grupo social con un campo morfogenético coordinando a los distintos miembros. Los miembros de una familia están conectados entre sí como los lobos de una manada o una bandada de pájaros, y a través de los campos mórficos del grupo permanecen conectados incluso cuando están alejados unos de otros. Este campo afecta a su comportamiento y funciona a través de sus mentes de forma consciente para coordinar lo que hacen, yo estaba fascinado cando leí un libro o un capítulo de un libro de Hellinger sobre la conciencia, la conciencia familiar no dice lo que está bien o mal en el sentido de absoluto sentido de moralidad sino que tiene que ver con lo que se ajusta o no al grupo y a su coordinación,  y estos campos familiares, como otros campos mórficos tienen una memoria heredada, es una memoria colectiva y la forma más sencilla de familia sería la memoria  colectiva que proviene de las familias de esa cultura, el principio de resonancia mórfica es un principio conservador, de hábitos, así que los patrones más frecuentes de organización  serán los predominantes en el campo familiar.

También hay memorias más específicas, simplemente si nos sintonizamos con el inconsciente colectivo a través de nuestras  mentes individuales influenciadas por el inconsciente colectivo, que proporciona el arquetipo básico de la experiencia humana de acuerdo con Jung, hay memorias más específicas de miembros de nuestro grupo de gente similares a nosotros en el pasado que tendrían un efecto más específico a través de la memoria colectiva. Si somos ingleses estaremos más influenciados por ingleses del pasado que por chinos. Del mismo modo, en los campos familiares, el campo que cada persona trae de su familia origen a una nueva relación, cuando forma una nueva familia, heredará a través de la resonancia mórfica campos del pasado y esto introduce una distorsión en los campos de la generación previa, ese patrón puede ser heredado inconscientemente y llevado a través del campo a la siguiente familia.

Creo que para mí el aspecto más intrigante de las terapias sistémicas familiares es la forma de trabajar con una persona en un grupo y de establecer el modelo de ese campo mediante diferentes personas que permanecen en el grupo tratando de influir el propio campo familiar, y la forma de producir transformaciones en ese grupo, por ejemplo, reconociendo o trayendo a él miembros del grupo que en generaciones anteriores habían sido ignorados, y que esto puede tener un efecto sanador para las familias a distancia, como si fuera telepáticamente. Yo no puedo explicaros los detalles de cómo funciona esto porque vosotros sabéis más que yo de eso (se dirigía a un grupo de consteladores familiares). Pero sí puedo haber expuesto el tipo de cosas, y mostrado los mecanismos por los que trabaja este campo. Y esto encaja en un patrón más amplio de cómo funciona la naturaleza,  las memorias que hay, y cómo funcionan los campos de organización en diferentes niveles de la naturaleza, y cómo funcionan los campos sociales en grupos animales y no solo humanos. Hay principios generales que pienso que son importantes en lo que hacéis en esta clase de terapia (Constelaciones Familiares).

 

Notas de R. Sheldrake sobre comentarios del público.

Todo lo que aprendemos es facilitado por la resonancia mórfica.

La resonancia mórfica no garantiza que cada vez seamos más elevados o menos. La principal implicación moral es que sabemos cómo lo que hacemos y decimos afecta a los demás, incluso nuestros pensamientos y actitudes afectan a los demás. Y esto quizá nos haga más responsables, si queremos no propagar patrones no deseables.

Los hábitos tienden a repetirse todo el tiempo que les sea posible, necesitamos las costumbres, somos criaturas de hábitos, de forma consciente o inconsciente, pero si cambiamos los hábitos primero tenemos que tomar consciencia de que lo estamos haciendo, y después reemplazarlos por otra cosa, formando otra forma de comportarse o de responder que se conviertan en hábitos nuevos. Desde el punto de vista fisiológico hay hábitos que no pueden cambiarse nunca, por ejemplo, todos los que tienen que ver con nuestra fisiología. La creatividad es una forma de interrumpir, romper o bloquear hábitos, y el Universo implica un juego entre el hábito y la creatividad, de otra forma no habría evolución. Pero que se libere la creatividad depende del bloqueo de los hábitos.

 
Deja un comentario

Publicado por en septiembre 29, 2014 en Artículos, parapsicologia

 

Etiquetas: , , ,

Fracaso al reproducir el Fenómeno Electrónico de Voces.

Por Imants Barušs

 
 

Sinopsis— Se le llama fenómeno electrónico de voces (EVP, por sus siglas en inglés, o fenómeno de psicofonías, como se le suele conocer en español) a lo que parece ser una manifestación de voces de muertos y de otras entidades descarnadas por medios electrónicos. Esto típicamente se ha llevado a cabo sintonizando radios entre estaciones y grabando el resultado en cinta de audio, aunque más recientemente parece que se han encontrado voces anómalas, imágenes visuales y texto usando teléfonos, televisores y ordenadores en un fenómeno conocido como transcomunicación instrumental. Dada la falta de documentación sobre EVP en las publicaciones científicas principales, se hace un repaso de su historia basado en la información en inglés encontrada en las revistas sobre investigación psíquica y parapsicología y otros boletines y publicaciones. Se ha procurado reproducir el EVP haciendo que los asistentes de investigación simularan una interacción con entidades descarnadas mientras se grababa la salida de dos radios sintonizadas entre estaciones en cassettes de audio. Hubo 81 sesiones con una media de aproximadamente 45 minutos por sesión, totalizando unas 60 horas y 11 minutos de grabación. Aunque hay algunas voces aparentes y ruidos interesantes al reproducir, ninguno de ellos es suficientemente distintivo como para merecer la consideración de anómalos. Se dan especulaciones sobre las razones del resultado negativo, aunque la posibilidad de que no haya ningún fenómeno anómalo asociado con los EVP se ofrece como explicación a ser considerada conjuntamente con la hipótesis de que los experimentadores crean efectos EVP a través de interacciones anómalas humano-máquina y con una teoría exosomática de la influencia del equipo electrónico por parte de las entidades descarnadas.

Introducción

El fenómeno electrónico de voces, frecuentemente abreviado EVP por sus siglas en inglés, se refiere a la manifestación de voces anómalas, que se presume son de los muertos u otras entidades descarnadas, en una cinta magnética. El propósito de este estudio ha sido intentar reproducir el fenómeno. Mientras que algunas de las características típicas de los EVP se dan en el estudio, no pueden ser atribuidas a seres descarnados. A pesar del resultado negativo, este artículo ha sido presentado para su publicación para evitar el problema del cajón del escritorio (Rosenthal, 1979; Scargle, 2000).

A pesar de las búsquedas repetidas durante varios años, no se pudo encontrar literatura científica acerca de los EVP en las publicaciones científicas principales en lengua inglesa, aunque se encontró alguna información sobre los EVP en algunas revistas sobre investigación psíquica y parapsicología y varios boletines y publicaciones. Esta falta de implicación por parte de la comunidad científica ha creado problemas para la investigación en esta área temática. Puesto que los EVP son ampliamente ignorados por la comunidad científica, la exploración se deja a investigadores amateur que carecen de la cualificación necesaria (por no mencionar de fondos e instalaciones) para resolver el enigma. Además, su investigación de campo está a menudo obstaculizada por una notable falta de juicio crítico, amplificada por diversas nociones subjetivas que motivan a los amateurs a experimentar con fenómenos desconocidos. (Heinzerling, 1997, p. 28)

“Parece que en el ‘mundillo’ se procedía de forma totalmente acientífica, nada se medía nunca, aunque las palabras ‘investigación’ y ‘experto’ se intercambiaban como billetes de un juego de ‘vamos a jugar a científicos’” (MacRae, 1984, p. 36). El resultado neto es que no hay un historial fiable de protocolos de investigación y resultados sobre los que este estudio podría basarse. El siguiente sumario de la historia del EVP ha sido tomado de algunas de las fuentes en lengua inglesa que se han podido obtener. No se ha procurado revisar información en otras lenguas distintas del inglés ni revisar la información disponible en la Internet. Para una introducción histórica alternativa ver Uphoff et al. (1988).

Historia de los Fenómenos Electrónicos de Voces

Los orígenes de los EVP han sido atribuidos a dos fuentes independientes, aunque Kubis y Macy (1995) han seguido la pista del fenómeno hasta 1901. La más temprana de las fuentes populares es un estudio de Raymond Bayless y Attila von Sealay. Habían insonorizado un armario de ropa en el que habían suspendido una trompeta de aluminio del techo “y dentro de la parte larga de esta trompeta [ellos habían] colocado un micrófono” (Bayless, 1959, p.36). Un cable iba del micrófono a una grabadora situada en la sala que contenía el armario. Además, algunas veces había un altavoz en la sala que permitía a cualquiera que estuviera allí escuchar lo que ocurría en el armario. El 5 de diciembre de 1956, von Sealay se sentó en el armario durante 15 minutos durante los cuales nada parecía haber ocurrido. Al reproducir la cinta, sin embargo, Bayless y von Sealay escucharon una voz distinta que decía “‘This is G’” (“Esto es G”) (p. 36) a pesar de que Bayless, que había estado sentado en la sala, no había oído nada a través del altavoz. Había otros numerosos ejemplos de voces grabadas que venían del armario, en algunos casos, cuando no había nadie en él (Bayless, 1959).

Más frecuentemente ha habido referencias a fenómenos inusuales de voces grabadas por “el pintor y productor de películas sueco, Friedrich Jürgenson” (Bender, 1972, p.65) en verano de 1959. Según parece, al reproducir las grabaciones de las voces de pájaros de la ciudad, también pudo escuchar una tenue voz de varón hablando sobre las ‘voces nocturnas de pájaros’ en noruego, seguida por una serie de sonidos ‘risueños, silbantes y de chapoteo’ entre los cuales creyó reconocer la voz de un avetoro. (p. 65)

Además, durante los meses siguientes, Jürgenson recibió mensajes personales que “eran inaudibles al grabar y sólo podían ser descubiertos durante la reproducción” (Bender, 1972, p. 65). Halló que “tenía que entrenar su oído para apreciar esta ‘información lingüística’” (pp. 65–66) pero desarrolló la idea de que ésas eran voces de los muertos (Bayless,1976;Raudive, 1971).

El nombre que quizás ha sido más íntimamente asociado con los EVP ha sido el de Konstantin Raudive, quien ha sido identificado usualmente como un psicólogo letón (por ejemplo por Kubis & Macy, 1995, p. 105). Se interesó en las voces de Jürgenson y se citó con él en primavera de 1965 para una demostración (Raudive, 1971). Más tarde, en junio de 1965, Raudive comenzó sus propios experimentos usando varios procedimientos de grabación, incluyendo la grabación de la salida de una radio sintonizada entre dos estaciones, al que llamó método de “grabación radio-micrófono” (p. 25). En el momento de la publicación de la edición inglesa de su libro Breakthrough en 1971, Raudive decía haber conseguido más de 72.000 “textos vocales” (p. 29) y afirmaba haber “analizado unas 25.000 voces de acuerdo con el contenido verbal, el lenguaje y el ritmo” (p. 22). Igual que a Jürgenson, a Raudive le costaba identificar las voces y comprender lo que decían. “Uno puede, mientras escucha, discernir la resonancia y frecuencia de las voces– uno escucha el sonido, pero el sentido del oído tiene suma dificultad en reconocerlos como palabras; sólo tras una escucha intensiva y concentrada surge una palabra tangible” (p. 28). De acuerdo con Raudive, esas voces tienen características únicas que las identifican como paranormales. Esas características incluyen la presencia de una mezcla de lenguas con “algunas veces incluso cinco o seis en una frase” (p. 31); una cadencia rápida y rítmica; frases cortas, “estilo telegrama” (p. 31); y numerosas irregularidades gramáticas y neologismos. De acuerdo con Raudive, “le lleva al menos tres meses al oído el acostumbrarse” (p. 20, énfasis en el original). Entre muchos otros ejemplos del libro, Raudive ha dado el siguiente: “I–I te pastenda” (p. 274). La “I” es “yo” en inglés, “te” significa “aquí” en letón y el lenguaje y significado de “pastenda” son desconocidos. Otros de los ejemplos de Raudive pueden leerse en su libro (1971) y escuchados en CD (Chatburn & Harding, 1999).

Ha habido algunos comentarios críticos acerca de las “voces de Raudive”. Smith (1974) ha argüido que hay demasiada cabida a la imaginación en la interpretación de las voces y, aunque Smith pudo reproducir el fenómeno de voces con algunos de los métodos usados por Raudive, incluyendo el método radio-micrófono, no pudo descartar la intrusión de estaciones en lenguas extranjeras y estaba “razonablemente seguro de que las palabras que [él] llegó a entender en los sonidos no eran reconocidas sino imaginadas” (p. 99). Ellis (1975)llevó a cabo un estudio en el que usó muestras de voces, algunas de las cuales habían sido obtenidas por el propio Raudive y otras de las cuales habían sido obtenidas en presencia de Raudive y, en la Prueba 1, pidió a ocho personas que interpretaran 36 muestras sin haberles proporcionado ninguna información adicional y luego, en la Prueba 2, pidió a 16 personas que interpretaran 15 muestras tras haberles provisto de información sobre la grabación y “5–10 segundos de contexto para cada muestra” (p. 33). En algunos casos, todas las interpretaciones eran diferentes entre unos y otros y ninguna era la misma que la de Raudive. Keil (1980) ha argüido que Raudive tenía tendencia a entender mensajes que esperaba oír en los sonidos que había grabado. Para demostrar lo que sostenía, Keil escuchó una cinta original hecha por Raudive y encontró un pasaje en alemán de unas 37 palabras cuya fuente probable era una emisión de radio del Domingo de Pascua. Este pasaje en alemán fue identificado como tal por ocho personas que hablaban alemán de forma nativa, mientras que Raudive, que había calificado dicho pasaje como uno de los mejores y más claros pero no hablaba alemán, había usado cinco lenguajes para interpretar el pasaje resultando en algo que no tenía ningún parecido con el original. En otras palabras, los que han investigado las voces de Raudive se han encontrado con la probable influencia de la imaginación en la interpretación de sonidos no reconocidos y ambiguos que fueron identificados como mensajes de los muertos.

Hay una disciplina de investigación en psicología no relacionada con el EVP pero que de todas formas tiene relevancia para la interpretación de las voces de Raudive. Cuando B. F. Skinner (1936) reprodujo secuencias sin sentido de vocales a sujetos tras pedirles que “[escucharan] cuidadosamente” y que informaran tan pronto como “algo con significado aparezca en tu cabeza” (p. 79) encontró que “la distorsión resultó muy grande y en muchos casos una comparación punto por punto de las vocales y de las respuestas era imposible” (p. 83). Además, los sujetos estaban a menudo convencidos de que sus respuestas eran correctas incluyendo, en algunos casos, la identificación de consonantes que, por supuesto, no estaban presentes en las secuencias grabadas de vocales (pp. 79–80). Más recientemente, los psicólogos han estudiado el efecto de transformación verbal, según el cual los sujetos tienden a dar varios significados diferentes al mismo estímulo auditivo repetido cuando se les pide que informen cuando quiera que “la voz pareciera cambiar lo que estaba diciendo” (Warren, 1968, p. 262). Por ejemplo, en un estudio con 18 sujetos, la repetición alta y clara 429 veces durante tres minutos de la palabra “tress” [que en inglés no tiene sentido (N. del T.)] resultó en una media de 7,2 formas diferentes identificadas por cada sujeto. Escuchando la repetición de la palabra “tress”, un sujeto mencionó la secuencia “stress, dress, stress, dress, Jewish, Joyce, dress, Jewess, Jewish, dress, floris, florist, Joyce, dress, stress, dress, purse” (p. 262). Dado que los investigadores de EVP pueden reproducir una “grabación alrededor de cincuenta veces” (Smith, 1974, p. 97) y que “es necesario hacer hincapié en que la verificación de las voces depende de la repetición” (Raudive, 1971, p. 18), los investigadores de EVP pueden ser propensos al efecto de transformación verbal y, más en general, los significados atribuidos a los breves sonidos que se escuchan en cintas de audio por los investigadores de EVP podrían ser errores del mecanismo de percepción auditiva.

¿Ha habido fenómenos acústicamente menos ambiguos que las voces de Raudive? La colaboración del industrial americano George Meek, que comenzó en 1973 con el presunto medium psíquico y aficionado a la electrónica William O’Neil, ha sido citada a veces como un paso adelante decisivo en la comunicación electrónica con los muertos (e.g., Kubis & Macy, 1995, p. 109). Una tarde de julio de 1977, O’Neil al parecer “sintió una mano en su hombro” y al girarse vio a un “alto y distinguido” señor en traje de negocios (Fuller, 1985, p. 140). El hombre se identificó como George J. Mueller, antiguo “profesor de física y compañero de investigación mientras estaba en Cornell” (p. 141) quien había desarrollado “equipos electrónicos varios… y un montón de electrónica médica especializada para hospitales” (p. 142) y que había muerto el 31 de mayo de 1967 (p. 146). Mary Alice, la esposa de O’Neil, presuntamente podía también ver a Mueller pero no podía escucharle. De acuerdo con Fuller, cuando Meek lo comprobó toda la información proporcionada por Mueller resultó ser correcta. O’Neil continuó viendo y escuchando a Mueller periódicamente, quien según parece le dio instrucciones para fabricar un dispositivo llamado “Spiricom” que consistía en una “señal de audio de un total de 13 osciladores ajustados a diferentes frecuencias desde 131 Hz a 701 Hz” con las que se alimentaba “un transmisor de baja potencia” situado en la misma sala que una radio sintonizada para recibir la señal de 29,57 MHz del transmisor (Heinzerling, 1997, p. 29). En la noche del 22 de septiembre de 1980, se supone que O’Neil tuvo la primera de las que serían más de 30 horas de conversaciones con Mueller usando el Spiricom (Fuller, 1985, pp. 173–180). En cierto momento, en respuesta al comentario de O’Neil de que él, O’Neil, no se estaba haciendo más joven, Mueller aparentemente respondió:

Lo sé. Lo comprendo, William. Bien, en mi caso— bueno, fui afortunado. Fue repentino. Sin embargo, tú eres consciente de antemano. Lo importante… el gran beneficio que obtendrás como resultado de nuestros contactos— ¡tú eres consciente! Yo no era consciente de este lado. Antes no conocía el potencial que había aquí. Así que cuando llegué aquí, fue como despertar por la mañana y no saber dónde estás. Como tener un mal sueño… (citado por Fuller, 1985, p. 177; énfasis y elipsis en el original)

Hay un supuesto ejemplo de las conversaciones entre O’Neil y Mueller disponible en cinta (Macy, 1996b). Tales presuntas conversaciones no eran simples fragmentos de voces sino conversaciones bilaterales claras y largas. Tras escuchar las cintas, Meek, cuya integridad por todo lo que sabemos era impecable, se convenció de que representaban comunicaciones con los muertos y, siguiendo un análisis más formal de las cintas y consultando con investigadores de EVP, mantuvo una rueda de prensa el 6 de abril de 1982, en Washington, para anunciar el resultado de sus investigaciones con O’Neil (Fuller, 1985).

Más adelante, presumiblemente algunos investigadores de EVP han sido capaces no sólo de conseguir voces reproducidas desde una cinta sino también de captar voces, texto e imágenes por teléfono, televisión y ordenadores, fenómenos conocidos colectivamente como transcomunicación instrumental (TCI). Por ejemplo, durante la hora de su servicio funerario, a las 13:22 h del 21 de octubre de 1987, la imagen de Friedrich Jürgenson apareció por lo visto en una pantalla en blanco de un televisor deliberadamente ajustado en un canal vacante en casa de Claude Thorlin, con quien Jürgenson había trabajado antes en EVP (Meek, 1988, pp. 8–9). Quizá las que aparentemente son las manifestaciones más espectaculares de TCI son las ocurridas en el entorno de Maggy Harsch-Fischbach en Luxemburgo. Tras cinco días de grabar usando un micrófono en junio de 1985, Harsch-Fischbach “recibió las primeras respuestas, débiles y en diferentes lenguajes” (Locher & Harsch-Fischbach, 1997, p. 49). A lo largo del tiempo parece que ha recibido mensajes vía radio, teléfono, contestador, fax, televisión y ordenador así como experimentado la manifestación de aportes. Esto ha resultado en una riqueza de material textual e imágenes atribuidos a varios seres no humanos o humanos fallecidos. Por ejemplo, un ser que se ha identificado como un técnico presuntamente ha dicho que “un nuevo sistema electrónico funcionará cuando se alcance una unidad de pensamiento entre los experimentadores de tu lado” (Locher & Harsch-Fischbach, 1997, p. 65). Mark Macy, de Boulder, Colorado, ha procurado emular el trabajo de Luxemburgo y ha producido algunos ejemplos audiovisuales en cinta de cassette y de vídeo de los tipos de fenómenos asociados con la TCI (1996b, 1997). Se pueden encontrar detalles de material producido por TCI, manifestaciones de otros investigadores que han obtenido resultados similares a los de la investigación citada y testimonios de gente que da fe de la TCI y los EVP, por ejemplo, en Locher y Harsch-Fischbach (1997), Kubis y Macy (1995), Randles y Hough (1994) y Heinzerling (1997) así como en números atrasados de las revistasUnlimited Horizons: Newsletter of Metascience Foundation, Inc., Cercle d’Etudes sur la Transcommunication— Luxembourg INFOnews, y Contact! A Triannual Report of Technical Spirit Communication Research. No pude encontrar una evaluación crítica exhaustiva de los fenómenos TCI aunque ha habido varias dudas de su legitimidad (e.g. Heinzerling, 1997).

Diseño de la Investigación

¿Hay algo anómalo al respecto de los EVP o la TCI? Le escribí a Maggy Harsch-Fischbach diciéndole que me gustaría llegar a presenciar los fenómenos en Luxemburgo mientras pasaba un periodo sabático en Inglaterra durante mayo y junio de 1994. Me dijo que no fuera, pero me remitió a Mark Macy en Boulder, Colorado.

Contacté con Macy y le indiqué mi interés en pasar unas cuantas semanas con su equipo con vistas a experimentar los fenómenos TCI por mí mismo. Como resultado de mis peticiones, Macy se reunió conmigo en su casa de Boulder, Colorado, durante un par de horas el 2 de junio de 1997. Mientras estuve allí, me mostró su equipo, una variación de la configuración radio-micrófono, y sugirió que llevara a cabo mis propios esfuerzos de TCI. Enfatizó dos cosas: los experimentos de mayor éxito habían sido el resultado de un propósito espiritual, así que la integridad espiritual es necesaria por parte de investigadores TCI; y la posibilidad de obtener voces e imágenes anómalas depende del establecimiento de un ambiente de contacto por medio del esfuerzo regular y persistente. Debido a la dificultad de encontrar oportunidades para examinar los esfuerzos de otros, decidí intentar reproducir los fenómenos TCI por mí mismo.

Para empezar, no comenté con nadie mis intenciones de llevar a cabo tal estudio excepto con el decano académico, cuyo permiso necesitaba para obtener fondos para la investigación, y con dos asistentes de investigación, que iban a actuar como operadores del equipo y a los que se pidió que fueran discretos sobre a quién informaban de su participación en el estudio. Evitando captar la atención sobre mí, esperaba minimizar la posibilidad de un fraude perpetrado por entusiastas de la transcomunicación u otras personas.

Las recomendaciones de Macy se llevaron a cabo de forma operativa; la primera, por el hecho de que el propósito del estudio era determinar la veracidad de los fenómenos TCI y eligiendo operadores que yo juzgaba que tenían cierto sentido de la integridad personal. Además, mientras duró el estudio, nuestro esfuerzo explícito se centraba en contactar con seres benignos o bien no establecer contacto alguno. Ha habido presuntos casos, como el de Manfred Boden, en los que parece que han sido atraídas entidades maliciosas (Locher & Harsch-Fischbach, 1997, pp. 34–36). Segundo, buscaríamos obtener el contacto con las entidades descarnadas con regularidad hasta que los fondos de mi investigación se agotaran.

Se iba a usar el método radio-micrófono para emular la configuración del equipo TCI GA-II (Macy, 1994, p. 24; 1996a, p. 9) de forma que el estudio fuera, de hecho, un esfuerzo para reproducir los EVP y no el amplio rango de fenómenos asociados con la TCI. El método de radio-micrófono fue sugerido por Macy como un punto de partida y ha sido recomendado por otros (e.g. Heinzerling, 1997, p. 28).

Se diría que el fenómeno ha sido reproducido si se diera en sentido fuerte, es decir, si las voces fueran suficientemente claras y la información suficientemente distintiva como para caracterizarlas como anómalas. Dadas las críticas expuestas anteriormente, una reproducción en el sentido débil de encontrar frases ambiguas al reproducir las cintas no se consideraría suficiente para rechazar la hipótesis nula de que no hay fenómenos anómalos.

Procedimiento

Se obtuvo el siguiente equipo de los servicios audiovisuales del King’s College: Radio Cassette Estéreo de AM/FM de Realistic, Grabadora de Cassette de General Electric (Modelo Nº 3-50150), micrófono Sony con número de modelo ilegible, y protector contra sobretensión Dataware Powerbar 3. En la novena sesión el 26 de septiembre de 1997, se añadió a la configuración una radio FM/AM/AIR/POLICE/WEATHER de Lloyd’s (modelo Nº N720), donada por un amigo de uno de los operadores, que fue usada durante el resto de sesiones.

Las dos radios fueron colocadas en ángulo recto sobre una mesa en una sala del King’s College con el micrófono enfrente de los altavoces y conectado a la grabadora de cassette General Electric. Los ruidos extraños se minimizaron cerrando la ventana y las dos puertas que llevaban de la sala al pasillo. Se contrató a dos asistentes de investigación, llamados operadores en este estudio, para llegar alternadamente al laboratorio para sesiones de dos horas por día laborable desde el 15 de septiembre de 1997 al 22 de enero de 1998. Se desarrolló un protocolo de investigación y un registro manuscrito de todo lo que aconteciera en una libreta al efecto. Los operadores tenían que encender las dos radios, sintonizarlas entre emisoras, comportarse como si estuvieran hablando a seres no visibles, realizar una grabación de audio y entonces escuchar la grabación en busca de voces anómalas. Cualquier fenómeno inusual tenía que ser anotado en la libreta y, si se daba, la cinta debía ser guardada para inspección posterior.

El protocolo de investigación que debía ser seguido por los operadores era, detalladamente, el siguiente:

  1. Usar el protocolo de fecha más reciente.
  2. Asegurarse de que el cartel “Investigación en progreso/No molestar” está colocado en la puerta interior.
  3. Cerrar todas las puertas y ventanas para excluir los sonidos extraños.
  4. Todos los registros deben ser manuscritos en páginas consecutivas de la libreta de registro del laboratorio.
  5. Escribir la fecha, hora y nombre del operador.
  6. Escribir los nombres de cualquier individuo aparte del operador que esté presente.
  7. Escribir cualquier cambio en la configuración del equipo tanto inicial como durante la sesión.
  8. Escribir cualquier cambio en las condiciones experimentales iniciales y durante una sesión.
  9. Escribir observaciones de cualquier hecho significativo durante una sesión.
  10. Asegurarse de que en la grabadora se ha puesto una cinta de cassette.
  11. Conectar la corriente y los dispositivos de grabación.
  12. Realizar una afirmación en voz alta al efecto de que sólo se participará en fenómenos éticos que son para el beneficio de la humanidad.
  13. Conectar las fuentes de ruido.
  14. Realizar cualquier ajuste en el equipo que se considere apropiado, tanto inicialmente como durante la sesión.
  15. Llamar en voz alta a aquéllos que se quiere contactar que están muertos o que parecen trabajar con TCI desde otras dimensiones.
  16. Preguntar cualesquiera preguntas que vengan a la mente de forma conversacional, dejando un tiempo de silencio suficiente para posibles respuestas.
  17. Tras un periodo de unos 45 minutos desconectar las fuentes de ruido y luego los dispositivos de grabación.
  18. Reproducir la grabación, anotando cualquier anomalía.
  19. Cortar la corriente.
  20. Escribir cualquier comentario adicional sobre la sesión.
  21. Escribir la hora a la que finaliza la sesión.

El equipo fue usado durante un total de 81 sesiones, 41 por Gail y 40 por Ian, de unos 45 minutos de duración cada una con un total de aproximadamente 60 horas y 11 minutos. Los ajustes de las radios fueron cambiados ocasionalmente pero generalmente se quedaron en el rango bajo de 90 MHz de las bandas de FM de las dos radios. Además de la estática y de algunas emisoras que irrumpían de vez en cuando había también un sonido zumbante, probablemente causado por la interferencia de las luces fluorescentes superiores. Hubo fluctuaciones drásticas ocasionales del ruido de fondo que eran similares a las fluctuaciones que escuché durante la demostración de Macy de su equipo que él atribuyó a un esfuerzo por parte de los seres de controlar la salida de la radio. Los eventos específicos que se anotaron incluyen una especie de graznido el 26 de septiembre de 1997, que ocurrió 13 segundos después de que Ian acabara de preguntar si había algún espíritu presente y que, con un poco de imaginación, podía ser identificado como un “Hello” (“Hola”); un sonido truncado el 10 de noviembre de 1997, al final de un pasaje de voces que subían y bajaban de volumen que Gail interpretó como su nombre, “Gail”; un silbido de tono ascendente el 13 de noviembre de 1997, que fue repetido cinco segundos después de que Gail dijera “en cierto modo me gusta ese sonido silbante”; y el sonido de un beso el 5 de enero de 1998, después de que Gail dijera “Hola”. Al parecer este último no se escuchó en el momento de la grabación puesto que Gail no recuerda haberlo oído en ese momento y no reaccionó al beso, como queda patente al haber preguntado siete segundos después de que ocurriera si había alguien ahí. El suceso que más recuerda a algunas de las voces que los investigadores de EVP suelen hallar es la frase “Tell Peter” (“Díselo a Peter”) que ocurrió el 17 de octubre de 1997, identificada independientemente como “Tell Peter” tanto por Gail como por mí pero no por Ian, aparentemente dicha por una voz femenina a velocidad regular yuxtapuesta en un punto con una cacofonía de voces que habían subido de volumen y más adelante se perdían. Gail creyó poder identificar la voz como la de una mujer que había conocido y cuyo marido se llamaba Peter.

Discusión

Raudive ha indicado una de las maneras en que él podía distinguir las voces paranormales de las que eran recogidas por estaciones de radio:

Conmigo las voces usan principalmente letón y puesto que el lenguaje letón se escucha muy raramente en la radio, uno puede asumir con cierta seguridad que los mensajes hablados en letón son del mismo origen paranormal que los hablados en varios lenguajes. (1971, p. 26)

Puesto que también hablo letón nativamente, en caso de que frases claras y significativas en letón habladas por Raudive se hubieran mostrado en las cintas, ya que Raudive al parecer se ha dirigido a otros en inglés desde su muerte en 1974 (e.g. Locher & Harsch-Fischbach, 1997; Macy, 1997), eso hubiera sido un argumento a favor del origen paranormal de las voces.

Alternativamente, se podría haber alegado que algo inusual estaba ocurriendo si uno de los operadores hubiera sido claramente llamado por su nombre y se le diera información que fuera improbable que nadie más conociera, tal como han informado otros investigadores de EVP (Macy, 1993). Sin embargo, aunque hayamos reproducido el EVP en el sentido débil de encontrar voces en las cintas, ninguno de los fenómenos encontrados en nuestro estudio era claramente anómalo; menos aún atribuible a seres descarnados. Por tanto hemos fallado en reproducir el EVP en sentido fuerte.

Si la espiritualidad es importante para el éxito en los experimentos de EVP, quizás no fuimos lo bastante espirituales. Sin embargo, la espiritualidad no ha sido definida de forma operativa por investigadores previos ni han sido medidas las cantidades relativas de espiritualidad de investigadores individuales. Tal medida podría ser incluida en estudios futuros usando, por ejemplo, un instrumento de autoevaluación exhaustivo como el desarrollado por MacDonald (1997).

Dado el énfasis en la importancia de desarrollar un ambiente de contacto, es posible que tal ambiente nunca fuera correctamente establecido, aunque los parámetros para el desarrollo de dicho ambiente, aparte de, presumiblemente, el prerrequisito de la espiritualidad y la necesidad de persistencia, son desconocidos. Meek ha realizado la siguiente observación: “De los muchos investigadores con éxito que hemos conocido a lo largo de los años en muchos países, no conocemos NINGÚN SISTEMA CON ÉXITO en el que no intervenga una o más personas psíquicamente dotadas” (Meek, 1988, p. 11). En el caso de los estudios de Meek, ciertamente O’Neil ha sido identificado como un médium psíquico. Surge entonces la cuestión sobre la importancia relativa de la espiritualidad y el psiquismo como características necesarias en los investigadores de EVP dado que espiritualidad y psiquismo son construcciones separables y a menudo mal definidas (Barušs, 1996). Sin embargo, de acuerdo con Maggy Harsch-Fischbach “[en] enero de 1988… [fuimos] informados de que la psique humana ya no era necesaria para futuros experimentos” (Locher & Harsch-Fischbach, 1997, p. 57) así que, presumiblemente, la capacidad psíquica y quizás la talla espiritual ya no eran prerrequisitos para el éxito en el momento del estudio. No está claro si las mentes humanas ya no son requeridas, o en qué consiste el ambiente de contacto. También es posible que el estudio no fuera llevado a cabo durante un periodo suficiente de tiempo de forma que el ambiente de contacto, sea lo que sea, fue incapaz de crearse. Sin embargo, el ejemplo más claro de una voz inesperada ocurrió en la sesión 23ª de 81 sesiones y no hacia el final de la serie. Parece que no estuvimos más cerca de encontrar voces anómalas hacia el final de la serie de lo que lo estábamos hacia el principio.

Es posible que nuestro equipo fuera de una calidad demasiado inferior o que la configuración del equipo no fuera óptima. Los investigadores aparentemente más exitosos han usado diferentes tipos de equipos y configuraciones, así que esto, por sí mismo, no debería haber sido un problema. Por ejemplo, Hans-Otto König ha usado un sistema complejo que incluía el uso de luz infrarroja y ondas de radio VHF así como osciladores electrónicos que han producido sonidos inaudibles para los humanos en el rango de 20 a 40 kHz (Heinzerling, 1997, p. 26). Por otra parte, Maggy Harsch-Fischbach usó al parecer un “televisor probadamente defectuoso y no funcional” como parte de su complejo equipo (Locher & Harsch-Fischbach, 1997, p. 75). Se ha usado tal variedad de equipo, incluyendo radios, televisores, teléfonos y ordenadores, que no está claro qué indicaciones se deberían seguir con respecto a la configuración del equipo para mejorar la posibilidad de obtener voces, imágenes o texto anómalos.

A menudo se escuchaba un sonido zumbante fuerte que podía ser atribuido a las luces fluorescentes superiores. En lugar de lamentar la presencia de ese ruido lo veo como un ingrediente en las condiciones necesarias para el EVP puesto que tal y como lo entiendo estábamos simplemente tratando de generar ruido continuo por cualesquiera medios posibles. De hecho, comentando acerca del método de grabación radio-micrófono, Raudive al parecer indicó que “[lo que] queremos es una verdadera ‘inter-frecuencia’ donde nada salvo un ruido estático atmosférico general sería audible; esto puede ser generado mediante un gran número de factores, por ejemplo una luz conectada…” (David Stanley citado en el “Prefacio” del libro de Raudive Breakthrough, 1971, p. xvii). Sin embargo, puede que haya fuentes de ruido más efectivas que las luces fluorescentes o, mejor aún, fuentes de ruido “silenciosas” como las frecuencias ultrasónicas usadas por König.

Otra mejora que resultó ser innecesaria en este estudio podía haber sido el uso de micrófonos de garganta y grabación de las vocalizaciones de cada uno de los participantes durante las sesiones de EVP en pistas separadas para descartar vocalización inadvertida por parte de los experimentadores mismos como fuente de cualquier voz que se encontrara en las cintas (sugerido, por ejemplo, por Ellis, 1975, p. 35).

Dado que fuimos incapaces de reproducir los EVP no hay datos que necesiten explicarse, aunque he hecho algunas especulaciones sobre la ausencia de datos basadas en el material disponible de los estudios informales previos de otros. Sin embargo, tener unas pocas teorías coherentes ayudaría a dirigir los esfuerzos de investigación en el futuro. Una posibilidad es que los investigadores anteriores hayan sacado conclusiones erróneas de hechos conocidos naturales y psicológicos y que no haya ningún fenómeno inusual a considerar. La posibilidad de las conclusiones erróneas ha sido planteada en el caso de las voces de Raudive y podría corresponderse también con los hechos tipo poltergeist asociados con TCI (e.g.Houran & Lange, 1996a, 1996b; Lange & Houran, 1997; Lange et al., 1996). Una segunda hipótesis es que el equipo electrónico sea influido de forma anómala por los investigadores, dado que dicha influencia ha sido demostrada en otros contextos (Jahn & Dunne, 1987). Una tercera alternativa es que las entidades descarnadas estén ejerciendo cierta influencia sobre la mente o el equipo de los investigadores, en cuyo caso una teoría exosomática como la teosofía podría ser útil (Barušs, 1996). Los estudios futuros podrían encaminarse a discernir entre esas tres alternativas.

Agradecimientos

Este artículo está basado en una charla dada en el 18º Congreso Anual de la Sociedad para la Exploración Científica en Alburquerque, Nuevo México, 3–5 de junio de 1999.

Me gustaría dar las gracias a Mark Macy por su demostración del fenómeno de transcomunicación instrumental, a Jurgen Heinzerling por su explicación de los aspectos técnicos de la transmisión de voz, a Lisa Van Dyk y a Elizabeth Russell por su ayuda en la investigación, y al King’s College por los permisos que hicieron esta investigación posible. Me gustaría dar las gracias en particular a Gail Morningstar y a Ian Brown por su dedicación y entusiasmo como operadores en este estudio.

  Departmento of Psicología King's College,
  Universidad de Ontario Oeste,
  Canada N6A 2M3

Fuente.

 
Deja un comentario

Publicado por en septiembre 28, 2014 en Artículos

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

El extraño caso de Pearl Curran y Patience Worth

A principios del siglo XX en  la ciudad de St. Louis, Pearl Curran afirmó haber contactado con una puritana  de  Inglaterra llamada Patience Worth a través de un tablero de Ouija. Aunque en su mayoría son desconocidos a día de hoy, libros , poemas y obras de teatro fueron  dictados por  Worth  a Curran,quien  ganó grandes elogios en el momento.

Pearl Curran en 1919 .

 

El 8 de julio de 1913, después de meses de experimentación, un ama de casa de St. Louis llamada Pearl Curran finalmente tuvo un gran avance con su tablero de Ouija.La señora  Curran tocaba el piano, no era  una gran lectora y  disponía de una base cultural media, aunque  brevemente pensó en convertirse en actriz hasta que se casó con John Curran.Los  Curran no eran ricos, pero vivían  una vida cómoda que les  aportaba incluso tener una criada para hacerse cargo de las tareas del hogar ,mientras que  ella y su marido disfrutaban de ir a  restaurantes o al teatro.

Por las tardes, mientras sus maridos estaban sus quehaceres laborales, Pearl a menudo iba a tomar el té con su madre y con un amiga que vivía cerca, una vecina llamada señora Hutchings. Estas empezaron a “jugar” con  la ouija a modo de  pasatiempo, aún creyendo que era algo  aburrido y tonto después de haber visto el puntero deletrear cosas  inconexas y sin  significado.Pero un día  llegó un mensaje en el tablero pareció tener sentido.

“Hace muchas lunas yo viví. Una vez más vengo. Patience Worth es mi nombre. Espera, yo hablaría contigo. Si lo quieres , entonces lo haré … Buenas amigas, vamos a ser”

De esta correspondencia inicial, Pearl Curran escribió ( según  su perspectiva y de forma  transcrita) millones de palabras que ella atribuyó al espíritu de  una mujer  que se hacía llamar Patience Worth , decía haber vivido en el condado de Dorset(Inglaterra) y fallecido en el  año  1649 o 1694 (el puntero incluyó ambas fechas) .El primer  contacto con Patience Worth llegó a través de la ouija cuando Pearl y la señora Hutchings la controlaban. Pero pronto fue evidente que era Pearl la principal responsable para el contacto, pues sin importar quien  que se sentara con ella, los mensajes de Patience llegaban.

P. Curran nació en 1883, al final de un siglo que vio el panorama nacional y la posición de los Estados Unidos en un mundo alterado radicalmente. Ella y su entorno eran herederos de una diversidad religiosa a veces bizarra del siglo XIX americano. Fue un siglo que comenzó con el anarquismo religioso del Segundo Gran Despertar, definido como una guerra civil apocalíptica que trasladó a la burguesía al espiritualismo  de finales de la época victoriana.La experimentación de lo oculto fue abrazada por los principales pensadores y escritores como William James que con otros destacados científicos fundaron la Sociedad Americana para la Investigación Psíquica. Curran estaba inmersa en una cultura de lo esotérico vivido durante una adolescencia de  su época. Curiosamente, la figura de Patience Worth se “reveló” en un momento perfecto e idóneo.

Patente para un tablero de Ouija, presentado en 1891

 

Pearl Curran estaba fascinada con los mensajes que se recibían y comenzó a dedicar cada vez más tiempo a la ouija. Los mensajes comenzaron a llegar tan rápidos que eran difícil escribirlos ,al mismo tiempo, se dio cuenta  que  no necesitaba a nadie  para establecer el contacto. Las frases se formaban en su mente al mismo tiempo que se constataban en el tablero. Comenzó a “dictar” las respuestas y mensajes de Patience a cualquiera que quisiera escribirlas. Al principio empleó un secretario, pero más tarde Pearl registraría las palabras ella misma, usando primero un lápiz y luego una máquina de escribir.

En los  25 años siguientes Patience Worth dictó un total de  400.000 palabras. Sus obras eran enormes y consistieron no sólo sus mensajes personales, sino también  escritos creativos. Dictó 5.000 poemas, una obra de teatro, muchas obras cortas y varias novelas que se publicaron con gran éxito de crítica.

Las historias estaban llenas de antiguas lenguas, se citaban palabras y  objetos que no habían estado en uso durante cientos de años . Cosa que no había manera alguna de que Pearl pudiera haberlo conocido.

Novelas históricas, tratados religiosos y poemas líricos fueron publicados y aceptados por los principales eruditos  como auténticos ejemplos de la literatura americana temprana mediada desde el más allá. La figura de Patience Worth fue elogiada como un escritora ejemplar por organizaciones como el Committee of Literary Arts of New York. Fue incluida en revistas junto a  autores  como Edna St. Vincent Millay y apareció en colecciones como Anthology of Magazine Writing and the Yearbook of American Poetry. Tanto  los lectores como los críticos coincidieron en que este era el nuevo trabajo de una mujer que dijo haber estado muerta por más de dos siglos y medio.

Explicó que a medida que las palabras fluían en su cabeza, ella  sentía una presión y luego escenas e imágenes se  le aparecían.Ella iba a ver los detalles de cada escena. Si dos personajes estaban hablando a lo largo de un camino,  veía la carretera, la hierba a ambos lados de la misma y  el paisaje en la distancia. Si hablaban un idioma extranjero  oía hablar, pero por encima de ellos, se escuchaba la voz de Patience mientras se interpretaba el discurso y señalaba que parte del diálogo se  tomaría para la historia.Incluso podía verse a sí misma en las escenas, de pie como un espectador o en movimiento entre los personajes. La experiencia fue tan fuerte y tan viva que  se familiarizó con las cosas -que ella nunca podría haber sabido- acerca de la vida en St. Louis. Estos artículos incluyen lámparas, jarras y utensilios de cocina usados ​​hacía mucho tiempo en países lejanos, tipos de ropa y joyas, el vocabulario de la gente de otros tiempos y los sonidos, e incluso, los olores de los lugares que ella nunca había oído hablar de antes.

A pesar de las visiones y experiencias extrañas , Pearl nunca entró en trance durante las sesiones de escritura, como un medium espiritista hubiese hecho. Ella representaba la escritura como venía y mientras gritaba las palabras a la taquígrafa, ella fumaba cigarrillos, bebía café y comía. Ella parecía estar siempre consciente de su entorno.

En 1922 la conexión entre las dos de ellos comenzó a deteriorarse, posiblemente debido a los cambios en la vida de Pearl y el hecho de que se había quedado embarazada por primera vez -a los 39 años- para posteriormente fallecer  su marido y su madre .A partir  de ahí el contacto entre Patience y Pearl fue menguando hasta para con el tiempo desvanecerse.

Pearl Curran murió en California el 4 de diciembre de 1937 El St. Louis Globe-Democrat tituló su obituario con las palabras: “Patience Worth is Dead.”

Estos escritos:¿ Eran o documentos auténticos que proporcionaban una evidencia asombrosa de la “supervivencia de la humanidad después de la muerte”, o un engaño intrincado e impresionante que embaucaron académicos, críticos y editores?.

Cualquiera que sea el secreto de la misteriosa “escritora  fantasma” se fue a la tumba con ella.

 
Deja un comentario

Publicado por en septiembre 27, 2014 en Casuística, parapsicologia

 

Etiquetas: , , , , , , ,

Fenómenos Paranormales

Por Epifanio Alcañiz.

 -Artículo  cedido por  su autor del original en  www.radiestesiaysalud.com-

No es la primera vez que menciono la “casualidad” de que repetidamente en muchos de los lugares  donde se registran fenómenos paranormales se detecta cercano un vórtice que siempre tiene la peculiaridad de girar en sentido antihorario o levógiro. Esto me ha inducido a desarrollar una teoría propia que podría ser equivocada, pero que no considero descabellada, hoy voy a intentar desarrollarla.

El cuerpo energético o etérico, el espíritu, el alma ¿hablamos de lo mismo? ¿choca con la iglesia el considerar el alma y el cuerpo etérico un mismo elemento? ¿el éter o quinto elemento del que hablaban en la antigüedad era lo que hoy conocemos como energía sutil, energía universal, prana, etc.? aunque si buscamos en la antigüedad quizás la palabra que mejor defina el concepto de lo que ahora conocemos como alma, sea la de pneuma.  http://en.wikipedia.org/wiki/Pneuma (pinchar en el traductor)

Para la religión cristiana, el alma es un soplo vital recibido de Dios, una de las dos partes que conforman el cuerpo, la forma inmaterial o espiritual y ambas partes pertenecen unidas desde el momento de la concepción hasta la muerte del cuerpo físico, de las dos el alma es inmortal, sin embargo  el cuerpo energético consta de cuatro campos, vital, espiritual, emocional y mental, esto es así  al menos mientras permanece unida al cuerpo físico.

Si hablamos del alma como concepto hemos de entender que no fue el cristianismo el primero en considerar que tenemos un cuerpo espiritual que nos acompaña durante toda nuestra vida. Desde mi percepción este cuerpo energético del cual es el aura la parte que se extiende más allá del cuerpo físico, es en realidad una burbuja o cápsula de energía  que contiene la memoria, karma, y experiencias de vidas pasadas, algo que normalmente no solemos recordar en esta, al menos de forma consciente, cuando se habla de reencarnación siempre debemos pensar en  el cuerpo energético, no en el físico.

Creo que venimos a este mundo con unas directrices marcadas (aquello que llamamos destino) una fecha de inicio y una de despedida, disponemos además del libre albedrío para administrar nuestras acciones y aquellas en las que erramos son deudas que vamos acumulando para resarcir en vidas futuras, es aquello que conocemos como karma, si he de fiarme de mis respuestas el alma abandona el cuerpo unos 27 minutos tras el fallecimiento, aún no he tenido ocasión de comprobarlo y lo haré si en algún momento alguien expira junto a mí, comprobando durante cuánto tiempo después puedo percibir su energía. Lo normal es que esta burbuja energética cuando abandona el cuerpo se eleve y guarde su turno esperando que llegue el momento en que se una a otro cuerpo que la albergue. Pero lo habitual no suele ser  norma, nosotros las saltamos constantemente, a veces el encontrarse  en un lugar equivocado en el momento menos adecuado puede hacer que el destino programado para nosotros cambie. Cuando el cuerpo energético o alma abandona el cuerpo antes de la fecha programada, esto la coge por sorpresa, nos encontramos con un espíritu desorientado, perdido y sin saber dónde ir, si además de eso coincide con el hecho de que en cercanía haya una fuente de energía esta la atraerá, porque este es su alimento, la forma de mantenerse en un plano paralelo al que vivimos y con la capacidad de materializarse tal vez solo para personas especialmente sensibles con capacidad de percibir estos fenómenos.

La energía al igual que el universo gira siempre en sentido levógiro, sin embargo aquellos que siguen mis escritos me han oído hablar de vórtices en sentido levógiro y vórtices en sentido dextrógiro, tan solo encuentro una explicación coherente y con visos de ser real, los vórtices siempre giran en levógiro, simplemente atraviesan el globo terráqueo, entran y salen girando a la izquierda y es posible, simplemente somos nosotros los que lo vemos invertidos al situarnos cabeza abajo con respecto a la posición de entrada. Tal vez sería más correcto hablar de vórtices de entrada y vórtices de salida.

Por supuesto estoy hablando tan solo de una teoría, de una forma como otra cualquiera de intentar explicar unos fenómenos para los que de momento no tenemos explicación coherente pero que casualmente suceden en lugares cercanos a un vórtice en levógiro, que son los que penetran en la tierra, si por el contrario el vórtice es de los que salen de la tierra elevándose, pienso que aunque una vida se trunque de forma trágica junto a ellos, estos servirán de impulso para ascender a estas cápsulas de energía.

Nota: Como vemos en las  fotos la unidad de medida  de  una  geopatía   está  reflejada como  UB (unidad  Bovis) para  saber más consultar   AQUÍ

 

Fuente.

 
Deja un comentario

Publicado por en septiembre 27, 2014 en Artículos

 

Etiquetas: , , , , ,

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 62 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: